Desde ZonaOCB hemos decidido realizar un profundo análisis de la composición de las Ligas Leb basado en la revisión de las competiciones. Por ello os presentamos la primera entrega de “Competiciones Feb: Paciente crítico estable”. Para empezar, en algún momento tenemos que realizar el corte en la línea temporal, y decidimos realizarlo en la 2009/10 coincidente con la desaparición de la Leb Bronce. Aquella brillante idea de nueva categoría que solo duró dos años, y de la cual hay un excepcional artículo de muevetebasket.com que merece la pena leer para saber cómo fue su existencia y que fue de ella.

Está claro que el inmovilismo en tema de ascensos-descensos más conocido por los aficionados (dentro de la invisibilidad que afecta a estas ligas), es el cierre de fronteras de la Acb en el tema de ascensos-descensos. Pero no sólo ocurre tal situación en esa extraña relación Acb-Leb Oro. En muchas ocasiones vemos que los descensos de Leb Oro no llegan a ocurrir de una forma frecuente. Asímismo, el subir de Eba a Leb Plata o el descender desde Leb Plata a Eba tampoco son hechos asiduos, dejando como algo atípico lo sucedido este verano donde los cuatro equipos de Eba consiguieron los apoyos necesarios recabaron los apoyos necesarios para poder salir en Leb Plata.

Lo primero es un gráfico donde vemos el valor numérico de la Leb Oro y la Leb Plata según el número de equipos que la hayan jugado:

ChartGo(29)

Leb Oro. Como podemos ver en los primeros años había una línea marcada de 18 equipos, que en el verano de 2012 debido a la crisis económica cayó en picado hasta 14 equipos. Desde entonces un leve resurgir, pero según intereses, y no de forma pactada con los clubes desde el inicio de la temporada. En la 14-15, se subió a 15 equipos (recordemos caso Coruña y COB), la 15-16 fueron 16 equipos (por la creación porque sí de Miraflores y la subida a dedo del Barcelona B), para ser en esta temporada venidera 18 equipos tras el descenso de GBC, el no descenso de Lleida, y dejar la liga par con el ahora No, ahora No, y de repente Si de Araberri, en una demostración más de mala gestión e interesada de los organizadores de la Liga Leb Oro en cuanto a información, plazos, y elección de equipos (recordemos la aparición fantasma de un filial del Baskonia y ese supuesto interés, extraño por otro lado teniendo un equipo alavés en la lucha para ser Oro también).

Leb Plata. La fusión de Bronce y Plata dejó 21 equipos, pero el paso de tiempo fue convirtiendo la Plata en el patito feo, con una línea descendente en el número de equipos que tuvo su culmen en el fatídico de verano de 2012 que dejó la liga en 11 equipos. Desde entonces, recuperación paulatina, con alguna que otra “extraña” decisión, y que deja ahora mismo un total de 16 equipos, siendo esta la mejor cifra de número de equipos en los últimos siete años.

A continuación vamos a analizar a través los datos de una tabla el grado de cumplimiento de los criterios deportivos cada temporada en términos de ascenso y descensos entre las diferentes ligas: Acb-Leb Oro; Oro-Plata; Plata-Eba (o sea ver la frecuencia de si ha subido y bajado cada equipo a la categoría que le correspondiese, analizando cada temporada):

TEMPORADA Grado de Cumplimiento
Verano 2010: 69.2%
Verano 2011:  69.2%
Verano 2012: 53.8%
Verano 2013: 30.8%
Verano 2014: 38.5%
Verano 2015: 30.8%
Verano 2016: 64.3%

Los resultados son claros, los primeros años de los veranos de 2010 y 2011 (coincidentes con ascensos y descensos de la Acb, todo hay que decir) alcanzaba cerca de un 70%. El terrible verano de 2012 (el de la crisis económica) hizo que el porcentaje bajara al 54% con el cierre de la Acb “a cal y canto” y desaparición de dos equipos con derechos a subir o ascender (Menorca y Granada).

Pero aún peor serían las temporadas siguientes, ya que durante tres años el grado de cumplimiento de los criterios deportivos de ascensos y descensos bajaron hasta un sonrojante 30-40%, lo que se traduce que sólo 3 de cada 10 equipos jugaban en la liga que les correspondería al año siguiente por los motivos que fueran en cada caso.

Este verano 2016 el cumplimiento de los criterios deportivos ha mejorado en casi el doble al pasar del 31% del 2015 al 64% de 2016, ayudado este dato sin duda por el hecho histórico en estos siete años, que por primera vez jueguen en Leb Plata los cuatro clubes que se lo ganaron en la cancha en las fases de ascensos respectivos.

La siguiente tabla examina el grado de cumplimento del criterio deportivo (ascensos y descensos) entre las diferentes categorías en el total de años examinado (09-16):

CATEGORIA-Grado de Cumplimiento
Descenso desde ACB a Leb Oro – 42.8%
Ascenso de Leb Oro a ACB – 42.8%
Descenso de Leb Oro a Leb Plata – 44.4%
Ascenso de Leb Plata a Leb Oro – 87.5%
Descenso de Leb Plata a Eba – 50%
Ascenso de Eba a Plata – 53.8%

Los resultados son evidentes, el cierre de la ACB durante casi cinco años (solo CB Canarias y Andorra (un 20%) se “han colado” en ella), deja un porcentaje del 43% en el ascenso de equipos de Leb Oro a Acb en los últimos siete años. Este tema tan hablado en las redes sociales, y de tanta repercusión, no debe tapar la realidad: El paso entre otras ligas de abajo tienen porcentajes similares.

Bajar de la Leb Oro a la Leb Plata se ha hecho un “rara avis” con un porcentaje del 45% que si reducimos la horquilla del tiempo a los últimos 4 años baja escandalosamente a un 28.6%, lo que quiere reflejar que de la Acb no baja nadie, pero tampoco lo hacen los equipos de la Leb Oro últimamente.

El criterio deportivo más agraciado (y rentable a la hora de conseguir apoyos para lograrlo por norma general) es el ascenso de Leb Plata a Leb Oro, ya que cerca del 90% de los equipos con derechos deportivos consiguen dar este salto.

Si miramos cuantos equipos de los que deberían bajar a la Eba desde la Leb Plata vemos que uno de cada dos lo hace (50%). El ascenso a Leb Plata desde la Eba tiene un porcentaje similar (54%), siendo de forma global el segundo porcentaje en cumplimiento de los criterios deportivos.

CONCLUSIONES

Está claro que en el verano de 2012 la crisis afectó gravemente a los clubs con una reducción de hasta cuatro equipos en Leb Oro, con varios clubs con problemas financieros, y el momento más bajo de los equipos en cuanto a número (25 equipos entre Oro y Plata).

En la composición de ambas Lebs (Oro y Plata) no se mantiene una homogeneidad en cuanto al número de equipos, pareciendo que los factores externos influyen más para que la Feb decida el número de equipos de sus ligas, que el mantener una estabilidad que de seriedad a las propias ligas. A lo mejor esta temporada es la definitiva, y la Oro de 18 equipos y la Plata de 16 equipos en temporadas sucesivas se convierta en una realidad en vez de una utopía.

La Leb Plata siempre ha sido el patito feo pasando de 21 equipos tras la extinción de Leb Bronce, a los 11 de la 12/13 hasta los 16 actuales.

Parece que hay una tendencia a la recuperación con un número total de equipos este año que es el mayor de los últimos seis temporadas (34 equipos entre Oro y Plata).

Los derechos deportivos apenas priman en el trasvase de las ligas. Ya no es un problema solo de Leb Oro-Acb, sino que este mal endémico se extiende a más categorías.

El cumplimiento de ascensos y descensos si miramos cada verano individualmente bajó de del verano de 2011 con un 69% hasta un 30% de la 14/15. Esta temporada 16/17, ayudado por los cuatro equipos de Eba que han subido a Plata (recordamos que es la primera vez que sucede en los últimos años) se ha alcanzado el 64%.

Los criterios deportivos que más se cumplen y se llevan a cabo son el ascenso de los equipos de Leb Plata a Leb Oro con un 87%.

Sin embargo, los requisitos para hacerlo desde Eba a Leb Plata parecen un salto más enorme para los equipos de Eba ya que el porcentaje de los que ascienden a Plata es solo del 53% (solo uno de cada dos lo consiguen).

Si miramos a la máxima competición y sus terribles condiciones en forma de canon, y demás requisitos (pabellón, fondo de regulación, conversión en SAD, etc), el ascenso a Acb desde la Leb Oro solo se cumple un 43% en los últimos siete años, que baja hasta el 20% si miramos solo los últimos cinco.

Los descensos de Leb Oro a Leb Plata son cada vez más infrecuentes ya que en los últimos 4 años, un 71% de los equipos que por criterios deportivos deberían haber jugado en Leb Plata, han continuado haciéndolo en Leb Oro.

REFLEXIÓN ZONAOCB

En unas Ligas Feb cada vez más invisibles en cuanto a comunicación, patrocinadores y difusión, sin casi actividad oficial en cuanto a composición hasta el momento decisivo de hacer calendarios, observamos la escasa estabilidad o respeto para dar una imagen de seriedad en cuanto a estructura de las ligas con un número predeterminado y duradero en los años. A la ya conocida frontera cerrada de ascender a Acb, se observa que exceptuando el ascenso de Plata a Oro, pocos más criterios deportivos son respetados de una forma fehaciente, siendo otros factores (habitualmente de índole económico) o intereses los que provocan este trasvase que refleja una imagen de improvisación, y decisiones unilaterales.

Nota- Para elaborar estos datos se ha tenido en cuenta el grado de cumplimiento de criterios deportivos, quedando fuera los criterios administrativos, como pueden ser ocupación de vacantes generadas, y demás hechos.

Anuncios