Si hace una semana decíamos que la cosas parecían definirse, al quedarse un único equipo al frente de la clasificación del grupo A-B de Liga EBA, en esta, tras la jornada 8, con la derrota de Obradoiro frente a Basket León, todo vuelve a apretarse, con cuatro equipos empatados en cabeza, ya que Reino de León, Tormes y Porriño no desaprovecharon su oportunidad. Además, en la zona media Marín y Chantada también recuperan sensaciones, igual que un Betanzos que sumó un importante triunfo. Por último, en la zona baja hay que destacar un nuevo triunfo de Gijón, que parece que poco a poco va asomando la cabeza para dejar atrás el horrible inicio de temporada.

Cambio de líder tras esta jornada, al caer (91-75) Obradoiro Silleda en su visita a ULE Basket León. No fue el día para los gallegos, que sufrieron mucho ante un rival muy inspirado desde el perímetro en la primera mitad. Los leoneses salían en plan arrollador, especialmente en el segundo cuarto, y con un ritmo anotador que disparaba la diferencia más allá de la veintena de puntos. Dominando bien el rebote y con la dupla formada por Morchón y Llamas muy inspirada, pintaban más que bien las cosas para los locales, pero un bache anotador tras volver de vestuarios, permitía a Obradoiro recortar diferencias de la mano de un gran Huguet, colocándose a menos de diez puntos al inicio del último cuarto. Se abría ahí un partido nuevo, con todo abierto cuando parecía que Basket León lo tenía hecho. Pero no sucumbieron a los nervios los locales, que supieron reaccionar perfectamente para cortar la remontada gallega, volviendo a estirar un poco la diferencia para ya sí, de forma definitiva, sentenciar y quedarse con la victoria.

El nuevo líder, por tanto, gracias al average, es Leclerc León Caja Rural RdL, que venció (63-76) en su visita al Universidad de Valladolid, y continúa así con su buena racha. De inicio, los leoneses exhibieron el por qué son la mejor defensa del grupo, dejando a los vallisoletanos en solo ocho puntos en el primer cuarto, lo que permitía abrir una renta cómoda rápidamente. Pero la reacción universitaria iba a llegar antes del descanso, con Alberto García y Manuel García tomando el mando para acercarse y volver a meterse en el partido. Pero fue un simple espejismo, ya que tras el intermedio, Reino de León volvía a apretar y a tomar el mando del juego, con Sergio Martínez, Jaime Llamas y Miguel Domínguez repartiéndose los puntos para abrir hueco nuevamente y encaminarse a un final tranquilo en el que simplemente manejar la renta que ya habían amasado, certificando un nuevo triunfo en su cuenta particular.

Colíder, tras su séptimo triunfo seguido, se pone USAL La Antigua, que no perdonó y venció con claridad (85-62) a un Claret Innoporc que sigue sin saber lo que es el triunfo hasta el momento. Todo se resolvió por la vía rápida en el primer tiempo, en el que los charros dominaron con claridad, con una sólida defensa que solo permitió 18 puntos a su rival, tomando cerca de treinta de ventaja de la mano de los Ukawuba, Harrison o Yáñez. Tras el descanso, se vivió un partido más igualado, con Tormes centrado en manejar su renta, y Claret buscando mejorar su imagen y recortar algo la distancia, algo que lograría gracias al acierto de Young y Mínguez, pero sin llegar a verse nunca con opciones de meterse en partido y luchar por una victoria que se iba a quedar en Salamanca.

Completa la nómina de líderes Porriño Baloncesto Base, que se recuperó de su primera derrota hace una semana, venciendo en esta (75-71) a CB La Flecha. Los gallegos sufrieron más de lo previsto, ya que una buena primera mitad, guiados por la inspiración de Lucas Vaquero, parecía encarrilar la victoria de forma cómoda. Pero La Flecha no se iba a rendir tan fácil, y tras el descanso igualaba el juego, apretando en la recta final para acercarse en el marcador, con Castaño y Paniagua como principales protagonistas para meter el miedo en el cuerpo a Porriño, que finalmente supo sufrir y mantener una mínima renta que dejaba la victoria en casa.

En la zona media, Ucoga Seguros CB Chantada-Ensino vuelve a mirar hacia arriba, colocándose a dos triunfos de zona de playoff tras vencer (61-50) a Unicaja Banco Oviedo, que sigue contando sus partidos por derrotas. Volvieron los lucenses a mostrar un buen nivel defensivo, y eso les permitió rápidamente escaparse en el marcador, en un primer tiempo que dominaron con claridad. Iglesias se mostraba certero desde la línea de tres puntos, y Rubén Rey y Aller le secundaban para vivir un encuentro tranquilo frente a un rival que no encontraba argumentos para meterse en la pelea por la victoria. Solo en el tercer cuarto el filial dio signos de algo de mejoría, con Montes y Alejandro Rodríguez tratando de tirar de los suyos, pero sin poder recortar lo suficiente como para inquietar a un Chantada que tiraba de oficio para evitar sustos y poder así sumar una victoria más.

Otro que recupera sensaciones y se coloca con balance equilibrado es Marín Peixegalego, que ganaba (46-75) en su visita a Solgaleo Bosco Salesianos en un partido donde el recién llegado Stefanuto fue el máximo protagonista. Y es que en su segundo partido con su nuevo equipo, Stefanuto se hizo amo y señor del juego, con Hogan, Aramburu y Filgueira como aliados, superando con claridad a los ourensanos, que nunca estuvieron cómodos en ataque, viendo como su rival ponía rápidamente tierra de por medio. Kouadio y Preotu buscaron meter a los locales en partido, pero no era el día de su equipo, superado claramente por Marín, que lograba así un contundente triunfo.

Otro que ha sumado un importante triunfo ante un rival directo es Santo Domingo Betanzos, que sufrió hasta el final, pero sacó adelante la victoria (83-82) ante Hereda-Ávila Auténtica-El Bulevar, dejando tocados a los abulenses, que siguen alargando su racha negativa. Tras un comienzo igualado, Betanzos iba a estirar el marcador en el segundo cuarto, plenos de acierto con Minaya como principal anotador para escaparse con claridad y encarrilar su victoria; más si cabe tras un tercer cuarto en el que todo se mantuvo estable. Pero Óbila aún no había dicho su última palabra, y apretando en defensa, empezaron a recortar diferencias, con Herrera, Izquierdo y Ndiaye haciendo daño a un rival que veía como su renta se esfumaba, haciendo que la victoria que parecía asegurada, empezara a peligrar, en un final de máxima tensión en el que dos tiros libres fallados por Daniel Martín daban opción a los abulenses en un último ataque en el que se la jugaron desde el triple, pero sin fortuna para poder anotar, confirmándose por tanto la sufrida victoria de Betanzos.

Acabamos el resumen de la jornada con una nueva alegría para Corinto Gijón Basket, que sumó su segunda victoria consecutiva (69-78) frente a Traumacor Culleredo, acercándose así a un rival directo y empezando a mirar hacia la zona media de la clasificación. La victoria se fraguó en un gran segundo cuarto de Gijón, que empujado por los puntos de Fernando Fernández Noval, Carlos Suárez y Mateo Sánchez abría hueco frente a un Culleredo atascado en sus ataques. Pero los gallegos no querían rendirse sin más, y mejorando sus porcentajes tras el descanso lograban acercarse, con Pau González y Fernando Vidal tomando protagonismo y poniendo a los asturianos en una tesitura en la que se han visto varias veces esta temporada, con finales en los que se venían abajo y se les escapaban los partidos. Algo que en esta ocasión no se dio, porque la reacción visitante del último cuarto cortó la remontada local, haciendo que finalmente la victoria volara a tierras asturianas.

La vuelta a casa de un jugón

Tras tres temporadas jugando entre Oro y Plata, Daniel Fernández Stefanuto volvía hace una semana al lugar donde comenzó su andadura sénior, este grupo noroeste de Liga EBA en el que empezó en las filas del filial de Ourense Baloncesto y en el que solo ha necesitado dos partidos para mostrar su calidad y erigirse como MVP de la jornada, ahora enrolado en las filas de Marín. Y lo ha hecho en su vuelta a casa, no solo por la categoría, sino porque esta semana jugaba en la que fue su ciudad, Ourense, frente a Bosco Salesianos, y no tuvo piedad, ya que logró 26 puntos, 15 rebotes, 3 asistencias, 2 balones robados, 2 tapones y 9 faltas recibidas, yéndose así hasta los 33 de valoración, destacado además como máximo anotador y máximo reboteador de la jornada en una más de las muchas tardes de inspiración que a buen seguro que le quedan por mostrar esta temporada.

Máxima valoración

33 créditos

Daniel Fernández Stefanuto (Marín)

32 créditos

Dauda Ndiaye (Óbila)

28 créditos

Lucas Vaquero (Porriño)

Máximos anotadores

26 puntos

Daniel Fernández Stefanuto (Marín)

Fernando Vidal (Culleredo)

25 puntos

Sergi Huguet (Obradoiro)

Máximos reboteadores

15 rebotes

Daniel Fernández Stefanuto (Marín)

12 rebotes

Dauda Ndiaye (Óbila)

Christian Añón (Culleredo)

Máximos asistentes

8 asistencias

Joseba Aramburu (Marín)

7 asistencias

Ezequiel Herrera (Óbila)

6 asistencias

Óscar González (Basket León)

Doble-doble

Cristian Iglesias (Chantada) – 21pt, 11rb

Daniel Fernández Stefanuto (Marín) – 26pt, 15rb

Álvaro Filgueira (Marín) – 10pt, 10rb

Ezequiel Herrera (Óbila) – 16pt, 10rb

Dauda Ndiaye (Óbila) – 22pt, 12rb