Tras las primeras seis jornadas en el grupo A-B de la Liga EBA, hay un claro dominador de la competición, y no es otro que el ULE Fundación Baloncesto León, que ha tenido un gran inicio de temporada, contando sus partidos por victorias, pese a la juventud de su plantilla. Los leoneses están mostrando además un juego alegre y vistoso, y ni siquiera cuando se les han complicado las cosas en las últimas dos jornadas se han venido abajo, remontando primero a Betanzos en el Palacio de los Deportes leonés, y luego a domicilio al Baloncesto Villa de Mieres, mostrando el equipo una madurez que da a entender que esta campaña tendrán mucho que decir.

Desde Zona de Básquet nos hemos puesto en contacto con su entrenador, Julio González, con quien analizamos el momento que atraviesa su equipo, así como el próximo derbi ante Ciudad de Ponferrada. Además, no podíamos dejar pasar la oportunidad para comentar con el que hasta hace pocas fechas era el líder en partidos disputados en LEB Oro, cómo ve él el estado de las ligas FEB.

Zona de Básquet – Seis de seis para el equipo, algo que pocos podían esperar antes de que se iniciara la temporada.

Julio González – Si, la verdad que la pretemporada también fue buena, pero estaba claro que la adaptación de los americanos y de los jugadores nuevos iba a ser clave. El ambiente desde el principio, con la adaptación de ellos a nivel humano, fue fundamental para que el equipo funcionara, al tenerlos desde el inicio a buen nivel, y la verdad que no se esperaba esto, pero había buenas sensaciones en cuanto que el equipo funcionaba bien y trabajaba bien durante la semana.

ZdB – Además estas dos últimas semanas se ha podido ver que el equipo tiene personalidad para superar marcadores adversos y reaccionar, algo que podía dudarse por la juventud de la plantilla.

J.G. – Sí que era una cosa que veníamos hablando, porque los cuatro primeros partidos los ganamos con relativa facilidad en el marcador final, pero sabíamos que íbamos a tener partidos duros y sobre todo igualados. Era algo que no habíamos vivido durante la temporada, pero la verdad que tanto en el partido de Betanzos, como el otro día en Mieres, con desventajas bastante grandes, como los 17 puntos abajo del último partido, la verdad que el equipo estuvo mentalmente fuerte, y cuando podemos hacer nuestro juego de rebotear y correr, el equipo es muy difícil de parar.

ZdB – Ted Hinnenkamp y José López son los jugadores que están siendo un poco referentes, ¿Cómo los ves en este inicio de liga?

J.G. – Los veo muy bien, porque los números resaltan, pero la importancia está en el equipo. Por ejemplo Ted, que no estuvo bien en Mieres porque hizo dos faltas al empezar, en la segunda parte nos da, no en puntos, pero sí en intensidad y correr, que es lo que nos hace falta. Pero estoy contento sobre todo porque todos los jugadores han aportado en fases de los partidos y de la liga, y eso es lo importante, que nadie sea más que otros, aunque sabemos quiénes son nuestros jugadores franquicia a los que hay que darles el balón, pero lo importante es que todos suman a lo largo del partido, y así pasa como el otro día, que en partidos difíciles jugadores como Pablo Ruiz o Marcos García, son los que te llevan a la victoria.

ZdB – En la apuesta de los fichajes de este año, Matt Wilson está siendo un poco el que más le está costando adaptarse ¿Cómo ves su evolución hasta ahora?

J.G. – Es normal que le cueste. Vienes desde fuera, y la primera vez que sales de tu casa. Lo inusual es lo de Ted, que esté tan bien adaptado desde el principio. En el caso de Matt, estoy muy contento porque es súper positivo, siempre animando al equipo, y aunque las cosas no le salgan bien, él sigue apoyando, que a lo mejor un jugador americano podría decir, yo quiero hacer mis números y quiero jugar. Tampoco buscamos de él una súper estrella, tenemos a Pablo Martínez también en el equipo, que son muy parecidos y nos viene muy bien que entrenen juntos para la liga, porque a la hora de entrenar, habitualmente solo tienes a uno de su tamaño, así que les viene bien a los dos para mejorar, porque se van a repartir los minutos en la posición de cinco, así que lo que les pido no es tanto que en treinta minutos hagan muchas cosas, sino que por lo larga que es la plantilla, en quince o veinte, den más que lo que harían en esos minutos.

julio-gonzalez2

ZdB – La apuesta del perfil de los dos americanos de este año es bastante diferente a la de hace un año con Bazemore y Berkeley ¿Cómo ves este cambio?

J.G. – Son situaciones que se dan porque por muchos videos que veas y mucho que preguntes, hasta que no tienes al jugador aquí y convives con él, es complicado saber cómo es su personalidad o cómo va a reaccionar. Buscábamos un perfil de jugador lo mejor posible, pero que se adaptara al grupo. Tenemos un equipo muy joven, y a la hora de traer un americano de fuera queremos también que sea un poco referente para esa gente joven y la gente de la cantera. En este caso, por las referencias que teníamos, sabíamos que íbamos a acertar, no solo por el juego, sino también por lo que a nivel humano podían aportar.

ZdB – Analizando el resto de la plantilla, jugadores como Pablo Ruiz, Enrique Flórez, Pablo Martínez o Adrián Roales están mostrando también su mejor cara esta temporada.

J.G. – Sí, estoy muy contento porque todos aportan, busco eso, que todos se sientan importantes, algo que es difícil cuando tienes doce jugadores y no puedes dar minutos a todos, pero por el momento lo estamos consiguiendo. Es fundamental que ellos se vean importantes en el equipo y en los partidos, porque todos suman. Pablo Ruiz ha dado un paso importantísimo como base tras la marcha de Mallou, él sabía que tenía que dar un paso adelante, y lo está haciendo no solo en números, sino en liderazgo con los compañeros y en esos intangibles que a lo mejor la gente no ve, pero son necesarios. Enrique Flórez aporta en defensa y el día que está acertado mete puntos y en general contento por eso, porque todos suman.

ZdB – Y la guinda a la plantilla la ponen los jóvenes, que en un equipo con una gran cantera como el vuestro, siempre es importante, y ahí están los Alejandro Fernández, Raúl Mata, Marcos García o Marcos Fernández.

J.G. – Es lo que buscamos, que los niños del Colegio Leonés tengan un referente en el primer equipo. Los jueves vienen a entrenar varios jugadores del junior y nos juntamos quince para entrenar, y la verdad que es un gustazo. Al final es eso, que todos nos hagamos buenos y mejoremos.

ZdB – Hablando sobre el inicio de la liga, Chantada y Estudiantes Lugo son los equipos que junto a vosotros han empezado mejor la temporada, ¿Cómo ves el grupo este año, crees que serán los gallegos los principales rivales o que Mieres y Virgen de la Concha podrán reengancharse?

J.G. – Ahora me preguntan mucho si tras este inicio debemos optar a ser primeros, pero creo que va a haber muchos equipos que van a ganar. Mieres va a ganar partidos, creo que es una plantilla muy nueva, que le va a costar adaptarse, pero que al final acabará ganando, Narón tiene muy buen equipo, Ponferrada ha acertado con los americanos y ganará partidos… Entonces yo creo que va a ser una liga muy igualada, en la que todos vamos a tener derrotas. Faltan muchos enfrentamientos entre nosotros, y se ve en Rosalía, que empezó bien pero ahora va perdiendo. Es pronto, y las victorias que llevamos ya nadie nos las quita, y nos hacen sumar mucho, pero yo creo que va a ser una liga muy igualada, mucha gente ha acertado con los americanos, y equipos como Betanzos, que el año pasado quedó último, ahora está peleando arriba.

ZdB – En cuanto a jugadores ¿Hay alguno que te esté sorprendiendo en este inicio de liga?

J.G. – Hay muchos, como los dos americanos de Ponferrada, que están teniendo muy buen nivel, los americanos de Narón también, en nuestros jugadores, tanto José López como Hinnenkamp también… La verdad que este año hay un nivel de americanos muy alto en la liga, yo creo que en muchas ciudades o pueblos pequeños es difícil contar con la suerte que tenemos nosotros de una cantera detrás, así que la apuesta es por americanos, y este año se ha acertado mucho.

julio-gonzalez

ZdB – El próximo rival el domingo será el Ciudad de Ponferrada, un derbi contra un equipo recién ascendido pero que está siendo la revelación con un gran rendimiento.

J.G. – En pretemporada jugamos contra ellos y ganamos de más de veinte, pero ya sabíamos que ese equipo no era contra el que íbamos a jugar en liga. Al final los americanos llegan tarde por diferentes cuestiones, y el equipo cambia totalmente. Es verdad que al estar recién ascendido es complicado, pero ellos lo han asumido perfectamente, y tras dos derrotas al principio contra rivales difíciles, ahora han ganado cuatro partidos, y están con confianza, y por otro lado, al estar nosotros líderes, la gente viene con la motivación de derrotarnos y eso les hace venir con más ganas. Además es un partido bonito de jugar, un derbi que hace muchos años que no se veía, yo lo viví hace veinte años cuando jugaba en EBA, pero bueno, para nosotros es un partido importante para seguir sumando en casa, y seguir ahí arriba.

ZdB – Este derbi será un poco diferente de los vividos los últimos años ante Agustinos Eras, un duelo más local y con mucho pique entre los clubes.

J.G. – El derbi de los últimos años era más inusual, antes siempre era Valladolid contra León o Ponferrada contra León, así que retomamos un poco lo antiguo. Pero para nosotros es un partido más, y un partido importante, así que mentalizamos a los jugadores en ese sentido, ya que pueden tener un recuerdo de la pretemporada, pero para nada el equipo se fía.

ZdB – El panorama del baloncesto en León ha cambiado, con Agustinos Eras dando el salto a LEB Plata y vosotros despuntando en EBA ¿Cómo ves la situación tras el fallido intento de fusión del verano?

J.G. – En verano hubo lo que hubo, y ahora cada cual sigue su camino. Creo que tenemos cabida los dos, aunque lo ideal es que estuviéramos juntos y que se hiciera un proyecto más potente y ambicioso, porque creo que la ciudad de León se lo merece y es a lo que está acostumbrada y lo que yo he vivido, pero una vez que no se ha llegado a eso, los dos estamos en un camino, y en nuestro caso, yo lo he dicho muchas veces, por suerte o por desgracia esto depende del dinero, y ahora escasea, sobre todo para el deporte, así que lo que tenemos que hacer es sentar unas bases fuertes en el club, y el día que se pueda a nivel económico, ascender. Sabemos que las plazas siempre las hay más o menos, aunque lo ideal sería ascender deportivamente y tener el dinero, pero nosotros vamos a pelear por quedar lo más arriba posible, y porque cada vez más jugadores de la cantera estén en el primer equipo.

ZdB – ¿Dentro de los objetivos para este año está ese de ascender, o por el momento con tratar de estar en playoff sería ya suficiente?

J.G. – Está claro que para nosotros sería una experiencia muy buena, sobre todo a nivel de formación. No renunciamos a nada, pero quedan muchas jornadas por delante, este año somos dos equipos más, así que la liga será más larga, entonces ahora toca ir jornada a jornada, viendo dónde nos coloca la liga y trata de ir mejorando, porque por mucho que vayamos con seis de seis, somos un equipo inexperto y aunque hemos sacado partidos difíciles, tendremos nuestro bajón, como todos los equipos, que intentamos que no lo haya, pero en una temporada tan larga, siempre lo hay.

ZdB – Hablamos ahora sobre tu faceta de entrenador, porque son ya varias campañas formando parte del cuerpo técnico, y este año ya desde el inicio al frente ¿Te ves ya más en ese rol o sigue costándote un poco separarte del papel de jugador?

J.G. – Me cuesta todavía porque sigo teniendo muchas ganas de jugar. Me tuve que retirar de una manera un poco rápida e inesperada, pero tuve la suerte de que el club contara conmigo y poder ayudar aquí. Entonces estoy cada vez adaptándome más, y al final, ser entrenador o no depende de lo que puedas transmitir a los chicos y lo que ellos te hagan caso, y en ese sentido estoy muy contento porque veo que llego a ellos y veo que me hacen caso. Sigo adaptándome y aprendiendo, porque no tenía experiencia y fue todo muy rápido el cambio de jugador a entrenador, pero la verdad que contento.

ZdB – Esta temporada el tándem técnico es con Marcos Santos, ¿Qué tal trabajo con él?

J.G. – Muy bien, porque sobre todo él conoce la liga. El año pasado estaba en Mieres de segundo y hacía mucho scouting. Conoce mucho la liga y hay jugadores que a mí a lo mejor se me escapan. Él también tiene experiencia en otras ligas y lleva años entrenando, así que va perfectamente, soy una persona que escucha mucho y me gusta aprender, así que por el momento muy bien.

ZdB – En todos tus años como jugador, son varios los técnicos que tuviste en tus equipos ¿Hay alguno que te marcara algo más que otros?

J.G. – La verdad que no en particular. A lo mejor cuando estás de jugador no entiendes muchas cosas de las que te dicen, y ahora que estás fuera si las entiendes. De todo se aprende, de lo malo y de lo bueno, pero no tengo ningún referente en especial. He tenido la suerte de no tener muchos, porque he repetido siempre en los clubes y con pocos entrenadores, pero creo que todos te pueden aportar cosas, todos eran de generaciones diferentes, y eso también es importante, así que ahora lo que intento es inculcarles a los jugadores un poco la manera que yo tenía de jugar, que creo que es la que divierte y le gusta al aficionado.

ZdB – Para finalizar, en Zona de Básquet nos dedicamos a las ligas FEB, y ahí has sido un claro referente en LEB Oro ¿Da rabia el que te vayan quitando ahora poco a poco tus récords?

J.G. – No, la verdad que es normal, sobre todo porque me tuve que retirar con 32 años, así que me perdí temporadas de poder seguir sumando, y la gente que me está quitando los récords ahora, con la mayoría de ellos he jugado. Es normal que llegue gente joven por detrás que nos pasará, pero la pena es esa, la espina con la que me quedo es no haber podido jugar más años, porque creo que me quedaba baloncesto, pero por culpa de la espalda no he podido seguir.

ZdB – Tu viviste un poco la época dorada de estas categorías, que en los últimos años sufrieron un cierto retroceso, ¿Cómo ves el nivel en la actualidad?

J.G. – No lo vivo ahora tan de cerca, porque la verdad que ya no veo tantos partidos de LEB, pero sí es verdad que hace unos años bajó mucho el nivel, pero creo que este año si puede ser posible que se haya recuperado un poco en cuanto a nivel de juego y jugadores, pero es difícil, porque al final el tema económico es lo que prima, y hay ligas en tercera o cuarta en Francia o Alemania que te pagan más que en la segunda de España, entonces es un trabajo difícil, porque aquí a nivel económico no hay las aportaciones que había antes, con muchos clubes que dependían de ayuntamientos y diputaciones, y esas ayudas ya no las hay, así que el nivel ha bajado. Quizá ahora tenga más oportunidades el jugador joven y por ahí sí esté mejor, pero creo que todavía queda mucho para poder recuperar el nivel que había hace años.

Anuncios