Temporada mala, horribles sensaciones, ánimos caldeados, jugadores egoístas… Estás deseando que acabe ya ese calvario para poder ilusionarte por enésima vez unos meses después. De repente, todo acaba y el verano llama a la puerta, y con él el mercado de fichajes y los sueños húmedos con ese jugador que tanto te gustaría que vistiera los colores de tu equipo.

Después de unas semanas, suenan los primeros nombres. Te lamentas. Ninguno es el que tú hubieras fichado. Fichan a los que sonaban días atrás. Valga como ejemplo (ficticio) lo siguiente: llegan el MVP de Liechtenstein, el escolta del año de Luxemburgo y un interior con un currículum amplísimo en Centroeuropa.

Ves los primeros partidos de pretemporada y les excusas. “Será el jet lag” o “No se acaba de adaptar a la ciudad, hay que darle tiempo”. Eso en los mejores casos, en otros directamente observas que han fichado a un ladrillo y que te lo han vendido como el salvador de todos tus males. Pero estas historias también tienen su parte delicada, ya que hay jugadores que tras rendir a un nivel excepcional se ven forzados a romper contrato y marcharse debido a motivos personales de vital importancia, los cuales pocas veces trascienden pero que debemos entender porque los jugadores son, ante todo, humanos.

Os preguntaréis a dónde quiero llegar con esto. Seguro que ya os habéis identificado con la situación descrita anteriormente. Pues bien, pondría la mano en el fuego a que el 75% de vosotros sois aficionados del Breogán. Podríamos dedicar infinidad de artículos a esos jugadores que llegaron a Lugo a lo largo de su historia y que se marcharon por la puerta de atrás o no hicieron mucho ruido; pero es mejor echar un pequeño vistazo a lo que ha venido ocurriendo durante los últimos 4-5 años.

A continuación, analizamos las situaciones de 9 jugadores (curiosamente todos extranjeros) que firmaron por Breogán pero que terminaron o dejándolo o rindiendo por debajo de lo esperado:

Temporada 2011/2012

Andy Ogide

El interior estadounidense (con pasaporte nigeriano) aterrizaba en Lugo tras haber firmado muy buenos registros durante su periplo universitario en Colorado St. (17 puntos y 7.7 rebotes por partido). Pero sus problemas de adaptación le obligaban a decir adiós, y con el visto bueno del club se rescindía de mutuo acuerdo el contrato que le unía hasta final de temporada. En esa misma campaña, tuvo la oportunidad de dar el salto a ACB (con Guipúzcoa BC) y un año después se enfrentaría a su equipo vistiendo los colores de un rival clásico de los lucenses: el COB.

dia-cbbreogan-com
Papa Dia (imagen cbbreogan.com)

Papa Dia

Tras el adiós de Ogide, el club encontró un sustituto en Papa Dia. El pívot senegalés recalaba en Lugo tras su paso por el KK Zagreb, donde había destacado, al igual que a lo largo de su carrera universitaria, por su capacidad de anotación (43% en T3 en su último año universitario) y su gran velocidad pese a rondar los 210cm de altura. Su actuación en 18 partidos con la camiseta celeste fue discreta, promediando casi 8 puntos (25% en T3) y 4.8 rebotes.

Temporada 2014/2015

tamulis
Justas Tamulis

Justas Tamulis

El joven alero lituano llegaba a la ciudad amurallada tras formar parte de dos de las mejores canteras de Lituania (Lietuvos y Zalguiris). Considerado uno de los mejores de la LKL, apenas duró dos meses en Lugo, haciéndose efectiva su salida a mediados de noviembre. Su falta de experiencia y el desafío de dejar atrás a su país, claves en su decisión. Tras volver a su país jugó en BC Nevėžis (14/15) y BC Pieno Žvaigždės (15-16).

Kenny Lawson Jr

La marcha del pívot americano se confirmaba 5 días después que la de Tamulis. La razón de la desvinculación fue que su aportación no fue la esperada por los técnicos. Tras la marcha, Lawson volvió a la Liga israelí, donde había sido el sexto mejor reboteador durante la campaña anterior. Esta temporada jugará con un clásico italiano como el Virtus Bologna, tras haber disputado la pasada campaña con el Basket Recanati de la segunda división transalpina.

Temporada 2015/2016

Juwan Howard Jr

Hijo de un mítico ex NBA, Howard fichaba por Breogán para suplir la baja de un Álex Llorca que terminaba cumpliendo su sueño de volver a la ACB. Cuatro partidos de liga disputados y una lesión acabaron con la andadura de un Howard que pidió la rescisión para no damnificar más al club. Un jugador que venía de firmar 17 puntos por partido en la Universidad de Detroit Mercy (45% en T2, 41% en T3 y 85% en TL). Tras recuperarse de una fractura en el quinto metatarsiano, el alero americano dejó algún que otro destello en la Summer League (NBA) de este año.

suero-elprogreso-galiciae-com
Juwan Howard (imagen elprogreso.galiciae.com)

Gerardo Suero

Como si de una cadena trófica se tratara, Howard también tendría un sustituto y sería el internacional dominicano Gerardo Suero. Llegaba dos meses después de la marcha de Howard y con el equipo en una situación que no era tan preocupante como la que dejaba cuando cogía las maletas de vuelta a su tierra. Suero revolucionó el vestuario celeste y crispó el ambiente de un modo que empezaba a enfadar a la afición breoganista. Su mala conducta quizás fue una de las causas por la que no entrara en diversas convocatorias con su selección. Sin embargo, durante su “pernocta” en Lugo (6 partidos), fue clave en instantes de varios partidos para que su equipo lograra el triunfo. Tras su paso por Mauricio Báez (con el que consiguió un título), actualmente forma parte de los Leones de Santo Domingo, equipo al que se ha reincorporado hace pocos días tras superar una lesión y con el que, según hemos podido saber, jugará la fase final de la Liga Nacional de Baloncesto (R. Dominicana).

Travis Nelson

Más allá del aspecto deportivo, cualquiera que observase atentamente a Travis Nelson veía en él una noble persona y un profesional de los pies a la cabeza. El center estadounidense se ganó el respeto de la afición breoganista y fue uno de los jugadores más queridos, pese a su desgraciada marcha, durante el curso pasado. Pese a sus problemas defensivos, Nelson trabajaba día a día para mejorar y ayudar a su equipo en aspectos como el rebote. Ofensivamente, poco que reprochar. Con experiencia europea, Nelson aterrizaba en Lugo tras pasar por los Bisons Loimaa (Finlandia), equipo con el que había alcanzado de media 11 puntos y 4 rebotes en la VTB League y 14+6 en la competición doméstica. Un problema de salud de un familiar impidió a Nelson completar la temporada y forzó su retirada del baloncesto profesional a los 28 años.

nelson-elprogreso-galiciae-com
Travis Nelson (imagen elprogreso.galiciae.com)

John Ofoegbu

Tras la inesperada marcha de Nelson, Breogán le dio mil vueltas al mercado y tras no concretarse primeras opciones como Slokar o Galdikas, el elegido fue John Ofoegbu. Muchos creían que era la pieza necesaria para dar el salto de calidad de cara a reforzar el final de temporada y un play-off de ascenso (que ni siquiera llegaría a jugar). Su pésima actitud y ciertos comportamientos durante los partidos (desde el banquillo) terminaron por desestabilizar un vestuario que parecía haber reconducido su situación tras la marcha de Suero.

Temporada 2016/2017

Jo Harris

Un caso, el de Harris, que se ha dado mucho durante este verano. Tras estampar su firma en el contrato, el jugador americano envió 3 días después un mail al club en el que “comunicaba su intención de abandonar la práctica profesional del baloncesto por motivos personales”. El jugador estaba llamado a ser uno de los líderes de Breogán, por su capacidad reboteadora (8.5 por partido con el Ovarense portugués) y anotadora (14.3 de media). La situación no debería pillar por sorpresa al aficionado de LEB Oro, ya que Stelzer (Coruña), Page (Cáceres) y Schaftenaar (Magia Huesca) también rompieron sus respectivos contratos alegando motivos laborales o personales. Miki Servera que había firmado con Amics, terminó saliendo hacia Zaragoza para formar parte del CAI.

Anuncios