Muchas veces oímos que no se debe mirar el DNI para dar minutos al alto nivel, pero la realidad es que cuesta encontrar el espacio y momento para darles esa oportunidad a esos jóvenes llenos de calidad.

Sin ir más lejos, en ACB cuesta encontrar ese jugador en edad júnior que tenga oportunidades. El año pasado fue Usman Garuba (2002). Este, el nombre propio es el congolés Yannick Nzosa, que tras estar la temporada pasada sin jugar por problemas administrativos y solo pudiendo despuntar en el ANGT, ha sido una de las pocas sorpresas agradables de un Unicaja que se encuentra fuera de los puestos de privilegios.

Yannick Nzosa está encontrando ese hueco en el que poder mostrar sus cualidades, algo que no están pudiendo lograr los dos siguientes jugadores:

  • Jean Montero. La estrella del LEB Plata de Gran Canaria demuestra cada jornada lo pequeña que se le queda esta competición. Intentando no caer en la desmotivación, algo complejo en ocasiones, sigue sumando grandes números y victorias con el filial, pero solo suma dos partidos de ACB con el primer equipo y alguno más en competición europea.
  • Rubén Domínguez. Situación similar a la de Montero. Una de las grandes promesas del baloncesto patrio está “exiliado” en el primer equipo. El combo guard júnior, que a esta edad necesita jugar aunque sea en EBA (al fin se han dado cuenta y le permiten jugar con el filial, donde claramente despunta), por mucho entrenamiento ACB en el que participe apenas ha disputado tres partidos en un equipo atenazado por su situación en la tabla y que es el único que mantiene a sus jóvenes en una sola dinámica por “motivos de burbuja”, pero sin darles minutos hasta hace poco. Un situación en la que estaba el propio Domínguez, pero también Diego Alderete (’00 / recientemente cedido a LEB Plata, donde ya ha sido MVP de la jornada), Emil Stoilov (’02) y Nacho Arroyo (’00 /  con problemas de pasaporte).

Los demás jugadores del 2003 con minutos esporádicos en ACB sí tienen su campo de batalla en categorías inferiores. Hablamos de Wilhelm Falk (UCAM Murcia), Gustav Knudsen (Casademont Zaragoza), Tristan Vukčević (Real Madrid) y Michael Caicedo (Barça) o Luis García (’04 / Real Betis).

Si miramos qué sucede en niveles inferiores, el panorama es parecido. En LEB Oro no hay nadie de forma regular y solo Diego Rivas (Palmer Alma Mediterránea Palma) suma algún minuto esporádico. En LEB Plata, además de Montero, suena el nombre del alero Michael Caicedo (Barça B), que contó con minutos en pretemporada para luego ser relegado al inicio; su bestial ANGT (fue el MVP) le abrió las puertas para debutar en ACB y entrar en rotación del filial, sumando minutos con presencia en momentos importantes (como en la final de la Copa LEB Plata).

También han sumado minutos el mexicano Gael Bonilla (Barça B) y Malik Allen (CB Prat). Además, no debemos olvidarnos de citar a los júniors que no son de canteras ACB, contando con minutos en Plata jugadores como Adrià Rodríguez (CB Cornellà), Alejandro del Cerro (ENERparking Basket Navarra), Marc Buscail (Ibersol CB Tarragona) y Amadou Doumbia (Zentro Basket Madrid).


¿Y en el resto Europa?

Pues en las primeras ligas es similar a lo que sucede en España. En Italia, el nombre propio es el combo guard Davide Casarin (Reyer Venezia), lleno de talento e IQ para jugar a esto.

En Grecia, Lefteris Mantzoukas (’03) está saliéndose en competición europea, lo que le ha hecho recibir muchos focos y firmar un contrato de cinco años por el poderoso Panathinaikos.

En las restantes ligas de primer nivel no encontramos esa cuota de responsabilidad, pero hay jugadores con minutos. En la BBL alemana Jacob Patrick (’03 / 198 cm) ha conseguido algún minuto de forma constante en la rotación de Ludwigsburg.

En Turquía, más que un jugador es un equipo: Tofaş Bursa. Situado en la zona media y con bastantes estrellas en su equipo o rotación, Batın Tuna (’03) es su máximo exponente, con minutos también para Ege Demir y Eger Peksarı.

En Francia, el nombre propio es Victor Wembanyama (’03 / Nanterre 92). El futuro NBA solo ha jugado dos partidos, pero su nombre debe ser conocido por todos.

Si miramos a divisiones inferiores de los países europeos más importantes, sí surgen nombres más conocidos como Paulius Murauskas y Rokas Jocius (NKL, Lituania), Marc Tilly y Jeremy Sochan (ProB, Alemania), Nicola Giordano (Italia) y Ousmane Dieng (NM1, Francia).


Ligas balcánicas

La Adriatic League tiene a dos joyas que hay que tener bien apuntadas:

  • Duje Brala. El exterior de Zadar ha conseguido su hueco y siempre llena de alegría ver a un júnior a este nivel.

  • Fedor Žugić. El jugador del Buducnost es una realidad ya, un verdadero anotador que maneja diferentes registros.

Un nivel por debajo hay espacio para algunos jugadores que llaman la atención. En la KLS serbia, Nikola Đurišić (’04) no para de sumar buenas actuaciones con OKK Beograd, mientras que Matija Belić (’03) cuenta con minutos en Mladost. En Studentski Centar, el equipo granja del Buducnost, el pívot siete pies Tomislav Ivišić (’03) sigue progresando a ritmo adecuado. En Macedonia del Norte, Andrej Mitrevski (’03), ya en la órbita de la absoluta, destaca en el KK Torus.


Ligas medias de Europa

En Rumanía, uno de los equipos más dominadores de la competición, Cluj, da minutos a jóvenes promesas. Imbatido en su competición local, sus 6-7 jugadores de primera línea foráneos le dan mucha ventaja y le permiten en su segunda unidad dar minutos y crecimiento a jugadores en edad júnior como Stefan Grasu, Dragoș Lungu y a la promesa cadete Tudor Şomăcescu (que emigrará a EEUU).

En Finlandia, en un modesto equipo como Korihait, el base Aamos Nikula (’03) dispone de minutos en la dirección de juego. En la NBL checa, Jakub Nečas (’04) es el nombre que más suena, haciendo lo propio Timotej Malovec (‘04) en Eslovaquia y Guylain Mbemba (’03) en Austria.

Este artículo fue escrito principalmente hacia mediados de febrero, por lo que puede existir sin duda algún dato que se haya quedado en el tintero en la actualización. Debemos destacar también la actuación de jugadores de 2003 con sus selecciones absolutas durante la ventanas FIBA, los casos de Jeremy Sochan con Polonia y de los canteranos del Real Madrid de EBA Matteo Spagnolo (Italia) y Konstantin Kostadinov (Bulgaria). Más información sobre ellos y sus actuaciones en este artículo de FIBA.

Además, la pieza tiene como única finalidad hablar de los jugadores en edad júnior que están destacando a nivel profesional en primeras ligas, pero en ningún momento el objetivo es hacer un reporte sobre ellos, ya que creemos que esta actividad debe ser remunerada. En los servicios de pago de ScoutBasketball podréis encontrar multitud de perfiles y estadísticas de competiciones que ni os imagináis. También Eurohopes es muy buena web, al igual que ID Prospects, que ha surgido con mucha fuerza por sus contenidos. A nivel de tuiteros, creo que todo el mundo debería seguir a @Kuzeykg por su enorme trabajo multimedia, sin olvidarnos de @andrewmastin y @7_Ft_Schnitzel.


Autor: @m_jordan9