Hace un año por estas fechas hablábamos con Eloy Doce, entrenador asturiano con experiencia en competiciones FEB y en el extranjero que se encontraba trabajando en formación en Baleares. Ahora repetimos conversación con él, en la que repasamos lo que ha dado de sí este año en el que se ha hecho cargo del Instituto de Fertilidad de LF2, equipo en el que sabemos que no continuará la próxima temporada.

eloy doceEl año pasado, en el mes de octubre, conocíamos que volvías a las competiciones FEB, pero en una división en la que no tenías experiencia previa, la LF2: ¿Cómo se produce tu llegada a Instituto de Fertilidad?

Pues se produce por la dimisión por motivos personales de As García, entrenadora en ese momento. Había interés mutuo y llegamos a un acuerdo muy rápido. Ellos buscaban a alguien con experiencia en ligas FEB y yo quería aprovechar la oportunidad de volver a entrenar en las Ligas FEB y también hacerlo desde una situación novedosa para mi como era entrenar a un equipo femenino. Al club mi falta de experiencia en femenino nunca les importó y he de agradecerles la confianza inicial y el deseo de tenerme en el club. Llegué con un balance de 0-2 y el equipo en la última posición aunque en esas dos primeras jornadas el equipo se había enfrentado a dos de los mejores equipos de la competición, Rivas y Alcobendas. El equipo respondió bien al cambio y conseguimos enlazar de inmediato varias victorias seguidas lo que nos permitió trabajar más desde la tranquilidad que desde la urgencia.

¿Como ha sido esta primera experiencia con el baloncesto femenino? ¿Qué diferencias has notado en tu trabajo?

Hasta ese momento no había tenido experiencias en baloncesto femenino y menos a ese nivel y lo cierto es que no he notado grandes diferencias con respecto al baloncesto masculino. Este grupo que he entrenado ha sido muy disciplinado en el día a día y la gestión del grupo ha sido fácil y no he notado diferencias notables en el día a día. Si quizás mas en cuestiones tácticas, estilos de juego o situaciones tácticas muy concretas que tienen que ver con las diferencias atléticas y físicas. Pero a nivel táctico te obliga a trabajar muy bien todos tus conceptos, tanto ofensivos como defensivos y saber adaptarte a muchos y diferentes estilos de juego que te encuentras cada fin de semana.

Y en cuanto a la LF2, ¿cómo es esta competición, que diferencias hay con las ligas masculinas en las que tienes experiencia?

Es una liga bien organizada, con buenos medios (al menos en Bahía San Agustín), pero con poca o nula repercusión en los medios, tanto locales como nacionales y después en presencia en los partidos de aficionados. Este temporada que ha pasado todos coincidían que el nivel había subido bastante y que había mayor igualdad en la categoría lo que realmente te obligaba a preparar cada partido cuidando mucho los detalles.

He disfrutado de entrenar en esta categoría y desde luego no me importaría hacerlo de nuevo en el futuro.

Y además de esa sensación de haber disfrutado, ¿que valoración haces de la temporada?

Positiva en los personal y muy enriquecedora. Deportivamente no alcanzamos el objetivo que el Club me había planteado en mi incorporación, que era el de jugar la Fase de Ascenso y por tanto quedar entre las 4 primeras clasificadas y en esto pues lógicamente decepcionado, aunque haciendo un análisis de la temporada he de decir que el equipo pasó por muchas vicisitudes negativas que no nos permitieron adquirir una regularidad deseada y necesaria para finalizar en puestos de Fase de ascenso.

La primera es el cambio de entrenador recién iniciada la liga, y todavía casi en período de pretemporada. Ajustar nuevas ideas, filosofías diferentes de juego, roles, etc una vez iniciada la temporada siempre tiene una mayor complejidad. Luego las lesiones y bajas de jugadoras por motivos personales. En las primeras, tuvimos la baja de María España durante casi toda la segunda vuelta, jugadora clave no sólo para nosotros sino para la propia liga. Junto con Paula Palomares (Alcobendas) era la mejor tiradora de la liga y la tercera en anotación (15 ppp) lo que nos obligó a modificar muchos aspectos de nuestro juego. Es este período de tiempo se unió también la ausencia de Aleksandar Vujovic, a mi juicio la mejor “3” de la competición y también una de nuestras máximas anotadoras y referencia en el juego y por liderazgo. De repente nos vimos sin nuestras dos exteriores titulares durante muchos partidos y esto lo notamos en demasía, perdimos referentes en el juego y nos obligó a reinventarnos de nuevo.

En el inicio estuvimos durante mes y medio sin Mar Alzamora, también ausencia prolongada (mas de un mes) de nuestra jugadora internacional por Camerun Ramses Lonlack por una fascitis plantar y posterior lesión en la rodilla, también en la parte final la baja de Sofía Cortes, en ese momento la única base disponible que se rompe el cruzado anterior de la rodilla…

Luego las bajas por motivos personales, Alejandra Quirante, Pola Adrover, Isa Vila, la baja de Zivana Jankovic, la baja por motivos deportivos de una de las jugadoras americanas, etc, etc.

Durante la temporada tuvimos hasta 4 bases, una posición fundamental y más para mi forma de jugar. De estas 4 bases tan solo termino Laura Chahrour que llego a falta de 1 mes y medio para finalizar la liga, por lo que tuvimos que de nuevo reorganizar nuestro juego.

Nos faltó en general la estabilidad necesaria para poder competir cada fin de semana, ser más regulares, pero tantos cambios e infortunios no nos lo permitieron. Al final mi balance con el equipo fue de 13-11 lo que no fue suficiente para estar cerca de entrar en la Fase y un 7º puesto final.

A pesar de todo ello el equipo fue capaz de competir en muchos partidos en los que la situación deportiva hubiese podido provocar desánimo debido a las muchas situaciones desfavorables, ganamos 4 de los últimos 6 partidos, perdimos el último tras dos prórrogas, etc. Pero es cierto que hubo momentos en la temporada que no pudimos trabajar en buenas condiciones y nos pasó factura jugando siempre un baloncesto irregular y en algunos momentos poco consistente.

Después de completar la temporada con el equipo femenino, sale tu nombre en un medio local como posible sustituto de Sastre al frente de equipo masculino, el Palma Air Europa de LEB Oro. ¿Qué piensas en ese momento, habías hablado con alguien de esta posibilidad?

Nunca, y lo digo honestamente, creí tener opciones de volver a entrenar en LEB aquí en Palma de Mallorca. A pesar de haber estado en varios clubes y de tener un balance en ligas LEB positivo de 46 victorias y 44 derrotas, de tener experiencias en ligas extranjeras, de haber conseguido algún que otro ascenso, etc, no pienso que se valore en estos momentos mi figura para desempeñar este rol. La realidad es que salió un comentario en un diario local pero nunca me pareció que tuviera mucha consistencia y que pudiera llevarme a tener alguna opción. Nadie del Club habló conmigo e insisto, nunca pensé podría tener opciones.

¿Si me gustaría? Pues sí y me siento realmente muy preparado, mucho mas que cuando tuve la experiencia de estar en Clubes como Tenerife Rural, UB La Palma, COB Ourense o el mismo Palma Aqua Mágica.

Ojala se dé el día de mañana…

Después de eso, se hace público que Sastre sigue al frente del equipo de LEB Oro y también que tú dejas de ser el entrenador del LF2. ¿Cómo se toma esta decisión?

Bueno, con respecto al LF2 he de decir que una vez terminada la competición si que había interés por parte del Club en que siguiera siempre y cuando las condiciones presupuestarías y deportivas se pudieran mantener. Desgraciadamente eso no se ha producido, hay un recorte importante en el presupuesto del equipo y las circunstancias no son favorables para que continúe mi trabajo en el Club.

El proyecto será de nuevo austero, con muchas o casi la totalidad de jugadoras locales y con el claro objetivo de no descender. A nivel entrenador el presupuesto que se maneja es mínimo y el Club entendió (y yo estaba de acuerdo) en que el perfil del entrenador debía ser alguien de la casa y que pudiera aprovechar esta primera oportunidad que se presenta. Carlos Lopez, el que fuera mi ayudante esta temporada, se hará cargo del equipo y no tengo la menor duda que hará un excelente trabajo debido a su alta capacidad y compromiso con el Club. Me parece una decisión muy acertada y le deseo a él y al Club la mayor de las suertes y mucho éxito para la próxima temporada.

Esta decisión del club de reducir presupuesto (que afecta a ambas secciones) contrasta con la potencia mostrada por Bahía San Agustín el pasado verano. ¿Fue una apuesta muy fuerte que el fracaso en LEB Oro obliga ahora a “plegar velas”?

La verdad es que el año pasado aumento el presupuesto mucho menos de lo que la gente cree. Se aprovechó las circunstancias del mercado y se confeccionó una plantilla que a priori invitaba al optimismo. Pero esta temporada habrá una reducción de presupuesto que no parece tenga que ver con la situación deportiva vivida esta temporada.

Y en cuanto a tí, ¿tienes algún proyecto entre manos para esta futura temporada?

Bueno, proyectos a nivel local sí, en los que ya trabajo hace un tiempo y después abierto a si surge alguna propuesta interesante pues a estudiarla. Difícil pero trabajo para que surja algo, sobre todo en el extranjero que es donde realmente me motivaría seguir adquiriendo nuevas experiencias deportivas y humanas.

Anuncios