Tras el parón por la semana santa, se disputaba el pasado fin de semana la jornada 20 en el grupo AC de Liga EBA, que unida a los resultados dados en partidos que estaban pendientes y ya se han podido jugar, dejan de cara a las últimas dos jornadas un cara a cara entre Obradoiro y Chantada por el primer puesto, viéndose ambos conjuntos las caras en la próxima jornada en el duelo que definirá el liderato y por tanto el puesto de playoff. A alcanzar ese puesto ya no podrán optar ni Porriño, ni Basket León, ni Gijón, que finalmente no han logrado apurar sus opciones hasta el final, quedando en una zona intermedia ya sin objetivos, donde ya se encontraba Reino de León hace varias jornadas. Por abajo, con el descenso confirmado de Costa Ártabra, Estudiantes Lugo queda con opciones ya muy remotas de salvación, mientras que Betanzos, Xiria y Culleredo, ahora mismo empatados, tratarán de eludir ese noveno puesto que conlleva también la pérdida de categoría, al margen de posibles arrastres por descensos desde LEB Plata.

El choque clave de la jornada se jugaba entre Porriño Baloncesto Base, que recibía a un Ucoga Seguros CB Chantada-Ensino que llegaba tocado tras sus últimas derrotas, pero que supo hacer su mejor baloncesto para sacar adelante el partido (65-76) y, gracias a los resultados dados, poder depender de sí mismos para ser primeros cuando dentro de una semana reciban a Obradoiro. Ante Porriño, el partido no fue nada sencillo, con los locales logrando las primeras ventajas, pero bien respondidos por Chantada antes del descanso, al que se llegaba con todo muy igualado. Lucas Vaquero y Javier Domínguez lideraban a un Porriño que no lo estaba poniendo nada fácil y que lograba llegar con una renta mínima a favor al último cuarto, pero enfrente, los Iglesias, Adrián López, Martín Rodríguez y compañía no estaban por la labor de sumar una nueva derrota, sacando su mejor versión en esos instantes finales para tomar claramente el mando en el partido, muy sólidos en defensa y certeros en ataque para endosar un parcial que les iba a catapultar hacia la victoria, recuperando moral y sensaciones en el momento en que más lo necesitaban para pelear por el primer puesto hasta el final.

Y el rival por ese primer puesto será un Obradoiro Silleda que no falló para vencer (86-81) a un León Leclerc Caja Rural RdL que pese a no jugarse ya nada, fue un rival que no lo puso nada fácil. Ya desde el inicio los leoneses mostraron que no iban a ser meros comparsas,  logrando las primeras ventajas, pero Obradoiro supo centrarse para dar la vuelta al marcador antes del descanso y lograr estirar la renta tras el intermedio, con un Gerard Jofresa que está terminando la temporada pletórico y fue el líder de los suyos. Parecía ya todo encarrilado a falta del último cuarto, pero Miguel Domínguez y sobre todo Sergio Martínez no habían dicho su última palabra. El conjunto leonés ha crecido mucho desde la vuelta a casa del pívot, y una semana más Martínez dominaba bajo los aros, creando muchos problemas a su rival, que veía como Reino de León se acercaba peligrosamente, pese a lo cual, supieron mantener la calma para evitar males mayores y conservar una renta suficiente como para que la victoria no se escapara, manteniéndose así como el equipo que menos derrotas ha sufrido esta temporada, algo que le permitirá jugarse el todo por el todo dentro de una semana frente a Chantada.

El que ya ha perdido todas sus opciones es un ULE RBH Global Basket León que tras ganar a Chantada parecía lanzado hacia el liderato, pero que en una semana ha recibido dos duros golpes en forma de derrota frente a Obradoiro primero y frente a Santo Domingo Betanzos (85-88) esta jornada, quedando fuera de la pelea antes de tiempo tras caer ante un rival que consiguió una victoria que puede ser clave en su pelea por alcanzar la salvación. El triunfo de los gallegos se fundamentó en una gran primera parte, en la que Basket León no encontró nunca su ritmo de juego, viendo como Betanzos iba poco a poco estirando su renta a favor, con Marcos Rozas anotando con fluidez hasta rondar la veintena de puntos a favor de los suyos. La reacción leonesa llegaba tras el descanso, con Marcos Fernández tomando el mando, pero encontrando enfrente una buena resistencia de Betanzos para controlar la renta, al menos hasta la recta final, cuando el cansancio ya hacía mella en los gallegos, que tuvieron que sufrir mucho para evitar echar al traste su trabajo, que finalmente terminaría siendo recompensado en forma de brillante victoria frente a un rival que pagó caro su mal inicio.

Sin nada en juego ya, Gijón Basket sumó un nuevo triunfo (69-61) ante un KFC Culleredo muy necesitado, pero que no pudo sumar para alejarse de los puestos de descenso, una pelea en la que parece que estará metido hasta el final. Pese a todo, fue bueno el inicio de los gallegos, más metidos en partido en los primeros compases, lo que le dio buenas ventajas, con Shelton tomando el protagonismo en la anotación. Gijón reaccionó antes del descanso y redujo al máximo la renta, confirmando esa tendencia a su favor ya en la segunda parte, cuando volteó de manera definitiva el tanteo, con Iago Fernández y Fernando Fernández Noval como principales protagonistas, superando a un rival que no tuvo la capacidad de reacción suficiente como para meterse de lleno en el partido en la recta final, terminando por ceder una derrota que complica un poco sus opciones, aunque sigue manteniendo pendiente un partido, por lo que tendrá una opción más que sus rivales para salir del pozo.

Por último, se vivió esta jornada un duelo clave por la salvación entre Estudiantes Lugo Leyma Natura y Calvo Basket Xiria, con victoria (73-83) para estos últimos, dejando muy tocados a los lucenses, que ahora necesitan ganar los dos choques que les quedan y salir favorecidos en empates múltiples a siete victorias para poder eludir una de las tres últimas posiciones. Desde el inicio marcó el ritmo en el marcador Xiria, empleándose bien en defensa para contener a su rival. En ataque Pallotti y Diagne hacían daño y permitían que poco a poco creciera la renta, colocando contra las cuerdas a un Estudiantes Lugo que trató de apretar tras el descanso, con Hermida y Aarón Gómez liderando el fuerte ritmo anotador, pero sin acompañar con un rendimiento defensivo que sostuviera a un rival que tras saber sufrir en ese tercer cuarto, terminó de sentenciar en la recta final, logrando una victoria que les da mucho aire en la clasificación, aunque aún tienen que terminar de certificar su permanencia.

Un retorno a casa de lo más fructífero

A finales de febrero Reino de León daba la sorpresa anunciando la vuelta del pívot leonés Sergio Martínez, que decidía así terminar la temporada ‘en casa’ tras una campaña y media en Guadalajara. Este refuerzo fue el espaldarazo definitivo para que el equipo lograra el objetivo de la permanencia con varias jornadas de antelación, ya que Martínez, desde su llegada ha sido un fijo entre los destacados jornada a jornada en las estadísticas, haciéndose un asiduo del doble-doble y habiendo sido designado MVP de la jornada ya en una ocasión, un logro que repite esta semana, pese a la derrota de su equipo frente a Obradoiro, ya que el pívot sumó 25 puntos (8/11 en tiros de campo), 13 rebotes, 1 asistencia, 1 balón robado, 2 tapones y 9 faltas recibidas, lo que le permitió alcanzar un total de ser 37 de valoración que le distinguen de nuevo como el mejor del grupo esta semana.

Máxima valoración

37  créditos

Sergio Martínez (Reino de León)

32 créditos

Gerard Jofresa (Obradoilo)

30 créditos

Marcos Rozas (Betanzos)

Máximos anotadores

27 puntos

Bruno Pallotti (Xiria)

25 puntos

Gerard Jofresa (Obradoiro)

Sergio Martínez (Reino de León)

Máximos reboteadores

13 rebotes

Sergio Martínez (Reino de León)

11 rebotes

Fernando Fernández Noval (Gijón)

10 rebotes

Miguel Domínguez (Reino de León)

Máximos asistentes

5 asistencias

Andrés Corral (Estudiantes Lugo)

4 asistencias

Miguel Domínguez (Reino de León)

Guillermo Pereiro (Betanzos)

Franco Bazani (Betanzos)

Doble-doble

Sergio Martínez (Reino de León) – 25pt, 13rb

Miguel Domínguez (Reino de León) – 20pt, 10rb

Fernando Fernández Noval (Gijón) – 14pt, 11rb