Mañana se disputa una Copa Princesa LEB en la que tras dos años de dominio de Quesos Cerrato Palencia, se estrenará un nuevo equipo campeón. Tanto Unión Financiera Baloncesto Oviedo como San Pablo Inmobiliaria Burgos disputan su primera final. Los asturianos, en su cuarta temporada en LEB Oro, fueron subcampeones de Copa LEB Plata en 2013 y se ganaron su condición de anfitriones de esta Copa Princesa tras una primera vuelta en la que sólo perdieron cuatro partidos. Por su parte, el CB Miraflores burgalés disputa su segunda temporada en la categoría, aunque es el heredero del Tizona y del Atapuerca, que fuera campeón en 2013 y subcampeón en 2012.

¿Cómo llegan?

_hag0279El Unión Financiera Baloncesto Oviedo llega marcado por la baja de su base y jugador más destacado Dani Pérez, que cayó lesionado en el reciente duelo entre ambos equipos, disputado en Pumarín hace dos semanas. Sin Pérez viajaron a Cáceres, donde cayeron tras prórroga por 102-100, sumando su segunda derrota en cuatro partidos de la otra vuelta, tras haber perdido contra Ourense en la J18 (70-74) en la que constituyó la primera derrota en Pumarín de la temporada, donde habían acumulado 9 victorias consecutivas. Se mantienen pese a todo como líderes, empatados con el 2º y el 3º, pero con mejor average particular.

San Pablo Burgos es un equipo que ha ido creciendo con el paso de los partidos, hasta acabar como un ciclón la primera vuelta, arrasando en su visita a Palencia (65-93) en la que sellaron su clasificación para la Copa. Muy fuertes también en su feudo, el avance clasificatorio llegó con las victorias a domicilio, hasta 5 consecutivas (solo habían ganado uno de las cinco primeras salidas). En las últimas jornadas han cedido dos derrotas seguidas, una en casa ante Breogán (83-92), en un partido en el que acusaron la ausencia de Huskic, y otra a domicilio en precisamente en Pumarín (86-66), aunque el pasado viernes ante Prat lograron romper esa dinámica y con su triunfo (87-64) se quedan en 4ª posición a una victoria de los tres líderes entre los que está su rival de mañana.

Banco de datos

statsprincesa

La final enfrenta a dos equipos de alta producción anotadora, SPI Burgos promedia 80 por partido y UF Oviedo 78, lo que les sitúa en 4ª y 7ª posición en este apartado, mientras que en defensa muestran número idénticos. Ambos equipos juegan a un ritmo muy similar, de 72 posesiones por partido, lo que les sitúa en mitad de la tabla en este apartado. Teniendo en cuenta este dato, sus ataques se sitúan como el 3º y el 8º más eficiente respectivamente, y las defensas son la 5ª y la 4ª más eficientes, con una exigua ventaja para los asturianos.

San Pablo Inmobiliaria es el equipo que más posesiones da por cada 100 ataques, 23, por casi 21 del OCB. También es SPI superior en el apartado reboteador, donde con un 51,85% de capturados sobre el total de disponibles en sus partidos, solo es superado por Breogán; mientras, el equipo de Marco se queda en un 49%. La diferencia radica en el rebote defensivo, donde el equipo de Epi captura un 74% (el que más de la liga) frente al 71 de los de Pumarín, mientras que en el ofensivo ambos equipos están entre los equipos que menos capturan sobre el total de disponibles (27%).

Las claves

Horario en día laboral. Una vez más, el éxito de una retransmisión por televisión (Gol), se desluce al jugarse en un viernes (día laboral) a las 18 horas, sin poder disfrutar de un día de completo de actividades alrededor de la Copa, un desplazamiento, e incluso buscarse la vida para salir antes del trabajo y no llegar tarde a la cita. Una muestra más de irresponsabilidad y poco respeto al aficionado, que lleva todo el año sufriendo la indecencia de un CanalFEB que no se ve, y donde nadie asume responsabilidades. Una pena, aunque parece que los aficionados estamos ahí contra viento y marea, los que quedan.

Sin Dani Pérez, la party no es lo misma: su ausencia por lesión, se quiera o no es un hándicap para el equipo asturiano, a pesar de la vuelta del canario Santana. Dani Pérez es el timón de un equipo que juega a su ritmo, y cuya única derrota cosechada en Pumarín fue ante un COB que anuló de forma brillante al base. Ahora es turno de Sans y sobre todo, de un imaginativo Santana; ambos intentarán tapar esa gran ausencia.

_HAG0364.jpg

La línea de tres. Habrá que estar muy atentos al triple, ya que son dos equipos que abusan mucho en su juego de este lanzamiento, con cuatros abiertos y aleros fuertes con buen lanzamiento. Huele a partido de triples.

La segunda unidad. El OCB tiene una rotación muy consistente, que consigue muchos puntos, lo que les ayuda a mantener un ritmo alto todo el partido, no sufrir por si algún jugador tiene faltas personales, y lo que provoca que muchos jugadores sean letales.

La protección del aro. En la liga, Miraflores es de los equipos que mejor cierra el rebote defensivo, en un equipo donde todos están muy mentalizados en este aspecto. El conjunto anfitrión tendrá que mejorar sus registros para sorprender, tener segundas opciones y en defensa mejorar su promedio, porque sino los burgaleses pueden tener una vía para llevarse el partido.

Inexperiencia, sobrepresión. Aunque para los dos equipos es la primera final, está claro que a Miraflores le queda el halo de años anteriores con Autocid y Tizona en el ambiente. Por otro lado, Pumarín siempre suele ser una baza importante, con un ambiente ensordecedor y una grada de polideportivo muy pegada a la pista que, con el tiempo, ha adquirido una aura de inexpugnabilidad que en pocas ocasiones se transforma en presión al equipo local.

La presión sobre salida de balón. Sin Dani Pérez, Miraflores puede aumentar esta faceta ante los bases asturianos. Un verdadero incordio como Steinarsson o el físico de Soluade pueden hacer estragos y obtener puntos fáciles en contraataque, que es una de las mejores armas de los burgaleses.

_hag0192

Las faltas personales. La defensa de Oviedo, y más en el segundo tramo de la primera vuelta, ha elevado sus prestaciones, consiguiendo rebajar mucho las anotaciones rivales con una defensa que asfixia las líneas de pase rival y que tiene como castigo a su intensidad, ser el equipo que más faltas personales comete. Pero ojo, OCB también es el equipo que más tiros libres tira, fruto de esos balones interiores a sus pívots o a las penetraciones incisivas de su juego exterior, algo que contrasta con un Miraflores que no visita mucho la línea de 4.60.

Las defensas zonales. En el partido de liga apenas se vieron, pero Epi es un coach al que le gustan. No dudamos que seguro que se guardó ese as en la manga y que en caso de necesidad lo puede usar, aunque ante la amenaza de los francotiradores de Oviedo, no parece el equipo rival más apropiado para plantearla, pero quien sabe si en los momentos calientes se les encoge la mano.

Un pase más. Son dos equipos que les gusta mover la bola y buscar al mejor lanzador, dos equipos que no son egoístas y que asisten bien a los compañeros, lo que hace que el partido seguramente, y si los nervios no traicionan, sea divertido y de juego coral.

El baile de Huskic. En el partido de liga, el juego de pies del serbio trajo de cabeza a la perla brasileña Felipe dos Anjos, pero dos factores pueden revertir la situación. Felipe es una esponja que parece que no le hace falta el ensayo y error continuo para solucionar los problemas; además, el relevo de Felipe es todo una institución como Hernández-Sonseca, que aún sin alcanzar su estado ideal de forma, sigue siendo un hombre importante y que provoca que el OCB tenga durante los 40 minutos un alto nivel en el cinco, todo ello supeditado a la llegada de un jugador como Toncinic, que conoce el club y los sistemas de Epi y cuya adaptación al equipo podría ser inmediata.

_hag0596

Los artilleros. Importante será que cada equipo seque a los rivales. Gente como Edu Martínez o Manu Rodríguez si tienen el día tonto, pueden dejar su hoja de estadísticas en una tremenda puntuación de altos porcentajes.

La versatilidad de Vega. Su juego dentro-fuera más muñeca hace muy peligroso a los burgaleses, con un Jesperson que físicamente no lo puede parar en el poste bajo, la actuación de Salvó o Barro en defensa puede ser providencial.

Los tapados. En una final, los jugadores importantes siempre suelen estar ahí. El tridente de Burgos parece claro (Martínez-Vega-Huskic) pero quien sabe si Álex López se destapa en el plano ofensivo, Barrera demuestra sus dotes de tirador tras no anotar en el partido de liga o Brine hace mucho daño gracias a su combinación de poderío físico y muñeca. En la parte asturiana, sin Dani Pérez, el descaro de Löfberg es algo que nunca falta, además, como ya hemos dicho, si Manu Rodríguez tiene el día puede ser decisivo, sin olvidarnos de la intimidación de Felipe debajo del aro. Los “tapados” podrían ser la muñeca caliente de Jesperson, frío como un tempano desde el triple y efectivo como él solo, el “chico que sirve para todo” Salvó o un clásico del baloncesto como es Sonseca.

La visión de Arturo Álvarez (Sáenz Horeca Araberri)

El entrenador asturiano que dirige al equipo revelación de la LEB Oro nos desgrana algunos de los factores más importantes de esta final, como la baja de Dani Pérez, “muy importante para el OCB, ya que se trata de uno de los mejores bases de la liga, por no decir el mejor. Sin embargo, el estilo de Carles Marco, con un buen baloncesto de ideas muy claras, podrá ser llevado a cabo sin problemas por Sans y Fabio. Creo que los aleros y los pívots en esta gran final tendrán mayor protagonismo debido a la ausencia del base titular, de tal modo que la línea de 6,75 y sus porcentajes serán clave el próximo viernes en Pumarín”. Por parte de San Pablo Inmobiliaria Burgos, “Huskic es un punto importante para los de Epi. Si él funciona, ganaran enteros, pero su equipo debe hacer un partido perfecto para derrotar al OCB. Si el tiro de tres puntos de los de Burgos tiene una buena tarde, sumado a una buena defensa exterior, y con un Huskic entonado, hablamos de serias posibilidades de victoria de los burgaleses”, aunque tiene claro que “Pumarín es sinónimo de dificultad para el rival, y más cuando está completamente abarrotado. Son el sexto hombre que todos los equipos de la liga envidiamos al ir y comprobarlo en directo. No creo que el ser novato y jugar en casa pese al anfitrión, creo que el efecto será contrario”.

araberri eus.jpg
Imagen http://www.araberri.eus

El hecho de que ambos equipos se hayan enfrentado recientemente no parece determinante, pues cree Arturo que “una final es completamente diferente a todo enfrentamiento previo. En liga, los dos equipos han conseguido ganarse mutuamente, por lo que se conocen muy bien”. Tampoco cree que en ese enfrentamiento Marco y Epi se guardaran algún as en la manda “pero si creo que intentarán sorprender con alguna variedad táctica distinta a lo visto hasta la fecha, sobre todo en forma de trabajo defensivo”.

Tanto Marco como Epi saben muy bien cómo plantear partidos importantes, por lo que estoy seguro de que veremos un gran choque

La pregunta de rigor es si tiene un favorito: “en las finales es difícil otorgar favoritos por el alto grado de motivación y confianza existente en ambas plantillas, pero ganar en Oviedo, durante las últimas tres temporadas, ha sido muy difícil para cualquier equipo, padeciéndolo el SPI BURGOS hace tan solo quince días. La lógica dice que Oviedo tendrá más opciones arropado por un pabellón lleno, pero todo puede pasar en una final en la que lo importante será el controlar las emociones de los jugadores y pedirles que sigan el guión táctico trabajado y preparado para dicho partido. Tanto Marco como Epi saben muy bien cómo plantear partidos importantes, por lo que estoy seguro de que veremos un gran choque”.

En definitiva, estamos ante un gran partido, una muestra más de la igualdad y el buen juego de la LEB Oro de esta temporada. Suerte a ambos equipos y que gane el mejor. Como siempre, aquí os lo contaremos.


Imágenes: OCB | Foto Hugo Álvarez

Anuncios