Uros de Rivas recuperaba esta jornada el liderato de la Conferencia Centro que ya ostentara en la segunda, aunque sigue compartiendo la cabeza de la clasificación con el Real Madrid y Globalcaja Quintanar, empatados los tres a seis victorias. El trío de cabeza sumaba la sexta victoria en casa. Rivas ganaba al CB Agüimes; el Real Madrid a Distrito Olímpico, y Quintanar a Isover Basket Azuqueca.

Basket Rivas se imponía al Agüimes por 83-62 en un partido poco brillante pero que resolvió con solvencia frente a un rival que peleó hasta el último balón. Segundo en la tabla el Real Madrid que se imponía a Distrito Olímpico por la mínima (82-81) en un partido que se decidía en el último cuarto y que el filial blanco sentenciaba con un 2+1 a falta de un segundo para el final. Y tercero, Quintanar, que vencía en la prórroga por 81-78 a un serio Basket Azuqueca que se lo puso muy difícil y que pese a ir casi todo el partido por detrás en el marcador llegaba con opciones al final.

Con cinco victorias y dos derrotas, Baloncesto Alcalá y NCS Alcobendas, cuarto y quinto en la tabla. Alcalá ganaba en casa al Tobarra CB (82-73) en un partido marcado por el arrollador comienzo del equipo complutense que en poco más de tres minutos endosaba a los de Albacete un parcial de 14-1.  Y Alcobendas vencía a domicilio a CB Pozuelo Arrabe Asesores por un abultado 53 a 81. Entre las claves, el dominio del rebote del equipo granate que capturaba un total de 45 por 28 de su rival, al que también castigó su desacierto en el tiro.

Sexto en la tabla con cuatro victorias, dos derrotas y un partido pendiente, CD Estudio, que vencía en el San José por 67-81 a un Lujisa Guadalajara Basket mermado de efectivos.

Con tres victorias y cuatro derrotas, Azuqueca, Tobarra, Movistar Estudiantes y Guadalajara, séptimo, octavo, noveno y décimo en la clasificación. Azuqueca, Tobarra y Guadalajara perdían esta jornada ante Quintanar, Alcalá y Estudio, mientras que el Estu ganaba a domicilio al Aloe Plus Lanzarote Conejero.

Remontada y victoria de Estudiantes por 64-75 ante Conejero. La clave, un gran último cuarto del equipo colegial que ajustó las defensas y con un gran dominio del rebote recortó distancia y siguió sumando ante el desgaste físico de un rival que se atascó en ataque y en defensa. Una de cal y otra de arena para Estudiantes que dos días después perdía en el Magariños ante Zentro Basket Madrid en el partido pendiente de la cuarta jornada. El equipo colegial caía en la prórroga (76-85) de un emocionante encuentro tras cuatro periodos apretadísimos.

Undécimo con tres partidos ganados, otros tantos perdidos y uno pendiente, Zentro, que sumaba dos victorias en tres días. La primera ante Náutico de Tenerife y la segunda ante Estudiantes.  El bajo acierto por fuera y la falta de contundencia bajo el aro fueron claves para la derrota por 69-80 de Náutico ante Zentro que aprovechó los errores del equipo nauta para llevarse un triunfo de la isla.

Con dos victorias y cinco derrotas, Distrito, Pozuelo y Lanzarote Conejero, duodécimo, décimo tercero y décimo cuarto en la clasificación. Y con solo un partido ganado Náutico de Tenerife y CB Agüimes, décimo quinto y décimo sexto y último en la clasificación del Grupo B.

Los mejores

En actuaciones individuales el jugador más destacado de la séptima jornada fue Gabriel Martínez, de Baloncesto Alcalá, 19 punto, 13 rebotes, 2 asistencias, 4 tapones, 5 faltas recibidas y 30 de valoración; el máximo anotador, Rubén Domínguez, de Movistar Estudiantes, con 23 puntos; el título de máximo reboteador lo comparten Gabriel Martínez, del Alcalá, y Pablo Rodrigo, de NCS Alcobendas, con 13 rebotes; y el mejor asistente fue Andrés Rico, de Distrito Olímpico, que repartió 7 asistencias.

Los partidos

Un solvente Rivas se impuso al Agüimes

Sexta victoria de la temporada, cuarta consecutiva, para Uros de Rivas Bon Lar que se impuso al CB Agüimes (83-62) en un partido “poco brillante pero resuelto con solvencia” frente a un rival que peleó hasta el último balón.

Una “bonita combinación” entre Álex Zamora que asistió y Julient Sargent que anotó permitió a Rivas lograr los primeros puntos y sentar las bases de lo que serían los primeros minutos de los locales en lo ofensivo, dice en su crónica el club ripense. Un tanteo de 10-8 en el marcador con seis minutos por jugar del primer cuarto; empate a 12 puntos a falta de poco mas de un minuto y 18-14 al final del periodo.

El segundo cuarto marcó el partido. Sendos triples de Javi de Pinto y Héctor Figueroa ampliaron la ventaja de Rivas, un acierto que le sirvió “para crecer en un rendimiento defensivo” que no daba opción a que Agüimes jugara cómodo “viéndose obligado a ejecutar malos tiros”. Aunque la diferencia llegó a ser de 18 puntos, el acierto desde el 6.75 de los canarios les permitieron irse al vestuario a 15, 48-33.

Tras el descanso bajó el nivel. Muchos errores “que convirtieron el partido en un carrusel de pérdidas de balón y lanzamientos mal seleccionados”. Parcial de 13 a 12 y 61-45 para los locales al final del tercer cuarto. Más 20 para Rivas al comienzo del último cuarto, pero los canarios no bajaron los brazos y con un parcial de 0 a 8 “volvieron a llevar la inquietud al marcador con seis minutos por jugar”. Guillermo Ordás impulso a su equipo y rompió la sequía anotadora “para devolver el partido a los 15 puntos de diferencia que marcaron la mayoría del choque” que acabó con rotundo 83-62.


El Madrid ganó a Distrito por la mínima

El Real Madrid se impuso a Distrito Olímpico por la mínima, 82-81, en un partido que se decidió en el último cuarto y que el filial blanco sentenció con un 2+1 a falta de un segundo para el final. Así contaba Marca el final de este partido de Liga EBA: El Madrid perdía por siete puntos contra Distrito a falta de 50 segundos para el final cuando “un magistral Spagnolo (Matteo) apareció para dar la vuelta al partido”. El base italiano de 16 años “sumó ocho puntos en apenas 36 segundos de juego, culminando la remontada blanca con un inverosímil 2+1 que puso en pie a todos los presentes en la Ciudad Real Madrid y que colocó el definitivo 82-81 en el marcador”.

Fue un partido que sin duda no merecimos perder por el trabajo tan serio que hicimos prácticamente durante todo el desarrollo del mismo”, nos dice el entrenador de Distrito, Miguel Lago. “Pese a que hicimos un segundo cuarto muy justo en anotación” (28-11), en los otros tres “y especialmente en la segunda parte-exceptuando los últimos instantes- el equipo rindió a un nivel muy alto que en condiciones normales debería haber bastado para llevarnos la victoria”.

En el primer cuarto (19-23) Distrito tuvo un ritmo de anotación “muy fluido, moviendo bien el balón y cómodos con el juego de nuestros interiores, generando buenas opciones tanto desde el bloqueo directo como desde poste bajo”, nos explica. Una tendencia, añade el técnico, que se rompió en el segundo cuarto, en el que “unimos nuestro desacierto en ataque, bien defendidos por el rival, a cierta locura en rotaciones defensivas” permitiendo que el Madrid anotara “con mucha fluidez” y “llegando al descanso 13 puntos abajo (47-34) desperdiciando el buen trabajo que habíamos hecho en el primer cuarto”.

Reaccionó Distrito tras el paso por vestuarios “y ajustamos esas situaciones de su ataque que tanto daño nos habían hecho antes del descanso”, subraya Miguel Lago. El equipo “lo hizo muy bien en este tercer cuarto” (parcial 12-2), precisa Lago, “jugando muchas situaciones de ventaja y siendo muy verticales al aro”. Según el técnico el partido se decidió en el último cuarto. “Volvimos a hacer muy bien nuestro trabajo” y “nos queda una sensación muy complicada de digerir, ya que perdimos en apenas 40 segundos la ventaja que llevábamos”.

Pese a lo duro y hasta cierto punto inmerecida que fue la derrota” Miguel Lago está “muy contento del rendimiento de mis jugadores”, ya que en estas semanas “nos estamos sobreponiendo a las diferentes bajas en forma de lesiones” y “estoy seguro de que si mantenemos está línea las victorias llegarán pronto”.


Quintanar se impuso al Azuqueca en la prórroga

El CB Globalcaja Quintanar se impuso en la prórroga (81-78) a un serio Isover Basket Azuqueca que se lo puso muy difícil. “Sin ventajas demasiado amplias” llevó el partido Quintanar con Khion Sankey y Carlos Gil como máximos anotadores “y con el incombustible” Jordan Roberts que jugó los 40 minutos del partido, afirma en su crónica El deporte conquense.

Un primer cuarto con alternancias, pero en los instantes finales un parcial de 9-0 llevó al equipo local a cerrar el periodo con 24-16 su favor. En el segundo el acierto de Gil dio más ventaja a Quintanar, pero tras un parcial de 0-9 de los alcarreños se llegó al descanso con un ajustado 41-38. Tras el paso por vestuarios siguieron las alternancias en el Ángel Lancho, aunque la batuta siempre la llevaron los locales que dirige Juan Carlos Navarro. Unos intercambios de tiros libres y de triples en un último cuarto de infarto llevó el partido al empate a 68 y a la prórroga.

En el tiempo añadido siguieron las alternancias de acciones y canastas, aunque Quintanar supo templar los nervios para acabar llevándose la victoria por 81-78. “Al Azuqueca se le resisten las prórrogas” titula su crónica el club azudense que señala que “a pesar de ir casi todo el partido por detrás en el marcador, llegaron con opciones al final, incluso pudieron ganar el partido antes de la prórroga”. Partido con altibajos por parte de un Azuqueca “que va encontrando su juego pero que sigue necesitando a los jugadores tocados y las incorporaciones”.

QuintanarAzuqueca_
BASKET AZUQUECA

Baloncesto Alcalá cortó  la racha de victorias del Tobarra

El Baloncesto Alcalá terminó con la racha de victorias del Tobarra CB al imponerse a los de Albacete en su visita al pabellón de Espartales por 82-73. “Una derrota detuvo el impulso del Tobarra CB” titula su crónica La tribuna de Albacete y es que el conjunto de Juan González cayó en Alcalá de Henares después de tres victorias consecutivas en las anteriores jornadas.

El partido estuvo marcado por el arrollador comienzo del equipo complutense, “que salió como un vendaval a la pista” y endosó un parcial de 14-1 a los tobarreños en poco más de tres minutos. En el marcador 24-10 al final del primer cuarto y 44-35 al descanso. Apretó Tobarra tras el paso por vestuarios y con un parcial de 19-25 llegó al final del tercer cuarto a 3 puntos, 53-50 en el marcador.

El último cuarto fue muy emocionante, con un Alcalá “luchando por hacer valer la ventaja adquirida anteriormente y un Tobarra CB intentando culminar la remontada”. A un punto llegaron a situarse los tobarreños pero nunca se pusieron por delante. En los últimos minutos la ventaja de cinco puntos adquirida por el Alcalá propició la precipitación en los ataques de un Tobarra “que buscó igualar la contienda de cualquier manera”, lo que supuso caer “por una mayor diferencia de puntos con el 82-73 final”.

Muy buen inicio del equipo local que fue clave para el transcurso del partido y para que la victoria se quedara finalmente de su lado”, nos dice el entrenador de Tobarra, Juan González Cano, quien añade que en tres minutos “se nos puso el partido muy en contra”.

Afirma el técnico que tuvieron que hacer “un gran esfuerzo para volver a igualarlo”, lo que no sucedió hasta el final del tercer cuarto o comienzos del último. Alcalá llegó “más fresco de piernas y de ideas” a los minutos finales y supo resolver el partido, según González Cano, quien concluye que “tenemos que aprender de los errores y pensar en el siguiente”.


El rebote clave en la victoria de Alcobendas ante Pozuelo

El dominio del rebote fue clave en la victoria del NCS Alcobendas ante un CB Pozuelo Arrabe Asesores (53-81) que fue a remolque durante todo el partido. Un total de 45 rebotes capturaron los granates por 28 del CB Pozuelo, al que también castigó su desacierto en el tiro, y es que los de Mariano Arasa tuvieron un 33% de acierto en tiros de campo -18% en triples- frente a un 46% -31% de tres- de su rival.

Un parcial de 22-15 firmó en el primer cuarto Alcobendas, que al descanso mandaba en el marcador por un abultado 27-50, un tanteo que sería complicado remontar. Menos puntos anotó en la segunda mitad del partido Alcobendas, que supo en todo momento conservar la renta obtenida. Los de José Antonio Ramírez cerraron el tercer cuarto con una ventaja de 29 puntos, 38-67 en el marcador, y acabaron sellando la victoria por 53 a 81.


Una de cal y otra de arena para Estudiantes

Una de cal y otra de arena para Movistar Estudiantes que jugó dos partidos en tres días. En el primero, correspondiente a esta jornada, se impuso a domicilio al Aloe Plus Lanzarote Conejero por 64-75, y dos días después cayó en el Magariños ante Zentro Basket Madrid en la prórroga del encuentro pendiente de la cuarta.

Victoria de Estudiantes ante Conejero con un gran último cuarto

Remontada y victoria de Movistar Estudiantes por 64-75 ante Aloe Plus Lanzarote Conejero en un partido en el que los locales fueron por delante hasta mediado el último cuarto. Diez abajo al descanso para el Estu (40-30) que tras el paso por vestuarios ajustó las defensas y con una mejor selección de tiro empezó a recortar distancia para firmar un buen último cuarto (parcial de 31/13) que acabaría dándole la victoria.

Nos costó mucho entrar en el partido -dice el entrenador del filial, Sergio Jiménez, en la crónica que publica el Club Estudiantes-, concediendo demasiadas canastas fáciles, precedidas de malas decisiones ofensivas y pérdidas de balón”. Además “no dominamos el rebote” y eso “nos penalizó llegando a perder por 10 puntos al descanso”.

Tras el paso por vestuarios “subimos en energía”, explica el entrenador del filial, “especialmente en selección de tiro”, lo que “nos hizo tomar mejores tiros y llegar con mejor predisposición defensiva”. A esto se suma, añade, que Movistar Estudiantes dominó el rebote “en ambos lados” y eso “nos ayudó a ir reduciendo la distancia para acabar cerrando el partido”.

Un total de 44 rebotes capturó Estudiantes (29 defensivos) frente a 26 (16 defensivos) de Conejero, al que castigaron sus 15 pérdidas de balón por siete del equipo colegial.

Sergio Jiménez expresó su satisfacción por la victoria. También porque el equipo “ha demostrado sobreponerse a las bajas” y por “la vuelta de dos jugadores que venían arrastrando lesiones como Gilad Levy y Ángel Comendador”.

Igualado fue el comienzo del partido disfrutando Estudiantes de las primeras ventajas (9-11, min 5), hasta que un triple puso por delante en el marcador al equipo local (14-13, min, 6.45) que llegó al final del primer cuarto con 21-18 a su favor. Parcial de 19-12 en el segundo cuarto y 40-30 al descanso para los de Iñaki Merino.

Al comienzo del tercer cuarto el buen juego interior de los de Lanzarote lograba abrir brecha en el marcador (44-30, min. 23.6) y su intensidad en defensa impedía anotar a un Movistar Estudiantes que se atascaba en ataque en los primeros cinco minutos. Pero la reacción no se hizo esperar y los del Ramiro se fueron metiendo poco a poco en el partido llegando al final del periodo a siete (51-44).

Último cuarto y todo por decidir. Movistar Estudiantes ajustó las defensas y con un gran dominio del rebote en ambos lados de la cancha recortó distancia y siguió sumando ante el desgaste físico de un rival que se atascó en ataque y en defensa. A falta de cinco minutos para el final el marcador reflejaba un 57-62 a favor del equipo colegial que acabó sentenciando el partido con el definitivo 64-75.

ConejeroEstu_LD
LANZAROTE DEPORTIVA
Estudiantes cayó ante Zentro en la prórroga

Movistar Estudiantes perdió ante Zentro Basket Madrid (76-85) en la prórroga de un emocionante partido disputado en el Magariños y pendiente de la cuarta jornada. Tras cuatro periodos apretadísimos, Zentro se llevó el encuentro pese al empeño del colegial Nacho Arroyo, que forzó la prórroga e incluso tuvo un último tiro para evitarla, afirma en su crónica sobre el partido Movistar Estudiantes.

Con un inicio tan defensivo como rápido, los pívots estudiantiles se encontraron con problemas de faltas. Gilad Levy fue el primero en irse al banco, y Emil Stoilov, con dos faltas, supo aguantar y ayudar en la pintura. Pese a los problemas en el juego interior, los chicos de Sergio Jiménez supieron reaccionar de la mano de Nacho Arroyo, con mucho protagonismo desde el primer cuarto. Los visitantes “hicieron amago de marcharse”, pero un arreón anotador liderado por Rubén Domínguez devolvió la igualdad al marcador, que al descanso señalaba un ajustado 36-38.

Tras el paso por vestuarios, un muy buen inicio de Gilad Levy, con 7 puntos, puso por delante a Movistar Estudiantes antes de que, con cuatro faltas, el interior tuviera que marcharse al banco. De nuevo defensa dura y de nuevo igualdad. Varios cambios de liderazgo y empate al término del periodo. El final del tiempo reglamentario fue una tómbola. Nacho Arroyo forzó el empate, y tras el fallo de Zentro, volvió a tener un tiro para ganar el encuentro, pero salió cruz, y con 67-67 en el marcador el partido se fue a la prórroga.

En el tiempo añadido, el dominio del rebote visitante fue definitivo. Pedro García y Vincent Gielen, con 28 rebotes entre ambos, dan buen ejemplo. Con el partido muy en contra, Estudiantes siguió luchando y, tras dos robos, tuvo un triple de Pablo Suárez para haber reducido la diferencia a 3 puntos, pero el balón no entró y el partido terminó muriendo con 76-85 en el marcador.

_EstuZentro
CLUB ESTUDIANTES

Un Guadalajara muy mermado perdió ante Estudio

Derrota de un mermado de efectivos Lujisa Guadalajara Basket ante CD Estudio (67-81) en un partido que desde el comienzo se les puso muy de cara a los madrileños.

Y es que al comienzo del partido se lesionó el base David Ávila, lo que unido a las bajas de José Manuel Ayuso y Pablo Moreno dejaba al equipo que dirige Marino Rodríguez muy corto de efectivos.

Igualado y vibrante comenzó el partido, según la crónica del club alcarreño, con buen juego por ambos conjuntos, con Jorge Roche y Antonio Izquierdo muy entonados por el equipo local y Juan Llorente por el visitante, y empate a 20 puntos al final del primer cuarto. En el segundo, Estudio metió una marcha más aprovechando las bajas del equipo morado y se fue al vestuario con una ventaja de siete puntos, 35-42 en el marcador.

Tras el descanso Guadalajara Basket intentó recortar distancia “con más fe que juego” y mediado el tercer cuarto se puso a cinco (43-48). Pero con un parcial de 0-9 los de Borja González de Mendoza dejaron el partido “casi sentenciado” con 47-61 en el marcador al final del periodo. En el último cuarto (parcial de 20-20) Estudio supo conservar la cómoda ventaja en un partido “que se les puso muy de cara desde el principio” y selló la victoria por 67-81.

GuadaEstudio_ISNA
IVÁN SERRANO (NUEVA ALCARRIA)

Un desacertado Náutico perdió ante Zentro

El bajo acierto por fuera y la falta de contundencia bajo el aro fueron claves en la derrota por 69-80 de Náutico de Tenerife ante un Zentro Basket Madrid que aprovechó los errores del equipo nauta para llevarse un triunfo de la isla.

El escolta Erik Persson y el interior Vincent Gielen, con 15 y 13 puntos, lideraron a Zentro, mientras que Alberto Cabrera, 18 puntos, y José Ibáñez, 14 puntos, comandaron el intento de remontada de Náutico que no pudo sobreponerse a su bajo acierto en el triple (25%) ni a su falta de contundencia bajo el aro (28-39 en rebotes), destaca el club nauta en su crónica sobre el partido.

Zentro salió enchufado frente a un Náutico “despistado en defensa” y con un Niang Fallou “precipitado en los dos lados de la cancha”. Gielen, que se imponía una y otra vez en el rebote ofensivo, subía un 4-9 al marcador, aunque la entrada de Alberto Cabrera y José Ibáñez acercaba a los tinerfeños. Pero Persson desde el triple volvía a dar aire a los suyos que cerraban el primer cuarto con 10-15 a su favor.

El segundo cuarto “confirmó en el marcador las malas sensaciones del primero para los santacruceros”. Cuatro puntos seguidos de Ailton Lopes, un triple de Pablo Pérez y una canasta al contragolpe de Imru Duke tras un tapón a Cabrera “rompieron el partido”. Zentro impuso su defensa ante La Marea que no encontraba tiros cómodos y se marchó al vestuario con 21-42 tras cuajar una gran primera mitad.

Tras el descanso Náutico transmitió “mejores sensaciones consiguiendo hacer más daño desde la defensa”. Varios triples de Alberto Cabrera “hacían recuperar el tono a los suyos” pese a que el marcador seguía siendo abultado. Zentro sumó puntos desde el  tiro libre “en su peor momento del partido” e Ignacio Rodríguez cerró el tercer cuarto con un triple “que parecía sentenciar el encuentro” con 43-62 en el marcador. Parecía, porque Náutico siguió creyendo y de la mano de Alberto Cabrera y José Ibáñez estuvo a punto “de dar la campanada en el último parcial”.

Los tinerfeños empezaron a anotar de tres, “cortocircuitaron” el ataque de Zentro y recortaron la distancia hasta dejarla en cuatro puntos (69-73) tras una canasta espectacular de Cabrera, pero entonces apareció Persson “para matar el partido con un triple tras bote que acabó con las ilusiones de los chicharreros y certificar la victoria del equipo de la capital de España (69-80)”.

Para Zentro “esta semana era muy importante. Prácticamente tres partidos en siete días”, nos dice Dani Molina, y el primero contra Náutico, un equipo “que no está teniendo los resultados esperados” pero con “una magnifica plantilla sobre todo en ataque” con cuatro jugadores por encima de un 40% de acierto en tiro de tres.

Una plantilla también “difícil de gestionar” al tener varios jugadores en dinámica ACB con Iberostar Tenerife, añade el entrenador ayudante de Zentro. “Nos presentamos como si fuéramos a jugar contra todos” y así fue porque estuvieron Alberto Cabrera, Rihards Berzins, Danilo Brnovic y José Luis Ibáñez…. “no faltó ninguno”.

Zentro salió como siempre “con muchísima intensidad, dispuestos a controlar el rebote, a ser una defensa muy agresiva y a intentar correr y anotar en transición”, afirma el técnico, aunque en el primer cuarto en ataque “nos lastraron las cinco o seis pérdidas de balón”, pero en defensa “estuvimos bien” pudiendo dejar a Náutico en 10 puntos en el primer cuarto (10-15). En el segundo “solucionamos las pérdidas tomando mejores decisiones y pudimos anotar con mayor facilidad”. Zentro hizo un amplio parcial y se fue al descanso con +21 en el marcador (21-42).

En la segunda mitad “salimos como si ya hubiésemos ganado el partido” y “volvimos a cometer errores absurdos en ataque y muchas pérdidas de balón”, lo que “nos volvió a lastrar” ya que Náutico dejó de defender en individual y “nos rompió el ritmo en ataque y el estilo de juego” y “les fue muy bien”.

Dani explica que no solo “perdimos balones, sino que nos robaron balones” y a partir de ahí “anotaron con facilidad tanto de tres como de dos, subieron un montón la dureza -nosotros no tanto- y nos obligaron a pagarles con faltas sus robos, por lo que entraron antes que nosotros en bonus”. Al final, “acciones nuestras de un talento brutal” y la gran renta de Zentro dificultó que Náutico culminase la remontada.

Pero seguro que Náutico “va a ir para arriba. Es un equipo con un talento ofensivo brutal, con Cabrera, Berzins, Ibáñez…un equipo ´supermegatalentoso´” que no se rindió en ningún momento pese a la diferencia en el marcador.

Y si no hubiera sido por algunas acciones “de megatalento” de Erik Persson, Pedro García o Juanjo Santana al final del partido “nos hubieran dado un susto”, concluye el técnico, quien insta a “seguir trabajando, gestionar mejor las ventajas y cerrar un poquito antes los partidos”.

_NáuticoZentro
RC NÁUTICO TENERIFE

Clasificación

1920_EBABC7


Autora: @lopezrosa