Pozo Sotón BVM2012 era uno de los grandes favoritos al inicio de la Liga EBA en su subgrupo AB, pero los inicios no fueron los esperados: malos resultados, dinámica perdedora, presión por los resultados y lesiones como las de Hausman… Todo se complicó más aún con la salida de varios jugadores y la situación era un tanto extraña, aunque desde dentro siempre se decía que todo iba por sus cauces.

La primera baja fue la de Peterson que solo jugó una jornada (llegó un efectivo: Dida Pereira), pero de repente a su mejor hombre hasta el momento, Jeff Dirkin, le salió una oferta de LEB Plata que no podía dejar pasar y dejó el equipo. Pero la bomba saltó cuando Camarasa y Pedro de la Calle decidieron abandonar el equipo. Dejaban al equipo cojo en cuanto a fichas por las limitaciones en tema de licencias a la hora de incorporar jugadores, pero la situación se complicaría más cuando Emory Bennett no regresó de USA en navidades y Moraga pedía dejar el equipo ante la escasez de minutos.

Mientras tanto, el equipo empezaba a carburar en las pistas. El derby astur fue el comienzo, la primera piedra del camino: una victoria de prestigio en Gijón, que hizo coger confianza al equipo. La victoria en casa ante uno de los “gallos” de la liga como Narón y la importante victoria en Betanzos les hacían tener un mes de diciembre inmaculado, a pesar de las noticias de las bajas.

Tras unas navidades convulsas, el equipo incorporó dos jugadores más (no podía incorporar más) y esta vez asturianos: el pívot Eloy Arias y un inédito Edu Alonso. Y llegó el primer partido tras las vacaciones; en casa de uno de los grandes de la competición (Estudiantes de Lugo) los “miners” demostraron su fuerza, sobreponiéndose a las adversidades, a un irregular inicio de partido y con un Hausman en plan killer se llevaron el partido y la cuarta victoria consecutiva.

Pero las sorpresas nunca vienen solas y al entrenador Guillermo Arenas le salía una oferta de Oro tras el cese de Sergio Jiménez en Huesca. Parecía un palo más para los de Mieres: sin jugador franquicia, sin coach, con bajas de los pilares del año pasado… pero Jorge Lorenzo, entrenador asistente de Arenas y del Junior del BVM2012, tomó el mando, y sin variar grandes cosas, mentalizó a su equipo y en su debut como técnico del equipo EBA, consiguió la victoria ante el Baloncesto CDP con Harris en plan estelar y Hugo Rodríguez asumiendo en los momentos calientes. No se detuvieron aquí, y dos victorias más a domicilio frente al filial del COB y La Flecha, hacen que Pozo Sotón encadene una racha de siete partidos sin conocer la derrota y que mire más hacia los playoff que hacia los puestos de abajo.

Actualmente solo dos equipos punteros en EBA superan esa racha: el imbatido Estela en el Grupo AA (con pleno de 15) y el Mollet en la Conferencia CB (9 triunfos consecutivos), aunque ninguno de ellos ha sufrido tantos contratiempos como el conjunto asturiano.

De una plantilla larga con varios jugadores capaces de jugar muchos minutos, se han repartido roles con un quinteto definido: Bretón es el base puro titular con más garra que nunca; Bobby Harris es el hombre orquesta, el líder del equipo que aporta los puntos en todo momento (fríos y calientes), además de asumir el papel de figura sin que le pueda a presión; Hausman empieza a mostrar sus dotes de artillero; en la pintura Dida Pereira aporta músculo y puntos, mientras que Manu Parada hace el trabajo sucio de defensa y rebotes.

Un papel muy importante es el reservado al sexto hombre: Hugo Rodríguez. A pesar de su veteranía es el jugón que, saliendo desde el banquillo, sostiene a los suyos en los momentos claves o rompe el partido. Rubiera cumple con su cometido cuando tiene minutos. Mención aparte a los dos juniors en dinámica senior: el granadino Rafa García intenta dar oxígeno en el puesto de uno y el balear Alexei Pérez aprovecha su fornido cuerpo aún sin formar para demostrar que es un luchador que madura en su conocimiento del juego y defiende a sus veteranos rivales sin miedo alguno.

Los buenos resultados no vienen solos, sino que son fruto del trabajo y de un vestuario que ha cerrado filas con los pocos que han quedado. Un equipo que muerde sin miedo a fallar, porque poco tenían ya que perder, y que ha transformado su piel de cordero de equipo cabizbajo en un lobo que sale a competir cada partido y llevarse la victoria esté quien esté. Los datos no mienten, en esa primera racha con 2 victorias y 6 derrotas, anotaban 73.1 puntos y recibían una media de 72. En la racha actual de siete victorias los números suben en ataque hasta una media de 77.7 puntos pero sobre todo han elevado sus prestaciones defensivas hasta ser capaces de dejar a sus rivales en 66 puntos de media, lo que habla muy bien de cual es una de sus virtudes.

No sabemos cuanta gasolina les quedará a los chicos de Jorge Lorenzo y como serán los resultados siguientes, o si finalmente como todo parece su máxima figura Bobby Harris se irá ante una buena oferta del extranjero (recordar que no pueden dar más altas el Pozo Sotón) pero lo que es justo y de recibo, es que esta racha victoriosa del Pozo Sotón BVM2012 sea mencionada, ya que el mérito es enorme.

Anuncios