Sendas victorias en la octava jornada de competición afianzan a Uros de Rivas y Real Madrid a la cabeza de la Conferencia Centro, con el equipo ripense como líder una jornada más.

Trabajada y sufrida fue la victoria de Rivas ante Distrito Olímpico  (81-73) que nunca se dio por vencido. Un partido complicado en el que los ripenses demostraron una vez más que saben manejar bien los finales apretados.

Igualado a siete victorias y segundo en la clasificación el Real Madrid que ganaba a Baloncesto Alcalá por 96 a 82. El acierto por fuera fue clave para el triunfo del filial blanco ante el equipo complutense al que lastró un mal segundo cuarto.

Empatados a seis victorias NCS Alcobendas y Globalcaja Quintanar, tercero y cuarto en la tabla, respectivamente.

Los madrileños muy superiores durante los 40 minutos infligían una severa derrota al CB Agüimes (89-44) que jugaba su tercer partido consecutivo en la península. En los dos anteriores también encaja sendas derrotas.

Quintanar se descolgaba del trio de cabeza al perder en casa de un Zentro Basket Madrid que intenso en defensa le superaba por 20 puntos (91-71). Los de Cuenca sabían que era un partido difícil, encajaron la derrota pero se fueron a casa con la sensación de que no hicieron todo lo que tenían que hacer para competir .

Con cinco victorias y quinto, Baloncesto Alcalá, que en esta jornada perdía en Valdebebas ante el Real Madrid.

Sexto en la tabla con cinco victorias, dos derrotas y un partido pendiente CD Estudio que endosaba a un Aloe Plus Lanzarote Conejero sin opción alguna más de 100 puntos (104-71).

Empatados a cuatro victorias y otras tantas derrotas Isover Basket Azuqueca y Movistar Estudiantes, séptimo y octavo.

Azuqueca se medía en esta jornada al Lujisa Guadalajara Basket en el primer derbi provincial de la temporada. Un duelo vibrante e igualado que se decidió a favor del equipo azudense (72-65) en los minutos finales.

Movistar Estudiantes firmaba ante CB Pozuelo Arrabe Asesores la primera victoria en casa tras una espectacular remontada. Caía por 19 avanzado el tercer cuarto y acabó llevándose el partido por 81 a 78 a base de intensidad.

Con cuatro partidos ganados, dos perdidos y uno pendiente Zentro Basket Madrid, noveno en la clasificación. El equipo madrileño se imponía en su cancha a Globalcaja Quintanar (91-71) con una intensa defensa y dominando claramente el rebote.

Con tres victorias y cinco derrotas, Tobarra CB y Lujisa Guadalajara Basket, décimo y undécimo, respectivamente. Los de Albacete perdían en casa ante Náutico de Tenerife (56-62) y los alcarreños a domicilio ante Azuqueca (72-65).

Ante Tobarra los tinerfeños firmaban la primera victoria lejos de casa (56-62) con un buen tercer cuarto que fue decisivo para imponerse a los de Albacete.

Cuádruple empate a dos victorias y seis derrotas entre Distrito, Náutico, Pozuelo y Conejero, duodécimo, décimo tercero, décimo cuarto y décimo quinto, respectivamente. En esta jornada perdían los dos equipos madrileños y los de Lanzarote y ganaba el conjunto nauta.

Con solo un partido ganado cierra la clasificación del Grupo B el CB Agüimes, que por tercera jornada consecutiva volvía de la península con una derrota.

Los mejores

En actuaciones individuales el  jugador más destacado y por tanto MVP de la octava jornada fue Sergio Martínez, del Lujisa Guadalajara Basket, 26 puntos, 16 rebotes, 4 asistencias, 1 tapón, 10 faltas recibidas y 43 de valoración; el jugador del equipo alcarreño fue con 16 rebotes el máximo reboteador; el título de máximo anotador lo comparten con 26 puntos Boris Tisma, del Real Madrid, y Erik Persson, de Zentro Basket, y el mejor asistente fue Sebas Mbansogo, del NCS Alcobendas, que repartió 7 asistencias.

Los partidos

Trabajada victoria de Rivas ante Distrito

Trabajada victoria de Uros de Rivas ante Distrito Olímpico (81-73) en un partido muy complicado que permite a los ripenses mantenerse una jornada más al frente de la clasificación.

El partido comenzó con los dos equipos “algo fríos en defensa” según la crónica de Rivas. Hubo intercambio de canastas hasta que un lanzamiento de media distancia de Ángel Gómez puso a los locales por delante. Después “el juego se trabó mucho, las faltas empezaron a acumularse en ambos equipos y los puntos dejaron de subir al marcador”. En los primeros cuatro minutos de juego el parcial fue de 1-2 y empate a 8 con dos minutos por jugar del primer cuarto, que acabó con 16-13 a favor de los ripenses con los tiros libres como única vía de anotación de los dos equipos.

El primero en ver aro desde más allá del 6.75 fue Rivas que consiguió su primera ventaja destacable (22-17). Un triple de Javi de Pinto obligó al técnico de Distrito, Miguel Lago, a parar el partido “pero una mala puesta en juego en la siguiente posesión golpeó el ánimo de los visitantes” y Rivas amplió su ventaja. Al descanso los de Juanjo Simón mandaban por 42 a 29, apoyados “en su acierto en el tiro exterior frente a un equipo negado en ese apartado hasta el momento”.

Tras descanso una buena acción ofensiva de Julient Sargent que los árbitros anularon al considerar falta en ataque “sacó del partido a Uros” lo que aprovechó Distrito “para meterse en el encuentro e ir recortando su desventaja”. En cuatro minutos la ventaja de Rivas se redujo a seis, 43-37, y el parcial se amplió hasta un 1-10 ratificado con un espectacular mate de Víctor Ruiz que obligó a Juanjo Simón a parar el partido “ante el atasco ofensivo de los suyos”. Guille Ordás anotó desde el tiro libre el segundo punto de Rivas en 6 minutos pero el parcial continúo creciendo y Distrito se puso a 1. Un triple de Javi de Pinto “dio aire a los locales y el partido enloqueció”. Una falta en ataque forzada y un triple de Ordás, protagonista absoluto de los minutos calientes, devolvieron 7 puntos de ventaja a Uros. Los locales cambiaron su defensa intentando aprovecharse del nulo acierto visitante en el tiro pero la jugado salió cruz, las dos primeras defensas zonales del equipo local terminaron en triples visitantes que fueron respondidos por los ripenses para dejar el partido por resolver de cara al cuarto final. Al final del tercer cuarto 59 a 53 en el marcador. Al comienzo del cuarto periodo fue Distrito quién intentó sorprender con una zona pero un triple de Pablo Giménez devolvió a Rivas 10 puntos de renta (64-54, min. 32). Distrito, que dejo una gran imagen en el Cerro del Telégrafo, respondió de inmediato en un visto y no visto con un parcial de 0 a 6 que volvía a equilibrar el choque. La tensión crecía sobre el parqué y la expulsión de Ángel Gomez acrecentó esa sensación y permitió a los visitantes empatar el partido tras un 2+1 convertido por Andrés Rico. Como ya ha pasado en varios partidos de esta temporada Rivas demostró que sabe manejarse muy bien en finales apretados. Un sensacional trabajo defensivo, una pizca de fortuna en un par de acciones y el acierto de Pablo Giménez le devolvieron el mando del choque con 7 puntos de ventajas a poco más de dos minutos del final. Una vez más Distrito no se dio por vencido y un increíble triple de Andrés Rico daba esperanzas a los suyos hasta que la replica de De Pinto desde el perímetro finiquitó el partido y certificó la victoria de Basket Rivas por 81-73.

Una jornada más “hicimos un partido bastante serio”, nos dice el entrenador de Distrito, Miguel Lago, “siendo capaces de competir con uno de los equipos más asentados de la categoría y que practica un baloncesto muy serio y fluido”.

Por eso más allá del resultado “debemos ya perder el miedo a la categoría y darnos cuenta, tras ocho jornadas, de que somos capaces de competir bien”, añade el técnico. Y es que, quitando el primer partido de liga a domicilio contra Lanzarote, y tal vez el disputado en casa contra Alcalá, en el resto de derrotas “hemos tenido opciones de ganar hasta el último instante”. En el primer cuarto, las defensas se impusieron a los ataques y ambos equipos “tuvimos poca fluidez en ataque, con un baloncesto lento y con muchos errores”, y en el segundo “dimos muchas facilidades en defensa”, lo que permitió que Rivas se fuera al descanso con 13 puntos de ventaja (42-29). Un resultado que “nos obligó a remar y a hacer un gran esfuerzo defensivo durante toda la segunda parte”, que como fruto dio llegar a los últimos cinco minutos de partido con el marcador empatado a 64 puntos. Pero en esos últimos cinco minutos, según Miguel Lago, “el equipo olvidó el buen trabajo que habíamos hecho en defensa, permitiendo muchas situaciones de 1c1 que terminaron en bandejas muy sencillas o en segundas opciones que Rivas tuvo la experiencia de no desperdiciar”. Miguel Lago subraya que es el momento de “darnos cuenta de que podemos competir bien y ganar seguridad en todo lo que hacemos”, pero para eso “debemos evitar las desconexiones que nos cuestan partidos como éste último”.


Un acertado Real Madrid se impuso al Alcalá

El acierto en el tiro exterior fue clave en la victoria del Real Madrid por 96-82 ante un Baloncesto Alcalá que no se lo puso fácil al filial blanco y que pagó caro un mal tercer cuarto.

Igualado fue el primer cuarto, 21-21, pero el Real Madrid apretó en el segundo, ajustó las defensas y con un parcial de 27 a 16 se fue al vestuario con 48-37 en el marcador, 11 puntos a favor que le permitían afrontar con tranquilidad la segunda parte.

Más igualada fue la segunda mitad del partido con parciales de 24-21 y 24-24, pero el Real Madrid supo conservar la renta obtenida en la primera y acabó sellando la victoria por 96 a 82.

RMAlcalá_
CB ALCALÁ

Alcobendas infligió una severa derrota al Agüimes

Abultada victoria del NCS Alcobendas ante el CB Agüimes (89-45). Muy superiores durante los 40 minutos los madrileños solo fueron por detrás en el marcador con el 0-2 inicial. Fue el tercer partido consecutivo del CB Agüimes en la península y la tercera derrota.

Alcobendas “continúa su progresión” titula su crónica el club granate y destaca que José Antonio Ramírez pudo dar minutos a todo su roster de jugadores “que no decepcionaron y demostraron que pueden jugar en cualquier momento de la temporada”.

Salió Alcobendas “con un quinteto de garantías buscando intentar desnivelar el partido desde el principio”. Tras dos tiros libres de Agüimes un parcial de 10-0 daba la primera ventaja a los granates (10-2, min. 3), pero los canarios con una buena defensa apretaban la contienda (12-9, min. 5). Tras varias faltas en ataque de ambos equipos el técnico canario, Fermín Bosa,m pedía tiempo muerto (14-9, min. 6). Problemas para anotar de ambos equipos y final del primer cuarto con un 20-13 a favor del equipo local. Un parcial de 0-5 al comienzo del segundo cuarto acercaba al CB Agüimes “en un partido loco y lleno de imprecisiones (20-18, min. 12)”. Ramírez movió banquillo y el cambio espoleó a los suyos. Parcial de 9-0 basado en una agresiva defensa y rápidos contragolpes y TM del equipo visitante (29-18, min. 15) muy desacertado en el lanzamiento, aunque dos triples de Jonatan Bosa volvía a meter a los suyos justo antes del descanso (35-24).

Alcobendas volvía del vestuario muy enchufado y con Pablo Rodrigo y Jorge Parra anotando sin fallo ponía la máxima en el marcador (44-24, min. 22). Los granates muy serios en todas las facetas del juego y los grancanarios sin ideas y sobrepasados por el vendaval alcobedense. El partido era un correcalles sin sentido en el que ambos equipos encadenaban fallos. Aun así, Alcobendas ampliaba la ventaja (51-26, min. 27) y rompía el partido llegando al final del tercer cuarto con 57-32 a su favor. Un equipo “más pequeño” sacó Ramírez para el último cuarto. Con 64-33 en el marcador y nueve minutos por jugar, el equipo grancanario pidió TM. El martillo alcobedense “seguía golpeando ante un CB Agüimes con los brazos totalmente bajados y con prisa porque acabará la pesadilla en el Antela”. Sin piedad, Alcobendas anotaba una y otra vez para acabar sentenciando el partido con 89-44 en el marcador.

_AlcobendasAgüimes
CB ALCOBENDAS

Quintanar cayó ante la intensidad defensiva de Zentro

Basket Globalcaja Quintanar perdió ante Zentro Basket Madrid (91-71) en un partido “en el que acusó el exceso de confianza”. Así lo afirma en su crónica El deporte conquense, según el cual los de Juan Carlos Navarro “entraron mal al partido, sin hacer lo entrenado durante la semana, aunque supieron rehacerse”. Quintanar no estuvo fino en el rebote, ganando Zentro siete ofensivos y teniendo segundas oportunidades. Pese a ello los de Cuenca llegaron al final del primer cuarto uno arriba, 19-20. En el segundo Zentro se puso siete arriba, aunque Quintanar logró reducir la desventaja a cinco, 40-35, tanteo con el que se llegó al descanso.

Reaccionó Quintanar al regreso del vestuario y se llegó a poner por delante, pero de nuevo comenzó a perder los rebotes y Zentro lo aprovechó llegando con +14, 67-53, al final del tercer cuarto. En el último, Quintanar llegó a ponerse a l0 puntos, pero los de Fernando Reborio “supieron de nuevo jugar los minutos finales” para ganar por 91-71 y “dejar con mal sabor de boca a un Quintanar que no se encontró y que no supo  jugar sus cartas” acusando una “excesiva relajación y confianza”.

El entrenador de Quintanar, Juan Carlos Navarro, ya sabía, nos dice, que era un partido difícil, porque aunque Zentro no ha empezado bien la temporada “tiene potencial”. “Entramos al  partido un poquito dormidos, flojos” y al comienzo del primer cuarto “nos cogen muchos rebotes ofensivos -7 en total- y son siete segundas oportunidades que les damos”. Quintanar reaccionó mediado el primer cuarto “y haciendo nuestro juego, haciendo bien las cosas, nos fuimos un punto arriba al final del primer cuarto” (19-20). Al segundo “entramos titubeando” y Zentro “haciendo su juego de transiciones rápidas, cargando mucho el rebote”, pero “seguimos en el partido”. Pero a falta de cuatro minutos para el descanso “nos desconectamos” y el rival se fue de 6/8 puntos. Quintanar consiguió recortar distancia y se fue al descanso cinco abajo (40-35), pero con la sensación de que “no estábamos haciendo las cosas bien”. Del vestuario salieron  más entonados “haciendo lo que sabemos hacer, lo que hacemos bien”. Recortaron “esos cinco puntos y nos llegamos a poner por delante”. Pero mediado el tercer cuarto de nuevo “desconexión total. No estamos bien en defensa ni en el rebote” y en cinco minutos “se nos van 14 puntos”. El último cuarto fue “un quiero y no puedo. Nos llegamos a poner a 10” pero “no logramos bajar de esa diferencia y ya no pudimos hacer nada…”. Pese al abultado resultado, Juan Carlos Navarro se queda con la sensación de que “no hicimos todo lo que teníamos que hacer para competir”. Ahora, concluye, a pensar “lo que hemos hecho mal para tratar de corregirlo en el próximo partido”.

“¡Tercera victoria en siete días!” nos dice el entrenador ayudante de Zentro, Dani Molina, y es que el sábado 2 ganaban a Náutico a domicilio (J7); el lunes 4, a Estudiantes en el Magariños (J4, partido aplazado); y el sábado 9, a Quintanar en casa (J8). Una semana “muy importante para nosotros” según Dani, porque “nos habíamos metido en ciertos problemillas”, ya que solo una victoria (ante Alcobendas), tres derrotas y dos partidos pendientes “nos habían puesto al final de la clasificación”. Zentro llegaba al partido contra Quintanar con “un buen ritmo de competición” y además con buenas sensaciones de los dos anteriores, sobre todo en defensa, y lo que “buscamos en los entrenos para prepararlo fue justo mantener esas buenas sensaciones defensivas”, explica Dani, y a partir de ahí “hacer lo que mejor sabemos, que es correr, llegar jugando sobre situaciones de transición, jugar alegres… y así lo hicimos”. Prepararon bien la defensa de Khion Sankey, el jugador estandarte de Quintanar, y “lo contuvimos bien”, además de que “dominamos el rebote”. Y en el tercer cuarto, una vez más, Erik Persson con la ayuda de todo el equipo “decidió finiquitar el partido con 12 o 15 puntos consecutivos”, precisa e técnico. Dice que Quintanar se esforzó una y otra vez por acercarse, “incluso tuvieron un conato”, pero “nos mantuvimos regulares en defensa y eso nos mantuvo en el partido con la ventaja que habíamos conseguido”.

La primera mitad fue “un toma y daca. Nosotros con una plantilla más larga y con menos faltas pudimos mantener mejor el nivel de contacto y ser más regulares atrás”, lo que hizo que “nos lleváramos el partido”. Dani Molina subraya que están muy contentos “sabiendo la línea en la que mantener el trabajo estas semanas venideras”, y para concluir se refiere a los más jóvenes de equipo: “Los niños se van haciendo mayores y cogiendo más experiencia”, lo que “nos está permitiendo ser más regulares, no tener tantos altibajos y llegar con mejores sensaciones a los finales de partido”.


Estudio venció a Conejero por un abultado tanteo

El CD Estudio se impuso por un abultado 104-61 al Aloe Plus Lanzarote Conejero que no tuvo opción alguna ante el equipo madrileño. Según Lanzarote deportiva, el CB Conejero viajó a Madrid “con las ideas muy claras sobre cómo jugarle al Estudio para ganar el encuentro”, pero “una cosa es la previa y otra el partido”.

Desde el comienzo “evidenciamos que no íbamos a contar con ninguna opción”, decía el técnico del equipo insular, Iñaki Merino, una vez acabado el choque.

“Estuvimos desbordados por su presión en todo el campo, y sin ritmo para frenar su juego exterior. No había claridad en la subida del balón y tampoco ningún exterior daba solución a los problemas para empezar el juego con orden, y llegar con tiempo a defender”, comentaba el técnico sobre el devenir del partido, cada vez era más claro para el cuadro peninsular. Además de la baja de Pedro Hernández, al comienzo del encuentro se lesionó Cécimo Armas. Esto, junto con la tercera falta de Richard Nguema, dejó al equipo “sin garantías en la dirección y maniatados ante un rival con dos marchas más que los nuestros”. A todo ello se sumó una descalificante a Jon Ander Cuadra… “y todavía el partido estaba en el primer cuarto”. Lo más positivo fue la actitud de un Elvis Pereira que, según el técnico, “trataba de dar claridad al juego”, pero contaba solo con la ayuda de Marc Matthews, que aún está “falto de ritmo de juego”. La derrota, concluía, ha sido “un duro mazazo ante un rival que no bajó el pie del acelerador, y aprovechó su superioridad para hacer mayor brecha” y es que a las bajas ya citadas se sumaron las de Augustine, Pereira y Robles, acabando el partido con sólo cuatro jugadores en pista. En el partido contra Estudio debutó el pívot Chike Agustine; junto con Marc Matthews, que ya jugó ante Movistar Estudiantes, los dos últimos refuerzos del conjunto lanzaroteño.


Azuqueca se llevó el derbi provincial ante Guadalajara

Isover Basket Azuqueca se impuso a Lujisa Guadalajara Basket por 72 a 65 en el primer derbi provincial de la temporada, un vibrante partido que se decidió en los minutos finales.

Llenazo en el polideportivo de La Paz que albergó a unas 400 personas con ganas de ver un derbi que no se jugó la anterior temporada con los azudenses en LEB Plata.

Abrió el marcador una canasta del escolta esloveno del Azuqueca Elvis Keric y respondió el pívot del Guada Sergio Martínez, MVP del partido y de la jornada en EBA. Más seis (4-10) para los visitantes mediado el primer cuarto con 4 puntos del primero y 10 del segundo. Parcial de 8-0 y +3 (15-12) para los de Jorge Lorenzo si bien los alcarreños llegaron al final del periodo con +1, 17-18. Alternancia de acciones y canastas en el segundo cuarto y tras “unos minutos de imprecisiones” 22-24 en el marcador mediado el periodo. Parcial de 0-10 y Guadalajara abrió brecha en el marcador, 25-34, a falta de 45 segundos para el descanso. Recortó distancia Azuqueca y se fue al vestuario a 7 puntos de su rival, 27-34 en el marcador.

Tras el descanso Guadalajara siguió dominando (27-38) frente a un Azuqueca “que no encuentra soluciones en ataque”. Mediado el tercer cuarto 10 arriba, 32-42 para los de Marino Rodríguez y +7, 44-51, al final del periodo con un parcial de iguales a 17. “Con dos aficiones totalmente volcadas con sus equipos comienza el último acto de este derbi”. Recorta distancia Azuqueca y con 4.15 minutos por jugar empate a 60 y todo por decidir. Más 4, 65-6, para los locales a alta de dos minutos y en el siguiente ataque un triple de Alberto de la Torre pone boca abajo la grada de La Paz que había sufrido durante todo el partido y que veía como a falta de 1.19 ganaba de 5 (68-63)”. Dos tiros libres de Luis Varela y una canasta de Keric dieron la máxima a los azudenses +9 (72-63) que acabaron sellando la victoria por 72-65).

En su crónica, Guadalajara Basket felicita al equipo local “y a nuestra plantilla, ya que ambos han luchado y se han vaciado hasta el final por la victoria”, así como a “ambas aficiones, que han disfrutado de un gran partido con gran deportividad”.

A destacar, la brillante actuación del pívot del Guada Sergio Martínez, que firmó la mejor actuación de la jornada. Estuvo 40 minutos en pista, en los que anotó 23 puntos, con 10 de 14 en tiros de campo y 3 de 3 en tiros libres, capturó 16 rebotes, repartió 4 asistencias y recibió 10 faltas, para un total de 43 puntos de valoración.

AzuquecaGuada_NA
IVÁN SERRANO (NUEVA ALCARRIA)

Estudiantes firmó ante Pozuelo la primera en casa

El Júnior/EBA de Movistar Estudiantes sumó la primera victoria en casa tras una espectacular remontada. Caía por 19 avanzado el tercer cuarto y acabó llevándose el partido por 81 a 78  a base de intensidad. Cuarta victoria de la temporada, que sitúa a Estudiantes en el centro de la tabla del grupo B de Liga EBA, según crónica el club colegial.

Del 43-62 al 60-62. La victoria de Movistar Estudiantes ante CB Pozuelo Arrabe Asesores se resume en los 2 minutos y 48 segundos en los que endosó un parcial de 17-0 “que convirtió un encuentro desnivelado en un thriller”. De la mano de Pablo Suárez y una eficiente presión a toda pista, el final del tercer periodo fue un vendaval estudiantil. De los 17 puntos, ocho llevaron la firma de Sueco, que también robó dos balones. Dos fueron de Gilad Levy, con un espectacular coast to coast que empezó por un tapón y terminó en bandeja. Dos de Rubén Domínguez, otros tantos de Emil Stoilov… y un triplazo de Pablo González Longarela sobre la bocina, que cerró el parcial. Antes, Pozuelo había salido en tromba con un parcial de 0-17 tras el 7-5. Alejandro Cue, máximo anotador del encuentro con 20 puntos, fue el líder pozuelero en este inicio. Los visitantes estuvieron muy acertados durante los primeros 25 minutos, “con un dominio aplastante en el rebote (20 ofensivos) que les concedió muchos puntos de segundas oportunidades”. El partido parecía controlado por CB Pozuelo, que apenas permitía hacer la goma a Movistar Estudiantes, hasta esa máxima de 19 puntos a tres minutos del final del tercer cuarto. Tras la remontada, se igualó el partido, aún con “un pequeño estirón inicial” de Pozuelo (60-67), para que después los colegiales fueran recortando poco a poco la distancia. Gilad Levy estuvo especialmente bien en el último periodo, con puntos y acciones clave. A 2.44 minutos del final, Ignacio Condes anotó un triple importantísimo (77-73) que dio paso a varios fallos de ambos equipos, a excepción de una espectacular penetración de Rubén Domínguez. Finalmente, Movistar Estudiantes sentenció desde el tiro libre, aunque dejó una última oportunidad a Pozuelo para llevar el partido a la prórroga que no fue aprovechada.


Náutico ganó a Tobarra, la primera victoria lejos de casa

Náutico de Tenerife se impuso al Tobarra CB (56-62) con un buen tercer cuarto firmando su primera victoria en tierras peninsulares y la segunda a domicilio de la temporada.

“Un balón de oxígeno que necesitaba con inmediatez”, afirma en su crónica Náutico de Tenerife. La Marea fue de menos a más, señala, firmando un buen tercer cuarto que fue decisivo para doblegar al Tobarra “en un ejercicio de fe y trabajo en equipo”. Manchegos y tinerfeños mantuvieron una contienda igualada. Los de González Cano afinaron desde el tiro interior frente a Náutico (45-37%), pero los de Santi Lucena probaron más fortuna y terminaron con más créditos desde la línea de dos. Náutico tuvo “un arranque frío”, lo que aprovechó Tobarra para firmar un parcial de 6-0. Pese a un 0-5 de los tinerfeños, siguieron sumando los locales que llegaron al final del primer cuarto con 18-7 a su favor. Sequía durante los primeros tres minutos y medio del segundo cuarto. Después, alternancias de acciones y canastas “para mantener las distancias sobre los diez puntos (21-11)”. Náutico “encontraba momentos de mayor brillantez en su baloncesto” y con un parcial de 0-9 recortó distancia (24-20), si bien los de Albacete se fueron al vestuario siete arriba (27-20).

“El guion sufrió un revés tras la vuelta de vestuarios”. La Marea se mantuvo en el partido “creciendo a través del cronómetro, mientras las primeras dudas merodeaban en las cabezas de los jugadores dirigidos por González Cano”. Fallou Niang, Manu Miranda, Jorge del Pino y José Luis Ibáñez “afinaban de cara al aro” para empatar por primera vez (32-32) y Náutico llegaba al final del tercer cuarto por delante en el marcador, 32-39, tras “un parcial fantástico” (5-19). Pero Tobarra “no había dicho la última palabra” y empató el partido a 43 puntos con siete minutos por jugar. Lucena pidió tiempo muerto ante un parcial de 9-0 que se amplió a 13-0 y 46-43 en el marcador. Empató Náutico a 48 puntos y jugó sus mejores minutos, ya que Juanan García “se apuntaba a la fiesta tinerfeña con dos triples seguidos (48-55) a tres del final” Mínimas ventajas para los nautas y “un último minuto de garra, concentración, presión y posesión inteligentes fueron la tónica clave para marchar con la victoria destino a las Islas Canarias (56-62)”.

En su análisis, el entrenador del Tobarra CB, Juan González Cano, destaca “nuestro buen primer cuarto” con una renta por encima de los 10 puntos “pero con una sensación extraña de que podíamos haber roto el partido”, lo que “nos fue pasando factura gracias a la buena defensa del equipo rival”. Según el técnico fue “un mal partido que no supimos controlar en ningún momento”, con “muchas pérdidas” y “perdiendo el rebote”, aunque en el último cuarto “levantamos una desventaja de nueve puntos, que desaprovechamos”.

_TobarraNáutico
TOBARRA CB

Clasificación

1920_EBABC8


Autora: @lopezrosa