Apuesta por la juventud y el físico el Unión Financiera Oviedo para cubrir el hueco de un interior con el senegalés Mouhamed Barro (1995-205cm, Senegal). Un jugador joven, con todo por demostrar, y que probablemente debería haber dado el salto a las Ligas Leb años antes.

barro
Imagen http://www.cbgrancanaria.net

Formado en la cantera de Gran Canaria, su primer equipo en España fue sin embargo el CB Grubatí, al cual llegó gracias a una beca en edad cadete. Sus condiciones físicas hiciesen que destacase rápidamente, llamando la atención de otros clubs canarios, llevándose el gato al agua de su fichaje el Gran Canaria.

En su época de formación fue un jugador destacado en diferentes Campeonatos de España e incluso como Junior se hizo un hueco en el equipo de Leb Plata del filial del Gran Canaria en la temporada 12/13 jugando 16 partidos con unos promedios de 18mi, 4pa, y 5.6re.

Los años posteriores le afectó que Gran Canaria no tuviera filial en Ligas Leb o equipo vinculado. A pesar de ello era un habitual en los entrenamientos del equipo Acb junto a otros jugadores como Portugués o el Leb Plata 15/16 Fabio Santana. La temporada 13/14 el filial estuvo en Eba (11.3pt, 7.6re), e incluso la 14/15 jugaba en categoría autonómica canaria pero fue un buen año para el recuerdo para Barro ya que las lesiones le permitieron ayudar a l equipo debutando en Acb (2 partidos) y en Europa (5 partidos).

Llegaba la temporada 15/16 donde esperaba algo más que participar en los entrenamientos del primer equipo, pero no tuvo oportunidades, rindiendo a gran nivel estadístico en el Grupo B de Eba con unos promedios de 12.7pt y 8.6re. Y ahora este curso 16/17 busca nuevos bríos en el OCB.

Para descubrirlo más os presentamos el video y el acceso al informe de ojeo que ha elaborado sobre él @Scoutbasketball:

Desde zonaocb su fichaje lo vemos así: “El OCB con Barro, se lleva un jugador interior, joven, considerado jugador de formación (recordemos que este año se quiere al menos seis en plantilla), y con muchas ganas de demostrar. Entre dos puestos, es un 4.5 real, por un lado le falta altura y capacidad intimidación para ser un 5, por el otro lado debe mejorar su rango de tiro para ser un 4 peligroso. El OCB ficha músculo africano, agilidad e intensidad defensiva, que a veces hemos demandado y echado de menos en otros años. OCB se asegura rebote, minutos de descanso eficaces para sus teóricos titulares, un buen finalizador, que puede ser efectivo en el pick & roll, pero que debe seguir trabajando su tiro, avanzar en sus capacidades, y mejorar ese endémico porcentaje de tiros libres tan típico de hombres altos. En definitiva, un jugador que en Eba o categorías inferiores ha destacado por su físico, que tiene que adaptarse a una Leb Oro donde hay hombres altos de calidad, y que va a aportar ganas, trabajo, explosividad y físico”.

Anuncios