La sucesión de problemas que acechan al Innova Chef en este inicio de temporada parece no tener fin y ayer el club comunicó que se ponía fin a la relación contractual con Stedman Allen, el rookie NCAA-II que había llegado este verano para ser uno de los jugadores diferenciales de la plantilla. No es extraño que el paso al profesionalismo se traduzca en problemas de adaptación, no solo deportiva a un juego muy diferente, sino cultural a unos usos y costumbres que les son completamente ajenos, y eso es lo que ha sucedido con este atlético interior que en su debut liguero había hecho dobles dobles (21 puntos y 11 rebotes) y que el pasado sábado se quedaba en 9 puntos y 4 rebotes tras una semana lastrado por problemas de espalda. El problema para Javier Miguel es que esta baja se une a que no está pudiendo contar con Alioune Senghor, el alapivot ex Pozo Sotón BVM cuya licencia todavía no ha podido ser tramitada. Dos bajas interiores de mucho calado, especialmente en un equipo en el que Mirziashvili todavía no ha empezado a dar la solidez interior que se espera de él. Todo ello se traduce en que el Innova Chef apenas haya capturado un 42% de los rebotes disponibles en sus partidos, un lastre decisivo para conseguir imponerse a sus rivales (sólo La Flecha y Seis do Nadal Coia empeoran este registro).

Los resultados en la Copa EBA CyL con la que prepararon la pretemporada no fueron buenos (tres derrotas en tres partidos) y el virus intestinal que afectó a más de media plantilla en vísperas del estreno liguero en León tampoco ayudó, como tampoco lo hizo la lesión de Quintero nada más empezar ese encuentro, debilitando el perímetro de los zamoranos durante todo este inicio de liga. Aún así, plantaron cara ante un Fundación León que lidera el grupo y lo hace mostrando todas sus virtudes. Además, una nueva derrota, en el partido en casa contra Estudiantes Leyma Natura, sitúa al Innova Chef en la zona baja de la tabla.

Con las limitaciones inherentes a casi cualquier club de la categoría, que por supuesto no son ajenas al CB Virgen de la Concha, y a la espera de que se resuelva la situación de Senghor, los zamoranos tendrán que buscar la forma de fortalecer su juego interior al tiempo que intentan aprovechan que el calendario a priori les da una mínima tregua (después de enfrentarse a Fundación y Estudiantes, sus dos próximos rivales son dos recién ascendidos: Vgo y Gijón Basket) para intentar obtener unos resultados que les permitan coger aire y encontrar un punto de inflexión en esté duro arranque de temporada.


Imagen: http://www.zamoranews.com

Anuncios