Decir actualmente Mikel Uriz es decir palabras mayores en Leb, aunque hubo tiempo que era conocido como el “hermano de”. A veces lo vemos con tanta calidad que se nos olvidan sus orígenes y como se forjó el jugadorazo que es hoy, por eso en zonadebasquet no queremos dejar pasar la oportunidad que tenemos de hablar con él. Repasamos la trayectoria de un jugador que tiene una década de competiciones FEB a sus espaldas y que con 27 años es uno de los bases más respetados de LEB Oro.

mikel-urizHola, Mikel, lo primero darte la enhorabuena a nivel personal, espero que todo haya ido muy bien en este nuevo paso.

Muchas gracias. Me casé el 23 de Julio y fue un día perfecto. Ahora estoy muy ilusionado en esta nueva etapa de mi vida.

Empezamos por el principio de esta larga trayectoria de basket ¿Cómo recuerdas aquellos años en el CD Ardoi, y los partidos que seguramente tenías con tus hermanos en cualquier lado?

De aquella época guardo un recuerdo muy especial, y fue el campeonato navarro junior que ganamos. También guardo grandes amigos y otro recuerdo que tengo desde que era pequeño era el ir a ver a mis hermanos jugar, y en verano echar pachangas con ellos y terminar picándonos jaja.

Y de repente, aún en edad Junior, te marchas a Marín. Menudo cambio, salir de casa para iniciar el sueño del baloncesto. ¿Cómo lo recuerdas, fue duro? Curiosamente, este año volverás a A Raña, ¿Te apetece volver?

Fue una decisión dura. Salía de casa por primera vez, pero tanto Luis Santiago como Saul Ares me recogieron con los brazos abiertos. En aquél momento ni ellos ni yo pensábamos que en 9 años nos enfrentaríamos en un partido de LEB Oro en A Raña. Va a ser divertido.

Enseguida tu nombre empieza a sonar con fuerza y se fija en tí el Breogán, que te recluta para su filial, con apariciones esporádicas en Leb Oro. Lugo, un sitio dónde el basket se vive de verdad, y luego Estudiantes de Lugo, un club que se vuelca con la cantera, me imagino que era una buena combinación.

Lisardo Gomez (entrenador del Estudiantes de Lugo en aquel momento) y Paco García me dieron la oportunidad de seguir creciendo y mejorando como jugador. En Lugo descubrí lo que era el mundo profesional, el permanecer a un club como el Breogán con una ciudad volcada.

¿Cómo recuerdas ser el tercer base detrás de Ordín y Dani López?

Yo doy las gracias a todos los bases con los que he compartido equipo, ya que me han ayudado progresar. Esos dos años en Lugo me fijé muchos en Nacho y en Dani, e intentaba ser como una esponja y absorber lo máximo que pudiera de ellos.

Desde Lugo das un paso más: llegas al Bilbao Basket y juegas de vinculado en Santurtzi en Leb Plata. Por un lado debut esporádico en la ACB y por otro motor y líder del equipo en Leb Plata: Sensaciones encontradas ¿verdad?

Bilbao también me aportó mucho. Poco a poco iba labrando mi futuro e intentando hacerme un hueco en el mundo profesional. Tenía la suerte de entrenar cada día con un equipo de Acb con jugadores de la talla de Javi Salgado, Javi Rodriguez y Aaron Jackson, y a su vez tener minutos importantes y asumiendo en la LEB plata. Quizás ahora muchos jóvenes pecan de querer ir cuanto antes lo más arriba posible sin valorar el poder progresar teniendo minutos.

Quizás ahora muchos jóvenes pecan de querer ir cuanto antes lo más arriba posible sin valorar el poder progresar teniendo minutos.

Y en la segunda temporada en Santurtzi-Bilbao, siendo una de las grandes estrellas de Leb Plata, a mitad de año te vas al Fundación Adepal Alcázar, por entonces equipo de Leb Oro, donde llegas tras la marcha de un clásico como Iván Corrales. Una temporada dura, con descenso incluido ¿Cómo fueron aquellos meses?

Me fui los dos últimos meses a jugar a Alcazar. Siempre he sido ambicioso y me salió la oportunidad de ir tras la llamada de Xavi García. Sabía que el equipo estaba en una situación muy complicada pero me sirvió para aprender cosas que no había vivido hasta el momento.

mikel-uriz-1Vuelta a casa a Navarra, un gran año en lo deportivo ¿Qué pasó para que fuera tan fugaz el retorno a casa? ¿Qué te atrajo del Clavijo de Jesús Sala para elegirlo como nuevo destino?

Fue un año que tengo un gran recuerdo. Siendo un equipo modesto competimos y llegamos a semifinales de la mano de Ángel Jareño. Pero al año siguiente Jesús Sala apostó por mí, y también como bien dice el dicho cuesta ser profeta en tu tierra.

Ahí, en Logroño, se forma una pareja de bases que a nosotros nos parecía que se complementaba a la perfección, Uriz-Arévalo. ¿Cómo veias por entonces a un jugador que hoy es el base más valorado de la última liga?

Borja ha trabajado muchísimo y ha ido progresando cada año. Me alegro de que haya alcanzado el nivel que tiene ahora.

¿Cuándo eliges Valladolid como siguiente destino te planteas desde el primer momento el miedo a que los problemas económicos que ya existían se puedan convertir en algo grave? ¿Estar en un equipo candidato a todo y con un entrenador como Porfi era una motivación especial?

Ese verano sabía que yendo a Valladolid podría estar varios meses sin cobrar, pero mucha gente me habló muy bien de Porfi y quería competir para estar arriba. Ese verano tenía alguna oferta y tras la llamada de Porfí firmé por Valladolid. Era la oferta económica más baja de las que tenía, pero sabía que deportivamente lo compensaría y así fue.

El Uriz de Valladolid se consolida como firme candidato a ACB, un paso que sin embargo no acaba de concretarse. Alguna vez te hemos leido que no es algo que te preocupe y que estás contento en tu situación actual. ¿Qué te llamó del proyecto de Palma para decidirte a ir a la isla?

En Valladolid cumplí lo que quería, y al margen de los problemas económicos, y a pesar de que no pudieron quedarse en el equipo ni Moncasi, ni Sonseca ni Guille Rubio, competimos y llegamos a semifinales. Sinceramente pensaba que ese verano tendría la opción de ir a ACB. Como decía antes siempre he ido paso a paso en mi carrera y me veía ya preparado para dar el salto, pero no tuve la oportunidad, así que elegí un club del que me habían dicho que estaban haciendo las cosas muy bien y que incluso en un futuro cercano sería de los pocos capaces de subir a ACB.

Me encantaría jugar en ACB, pero preocupado no estoy. Trato de trabajar cada día, y no me fijo en lo que no está en mis manos. Preocupado estaré el día que confíen en mí en demostrar que estaba preparado.

De todas maneras, cuando ves clubs ACB que fichan bases españoles de LEB Oro, ¿te planteas por qué nunca se concreta tu salto?

Trato de ser autocrítico e intentar mejorar cada año en todos los aspectos. Por ejemplo a Sabat le llegó la oportunidad a los 30 años, así que puede llegar en cualquier momento. Aunque también me he ido dando cuenta de cómo funciona el mundillo del baloncesto y hay muchos factores que no dependen de uno mismo.

Firmas por dos años, y el primero, que se prometía muy ambicioso, todo se tuerce. Se ha dicho que el equipo no supo adaptarse a las distintas realidades que iban sucediéndose: lesiones, distribución de roles, exigencia… ¿Qué piensas de todo eso?

Fue un año extraño. Empezamos muy muy bien, y luego en la segunda vuelta dimos un bajón muy importante. Fue un cúmulo de cosas, lesiones, incorporaciones, salidas, cambio de roles, cambio de entrenador. Si añadimos que tuvimos algo de mala suerte en un par de partidos que nos metían en play off que perdimos en el último segundo, pues explica un poco el año.

urizEste año se hablaba de un proyecto más modesto, pero al final se ha configurado un equipo que puede aspirar a estar arriba. En concreto, en la parte que te afecta, ¿cómo ves la configuración de los puestos de 1 y 2, te ves jugando muchos minutos con otro base en pista?

Me gusta la confección del equipo este año, lo veo compensado y muy del estilo de Xavi Sastre. Tenemos que trabajar muchísimo todavía pero tengo un buen presentimiento. Respecto a los puestos de uno y dos, en mi carrera he compartido muchas veces minutos con otros bases. Por ejemplo el año de Pamplona compartía muchos minutos con Iñaki Sanz y nos sentíamos muy cómodos juntos.

Este año en Oro vuelve a haber mucho nivel, con las renovaciones de Forcada, Dani Rodríguez… o los cambios de equipo de Dani Pérez, Arévalo, Rivero… ¿Hay alguno de ellos con el que te guste especialmente enfrentarte? Con el ex OCB Bassas siempre parecía que había duelos “eléctricos” ¿verdad?

Este año con la liga de 18 van a estar más caros los play off, pero así sube el nivel de la liga. Con Bassas siempre he tenido bonitos duelos, es un base muy completo.

Con el que me va a gustar especialmente enfrentarme es con mi hermano Ricardo. Trataré de desconcentrarlo un poco con trash talking a ver si hay suerte. Jaja

¿Eres de los que le motiva jugar en el ambiente de Pumarín o no te gusta que sea demasiado ratonera?

Jaja ratonera es, pero jugar en campos como el de Pumarín, o el Pazo es un privilegio.

Muchas gracias Mikel.

Antes de terminar, quería agradeceros que os hayáis acordado de mí para hacer esta entrevista. Me ha hecho ilusión recordar viejos momentos.


Imágenes: http://www.bahiasanagustin.es

Anuncios