Hace unas fechas se confirmaba que el Europeo Sub18 pospuesto en verano por la situación  de inestabilidad y clima político de Turquía, se jugará del 16 al 22 de diciembre de este año. Se cambió el formato y en siete días se liquida el torneo que dará acceso a cinco puestos para el Mundial Sub19 de 2017 en Egipto. Sabemos que España está entre los equipos que participarán en este Europeo, desconocemos si los clubs ya han recibido notificación oficial de la FEB sobre que jugadores han sido convocados; pero desde un punto de vista oficial ni hay planning del stage de preparación, ni roster ni cuerpo técnico aún de forma oficial por parte de la Federación Española.

Lo que está claro es que los seleccionados estarán jugando con sus equipos, y muchos de ellos lo hacen ya en Ligas FEB con papeles destacados. Incluso el cuerpo técnico propuesto para el verano ya no podría, en teoría, al tener otros quehaceres, como son los casos de Ocampo en ACB, y Sergio Jiménez (Peñas Huesca) y Camps (CB Prat) en LEB Oro.

En @sporthuesca ya se hicieron eco de lo que supondría una supuesta pérdida de su base Sanz, y CB Morón ya ha confirmado que tendrán la ausencia de un Cizmic cada día más asentado en el equipo y la categoría.

1cizmic_2
Leo Cizmic (Fuente: Cb Morón)

Si buscásemos la posible configuración del equipo español veríamos que ha y equipos claramente afectados:

  • En LEB Oro el Barcelona B perdería a Figueras, Font, Esteban, o Sergi Martínez, e incluso a Carrasco. En Huesca, sin Carlino ya en la rotación, la posible falta de Sanz les podía dejar la dirección más desdibujada aún a pesar de la llegada de Pablo Pérez.
  • En LEB Plata el Hospitalet puede notar la pérdida en el uno de Dani García, y sobre todo afectaría a casos justos de rotación como el Óbila donde anda brillando Ballespín, , y que dejaría el equipo muy cojo. Miguel González (de la generación del 99) ya no jugó con su equipo por semana por estudios, resultaría raro que abandonase 15 días a su equipo ahora, y más tras las bajas de última hora que anda sufriendo CBC Valladolid.
  • En la EBA los jugadores implicados suelen ser gente de filiales pero estos jóvenes suelen ser referentes de sus equipos como Rosa en Unicaja, McCarthy en Real Madrid, y sobre todo equipos con necesidades, como el Fuenlabrada que sin Víctor Moreno puede sufrir más aún, o Vanaclocha en Estudiantes donde no cuentan con un recambio claro de cinco alto. Ojo, que no se dé la sorpresa y se cuelen en la convocatoria jugadores como Barros del Narón, o Manchón del Venta de Baños verdaderos motores de sus equipos.
  • No tiene pinta que la NCAA vaya a desprenderse de sus jugadores como Vila o Tomaic, como de otros jóvenes europeos.
  • Pero no solo están los casos de los jugadores nacionales, también pueden ser convocados jugadores extranjeros como el ya fijo y mencionado Cizmic (Morón), Velicka (Barcelona B), o en EBA casos como Gadiliauskas en Gran Canaria o Campara (Real Madrid) por poner un ejemplo.
1fcbarcelona-696x522
El filial del Barça, el más afectado por el Europeo U18 (Imagen vía FEB).

¿Qué provoca esto en la competiciones?

Pues está claro que hay un equipo afectado a todas luces por este Europeo U18: el Barcelona B de LEB Oro. Un equipo basado en sus jóvenes donde Figueras y Font son titulares indispensables, a ello habría que sumarle otros importantes jugadores con rol secundario y que dejarían al equipo sin media plantilla.

Recordemos las fechas del Europeo 16-22 diciembre, lo que coincidiría con la jornada 15 (16 diciembre) y 16 (20 de diciembre).

El primer cambio a todo esto se ve en el partido de la jornada 15 entre el Força Lleida y el Barcelona B, que se jugará el 6 de diciembre en vez del 16 de diciembre, en medio de las Jornadas 13 y 14.

El segundo cambio a todo esto fue el anuncio del CB Breogán de que la fecha de su partido contra el filial blaugrana se pasaría al día 28 Diciembre, debido a petición de este último. Está claro que los clubs se deben ayudar entre ellos, y que los de Lugo deberían aceptar, pero, ¿qué sucedió? Que en esta locura de calendario comprimido para que hubiera dos clubs más en los mismos meses de competición (“Un tema para hilar muy fino…ampliación unilateral, no interés de los clubs por aumentar un mes más los gastos, sobrecarga de partidos para jugadores que no ven un mes más de salario y sin respeto a sus fechas de navidades…”), el día 30 de diciembre hay competición.

En resumen el Breogán y el Barcelona B jugarían el 28 de Diciembre, el partido que correspondería al día 20, fecha en la que se disputaría el Europeo Sub18. Como el equipo lucense vuelve a jugar el 30 diciembre, “o derbi do Miño” frente al COB, pidió que se cambiará el orden, y jugar el 28 de diciembre en Lugo (el partido dispuesto en el calendario el 20 de diciembre tendría que haberse jugado en Barcelona en teoría), ya que es una locura jugar el 28 de diciembre en Barcelona, volver en bus toda la noche y el 30 tener que hacerlo en Lugo.

Aspectos positivos de esta “forzosa” decisión:

  • Es compresible que los equipos LEB se ayuden entre sí, y exista un buen clima, en un asunto que esta vez la culpa no la tiene la FEB, sino la FIBA sobre las fechas del Europeo U18. De la locura del calendario comprimido ya sabemos de quien es la culpa compartida.
  • Lleida la marcha de Rupnik le está afectando y la dinámica positiva del inicio ha mermado en cierta medida. Sin embargo, pueden conservar intactas sus opciones de Copa Princesa y llegar a las últimas jornadas de la primera vuelta con más descanso.
  • Un Breogán en buen estado de juego y forma, y con aspiraciones reales, por lo menos hasta ahora, de jugar la Copa Princesa, jugará en su feudo las jornadas 15, 16 y 17. Las últimas antes de dictaminar que dos equipos jugarán dicha Copa Princesa. Si le sumas la jornada 18, ya perteneciente a la segunda vuelta, serán cuatro partidos en Lugo (Navidades de básquet en Lugo sin duda).

 

 

Aspectos negativos:

  • El principal perjudicado sin duda es el Barcelona B, un equipo al que este año le está costando más que la temporada pasada (solo Trías de referente veterano), y que ve su calendario más comprimido y sus jugadores, a pesar de su corta edad, con una sobrecarga de partidos brutal.
  • Lleida tendrá que jugar (como Barcelona B), dos jornadas intersemanales seguidas, o sea: cinco partidos en 15 días desde la jornada 11 a la 14.
  • Breogán, jugará cuatro partidos en un espacio de 10 días, un estilo NBA, en una liga cuyos salarios, condiciones y visibilidad se aleja mucho de estos estereotipos.
  • Las circunstancias que favorecen de ser locales a Breogán en una hipotética clasificación para la Copa Princesa, se puede volver en su contra en la segunda vuelta, al tener que jugar el final de liga las últimas tres jornadas lejos de Lugo, aunque en una liga tan igualada esto puede no ser tan importante, ¿o sí?.
Anuncios