No hace mucho la LEB era una liga reconocida en Europa por ser una de las mejores. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, múltiples factores han influido para que el nivel fuera disminuyendo, y con ello la nómina de jugadores contrastados. El mundo rookie es ahora la opción más apetecible, por ser jugadores con una relación calidad-coste apetecible y que atinando bien puede llegar a traer jugadores revelaciones como han sido el caso de Glover en Palma o Fieler en COB entre otros.

El actual nivel de Competiciones FEB nos hace alejarnos de los mejores rookies que pueda haber para el mercado existente fuera de la NBA, y aun así todavía se encuentran jugadores con potencial. Habitualmente suelen ser jugadores que por físico o por estar aún en crecimiento baloncestístico se descartan para entrar en los radares de la NBA y suelen estar divididos en dos grupos predominantemente: por un lado los jugadores de pequeñas conferencias que destacan a nivel estadístico y de premios, y por el otro los jugadores de conferencias importantes básicos en sus equipos, pero con un rol secundario en sus conferencias.

Para intentar acercarnos a un nivel similar a nuestras competiciones FEB, y a la vez presentar jugadores de calidad hicimos el mismo sistema que cuando presentamos el de mercado comunitario NCAA determinando unos criterios de exclusión. Para hacer esta lista sólo se han valorado jugadores en su último año universitario (no entran  los early entrants). No hemos incluido a ningún jugador que participara en el Porstmouth Invitational Tournament donde 64 Seniors se reúnen ante múltiples scouts para presentar sus cualidades y asegurarse así un futuro profesional, ni ningún jugador que estuviera en la órbita NBA apareciendo en los rankings de dos prestigiosas webs que tratan sobre el draft de la NBA (draftexpress.com y nbadraft.net). Así hemos conseguido descartar a más de 100 jugadores y adecuarnos a un perfil de jugadores con calidad y “en teoría” con posibilidades reales de verlos en nuestro país. Algunos que estaban en nuestra lista inicial ya han encontrado destino como Daniel Mullings y Lawrence Alexander en Alemania, Carson Desrosiers en Finlandia o Jeromie Hill en Australia.

A continuación os dejamos una lista de 20 jugadores (los diez primeros hoy) de la NCAA DI, entre los muchos posibles dentro de los parámetros marcados, que creemos que pueden ser interesantes en las competiciones FEB:

TYLER STRANGE

Datos: 178cm – 84kg – USA – Gardner Webb (Big South).
Estadísticas: 35pa (35ti), 34.3mi, 8.3pt, 7.4as, 1.7ro.

Es de esos bases que nunca llegarán a la elite pero que pueden hacer muy buena carrera. Personalmente, siempre me han gustado este tipo de bases porque demuestran que el baloncesto no es un deporte de gigantes. En este caso, hablamos del cuarto pasador (1º de los Seniors) en la lista de pasadores de la NCAA con 7.4 asistencias. A pesar de su altura, tiene muy buena visión de juego y capacidad de pase, es capaz de penetrar hasta la cocina o driblar el balón hacia fuera y es peligroso en el tiro de tres frontal. En su contra, su físico, a pesar de su pasión por el juego, haber jugado en una conferencia poco fuerte y un porcentaje en los tiros libres que debe mejorar para ser un base consistente.

Sus mejores pases en el último año:


PHIL GREENE IV

Datos: 188cm – 85kg – USA – St John´s (Big East).
Estadísticas: 33pa (33ti), 13pt, 1.6as, 3.2re.

Es un jugador que ha crecido mucho durante sus cuatro años en los Red Storm. Es un combo guard que debe orientar su carrera en el profesionalismo hacia la posición de base puro. Es un jugador que le encanta el juego rápido, capaz de fabricarse sus propios tiros, de penetrar para obtener situaciones ventajosas o simplemente ser el arma mortífera que convierte el tiro letal. Debe de mejorar en la dirección, pero que nadie dude de su capacidad de liderazgo. Si mejora en la consistencia de su juego y en perder egoísmo, huele a jugador de importante.


JAVIER DUREN

Datos: 193cm – 84kg – Yale (Ivy).
Estadísticas: 32pa (32ti), 31.4mi, 13.9pt, 5.5re, 3.9as, 1.3ro.

Su puesto en el profesionalismo debería orientarse al de base, jugando en momentos determinados de dos. Es un jugador con un buen físico para el puesto de uno, que destaca en el juego en transición y penetra muy bien, siendo capaz de parar y levantarse para tirar con facilidad. Además, cuando penetra sabe leer bien las defensas para buscar el pase interior o doblar el balón. Necesita mejorar en la dirección, saber llevar el ritmo del partido, no caer en errores innecesarios como tiros mal seleccionados o hacer faltas tontas por las ansias de robar el balón.

Partido contra Princeton (20 blanco) con 19 puntos de él:


JOHNNY DEE

Datos: 183cm – 84kg – 1992 – San Diego (West Coast).
Estadísticas: 31pa (31ti), 31.1mi, 17pt, 3.5re, 1.3as.

A los dos jugadores anteriores los definí como combo guards que deberían orientarse hacia el puesto de base puro. Con este jugador me pasa lo contrario. Habrá quien lo quiera definir como base en el profesionalismo por su físico y manejo de balón. Pero yo me voy hacia la otra opción, la de rodearlo con un base alto con el cual pueda formar un backcourt de lujo. Desde la posición de ‘dos’ ayudaría en la subida del balón, a realizar un juego dinámico y en ataque posicional sería una arma ofensiva de cuidado por sus dotes de tirador, con un armado muy rápido, y sus buenos porcentajes desde el triple o en el tiro tras penetración. A eso hay que sumarle su idilio con los tiros libres que en partidos con finales ajustados puede hacer ganar partidos.


TY GREENE

Datos: 191cm – 84kg – 1992 – USC Upstate (Atlantic Sun).
Estadísticas: 35pa (35ti), 20.3pt, 3.1re, 2.1as, 2.1ro.

Un jugador que ha ido ganando sus adeptos poco a poco. De tal forma que ha conseguido superar una lesión en la mano de su año Junior, ser el líder total del equipo tras la marcha de Torrey Craig y empezar a coleccionar premios como el de mejor jugador de su conferencia, el estatus de ser uno de los mejores anotadores del país y ganar el Lou Henson Award que le reconoce como el mejor jugador de las conferencias   Mid-Majors del país. Si no está en los rankings de NBA está claro que es porque no es un superatleta. Pero para mí su inteligencia, su capacidad de determinación y sus dotes de tirador le harían romper la LEB. Capaz de meter triples con muy buenos porcentajes, finta con mucha eficacia y penetra sin miedo. Además es muy buen ladrón, lo que le da muchos puntos a su equipo. Físicamente es lo que es, pero da seguridad al 100%, ya que sabe asumir sin problemas ser la referencia ofensiva de un equipo.

Final de su conferencia contra North Florida (5 azul) donde anotó 21 puntos y cogió 4 rebotes a pesar de no ser su mejor partido:


DANIEL BEJARANO

Datos: 193cm – 92kg – 1991 – Colorado State (Mountain West).
Estadísticas: 33pa (33ti), 30.7mi, 11.4pt, 7.1re, 2.8as.

Es un jugador muy potente, con una buena capacidad de salto, es rápido, sabe encarar el aro acompañado de un buen dribbling y con buena mano desde el triple. Es un jugador muy maduro (por razones personales y tras su año de Freshman en Arizona) y con capacidad de superación ante las adversidades. Desde su posición de dos, con su salto, es de los mejores jugadores en la clasificación de rebotes (7.1 rebotes). Su gen competitivo le hace también destacar en defensa. Además, no tiene ningún problema en jugar de uno dirigiendo al equipo con muy buena capacidad de 1×1 e imprimiendo un ritmo rápido sin resentirse el juego. Le falta tener una mejor selección de tiro, seguir mejorando fundamentos técnicos y saber cuidar su excesivo ímpetu en defensa, pero con su potencia llegará al profesionalismo (tiene raíces mejicanas así que a lo mejor a ese país).

Victoria por un punto frente a UNLV (2 naranja) con 18 puntos y 9 rebotes de Bejarano:


JOSH GASSER

Datos: 193cm – 87kg – 1992 – Wisconsin (Big Ten).
Estadísticas: 40pa (40ti), 33mi, 6.6pt, 3.5re, 1.7as.

Todo un subcampeón de la NCAA, un miembro del “club del superglue”, porque hace lo que haga falta para que el equipo funcione: dirigir de uno con maestría, meter el triple desatascador, secar a la estrella rival, aportar los intangibles que no se ven. Llamado por sus compañeros “Capitán América” por su liderazgo, a pesar de no ser la estrella del equipo pero si una pieza indispensable; tengo ganas de verle en el profesionalismo. Su físico no es espectacular, pero a los jugadores luchadores de su perfil por Europa no les suele ir mal.


ZAID HEARST

Datos: 193cm – 98kg – 1993 – Quinnipiac (MAAC).
Estadísticas: 30pa (30ti), 36.9mi, 18.3pt, 6.1re, 2.5as.

Es un jugador duro, fuerte, a pesar de su estatura. Casi insustituible en su equipo, rendía los 40 minutos al mismo nivel. Muy buena capacidad de penetración, atacando el aro y aguantando el contacto, va muy fuerte al rebote, sabe a dónde pasar en cada momento y sortear a los defensores más altos. A mejorar que a veces fuerza el tiro demasiado, algo que en profesionales le costará hacer, y que su tiro exterior no es del todo fiable, aunque es un riesgo para el equipo rival flotarle, a la vez que en defensa le cuesta mantener la concentración el 100% del tiempo.

48 minutos de Hearst (1 negro) contra Niagara con 28 puntos y 7 rebotes:


JORDAN DOWNING

Datos: 196cm – 93kg – 1992 – Presbyterian (Big South).
Estadísticas: 31pa (31ti), 32.5mi, 16.6pt, 4.3re, 1.2as.

Si tuviéramos que calificar con un adjetivo a Downing le pondríamos el de tirador. Tiene bastante buena selección de tiro para el protagonismo que asume, es rápido en sus movimientos, es capaz de generarse sus tiros, atacar el aro, ejecuta muy bien el tiro tras parada, sabe obtener el hueco para su lanzamiento a través del juego sin balón. Tiene capacidad de pase y en defensa es correcto. Debe mejorar físicamente y la duda es cómo se acoplará viniendo de una conferencia menor.

Demostración de sus cualidades con 23 puntos y 6 rebotes (21 azul) frente a High Point:


SHAQUIELLE MCKISSIC

Datos: 196cm – 91kg – 1990 – Arizona State (Pac-12).
Estadísticas: 34pa (34ti), 31.2mi, 12.4pt, 4.7re, 1.7as, 1.6ro.

Un jugador duro con una juventud complicada y que quiere aprovechar cada minuto de esta segunda oportunidad. Procedente de un JUCO ha jugado bien en sus dos años en Arizona State. No es un jugador muy alto, pero sÍ fuerte y explosivo. Esa fuerza le permite ser buen penetrador, consiguiendo ir a la línea de tiros libres. Además, no es la típica muñeca de madera, por lo que si le flotan te clava el triple sin problemas. Esa fortaleza le hace ayudar en el rebote y en defensa es un buen ladrón también, e incluso si hace falta podría ser un “falso cuatro”. Si tuviera algún centímetro más, y algo más de fundamentos, estaría en los rankings NBA sin problemas.

Sus momentos estelares de este año:

Un documental sobre la vida de este jugador:


Hasta aquí la primera parte de los Seniors NCAA para competiciones FEB que Zona de Básquet ha destacado. En breves tendréis la segunda parte con diez nombres de los jugadores interiores más destacados. No os lo perdáis.


Scout elaborado por @m_jordan9

Anuncios