La bomba que llevaba varias semanas zumbando en nuestros oídos de amantes de la LEB finalmente ha explotado. Con todo el tiempo que ha transcurrido desde el primer rumor, tal vez nos podríamos haber hecho a la idea de que Marc Gasol (1985 / 215 cm) será homenajeado en cada pista de Oro a la que salte, pero incluso ahora que ya es oficial, cuesta no quedarnos perplejos con la noticia que supone su llegada y ver esa camiseta 33 roja a su espalda por las pistas de la categoría.

Vuelve de corazón, bajando de la presidencia a la pista para devolver lo que Girona le dio hace años. Y ya se nota en Fontajau, donde ha tenido lugar un acto de presentación difícil de ver en LEB Oro, con la web de la FEB volcándose en su regreso y con todo el mundo en las RRSS hablando de este “gran cambio”. Analizamos un poco las claves para explicar a nuestros lectores la llegada y nuestros pensamientos.

Los inicios

Quien recuerda a Marc Gasol en sus inicios sabe que sufrió por hacerse un hueco en el FC Barcelona, intentando dejar su propia marca sin la sombra de su hermano Pau. Sin duda, su llegada al CB Girona en 2006 fue decisiva para el jugador y para el equipo. Sin minutos en Barcelona y con la confianza que supuso ser clave en el Mundial de Japón 2006 que se llevó España, al que él llegó a última hora, Marc Gasol estalló a las órdenes de Pešić con un Akasvayu Girona que amenazó a los equipos top, ganó la FIBA Eurocup y se coló en los playoffs de la ACB, con Marc llevándose el MVP de la competición antes de partir a la NBA. Esa temporada 2007/2008 fue la última del club en la élite, desapareciendo por motivos económicos pocos años después.

Mientras Marc Gasol crecía como jugador en la NBA, adquiriendo fama de estrella, un lugar mítico de baloncesto como Girona agonizaba sin consolidarse ningún proyecto. Era 2014 y Marc quería devolver a Girona todo lo que le había dado en su carrera, fundando el Club Escola de Bàsquet Marc Gasol, con una prioridad inicial de potenciar el baloncesto base. Ya en 2017, el equipo sénior salía en EBA para que esos jóvenes valores pudieran foguearse. Y en el verano de 2019, con la ampliación de la LEB Plata, el club dio un salto más, bajo la batuta de Quim Costa y con jugadores como Jordi Trias como referentes.

Relacionado
Marc Gasol da ejemplo en Girona (Deia, 08/03/2019)

A pesar de la distancia, Marc diseñó un equipo de confianza para poder seguir el día a día, y se ha mostrado siempre implicado, acudiendo cada vez que podía, organizando eventos y llegando a acuerdos con entidades para que Girona sienta otra vez el baloncesto por sus venas. El año que el COVID lo paró todo, el Bàsquet Girona ocupaba un puesto de privilegio en Plata, lo que se tradujo en el derecho a ascender a Oro, donde la pasada 20/21 obtuvo la permanencia en una temporada de consolidación.

Carrera NBA

Todavía recuerdo cuando la temporada pasada “se celebraba” que en Oro hubiera dos jugadores con pasado NBA como Dukan y Joseph, apariciones esporádicas en una LEB Oro alejada del nivel que mostraba en los años de bonanza.

Ahora la llegada de Gasol da un giro a la historia de la categoría y quedará marcada en los anales la decisión del “Presidente” de bajar a la pista, donde lleva ya entrenando unas semanas. Hablamos de un jugador que fue elegido en la 2ª ronda del Draft de la NBA por los Lakers, para posteriormente ser traspasado a los Memphis Grizzlies dentro del intercambio que llevaba a su hermano Pau a Los Ángeles.

Durante once temporadas estuvo en los Memphis Grizzlies, donde fue un jugador estrella, y obtuvo varias nominaciones reseñables: participó en el All-Star de la NBA hasta en tres ocasiones (2012, 2015 y 2017), logró el premio a mejor defensor la 12/13 y entró en el mejor quinteto la 14/15.

En febrero de 2019 los rumores se hacían ciertos y era finalmente traspasado a los Toronto Raptors, siendo una pieza importante para llegar a conseguir el anillo esa misma temporada. Tras un curso más en Toronto, en la 20/21 llegaba a Los Angeles Lakers, en la que fue su última temporada en la NBA. En total, 13 temporadas, 891 partidos (866 como titular) y unos promedios de 14.0 puntos, 7.4 rebotes y 3.4 asistencias.

Selección española

Hablar de Marc Gasol dentro de La Familia es hablar de una leyenda, un jugador básico desde la posición de ‘cinco’, desde su primera aparición en 2006 para ganar en el Mundial de Japón. Desde entonces, obtuvo otro mundial (China ’19), dos Eurobasket (’09 y ’11) y dos platas olímpicas (’08 y ’12). El pasado verano decidía apartarse del combinado nacional, en el que ejerció de verdadero líder y en el que marcó diferencias tras haber empezado en la EBA, como recordaba ayer la FEB.

Momento actual

A pesar de que los haters descontentos con sus propias vidas lo usaron de punto de mira durante los JJOO, estamos hablando de una estrella de la NBA que hace nada (unas semanas) compartía vestuario y rutina de partidos con superestrellas como LeBron James o Anthony Davis, por poner dos meros ejemplos.

Incluso lejos de su mejor estado de forma, Marc Gasol debe ser un jugador imparable en Oro. Su buen tacto para anotar desde cualquier distancia, triples incluidos, su visión de juego (que le hace ser un pívot pasador), su simple presencia en el poste o su tamaño en defensa deben hacer colapsar a los rivales, que le harán sufrir sobremarcajes en ataque, aunque, a poco que quiera, será un asiduo del quinteto ideal. Además, en su acto de presentación no se le ha visto para nada pasado de forma.

En un momento en que el equipo que preside está sumido en una crisis de resultados que ha provocado el cese de Carles Marco, su llegada da un nivel superlativo a un equipo que cuenta con buenos jugadores que saben jugar al baloncesto y con jóvenes valores de un club que ve cómo su filial está respondiendo en su primer año en EBA.

Pero las dudas también están ahí, pues hay que saber quién será el nuevo entrenador (¿se atreverá a sentar a su propio presidente-jugador?), qué jugadores serán cortados (plantilla muy larga con varios ‘cincos’ como Delgado, Sorolla y Jawara) o cuál es el verdadero objetivo del equipo tras esta incorporación…

El Boom en la competición

Hace unas semanas, con el primer rumor, la LEB Oro fue trending topic. ¿Sabrá canalizar la FEB la llegada de Marc Gasol a la competición para obtener el máximo retorno? Lo primero que pienso es que ojalá que sí, pero la realidad es que, con la estructura actual de comunicación, lo dudo. Me explico: no se puede construir una casa por el tejado, sino por los cimientos, y, por las razones que sean, la actual LEB Oro no tiene la fuerza de comunicación y audiovisual necesaria para llegar a un público potencial que se pueda sentir atraído por la romántica llegada de Marc y se enganche a esta “loca” competición. Así se ha demostrado con la llegada de Estudiantes, que supone una fiesta en sus salidas para el equipo que los recibe y una fórmula de reencontrarse con su hinchada en los partidos de casa. La cobertura televisiva de la competición, en modalidad de pago, cuyo único cambio ha sido cobrar por ofrecer lo mismo que el año pasado, con cortes de realización de “benjamines” o narraciones “dudosas”, hace que no se vea la liga salvo que seas seguidor acérrimo. Ni siquiera hay imágenes o montajes sobre la competición, y lo que se genera, en forma de podcast y vídeos en YouTube, es elaborado por los propios aficionados o medios locales.

La llegada de Marc Gasol supondrá un boom, será noticia en los telediarios para decir que “Marc Gasol ficha por la segunda división española” y quien no siga la competición hablará sin saber. Cada vez que llegue a una pista contraria habrá un revuelo en la ciudad correspondiente y esperemos que en cada pista sea aplaudido por todo lo que ha dado al baloncesto español y por ponerse las bambas para bajar al barro de Oro. Sinceramente, solo rezo para que cada vez que se salga, lo muestren, y no solo sean cuatro cortes, sino que sea un reportaje más extenso, y así hacerlo extensible para que cuando sean Nick Ward o Michael Carrera también tengan su protagonismo.

A lo mejor alguien se da cuenta que estas competiciones están vivas, malviviendo como buena parte de los españoles, llegue un title sponsor, crezca el interés sobre la liga y al pequeño séquito de profesionales que siguen la competición se les de vía libre para darle a la Oro lo que se merece. Una vez que ese crecimiento sea real, estará construido el primer piso y será el turno para el resto de competiciones FEB.

Gracias

Gracias, Marc, porque para muchos que no pudimos viajar a EEUU o ver a la selección es un sueño llegar a verte en pista, luchar con pívots míticos de la liga (Arteaga, Rozītis…) y ver que simplemente con tu sola presencia la LEB Oro resuena en muchos más sitios. Gracias, Marc, por tu atrevimiento, por devolverle a Girona la ilusión y, por extensión, al resto de la LEB Oro. Gracias por ponerte el 33 una vez más.

GRACIAS, MARC.