Lo que funciona no se toca, eso es lo que el cuerpo técnico y la directiva del Unión Financiera Oviedo ha pensado. Tras la salida inesperada de Drew Windler marchándose sin avisar, y sin respetar el pacto al que había llegado con el club, el OCB ha respondido con celeridad, y el elegido es Paul Jesperson. Se trata de un combo forward nacido en 1992 en Merrill (Wisconsin), de 198cm, y 93 kg, y que acabó ciclo universitario en la primavera de 2016 que aunque es un jugador diferente a Windler, si viene a ocupar ese rol y con mano desde el tiro exterior.

1jasperbbm326s2e
Foto: Promo Sport

Con gran pedigrí en High School (fue Wisconsin Gatorade Palyer of Year), fue reclutado por Virginia, donde hizó un buen año de sophomore (2º año) siendo titular y con minutos beneficiado por la lesión del teórico titular Brogdon. La llegada de nuevos recruits, la recuperación de Brogdon, hizo que decidiese pedir el transfer y fichar por Northern Iowa, donde tras el año en blanco por las reglas Ncaa (redshirt) ha jugado las últimas dos campañas, esta última 15-16, la de Senior (jugador de último año) como titular y con buenas actuaciones. Sus promedios fueron de 3omi, 10.8pt, 4re, con casi seis triples intentados por partido para un promedio de 39%T3.

Como nota curiosa, participó hasta en tres Ncaa March Madness, y su buzzer beater para ganar a Texas de la temporada 15-16 fue uno de los momentazos de la temporada. Ya como profesional, nosotros lo incluimos en nuestra lista de 75 jugadores Ncaa Seniors sin equipo al final del verano, y finalmente se decantó por probar en la NBDL a través de los tryout (también aquí teníamos su nombre) consiguiendo un hueco en la plantilla inicial. Finalmente, consiguió un hueco en los Rio Grande Vipers, pero las idas y venidas de la Nba le perjudicaron, siendo despedido de este equipo tras jugar solo dos minutos en un partido de la NBDL. ahora llega a Europa para seguir evolucionando.

Su juego en la Ncaa, en Northern Iowa, era el de cuatro abierto, con Wasphun generando juego y creando opciones con su penetraciones y Koch como única referencia pura por dentro, siendo Jesperson un martillo pilón desde la línea de tres. Si es cierto, que en mi opinión, es un jugador de aquellos que debería reciclarse en el profesionalismo hacia la posición de tres de forma definitiva aunque por fundamentos o por estilo de juego pudiera sufrir, jugando su versatilidad como un factor a favor. En teoría el OCB consigue un clon de lo que se buscaba con Windler, un cuatro abierto con buena mano desde el triple, incluso Jesperson puede atacar el aro (no se prodiga mucho), y circular la bola mejor que Windler, aunque si que se pierden unos centímetros (198cm) y envergadura en defensa respecto a Windler. Las carencias: las mismas que su antecesor, en defensa lo puede pasar mal con esos cuatro físicos (estilo Fakuade) que les haga sufrir en el poste, a pesar de ser un jugador con ganas, actividad y mejor sentido táctico, y habrá que ver en ataque si genera algo más que ese juego unidimensional de alta efectividad desde el triple en su primer año entre Pros, en un equipo ya muy automatizado.

Con la buena dinámica del equipo asturiano, teniendo a multiusos Salvó ahí, y con la recuperación de Sonseca al cinco desplazando a Barro a más minutos al cuatro, Jesperson debería tener tiempo suficiente para aclimatarse (rookie y en país nuevo), y afinar su muñeca desde el triple, y conseguir dar lo que el OCB quiere de él.

Anuncios