Indagando en las Conferencias High-Major de la NCAA ACC, AAC, Big East, Big Ten, Big 12, Pac-12, and SEC, hemos buscado un dato curioso: ¿Qué equipos de estas conferencias no han entrado nunca todavía en el siglo XXI en el Gran Baile, en la locura del March Madness?

En total son cinco equipos, y mientras esperamos a que @basketamericano saque su fantástica guía Ncaa, o seguimos la actualidad diaria gracias a @esperandoamarzo, nosotros abrimos con este aperitivo, por orden de última aparición y titulado La pesadilla del March Madness. Aquí los tenéis:

Northwestern (Big Ten): Ninguna aparición

Nunca han estado, y parece que esa estigma les marca en una Uni con casi 100 años de existencia. La presencia en la Big Ten les ha condicionado siempre, y eso que cerca de las últimas cuatro temporadas de 09 a 2013 consiguieron participar en el Nit. Con jugadores destacados como el exNbaEvan Eschmeyer, o John Shurna, estos últimos años.

577930484
John Shurna (Getty Images)

El año pasado su balance fue de 20-12, con 8-10 en su conferencia que les condicionó, aunque obtuvieron la mejor marca de victorias de los últimos cinco años. Esta temporada las previsiones le situan entre la 9º y 10º posición en Big Ten, con participación en la NIT. Chris Collins es su coach, que basa su fuerza en el equipo y que cada año va más. Sin Demps ni Olah este año, Bryant McIntosh es la referencia en puntos y asistencias, se espera que Vic Law vuelva con fuerza, y que Aaron Falzon explote, mientras el freshman Barret Benson puede ser uno de los rookies del año.


Rutgers (Big Ten): Última aparición en 1991

Consiguieron llegar en 1976 hasta la Final Four Ncaa, y en 1991 fue su último año con la estrella, el trotamundos Keith Hugues (DEP) que tuvo un paso por Ferrol. En un año donde fueron los primeros en la Atlantic 10. En 1995 la pasaron hasta la Big East, la 13-14 estuvieron en la AAC, para estar desde la 14/15 en la Big Ten.

Mal año el pasado con un balance de 7-25, con un desastroso 1 de 17 contra equipos de su conferencia. El peor resultado de los últimos años que provocó el cese de Eddie Jordan, y la consecuencia es el fichaje de un coach formado con Jim Calhoun en Conn, y que ha brillado con Stony Brook. estamos hablando de Steve Pikiell que llevó a su exequipo al Gran Baile.

Pikiell lo tiene claro, crear un equipo desde la defensa, disciplina, formar poco a poco el equipo, y atraer a los talentos locales del instituto. Salen desde el último lugar (14º) y mucho trabajo por delante. Corey Sanders volverá a ser la referencia en su segundo año tras ser el máximo anotador, asistente y ladrón del equipo, y que debería progresar en defensa. Le acompañará el tirador Mike Williams, y el transfer de Kansas State Nigel Johnson. Por dentro llega Candido Sá (Juco), el recruit Issa Thiam, deberá crecer Diallo, ver como sale de su lesión Doorson, y sobre todo ver si DeShawn Freeman está recuperado, porque será el eje principal.


East Carolina (AAC): Última aparición en 1993

Tras 21 años sin asistir al último baile, East Carolina volvió en 1993 pero cayó frente a North Carolina a la primera de cambios. Ese año se impusieron en el Tournament de su conferencia, Colonial. En la 2001 pasaron a la Conference Usa, y ya en la pasada 2014-15 se han ido a la competitiva AAC. En estos últimos años, Akeem Richmond, Maurice Kemp y Darius Morrow han sido sus jugadores más revelantes.

No fue un buen año el pasado con un balance de 12-20 (4-14 en su conferencia). Otro año más para Jeff Lebo, una reválida para un equipo que siempre tiene buenos jugadores pero no consigue ser un equipo en esas palabras, que en Athlon Sports lo situan en un octavo puesto en las predicciones de la AAC. BJ Tyson vuelve a ser la estrella a seguir sin duda, con Caleb White ayudando y repartiendo juego. En la pintura, tras su primer buen año de rookie, Kentrell Barkley será básico. Dos jugadores a echar un ojo, el transfer de Wake Forest, Andre Washington, y el freshman de Jeremy Carter-Sheppard.


Tulane (AAC): Última aparición en 1995

En esa última aparición perdieron frente a Kentucky en la segunda ronda. Un equipo liderado por Jerald Honeycutt (último drafteado de Tulane, y que jugó en Nba) acompañado por Rayshard Allen y LeVeldro Simmons. La 94-95 fue el último año que jugaron en la Metro, antes de pasar a Conference Usa. Ahora están en la AAC desde 2014, y es complicado en esta conferencia.

Tras seis años infructuosos con Ed Conroy en el banco, y un balance en la 15/16 de 12-22 (3-15 en conferencia), el nuevo técnico es Mike Dunleavy Sr, coach que lleva desde 2010 sin estar en cabecera, reconocido ampliamente por su trayectoria en Nba pero novato en el baloncesto universitario. Sin grandes nombres, solo Malik Morgan vuelve con un papel importante, a la espera de que el nuevo recruit Melvin Frazier sorprenda, pero no pinta bien para Tulane, que lo sitúan en último lugar (11º) en las previsiones de la AAC.


TCU (Big 12): Última aparición en 1998

Su último baile fue en 1998, año en el que ganaron la WAC. Desde 2012 están en la Big 12. En un gran año con un balance 27-5, Florida State les eliminó, en un equipo el de TCU donde destacaban Mike Jones, Malcolm Johnson, James Penny o Lee Nailon.

lg_nailon_all_011
Lee Nailon (Taking Bad Schotz)

La pasada temporada no fue buena, un balance de 12-21, pero que contra equipos de su conferencia fue de 2-16. Las previsiones para estas parecen claras, le sitúan en el último lugar en la conferencia. Ya no está Trent Johnson, y el nuevo coach es Jamie Dixon procedente desde Pittsburgh. Toda una institución en TCU, donde fue jugador en épocas gloriosas, viene con una marca de Pitt de 328-123 durante 13 años. El objetivo es evolucionar a base de trabajo duro y ganas de mejorar. Por dentro, su pareja clave será Chris Washburn y Karviar Shepherd. La estrella del equipo es el mejor ladrón de la Big 12, el junior Malique Trent que debe progresar en su tiro. El senior Brandon Parrish ayudará, y en el recruit Jaylen Fisher están albergadas bastantes esperanzas.

Estos son los cincos equipos Ncaa de las High-Majors que ven el March Madness como una pesadilla, y que es complicado que este año lo consigan.

Anuncios