Cuando analizábamos en esta web los cambios que producía el Europeo Sub18, implícitamente nos preguntábamos si desvirtuaba la competición. La respuesta es un claro sí. Ya no es solo la marabunta de cambios de fechas de partidos que ha afectado tanto a LEB Oro, LEB Plata como a Liga EBA, sino todo lo que ha venido unido a ello. Recapitulemos hechos, centrándonos sobre todo en Oro, que es donde se han visto los efectos más severos.

Lo primero es que nada debe quitarnos la alegría de un quinto puesto que da derecho a jugar el Mundial U19 2017 en Egipto obtenido por la Selección Española U18, un equipo carente de centímetros y con ausencias destacadas, pero lleno de corazón, lucha y entrega.

Los cambios de calendario afectaron sobre todo a un Barcelona B que, con cinco jugadores en el campeonato, veía que se quedaba sin medio equipo. En nuestro artículo relatábamos todos los cambios de fechas: partido adelantado (Lleida vs Barça B) y retrasado (Barça B vs Breogán). El último con inversión de campo incluida (el filial culé pasaba a jugar en Lugo).

Está claro que la FEB no tiene culpa que la FIBA decida jugar el Europeo U18 en diciembre, curioso por cierto que sea en el mismo país, Turquía, donde lo suspendieron en verano, y donde las noticias que nos llegan desde la prensa internacional es de un clima político y de seguridad similar al del verano. Hasta aquí, todo en orden.

Pero donde la FEB sí tiene su cuota responsabilidad es en el aumento de la LEB Oro a dos equipos más para sumar 18 (puede gustar o no), pero sin ampliar fechas en el calendario; es decir, en los mismos meses de competición que cuando había 16 equipos se jugarían cuatro jornadas más. Por supuesto, esas cuatro jornadas entre semana, porque así no aumentarían gastos al tener que ampliar contratos a los “profesionales” un mes más, y sin olvidarnos que en las Navidades, la LEB Oro tiene su particular Boxing Day con partidos el 16, 17, 19, 20, 28 y 30 de diciembre, y el 3, 4, 6, 7, 8 y 10 de enero. Traducción: 5 jornadas en poco más de 20 días en fechas estivales. Por no hablar del calendario, sin tener en cuenta nada, y que coloca a algún equipo como el Leyma Coruña las 5 jornadas entre semana como local, todo un despropósito.

06c0a2916176bc212d6ef0ca5b84c6e3
Expectantes por recibir su dosis de consecuencias del U18 prenavideño

Tener un calendario tan ajustado provocó que el Europeo diera verdaderos quebraderos de cabeza, y a lo mejor se hubiera pasado por alto si no fuera por el SansGate (provocado por el adelanto de un partido), la rotura del horario unificado de la J17 o los cambios “extraños” de fechas del Breogán.


La historia del SansGate

Agustí Sans juega el partido de la J15 con Lleida (vs Barça B) el 6 de diciembre (12 pt y 5as), partido que, como bien comentábamos antes, había sido adelantado debido a la celebración del Europeo U18, ya que los de Julbe iban a perder varias piezas. Diez días más tarde, Sans sale de Lleida, que firma al exAraberri Nontas Papantoniou para sustituirle, y el OCB ante la lesión de Fabio Santana, incorpora a Sans, jugador del agrado de la dirección deportiva asturiana, para sustituirle temporalmente. El 16 de diciembre es dado de alta de licencia federativa por el OCB. Un día después, en el partido correspondiente a la J15, Sans debuta con Oviedo (13 minutos, 3pt y 5as) frente a un Palma que cae derrotado.

El resto lo sabido y publicado por los medios. Palma denuncia alineación indebida por considerar que Sans ya jugó esa jornada y OCB se defiende diciendo que contaba con el OK explícito de la FEB (que informa de que no existe problema alguno en que Sans juegue). Ahora mismo se está a la espera de saber qué determinará el Cómite de Competición tras escuchar lo que alegan las dos partes implicadas.

Aquí no somos juristas, ni conocemos los entresijos y tejemanejes, y sinceramente, ni nos interesa. Es normal que Palma se sienta molesto por ver como un jugador juega con dos equipos distintos en la misma jornada; el club asturiano contaba con el OK federativo (dado de alta el 16 para un partido que se juega el 17) y en cierta medida se tiñe con una cierta sombra la pedazo de temporada que están haciendo. Por las redes han circulado referencias al artículo 90 que, al leerlo, te planteas que Sans jugó fuera de lugar con Lleida esa jornada (en teoría el partido, aunque se juega el día 6, cuenta como si fuera del 17). Se hace inimaginable entrar en esa locura. ¿Os imagináis un supuesto caso en el que el Barça B presentase una queja diciendo que por qué Sans jugó ese partido con Lleida?

Conclusión: una vez más los desbarajustes de la Federación han llevado a una situación utópica que se ha producido, y cualquiera que sea el resultado final, deja un sabor amargo de escasa profesionalidad.


El horario “unificado” de la J17 (decisiva para la Copa)

Habitualmente las jornadas finales de 1ª y 2ª vuelta (este año 17 y 34, respectivamente) se juegan en horario unificado, por si hay equipos con implicaciones en juego. El culmen llega cuando hace unos días, OCB (uno de los equipos con algo en juego, ya que si gana será el anfitrión de la Copa Princesa) comunica que el partido del día 30 de diciembre se jugará a las 18 horas, de un día laboral, en vez de a las 21 horas, para luego, sacar un comunicado con su explicación:

Una vez más la FEB se salta a la torera e impide disfrutar de la emoción de los “transistores” (ojalá los hubiera) y las redes sociales. Recordamos que el día 28 el Barcelona B tiene que jugar en Lugo, partido que se juega en el Pazo porque el Breo pidió cambio ya que dos días después tenía que jugar también en casa ante el COB. Los chicos del Barça cerrarán el año en Oviedo (localidad próxima a Lugo) y pidieron el adelanto de hora para coger el viernes 30 el último vuelo con dirección a Barcelona.

Una vez más, se cargan la emoción del horario unificado, dejan a la afición de Pumarín con ganas de llenar el fortín (18h en un día laboral) para un día catalogado como histórico si consiguen la victoria. Todo ello como consecuencia de los movimientos de los partidos por el Europeo Sub 18 y la faja apretada de fechas.


Cambio de fechas para Breogán

Ya dijimos en su día que parecía una locura que Breogán jugase cuatro partidos (28 y 30 de diciembre, y 3 y 6 de enero) en 9 días, por mucho que fueran en casa varios y que esto podría haber dado lugar a un aumento de sus opciones de jugar la Copa, llegado el caso. Los resultados finales dejaron al Breogán sin opciones de Copa y hace unos días conocíamos que el partido que enfrentaba a los lucenses ante el Clavijo de la J18 (primera de la segunda vuelta y del año 2017) se jugará el 28 de marzo (¿¿??) en vez del 3 de enero. Así por lo menos el equipo lucense tendrá un calendario apretado en vez de uno de la NBA en fechas navideñas. Dos datos llaman la atención en este cambio, normal ante un calendario de locura:

1. ¿Qué sucede con el otro equipo implicado en el partido aplazado del 28 (Barça B)?

Pues el filial blaugrana juega el 28 contra el Breo, el 30 contra el OCB, el 3 de enero (ellos sí juegan) contra el Prat y finalmente les dan unos días de descanso porque en vez de jugar entre el 6-8 de enero, lo hacen el día 10 en casa frente al TAU Castelló. Para ellos 4 partidos en 13 días.

2. ¿Por qué el Breogán vs Clavijo se juega un 28 de marzo cuando le correspondería un 3 de enero, si antes de esa fecha hay muchas jornadas entre semana libre?

El partido de la J18 de Breogán se jugará entre la J29 (Breogán vs Coruña) y la 30 (Peixe vs Breogán). En teoría, un partido más en casa entre dos partidos frente a rivales geográficamente cercanos. Llegados a este punto, cabe recordar que Breogán jugará sus últimos tres partidos de Liga Regular lejos de Lugo. Clavijo en cambio, juega en Logroño las dos últimas jornadas (contra COB y Peñas, respectivamente).

¿Os imagináis que el Clavijo vs Peñas sea decisivo para la permanencia y el equipo riojano llegué la jornada 30 tras jugar dos prórrogas en Lugo? Qué pasaría si, por ejemplo, ese día juega el Breo vs Clavijo el último fichaje sobre la bocina del Breo, Mikel Motos (ES UN CASO SUPUESTO), que ya jugó la J18 con Peñas Huesca, su anterior equipo, ¿tendríamos un nuevo caso de duplicidad? ¿Por qué dejas pasar hasta 11 jornadas (la liga es de 34) para que jugar un partido aplazado, desvirtuando aún más si se puede una competición dónde habrá equipos implicados por el título, los playoffs y la permanencia?


weird-vintage-chicken-costume
Alegoría de El Método FEB

Cuando os presentamos el artículo sobre el Europeo U18, nos preguntábamos algo. La realidad ha superado cualquier expectativa, la desvirtuación ha llegado a puntos extremos y seguro que puede ser peor. La imagen de escasa seriedad es la única imagen que se transmite en una liga con la que cuesta identificarse con tanto cambio de horario y partido entre semana. A veces tenemos la misma sensación que te invade cuando vas a tomar una caña y dices: “otro día más fútbol en la TV, ¿pero qué día es?“. Pues con la LEB pasa algo parecido, con la salvedad que, aunque queramos, no la podemos ver.

Por favor, Sres. Organizadores no se compliquen tanto y disfrutemos de una LEB Oro que está preciosa y es increíble, y de la que se puede sacar más jugo que vender una polémica o un inicio abultado, pero para ello hay que empezar a hacer las cosas bien y no transmitir esta imagen de dejadez, improvisación y escasa seriedad.

Anuncios