No atraviesa su mejor momento de juego el ULE Fundación Baloncesto León, y eso se pudo ver en el duelo ante Estudiantes Lugo Leyma Natura con una mala primera parte que obligó a los leoneses a ir a remolque. Mejoraron las cosas en la segunda mitad, llegando incluso a estar por delante en varias ocasiones, pero al final, tanto andar por el alambre, terminó haciendo que los locales se cayeran, con un final que fue muy intenso en emociones, con intercambio de triples incluido, que dio finalmente el triunfo a los gallegos casi sobre la bocina con un ajustado 74-75 que rompe la imbatibilidad en casa del Fundación, y aprieta la zona alta de la clasificación, dejando entrever que la segunda parte de la liga será apasionante, con muchos equipos luchando por esa zona de playoff.

En los primeros compases del partido ya se vio que este no iba a ser un duelo sencillo para el equipo de Julio González. Estudiantes Lugo mostraba sus cartas, con dos jugadores interiores muy físicos, complicando las cosas al Fundación, que resistía como podía, con Wilson como único jugador capaz de pelear en igualdad en el interior con Aboubacar y Juzbasic. Así, las primeras ventajas iban a ser visitantes, manteniéndose casi siempre por delante en el marcador, ya que en ataque tampoco fluía el juego local, lo que hacía que Estudiantes Lugo se llevara el primer parcial por 15-20.

Las faltas estaban complicando las cosas en el Fundación, que reservaban muchos minutos en el banquillo a Wilson y Hinnenkamp para evitar que se cargaran de cara al segundo tiempo, y eso lo aprovechaba bien Juzbasic, que imponía su físico ante jugadores como Raúl Mata o el reaparecido Javi Laborda, que trataban de resistir como podían. En ataque, era José López el que trataba de coger la responsabilidad, pero la defensa visitante se mostraba firme, sin conceder espacios, dejando más libertad para el tiro exterior, pero los porcentajes no eran buenos, y por tanto, la diferencia gallega seguía creciendo, llegando a ser de hasta quince puntos, aunque al final, el Fundación pudo minimizar algo esta renta en contra, llegando al descanso con un preocupante 31-41.

Tocaba rearmarse y cambiar cosas durante el descanso, y eso hizo el equipo local, que salió con mejor cara al tercer cuarto, con una defensa más intensa, y sobre todo con más fluidez en el ataque, con Hinnenkamp empezando a producir en anotación, ayudado por José López. Pese a esta mejora, Aboubacar seguía creando muchos problemas, y hacía que Wilson cometiera muy pronto su cuarta falta, lo que mantenía aún por delante a Estudiantes Lugo, que entraba al último cuarto con un 52-56 favorable a sus intereses, pero viendo como la tendencia empujaba a los locales a igualar las cosas.

En esos últimos diez minutos, terminó de ajustarse el marcador, con el Fundación poniéndose por delante por primera vez en el partido, pero sin que a partir de ahí pudiera abrirse la distancia, lo que llevó a unos últimos minutos en los que los cambios en la delantera en el marcador eran constantes, con ambos técnicos jugando su particular partida de ajedrez con tiempos muertos para planear los ataques en los instantes decisivos. Estudiantes Lugo seguía teniendo en Aboubacar a su hombre más peligroso, con Abuin ayudando, mientras que Hinnenkamp era el principal peligro local, con apariciones de Flórez, y con Wilson ya eliminado por faltas personales.

Así, los tiros libres ponían a los gallegos por delante 71-72, dejando en teoría una posesión de quince segundos para el Fundación. Pero los leoneses apostaban por una jugada rápida, dejando solo a Roales para que el exterior anotara un triple que parecía decisivo, llevando el delirio a la grada, que vivió un gran ambiente durante todo el choque, y veía como el 74-72 ponía las cosas muy favorables, a falta de doce segundos para el ataque de Estudiantes Lugo. En esta última jugada, los gallegos movían el balón sin encontrar buenas posiciones de tiro, con una defensa local muy intensa, pero cuando ya se acababa el tiempo, iba a ser Pablo Córdoba el que se levantaba desde más allá de la línea de triple, y pese a la presión de Fundación, anotaba de tres puntos, llevando esta vez la euforia al banquillo gallego, que veía como este triple a falta de menos de un segundo para el final, volvía a voltear las cosas y ponía el que sería el definitivo 74-75, dando un ajustado triunfo a Estudiantes Lugo, que se encarama a la segunda posición en detrimento del Fundación Baloncesto León, que pierde su condición de invicto en casa.

ULE Fundación Baloncesto León – 74 (15+16+21+22): Pablo Ruiz (8), Marcos Fernández (7), José A. López (10), Hinnenkamp (22), Wilson (7) -cinco inicial- Flórez (9), Alejandro Fernández (4), Laborda (2), Marcos García (-), Roales (5), Mata (-).

Estudiantes Lugo Leyma Natura – 75 (20+21+15+19): Corral (-), Córdoba (12), Beltrán (2), Abuin (15), Aboubacar (20) -cinco inicial- Marcos Ruiz (8), Adrián López (-), Juzbasic (13), Iker Pérez (-), Prieto (5).

Árbitros: González Escobar y Alonso Díez; eliminaron por cinco faltas personales a Wilson por el Fundación Baloncesto León.

Incidencias: Partido de la jornada 13 en el grupo A-B de la Liga EBA disputado en el Palacio de los Deportes de León. En el descanso se presentaron todos los equipos de las categorías inferiores del Colegio Leonés, cantera del Fundación Baloncesto León.

Galería de imágenes

 

Texto e imágenes: @lsdpg

Anuncios