Este sábado 9 de enero a las 18:15h en el pabellón Joan Busquets el CB Prat Joventut, recibe al Oviedo CB. En ambos equipos es un duelo como nuestro título indica. Para los ovetenses, en el primer partido de la era post-Swing, aún sin sustituto, porque se trata de un partido de los que tiene que ganar si o si, para no despegarse del sueño de los playoff vista lo complicada que es la segunda parte del calendario. Por CB Prat, llega al partido con una actitud y una positividad totalmente radical a la de hace un mes. Tres victorias y solo una derrota en los segundos finales de los últimos cuatro partidos, hacen del equipo catalán un equipo renovado de nombres e ilusiones que se agarra a un clavo ardiendo en su lucha por evitar el descenso al estar empatado a cuatro victorias en la clasificación general con Clavijo y Forca Lleida.

La historia de los enfrentamientos entre el OCB y Prat Joventut es larga. El vinculado de Joventut fue el primer equipo que visitó Oviedo en Plata, cayendo en la jornada 2 de la temporada 10/11 por 86-69. Desde entonces se enfrentaron otras cinco veces en plata con un balance total de tres victorias para cada equipo. Tras un paréntesis de un año, el que medió entre el ascenso de uno y otro equipo, se reencontraron en Oro, donde se han enfrentado tres veces, siempre con victoria del Unión Financiera. De los duelos entre ambos equipos, que siempre se han producido dentro de las tres primeras jornadas de liga (y segunda vuelta), dos de ellos pasarán a la historia del Unión Financiera, pues la derrota (101-53) sufrida en la segunda vuelta de la temporada 11/12 supuso la diferencia en contra para los de Pumarín en estos seis años en Oro y Plata. Por otra parte la victoria del año pasado en Pumarín del OCB fue el partido de mayor anotación en Oro (101 puntos) y la victoria más abultada (+35).

Por otra parte la visita a Cataluña suele ser bastante fructífera para el Oviedo Baloncesto desde que está en LEB Oro: sólo perdió en su primer viaje, en Lleida, para imponerse después por dos veces al propio Lleida y al Barcelona B, así como una vez a su rival de mañana, el CB Prat Joventut.

Respecto a la plantilla de Prat, dos fueron sus refuerzos procedentes de LEB Oro esta temporada, Coego que dota de veteranía a la pintura potablava y Forcada, el magnífico base que llegó procedente de Palencia tras no recibir ninguna oferta a la altura de su talento. Este año con frecuencia ha sido elegido el mejor base de la jornada (lo ha logrado en un tercio de las disputadas). Asume el liderazgo del equipo y lo hace en la dirección y también asumiendo muchos tiros. A su lado dos perlas como Sergi Costa, que este año está sorprendiendo positivamente, situándose muy cerca de un Agustí Sans al que le cuesta destacar como se esperaba. Ros aporta la experiencia exterior junto al proyecto López Aróstegui, mientras que hombres altos como Nogués, Iriarte y Martí son capaces de crear peligro desde el perímetro, quedando la responsabilidad interior para el citado Coego y los interesantísimos Nikolic y Amo.

A falta de conocer la convocatoria del Fiatc Joventut en su partido ACB de la jornada, parece que no habrá bajas en ninguno de los dos equipos. Y ayer a última hora conocíamos un nuevo refuerzo del Prat se trata del alero de Albert Homs, que vuelve a la “casa” donde se formó. El jugador se encontraba sin equipo, tras jugar la temporada pasada en el Coruña de Leb Oro, y destacar en pretemporada en un Real Madrid sin internacionales. Aún es pronto para saber que puede dar pero está claro que a los catalanes les faltaba algo de perímetro y con Homs completan una buena plantilla.

CLAVES DEL PARTIDO

Superman Forcada. Estrella indiscutible del Prat, es el base de Leb Oro que mejores actuaciones registra. Hace de todo, puede estar en el uno dirigiendo, o en el dos acribillándote a puntos. Le han pedido ser el líder, y ha respondido sin miedo. Si paras a Forcada, las opciones del equipo rival de ganar se multiplican.

Shock postSwing. A medida que las jornadas se sucedían la dependencia ofensiva del OCB en este jugador era mayor. Ahora que no está, otros jugadores están llamados a recoger su testigo, la duda está en quien lo recogerá porque esos puntos que Swing anotaba se necesitan.

Licencia para tirar. Es un equipo el Prat de gatillo fácil, al mínimo espacio no lo dudan, y su juego fácil de bloqueo y continuación, les da las opciones para hacerlo. Es importante estar en defensa férreos para que no estén cómodos.

Arma de doble filo. La juventud de los jugadores del Prat, vinculados al Joventut, puede ser un instrumento de dos caras. Por un lado, el descaro de la juventud al que les puede salir un partido inolvidable, por el otro la irregularidad propia de estas edades. Candidatos hay varios en los Sans, Nogués, Nikolic, Costa, o Amo

Cuestión de rachas. Ya hemos hablado de la racha positiva de Prat, pero el Unión Financiera está en una racha negativa en cuanto a juego. Tras llegar a cotas altas con el nivel ofrecido frente a Palma, parecen haber bajado el pistón. La defensa del Prat no es tan exigente como la sufrida frente a Huesca, al ser menos física e intensa, lo cual puede resultar un alivio.

Racha interior. Los últimos partidos de los jugadores interiores del Oviedo CB han sido de un tono apagado con algún destello esporádico de raza de Kevin o como los de Noval frente a Amics. Se les necesita, y más ahora que den ese paso adelante, un Trist, al que le deben llegar balones para hacer sus movimientos, y a cambio detener esa hemorragia en forma de balones que se le escapan entre las manos; o un dubitativo Cabanas, que se le necesita con más confianza y presencia interior.

Cuatro móviles. Gerbert Martí como uno de los más veteranos, ha empezado a coger peso de protagonista, y desde la línea de triple, o atacando el aro puede crear bastantes problemas si la defensa asturiana permanece estática.

La hora punta. Zaid Hearst sorprendió las primeras jornadas con un descaro poco característico en un rookie. Lanzaba, penetraba, jugaba al poste bajo, iba fuerte al rebote, pero con las jornadas se ha ido diluyendo. Ahora, puede ser su momento; sin olvidar la variante de que Marín de descanso a Bassas, y aprovechar las cualidades de Miso como tirador en el perímetro.

En definitiva, un partido vibrante porque la temporada va pasando, y cada vez hay menos tiempo para recuperarse de las derrotas.

Anuncios