sala

Hoy ZonaOCB está de enhorabuena. No todos los días uno puede conversar con una de esas personas que admira desde hace mucho tiempo. Al hilo de nuestro artículo de ayer en el que repasábamos la situación de los entrenadores ex LEB Oro, aprovechamos la ocasión para hablar con un referente en competiciones FEB como es Jesús Sala.

Por si alguien no lo conoce a este entrenador madrileño de 38 años, diremos que fue el entrenador de un club amigo como es el CB Clavijo durante 10 años (7 en Plata y 3 en Oro), director deportivo de dicho equipo, desde donde dio el salto a ACB con Montakit Fuenlabrada, primero como entrenador ayudante y después como entrenador principal. Pero no solo eso, ha sido entrenador principal de la selección española sub18 y ayudante de la sub20, así como director/coordinador de ligas de verano de prestigio. Mucho qué preguntar y no sabemos ni por dónde empezar Jesús…

Sabemos que tienes una productora de teatro (Kendosan), pero me imagino que del mundo de la canasta no está ni apartado ni mucho menos. ¿Es hora de “empaparse” de otros baloncestos, has ido a ver entrenamientos, ligas, jugadores? ¿A qué se dedica actualmente Jesús Sala?

Pues la verdad es que la salida de Fuenlabrada me pilló en fuera de juego y sobre todo con muy poco tiempo de reacción, con todos los banquillos ocupados. De modo que me hice un planteamiento de temporada en la que inicialmente no iba a entrenar, a la espera de que pudiera tener algún proyecto interesante a mitad de temporada, me gustaba la idea de tener tiempo, de ver entrenamientos, partidos y lo más importante, poder estar en casa con los míos, algo que estoy disfrutando mucho.

A nivel de baloncesto comencé a trabajar con Synergy, una empresa de scouting y análisis de partido. La conocía porque la había usado en algún momento para buscar información sobre jugadores tanto para mi club como en selecciones. Estaban buscando personal y me pareció una buena idea para estar en contacto con el basket. Así que desde septiembre estoy haciendo partidos para ellos: NCAA, liga canadiense, D-league, alguna competición europea. Lo que más veo son partidos de college de todos los niveles. Luego he aprovechado para formarme, no sólo a nivel baloncesto, mejorando el inglés y voy haciendo cursos que me ayudan a desarrollarme y tener más recursos personal y profesionalmente.

Por último, hace unos años mi mujer y yo montamos una pequeña productora de teatro, Kendosan Producciones, y hemos estado trabajando mucho con nuestra primera obra, Constelaciones, que ha estado 20 meses con funciones en Madrid y por toda la península. También colaboro con otra empresa de teatro, Feelgood, ayudando con la gestión de su último espectáculo, ‘La Estupidez’ donde aunque sea en otro campo, sigo trabajando en la gestión de recursos humanos y económicos. Es como ser el director deportivo, pero en vez de un club ahora se trata de una compañía de teatro.

Después de 24 años ininterrumpidos entrenando, este es el primero que no lo hago y la verdad es el año en el que menos tiempo tengo para ocio, tengo mucho lío, trabajando, estudiando, formándome y disfrutando mucho de cada día que paso con los míos.

A la hora de recibir ofertas para entrenar, esa tardía salida de Fuenlabrada…

Sí, como comentaba antes, todo sucedió demasiado tarde y no me dejó margen, prácticamente a finales de verano. Yo tenía contrato en vigor como ayudante, de modo que estaba tranquilo, esperando noticias el club. El problema es que pasa el tiempo, llega agosto y es cuando me comunican que el nuevo entrenador no cuenta conmigo y tras algunas reuniones para buscar alguna opción decidimos que lo mejor es que me desvincule del club.

Y en ese momento te encuentras ante un mercado LEB que en cuanto a movimientos de entrenadores suele ser bastante parado y el de ACB es algo más activo: ¿Has tenido alguna oferta?

Aparte de otras conversaciones, formalmente he tenido dos propuestas, una de España y una del extranjero. Cada proposición es un regalo para un entrenador sin equipo, pero en estos casos los condicionantes y el momento en que llegaron no me facilitaron aceptarlas.

Esos condicionantes, ¿como son a la hora de afrontar una oferta del extranjero? Con cada vez más entrenadores españoles emigrados, ¿te ves dando el salto ante una oportunidad que te seduzca?

Es algo que podría suceder, no sólo no me cierro a entrenar fuera si no que me parecería una opción muy interesante. Estoy en un momento de mi vida en el que la familia es para mí lo más importante, está en el número 1 de mi ranking vital y eso es algo que pesa. ¿De qué dependería entrenar fuera?. Lo más importante poder conjugar vida personal, familiar y profesional. Eso es algo muy complicado con propuestas a mitad de año. Pero realmente me atrae vivir en otros países, conocer otras culturas, hay muchos países donde me iría a entrenar siempre que se trate de una propuesta seria y de un proyecto estable, hay ligas realmente atractivas.

¿Y no te has planteado entrenar equipos de categorías inferiores como hace algún otro entrenador en este impasse profesional?

Este año no, la verdad, aunque no lo descarto para nada. No voy a descartar ninguna propuesta por la categoría o el nivel sino que quiero un proyecto interesante, un reto deportivo y la formación es algo que me motiva mucho. Para esta temporada preferí quedarme más libre. No quería dejar nada a medias si tenia una propuesta a mitad de temporada. Una vez que me comprometo con algo o con alguien no me gusta fallar, aún creo en la palabra y mis principios no me permiten fallar a quien confió en mí. En el pasado tuve propuestas para salir del Clavijo y nunca lo valoré. Mi salida la temporada pasada estaba pactada de antemano, si no, me hubiera costado mucho.

MUNDO LEB

Con una trayectoria de diez años y medio en LEB, ¿tanto se nota el cambio en estas competiciones? No sólo me refiero a poder adquisitivo, sino en general: pasar de ser la cuarta o quinta mejor liga de Europa a ser de la mitad de Europa parece duro.

Ahora mismo la LEB está muy lejos de sus mejores años. El nivel económico de los clubes ha caído en picado, se han pasado de fichar jugadores de grandes ligas a no poder competir con ligas menores europeas a nivel económico. Eso ha provocado una bajada de nivel en la propia liga y sobre todo la ausencia de nuevos talentos. Y lo más curioso es que no vienen extranjeros de primer nivel ni se fichan grandes jugadores europeos, pero tampoco ha habido muchas oportunidades para los jóvenes. Aparte de los filiales, sólo la política del Peñas Huesca y en menor medida de Lleida dan un poco de aire nuevo a la liga. En Logroño, antes de salir, era la idea que estábamos buscando, la apuesta por jóvenes arropados por un par de veteranos. Queríamos dar oportunidades a jóvenes valores con hambre, algo que insisto está haciendo muy bien el Peñas.

Alguna idea para revitalizarla, aunque sea utópica…

Alguien debería dar una vuelta de tuerca a la propia competición, al formato, a los costes, a como se están haciendo las plantillas, creo que hay que cambiar. El cambio es bueno y más en tiempos de crisis como los que ahora nos toca vivir. Ideas yo tengo algunas pero son otros los que deben trabajar en ese sentido, hay responsables encargados de ello. Sólo creo que hay ligas en las que podíamos fijarnos, tenemos la liga ACB que es un referente y las ligas LEB podrían ser un poco más experimentales, igual que lo fueron en el pasado para mejorar. Hay una necesidad de reinvención y espero que los responsables de la Federación y de los clubes lo entiendan así.

Y volviendo a la realidad de la LEB Oro, ¿que jugador te esta sorprendiendo por su rendimiento este año?

Me gustaría destacar el alto rendimiento que está ofreciendo Borja Arévalo, creo que está a un excelente nivel aunque quizás la ausencia de rotaciones en los últimos partidos no le está viniendo bien ya que él es un jugador que da todo en cada acción y eso lleva un desgaste muy alto. Para mí uno de los bases a seguir esta temporada, junto a otros como Mikel Úriz o Bassas. En la primera vuelta aparte de veteranos ya conocidos por todos, hay que destacar a Burjanadze, Swing, Kapelan o Andújar. Entre los jóvenes, por supuesto Marc García, pero hay dos jugadores, Edu Durán y Joan Tomás que deberían afianzarse entre los mejores exteriores de la liga.

CB CLAVIJO

CB Clavijo – Sala: ¿una historia de amor?

He estado once temporadas en el club, más de 300 partidos, con muchísimas alegrías y he tenido la suerte de entrenar a grandes jugadores y grandes personas, con un equipo de trabajo muy unido. Así logramos durante muchas temporadas construir un proyecto que fue creciendo año a año.

¿Con qué tres momentos te quedarías?

Los mejores momentos quizás fueron el ascenso a LEB Oro con nuestra victoria en Mallorca, venciendo en cancha de nuestro máximo rival por 103 a 106 sin prorroga en un partido espectacular. En segundo lugar, el quinto partido de la serie de playout de permanencia ante el COB (aunque esa serie la decidió el triple de Galarreta en Ourense para poner el 2-2 en la eliminatoria en la penúltima jugada del partido) y el tercer momento, me tengo que trasladar a mi primera temporada en Logroño, donde llegué con un récord de 3-9 y una situación muy negativa y logramos salvarnos el día de mi cumpleaños con una victoria en Guadalajara a falta de 4 partidos, fue muy especial.

Aunque a los entrenadores no os gusten este tipo de preguntas… ¿qué quinteto Clavijo elegirías de estos 10 años?

Seguramente seré muy injusto así que haré un equipo más que un quinteto. Hay jugadores que han sido muy importantes a nivel deportivo, otros han destacado a nivel individual y muchos han sido claves por su valor humano. Podría reducirlo a cinco nombres pero prefiero darte mis All Clavijo Teams:

 – Matt Witt – David Navarro – Galarreta – Stevie Johnson – Shane Lawal;

– David Mediano – Alfredo Ott – Jeff Bonds – David Mesa – Sidao Santana;

– Borja Arévalo – Quique Suárez – David Suka – Juan Herrero – Todd Lindeman.

A pesar de todo me dejaré hombres y nombres importantes pero hay jugadores muy representativos de la historia del club.

Retomamos la conversacion sobre la salida del club. ¿Por qué en la temporada 2014-15 decides dar un paso al lado, y dejar de ser el entrenador para pasar a los despachos: necesidad de aire fresco, decisión consensuada, desgaste…?

Principalmente es una necesidad personal, el día a día de un entrenador es complicado y si tu mujer está a 400 km todavía mas. Hay un momento donde creo que necesito poner por delante a mi familia de mi trabajo. La mejor opción es dejar de compatibilizar los dos cargos que tenía en el club, entrenador y director deportivo, centrando todos los esfuerzos en la segunda faceta e intentando dejar las bases de futuro del club asentadas.

Por otro lado, tenía la sensación de que como entrenador había tocado techo en Logroño y tenía necesidad de tener otras experiencias. El trabajo de director deportivo, la búsqueda de jugadores, trabajar como scout, es algo que me siempre me ha gustado. En mis años en Logroño creo haber demostrado poder encontrar jugadores con un gran nivel para nuestras posibilidades, jugadores que han rendido siempre a buen nivel relación calidad/sueldo, un valor para mí muy importante cuando valoro el rendimiento de un jugador. Ese ha sido uno de los factores que tantos años nos han posibilitado competir contra equipos muy superiores a nivel presupuestario.

Somos conscientes de que sigues la actualidad de tu ex equipo, al que muchos aficionados a la Leb Oro (entre ellos mi compañero @ocbista), situaban al inicio de la temporada como una de las posibles revelaciones, sin embargo ya desde el comienzo de liga fueron irregulares, y las lesiones de Laso y Kudlacek acabaron por meterlos en dinámica negativa y en el pozo. ¿Cómo ves la situación, lo esperabas, ves capacidad para levantarse, sueños de playoff?

Me duele ver la posición del Clavijo en la clasificación, han sido muchos años de trabajo para dejar un proyecto sólido y la situación actual es alarmante, la verdad. Tienen una buena plantilla, reforzada por los jóvenes del equipo de EBA, un lujo con el que pocos equipos de LEB cuentan, pero quizás el optimismo de las primeras jornadas fue exagerado. Ahora mismo creo que el objetivo debe ser evitar el descenso, están en una situación muy complicada. Es cierto que las bajas de Jakob y Laso les han hecho daño pero aún así, tienen jugadores para no tener que sufrir.

Nico Arévalo: tú siempre has confiado en él, hay mucha gente a la que le encanta su capacidad de multiusos. Desde mi punto de vista personal creo que podría ser un buen segundo base de ACB por su capacidad de trabajo, superación y de aportar, pero sigo teniendo mis dudas en relación a su fiabilidad en el tiro (respecto a ser primer base me las ha disipado todas). ¿Cómo lo ves?

Borja es uno de los jugadores más trabajadores que he entrenado siempre y es un jugador muy inteligente. Es cierto que no es un jugador con una vocación anotadora pero no hay muchos jugadores capaces de liderar al equipo desde el puesto de base sin la necesidad de anotar. El base cada vez es más anotador pero él ofrece mucho al equipo sin anotar, defiende, asiste, no descansa en defensa, rebotes (entre los mejores reboteadores de la liga) e intangibles que van más allá de las estadísticas. Victor Sada o Javi Rodríguez, por poner dos ejemplos, han sido grandes bases que han destacado en ACB sin la necesidad de anotar. Si yo pudiera, le tendría en un equipo ACB, en el día a día es un ejemplo a nivel de trabajo y creo que podría tener su sitio, más aún pudiendo cubrir varios puestos por juego y por tamaño. Además, creo que aún tiene un margen de mejora muy grande y en el equipo adecuado podría ser muy útil.

Todo un clásico como Galarreta: ¿Por qué crees que un jugador con su calidad yy su talla, no ha conseguido ser considerado como un tres alto completo y se le ha encasillado con la condición de tirador?

La verdad voy a decirte una frase que me decía él mucho: “si te hubiera conocido antes, me habría hartado de jugar en ACB”. Él se especializó o le especializaron demasiado pronto en ese papel de tirador, casi siempre como revulsivo saliendo del banquillo. Cuando llegó a Logroño comenzamos a exigirle mucho en otras facetas del juego y demostró ser capaz de ofrecer más cosas al equipo. Hace dos años hizo su mejor temporada en LEB y eso no es casualidad. Todos los jugadores pueden mejorar y crecer, independientemente de la edad, sólo tienen que querer y Gala sigue queriendo ser mejor.

¿Qué se siente a ver un jugador que tú trajiste a España, como Shane Lawal, con la camiseta de un todopoderoso como el Barcelona?

Disfruto muchísimo viendo a jugadores que he entrenado y que ahora están jugando a otro nivel. Como entrenador es un regalo ver a un jugador crecer, mejorar y evolucionar, que acabe la temporada y tenga mejores oportunidades… No sólo ganar partidos. Cambiaría victorias por oportunidades para mis jugadores. Al final la gente se acuerda de quien ganó la liga y eso es algo para lo que normalmente no sueles tener opciones si no estás en un equipo grande. A lo largo de un año sólo algunos entrenadores pueden luchar por ganar un título pero todos pueden trabajar para hacer mejores a sus jugadores. En España tenemos grandes, grandísimos entrenadores que no han ganado ni ganarán la ACB pero que han ayudado a la formación de referentes del baloncesto nacional.

Una curiosidad personal, ¿Por qué Sidao De Santana no llegó a la ACB? ¿Cuestiones del “momento oportuno” qué tanto se oyen?

El año que ascendimos a LEB Oro, Sidao jugó a un nivel excepcional, dominó la categoría desde el puesto de pívot y al acabar nuestra temporada, tuvo una propuesta de un equipo ACB. Le ofrecían acabar con ellos, creo que quedaban cinco partidos y dos años mas de contrato. No llegaron a un acuerdo y ese verano se rompió la rodilla, cosas del destino. Esa fue la clave para que no debutara en ACB, esa lesión. Para mí Sidao tenía el nivel para jugar en la liga, hubiera sido un jugador útil. Con su tamaño, con su inteligencia para el juego, su visión y algo muy importante, su capacidad de trabajo a pesar de lo grande que era. Había que apretarle de vez en cuando pero respondía muy bien. No fue el único que no pudo fichar en ACB por una lesión, también le pasó a David Mediano. Se rompió el quinto meta del pie el día antes de recibir una oferta de un equipo ACB, yo recibí la llamada, me avisaban de que iban a pagar su salida del club y que le fichaban, fue muy duro y tarde meses en contárselo, no fue sencillo.

MUNDO ACB

De repente, el curso pasado a mediados de la temporada, le llaman y le dan la oportunidad de volver a casa (recordemos que Jesús es madrileño y que el equipo que estaba interesado en contar con sus servicios era Fuenlabrada): nada menos que a la ACB como entrenador asistente de Hugo López…

Para mí fue muy importante la llamada. Cuando cerré con el club mi nueva situación como director deportivo dejamos una opción de salida si tenía una oferta de ACB o si surgía la oportunidad de entrenar en Madrid y esa llamada tenía el pack completo. No fue la primera llamada que tuve para fichar en ACB pero esta llegó en el momento indicado. Fue un sueño y disfruté mucho el tiempo que estuve en Fuenlabrada. Tengo que agradecerles esa llamada porque me trajo de vuelta a Madrid y sobre todo porque pude debutar en ACB primero como entrenador asistente y luego como entrenador jefe.

La temporada es convulsa, y acabas saltar al ruedo como entrenador jefe de ACB ¿Hay nervios, cuesta adaptarse a una liga más física, de menos espacios, y con otro ritmo, o es baloncesto puro y duro?

No fue difícil adaptarse a la liga, es cierto que el nivel físico y la velocidad de ejecución es mayor, pero en anteriores temporadas con el Clavijo habíamos jugado muchos amistosos contra equipos ACB y aparte de eso es una liga que obviamente seguía con mucha atención. Lo malo de la temporada fue la tensión del día a día, llegar con el equipo abajo y en una dinámica difícil, estar en la parte baja de la clasificación es duro y no fue sencillo. A pesar de que en el club y en el equipo la gente era positiva y se trabajó mucho no hubo tranquilidad. Varios cambios de entrenador en la misma temporada, demasiados. En mi caso no fue fácil tener que sustituir a Hugo a falta de siete jornadas, no fue sencillo y a pesar de que creo que hicimos partidos muy buenos no hubo tiempo de reacción.

De la salida de Fuenlabrada ya hemos hablado, pero queda una duda: A toro pasado, con unos meses transcurridos para poder meditar lo sucedido, ¿no te da rabia que por parte de la directiva de Fuenlabrada no te comunicarán antes que no contaban contigo en la estructura del club?

Espero explicarme bien. A mí se me comunica que el entrenador no cuenta conmigo para el primer equipo. Nos damos un tiempo para ver si hay alguna posibilidad de seguir en la estructura del club pero finalmente se decide que lo mejor es la desvinculación, lo entendimos así ambas partes. Fuenlabrada es un club pequeño y cuando apuestan por un entrenador al que dan plenos poderes y él no cuenta contigo, todos entendemos lo que eso significa y hubiera sido complicado seguir en el día a día del club con esa reticencia inicial por parte del entrenador. Me hubiera gustado saberlo antes, está claro, pero tengo que agradecer a Ferrán Lopez que desde el primer día apostó por mi llegada al club e intentó que continuara hasta el final.

VERANOS

¿Qué recuerdos tienes de su paso como entrenador de las categorías inferiores de la selección española? ¿Un lujo entrenar a estos futuros proyectos?

Los veranos en las selecciones inferiores me devolvieron la ilusión en algunos años muy complicados en el trabajo de club. Han sido veranos excepcionales, disfrutando y aprendiendo mucho con mis compañeros de cuerpo técnico y con la posibilidad de entrenar a los mejores jóvenes del país. He podido trabajar con jugadores de primer nivel, jugadores que ahora destacan en ACB, Euroliga e incluso en la NBA. Destacar a alguno sería injusto pero tengo recuerdos muy buenos de muchos de ellos e intento seguir el día a día de todos ellos. Para mí fueron cinco años de alegrías, logrando un quinto puesto que nos daba la clasificación para el mundial, tres medallas de bronce y una de oro. Por mi parte es una puerta que sigue abierta, no os engaño, fueron veranos muy especiales e importantes para mi como entrenador y como persona.

Dos veranos como director de ligas de verano (Eurobasket Summer League y European Basketball Summer League), ¿por qué en el verano de 2015 no hubo esta iniciativa? Desde mi punto de vista creo que son atrayentes, aunque si que es cierto que la última de León, si me hubiera gustado ver algún jugador de pedigrí. ¿Tan complicado es volver a aquellos años donde equipos ACB jugaban aquella mítica liga de verano de Fuenlabrada con jóvenes y jugadores semidesconocidos?

El año pasado la liga se quedó en stand by por mi situación en Fuenlabrada. Acaba la temporada y se abre ese proceso de ascensos o no ascensos administrativos en el que no se sabe bien que va a pasar. Yo tengo contrato en vigor en Fuenlabrada y prefiero dedicar todo mi tiempo y esfuerzo al club. No quiero desviar la atención, ese es el motivo principal para no realizarla. Pero es un proyecto que está latente, no es fácil montar algo así, requiere muchos meses de trabajo previos y una gran planificación. Después no es sencillo atraer a un grupo de jugadores que todos ellos pagan por entrenar pero sobre todo por jugar y porque les vean jugar. En el pasado ha habido otras ligas de verano pero sin mucha visibilidad. El objetivo con este proyecto es que los jugadores reciban la atención y que vengan agentes, entrenadores, directores deportivos a verles. Son jugadores que invierten tiempo y dinero, algunos viajan desde el extranjero y para ellos es muy importante tener la oportunidad de lograr un contrato en España o en Europa. Un jugador con pedigrí normalmente no necesita una liga así, tiene otras opciones de encontrar un contrato, estas ligas son más para jóvenes, jugadores con proyección o para desconocidos que quieren darse a conocer. Aún así, he de decir que hemos disfrutado en las dos ediciones de algunos jugadores que están compitiendo en ligas de primer nivel y sobre todo, conseguimos que muchos de los jugadores participantes tuvieran ofertas y contratos en España.

Muchas gracias por tu tiempo Jesús, te deseamos lo mejor en tu futuro profesional porque te lo mereces.

Muchas gracias a vosotros por contactar y por esta interesante entrevista, ha sido un placer.

Anuncios