Hoy hablamos con un entrenador asturiano, Eloy Doce, que tras varias temporadas en LEB, salió al extranjero hace dos años para entrenar el Wanderers de Uruguay y ahora ha vuelto a Baleares donde trabaja en formación. Aprovechamos también para preguntarle por su valoración de la final de la LEB Oro, que ha llevado a su ex equipo Ourense de vuelta a la ACB.

Empezamos por lo más reciente, que es darte la enhorabuena porque un equipo al que entrenaste en momentos complicados ha conseguido ascender a la ACB.

Gracias, yo como ex entrenador del COB sobre todo me alegro mucho de este ascenso por  aquellas personas que sostuvieron al club en épocas muy malas y se llevaron muchos palos inmerecidos. Me acuerdo ahora de Julio Vazquez y Alfonso Juanes, presidentes del club en mi etapa allí. Sin gente como ellos no se hubiera nunca llegado a este día, tantas veces a punto de desaparecer y tantas veces en competición gracias a muchas personas que han aguantado al Club contra viento y marea.

¿Cómo has visto la final? ¿Crees que Ourense es justo vencedor?

Si, aunque sería justo decir que cualquiera pudo llevarse la eliminatoria, creo que Orense supo desde la experiencia de algunos jugadores saber manejar ese momento de presión con 2-1 en contra, y ser mejores en el quinto. Eliminatoria muy espectacular, tensa, igualada, ambientes increíbles tanto en Lugo como en Orense, plazas historicas del baloncesto nacional, y sobre todo ausencia de cualquier polémica arbitral, lo que creo es justo destacar y merito de sus entrenadores y jugadores.

No he podido ver todos los partidos, aunque he seguido algo a los equipos durante la temporada y he podido ver un par de partidos de esta final. Creo estilos distintos con un Breogán más físico y jugando a más ritmo, agresivos en líneas de pase, muchas situaciones de 1×1, jugando a todo el campo merced a un extraordinario control del rebote defensivo, y luego un Orense más trabajado tácticamente, con un juego más a media pista, con situaciones  de juego por parejas y salidas para tiradores, con un uso del poste bajo mas acentuado, usos de defensas alternativas, sobre todo después de tiro libre anotado, 2×1 en poste bajo, variedad en ese sentido. Quizás Orense con mas experiencia sobre todo en la dupla Rivero-Rejón, ex jugadores míos ambos que han estado ambos a un extraordinario nivel.

A nuestro juicio uno de los jugadores claves de Ourense en la final ha sido precisamente Guillermo Rejón.

Un jugador de mucho carácter, ganador, que necesita sentirse importante y querido para rendir a su nivel. Trabajador y ya experto en todo tipo de situaciones. Su defensa y carácter fundamentales en el ascenso, una vez mas…

Ahora mismo estás trabajando en la cantera del Calviá. ¿Cómo te ha resultado volver a trabajar desde la base?

Bien, porque es mas mi habitat natural que el baloncesto de élite. Me gusta entrenar, independientemente del nivel. Ayudar y trabajar con jugadores jovenes es gratificante, y en Calvia me he encontrado con un ambiente extraordinario desde la presidenta Susana, pasando por todos los miembros de la junta directiva y por supuesto con todos los entrenadores del club. Me han acogido y tratado muy bien, un club bien organizado y serio y cumplidor en todas las cosas, así que muy satisfecho con la experiencia de esta temporada después de volver del baloncesto Uruguayo.

El baloncesto balear a nivel de clubes, al igual que el asturiano, vuelve a crecer: ascensos de Palma el año pasado a Oro y de Andratx a Plata hace escasas semanas. ¿Se nota ese crecimiento también en el baloncesto base?

Bueno, Baleares es una cantera y fuente inagotable de talento, que esta repartido ya en muchas canteras ACB o ya mismo en la élite, tanto en masculino como en femenino. El tipo de jugador es siempre muy similar, características físicas parecidas (Abrines, Rudy, Corbacho, Joan Sastre, Pere Tomas, etc, etc) y una mentalidad adecuada para trabajar y llegar al mas alto nivel. Creo que el nivel de trabajo de los clubes es similar al del resto de las demás comunidades, pero es verdad que quizás aquí hay un mayor talento y mas opciones de desarrollarlo.

El proyecto de Bahía San Agustín, heredero del Palma Aqua Mágica al que tú entrenaste, nos parece muy interesante, combinando jugadores de primer nivel (di Bartolomeo o Glover) con jugadores baleares muy interesantes (Vicens, aunque este no seguirá, o Carlos Poyatos, que ya ha tenido minutos en Oro).

Sobre todo es un proyecto coherente y hecho con sentido común, dando pasos poco a poco. Se renuncio a un ascenso a LEB Oro en su momento por no sentir el club que estaba preparado y se aprovecho una circunstancia al año siguiente para iniciar una etapa nuevamente en LEB Oro de un equipo mallorquín. La mayoría de los clubes con presupuestos ajustados tienen que usar mucho la intuición y la imaginación para no equivocarse en las incorporaciones. Ahora aquí en Mallorca, por mentalidad lo difícil creo sera más mantener el proyecto que en su momento fue iniciarlo. Seguir motivando al público y que se siga respirando basquet aqui en Palma, a ver si de verdad este proyecto es de larga duración.

En los últimos tiempos la situación del baloncesto nacional parece que ha llevado a muchos técnicos e incluso jugadores a emigrar hacia destinos nuevos: Hoyo está en Dinamarca, Clarós en Canadá, Hugo López en Guinea Ecuatorial y tú mismo, como señalaste antes, estuviste hasta hace un año en Uruguay. ¿Cómo valoras esa experiencia? ¿Crees que es una buena oportunidad para adquirir experiencia?

Mira, yo puedo decir que fui uno de los primeros entrenadores nacionales que sentí la necesidad y la inquietud de salir a entrenar en el extranjero, cosa que hice en el año 2000 cuando entrene a los Centrum Tigers de la Liga Noruega. Ahora, se ha convertido ya en una necesidad para muchos y es toda una legión de entrenadores españoles los que están entrenando afuera y en ligas importantes muchos de ellos. La crisis, y el extraordinario nivel de nuestra escuela de entrenadores es ahora referencia para muchos clubes del extranjero. La extraordinaria competencia que tenemos interna, pocos puestos y muchos aspirantes ha obligado a muchos de ellos a seguir desarrollando su trabajo afuera, y en la mayoría de veces con excelentes resultados.

En el caso concreto de Uruguay, un país que no se encuentra entre los punteros en el baloncesto sudamericano, ¿crees que están realizando un buen trabajo de cantera o casos como el de Luciano Parodi son esporádicos?

El jugador uruguayo es talentoso, su competición va creciendo y la LUB empieza a ser una liga importante en Sudamerica, aunque deben mejorar a nivel organizativo y estructural, pero van camino de ello. Es un medio difícil en el que se manejan, todo sacado con mucho esfuerzo, entonces, el jugador que sale hacía arriba lo hace en unas condiciones muy desfavorables que le hacen ser un jugador muy competitivo y con un carácter fuerte. Para que salgan mas Parodi, quizás uno de los referentes, debe como en todos los sitios haber una mayor inversión económica en los clubes, pero convencido que a medio-largo plazo el baloncesto uruguayo va a estar a un nivel alto en relación a potencias como Argentina o Brasil.

¿Cuál es tu mejor recuerdo de tus temporadas en Oro y Plata?

En Plata sin duda el ascenso como entrenador jefe del Alcudia Aracena a LEB ORO. En LEB ORO me quedo con mi temporada en el Ub La Palma, no solo por lo deportivo que creo se valoró muy poco, sino por el ambiente y la calidez de su gente. Tengo un viaje pendiente a la isla desde hace ya mucho tiempo. Luego, cosas concretas, como el haber podido entrenar durante mi estancia en la liga a jugadores del nivel de Juan Espil, Andre Turner o Chuck Kornegay entre otros.

¿Crees que podrías volver a tener la oportunidad de entrenar en LEB?

¡Ojalá!, he dirigido 90 partidos y mi balance es positivo, 46 victorias y 44 derrotas. Me siento muy capacitado, pero como comenté antes el mercado es tremendo e ingrato para perfiles como el mio, más discretos en general, por lo que en el extranjero tenemos mas oportunidades. Nunca he sido profeta en mi tierra, es esa espina que uno lleva adentro. En su momento en Oviedo estando en Leb Bronce me ofrecieron la posibilidad, pero con mi mujer embarazada y viniendo de la LEB Oro, no me veía ahí. Ya saben que yo estaría dispuesto, y ojalá se de en el futuro una nueva oportunidad en algún lugar, que alguien confíe en mi, aunque tengo claro que estamos un poco afuera de mercado y uno lo asume sin problemas.

¿Qué opinas de la situación del baloncesto asturiano? Este es el tercer año consecutivo en que un equipo asturiano logra un ascenso: OviedoCB a LEB Oro, BVM a EBA el año pasado, donde a partir de ahora competirá también Grupo Covadonga.

Poco puedo decir porque no sigo mucho o nada el baloncesto asturiano, solo Oviedo por su lugar en LEB Oro y Mieres por la presencia de un grandísimo entrenador y amigo como es Arturo Alvarez. Creo que hay clubes que por instalación, medios e infraestructura podrían estar mucho mejor, pero nunca hubo una voluntad de querer estar. Mieres me parece un proyecto muy valiente, encabezado por gente de basket, en un medio difícil donde la critica fácil siempre ha tratado de restar mas que de sumar. Asturias necesita más Mieres y luego proyectos sensatos y coherentes como el de Oviedo, con gente preparada y coherentes como son los que encabezan sendos clubes.

Quizás faltaría que hubiera más jugadores asturianos en las tres primeras categorías nacionales, lo que contrasta con el papel de Guillermo Arenas y Joaquín Prado, técnicos que han estado entre las revelaciones de las dos últimas temporadas.

Hay una generación de excelentes entrenadores que coincidimos en mas o menos la misma época que nos vimos obligados a emigrar y que nunca se nos puso sencillo, Fran Garcia, Arturo Alvarez, Joaquin Prado, Jenaro Galan, etc. Lo cierto es que tampoco nunca hubo mentalidad de formar jugadores, sino de quedarnos en los campeonatos ganados y en la inmediatez del resultado. Pero insisto, no sigo mucho el baloncesto base de Asturias y quizás haya cambiado algo de estos últimos 10 años desde que salí definitivamente de la región. Asturias es una comunidad pequeña en relación a otras y no resulta sencillo luchar en igualdad de condiciones que algunas otras, aunque el espejo de Baleares y la proliferación de jugadores que se exportan y llegan podría ser un buen espejo donde mirarse.

Ha sido un verdadero placer charlar contigo, Eloy. Muchas gracias por atendernos

Anuncios