Hay días en los que uno se queda con la sensación de que valía más no haber salido de casa, y probablemente así se sientan los jugadores del Agustinos Eras E.Leclerc tras el derbi ante Comercial Ulsa CBC Valladolid, un partido que se preveía igualado y con emoción, pero que finalmente dejó a los pucelanos haciendo una renta relativamente cómoda de forma rápida, y a los leoneses en un quiero y no puedo para acercarse, con un pobre 30% de acierto en los tiros de campo, y siendo inferiores al rebote, una combinación suficiente para que la victoria fuera para los visitantes por 64-84, dejando un sabor amargo en la hinchada local en un día que se presentaba como una fiesta, con la presentación de la cantera de Agustinos Eras al descanso, pero que no terminó de la mejor manera para los leoneses, que siguen con sus problemas, pues a la baja ya conocida de Libroia, se sumó en este partido la de Dirkin, que no disputó ningún minuto por problemas de sobrecarga muscular. Tampoco pudo estar a su mejor Mbamalu, que tras su fascitis plantar pudo jugar, aunque lo hizo mermado.

Ya desde el inicio se complicaron las cosas, con Valladolid muy acertado desde la línea de tres, llevando el tanteo a rondar la decena de puntos a su favor, tras un parcial de 0-10 que colocaba rápidamente el 5-14 en el marcador. Agustinos no lograba ajustar atrás su defensa, tratando de cambiar entre marcaje al hombre o en zona, pero sin éxito, mientras Wade-Chatman y Rowell Graham castigaban una y otra vez. En el otro aro tampoco iban mejor las cosas, y costaba mucho anotar, con Lacunza como único jugador algo más inspirado, lo que dejaba esos primeros diez minutos en un claro 13-22.

No estaban saliendo las cosas, pero en el segundo cuarto se ajustaba un poco mejor atrás el equipo, frenando algo el ritmo anotador visitante, aunque sin poder frenar la escapada, ya que en ataque seguían muy espesos los de Jareño, anotando a duras penas gracias a las capturas ofensivas de Crook. Enfrente la figura de Rowell Graham se hacía cada vez más grande, logrando irse hasta los 17 puntos en la primera mitad, y así se llegaba a colocar una máxima renta de veinte puntos para Valladolid, que amenazaba con solucionar las cosas por la vía rápida, aunque una tímida reacción final de Agustinos Eras minimizaba algo los daños, dando entrada a un Mbamalu que tuvo que jugar mermado, pero que contribuía a dejar un tanteo de 27-41 que aún permitía vislumbrar alguna posibilidad al descanso.

Esas posibilidades parecían crecer tras el intermedio, con los leoneses más serios atrás, sujetando bien a los rivales, pero el ritmo al que bajaba la desventaja seguía siendo muy lento, dados los problemas a la hora de tirar. Lacunza estaba siendo el más destacado en Agustinos Eras, con un Medina extrañamente desacertado en sus acciones, pero pocos jugadores más se sumaban a la aportación, donde también empezaba a crecer Mbamalu, aunque alternando buenas acciones con otras más desafortunadas, que mostraban como el nigeriano estaba lejos de su mejor nivel. Así las cosas, se estrechaba un poco el marcador, y al final del tercer cuarto el 44-54 permitía soñar con una nueva remontada, aunque se perdía a Lacunza para los minutos finales, tras torcerse el tobillo en una acción defensiva, produciéndose un fuerte esguince el navarro.

Al comienzo el último periodo se lograba bajar de la decena de puntos en contra en la primera jugada del último periodo, rompiendo esa barrera tras muchos minutos por encima, pero ahí se acabaría la reacción local, con Valladolid sabiendo manejar el juego en esos minutos, en los que crecía la figura del MVP de la competición Sergio De la Fuente, a la vez que se hacía cada vez más patente la precipitación en las filas leonesas, desperdiciando balones importantes para poder acercarse, que provocaban parciales en contra que volvían a elevar la diferencia.

Eran minutos de quiero y no puedo, en los que Valladolid seguía cómodo mientras su tripleta formada por Wade-Chatman, Graham y De la Fuente consolidaban una victoria que nunca llegó a peligrar, y que además pudieron ampliar en los minutos finales en los que Agustinos Eras terminó por entregarse preso de la impotencia, haciendo que finalmente el 64-84 reflejara una victoria algo más contundente de lo visto sobre la pista, pero igualmente justa dado el nivel mostrado por unos y otros.

El 1×1 de Agustinos Eras

Mbamalu: Volvió tras su lesión, y jugó afectado por algo de fiebre, lo que mermó su nivel habitual, alternando buenas acciones con precipitaciones. En defensa le costó sujetar a Graham.

Lacunza: Estaba siendo el mejor del equipo hasta su lesión, anotando y ayudando en la faceta reboteadora, pero no pudo jugar los últimos trece minutos tras torcerse el tobillo.

Miguel Domínguez: Muy desafortunado en el tiro, falló sus cuatro intentos desde el triple, aunque supo ayudar en defensa, como viene siendo habitualmente su función.

Medina: Extrañamente desafortunado en el tiro, consumó un 1 de 8 desde el triple, con dos lanzamientos que incluso no tocaron el aro rival, y que terminaron por sacarle un poco del partido.

Jaime Diéguez: El leonés se mostró muy correcto en sus minutos en pista, tratando de mover al equipo y buscar acciones claras en ataque, aunque sin encontrar aliados.

Sergio Martínez: Le costó en defensa, donde tuvo que encargarse muchos minutos de Sergio De la Fuente, y en ataque sigue sin poder brillar, anotando únicamente desde el tiro libre.

Dieng: El más destacado de los interiores, se peleó por dentro para buscarse acciones de ataque, y ayudó en los rebotes.

Crook: El inglés sigue siendo un seguro en el rebote, pero no termina de dominar dentro de la zona, por lo que en los minutos decisivos, no suele aparecer en pista.

Millaud: Otro partido más en el que el canadiense termina sin brillar y sin poder recordarle muchas acciones. Le falta intensidad para subir un nivel más su rendimiento y poder ser determinante en el perímetro.

Así lo vieron los técnicos

Tras el partido, el técnico de Agustinos Eras, Ángel González Jareño, visiblemente contrariado, no quiso poner excusas a la derrota, admitiendo que “es sencillo de explicar, solo ha habido un equipo en la cancha“, argumentando que “ellos han jugado un buen baloncesto, y nosotros estamos muy lejos“, algo que recordó que “llevo diciéndolo mucho tiempo”, ya que pese a que “vamos sacando los partidos al tran tran y a la heroica“, esto “no siempre va a ser así“. Dio además un toque de atención a su plantilla, al afirmar que “el equipo no entrena como debe entrenar, y es normal que pase esto“. Tampoco quiso excusarse en las bajas del equipo, ya que Dirkin no pudo jugar, Lacunza se lesionó para la parte final con “un esguince fuerte“, y Mbamalu “no iba a jugar porque está con fiebre, pero ha querido ayudar al equipo, jugando cuando pensábamos que no jugaría ni un minuto“.

En el bando contrario, el técnico del Ciudad de Valladolid, Paco García, explicó que el fuerte ritmo al principio de partido “era la idea, porque para nosotros es muy importante el inicio de partido, no tanto para ganarlo, sino para no tener problemas de perderlo“, tratando así de cortar un posible buen inicio de un Agustinos Eras motivado por el derbi con “una buena puesta en escena que nos ha permitido dominar en el marcador” con ventajas que se fueron ampliando, para que en la segunda parte pudieran “mantener la línea de defensa fuerte y muy bien de colocación” que les permitió un “control absoluto del partido” cerrando “el aro a las segundas opciones“. Para el técnico pucelano, ambos equipos son “rivales directos por la zona media de la tabla“, aunque ahora mismo han logrado abrir un poco la diferencia en la clasificación, pese a lo cual, el técnico del Valladolid mantiene que “para nosotros la brecha más importante que tenemos que abrir, es con los de abajo“, algo para lo que pidió “asegurar cuanto antes que ese tramo con los de abajo sea definitivo“, para que una vez conseguido ese objetivo, puedan centrarse en “abrir el siguiente tramo con ese noveno puesto que marca el playoff“, una lucha en la que ve también a Agustinos Eras, “estoy seguro de que va a ser un rival para estar ahí arriba también en los puestos de playoff“.

Ficha técnica

Agustinos Eras E.Leclerc – 64 (13+14+17+20): Diéguez (9), Medina (11), Lacunza (11), Dieng (10), Crook (6) -cinco inicial- Miguel Domínguez (-), Sergio Martínez (3), Millaud (3), Mbamalu (11).

Comercial Ulsa CBC Valladolid – 84 (22+19+13+30): Wade-Chatman (23), Miguel González (7), Graham (25), De la Fuente (19), Mukendi (7) -cinco inicial- Esteban (-), Lobato (2), Sidibe (1), Ortega (-).

Árbitros: García Rodríguez y Gallego Rodríguez; sin eliminados por faltas personales.

Incidencias: Partido de la jornada 16 en la liga LEB Plata disputado en el Palacio de los Deportes de León. En el descanso, Agustinos Eras presentó a todos sus equipos de cantera.

Galería de imágenes


Texto e imágenes @lsdpg

Anuncios