Apasionantes han sido las Fases Finales de Ascenso a LEB Plata, con 16 equipos en dos localidades jugándose seis plazas en cuatro intensos días. Un formato corto que no premia la regularidad, sino el estado de forma, suerte o la experiencia. El inicio de la competición un jueves y los horarios matinales dejaron unas gradas con un aspecto un poco vacío en determinados partidos, algo que cambiaba cuando los equipos locales jugaban. Después de nuestra cobertura (amplias previas, entrevistas a nueve entrenadores…), ahora es momento de acercaros algunas claves de estas Fases:

Factor local

No siempre jugar en casa es igual a ascenso, algunas veces la sobrepresión pasa factura o te topas con un contrario más fuerte. Este curso no ha sido y los dos equipos de “casa” (ocho equipos jugaban en una fase) han ascendido, con un factor fundamental de la afición, cuando “tiró” por el equipo en momento críticos (UDEA el primer día ante Estudiantes y Baloncesto CDP en la segunda jornada contra Alcobendas). Es más, Bierzo Fitness Dentomedic CDP ha sido el único primero (luego lo analizaremos) que ha subido: buen debut contra Jairis, batalla ante Alcobendas y consolidación frente a Marbella. Tres victorias con un tridente imparable: Prince-Warnock-McDonell.

UDEA Algeciras llegaba como tercero del Grupo D y se mostró como un equipo compacto. Tuvo la experiencia para remontar en los momentos finales un partido que tenía el filial de Estudiantes ganado; el segundo día no dio opción a Ardoi, que había sorprendido a Tarragona, con lo que consiguieron los algecireños ser el primer equipo en subir, dedicándole Javier Malla unas emotivas declaraciones a su padre, recientemente fallecido. Su poderío, otro tridente: Ortega-Kelly-Koyanouba.


La caída de los primeros

Como si un guionista de Juego de tronos hubiese escrito el destino de los primeros de conferencias, que prácticamente cayeron todos. El filial del Gran Canaria llegaba como gran favorito del cartel en el Grupo 2 de la Fase A. Con el reciente Campeonato Júnior rompiendo la sistemática de entrenos del equipo, los canarios no exhibieron las virtudes que mostraron durante la temporada, y tanto Pardinyes como Benicarló llegaron como aviones. Sin embargo, los de Gabi Alonso tiraron de casta para ser terceros ante un desmotivado Chantada que tuvo los días previos las dos victorias en su mano y se le escaparon de mala forma.

Ibersol CB Tarragona llegaba tras ganar la F4 del C como otro gran favorito, pero el largo viaje le debió pasar factura y no se encontró ninguno de los primeros días. Ardoi le desarboló desde el triple y el primer impacto del día le dejó anonadado ante Estudiantes B, donde Torres brilló pero el juego exterior del joven filial consiguió llevarse el gato al agua. En la última jornada, ante un UDEA ya ascendido, consiguió la victoria del honor.

En el Grupo 4, letal con dos primeros, ambos cayeron ante un UBu Tizona intratable y un equipo compacto y muy serio como Monbus CB Igualada. Angels Visión UPB Gandía, campeón de la Conferencia E, en la primera jornada no se encontró ante Tizona, que marcó una diferencia importante, ganándole todos los cuartos; en la segunda, se le hizo el partido largo ante Igualada, que se desmarcó en el último cuarto. Con opciones de ser segundo si ganaba de más de seis a Enrique Soler, llevó el partido hasta extremos insospechados, llegando a jugar dos prórrogas para finalmente caer ante los melillenses.

CAM Enrique Soler, líder del grupo D, no pudo contar con su killer Kalinicenko (bien suplido por Artiles) y tuvo a Davis tocado. Los de Javi Nieto empezaron bien, ganando en la prórroga a Igualada en un partido muy competido. La dura derrota contra Tizona (-18) en la segunda jornada los dejó malheridos, llegando a la última jornada solo con la posibilidad de ser segundos y dependiendo de otros resultados. En un intenso tercer partido, ganaron, como hemos dicho, a Gandía, pero no valió para mucho, pues Igualada no falló ante Tizona.


Smallball

Si algo ha conseguido Gerard Encuentra en Pardinyes es crear una mentalidad de luchar hasta el final. Da igual el partido, con cuatro pequeños siempre consigue crear un desequilibrio y buscar opciones bien por dentro sin balón, o con el extrapass en el perímetro para llegar al triple. La primera victoria, con sorpresa, por lo contundente que fue ante GranCa (+17), les hizo creer aún más en sus posibilidades. En la segunda jornada llegó ese momento que suelen tener todos los campeones: medio noqueados por Chantada, perdiendo por más de 22 puntos de diferencia ya en la primera parte, no se dejaron ir, siguieron con su trabajo atrás y esperaron el momento de que los lanzamientos entrasen. Y como hormiguitas se fueron acercando. Manchón cogía el peso anotador de los lucenses, y se producían continuos fallos e imprecisiones, pero los ilerdenses iban sumando más, dos tiros libres por aquí, una entradita… y en un saque de banda Fernández se quedaba solo y empataban a 79 con un triple. Chantada no supo jugar su posesión y perdía el balón, decidiendo hacer una falta sobre Davis a 14 segundos (que no fallaba y ponía el 81-79). Chantada no llegaba a realizar ni un tiro claro para ganar y la victoria era para los ilerdenses. En la tercera jornada, duelo directo ante Benicarló, donde su mayor experiencia, su acierto en el triple y un imperial Pau López les hizo llevarse la victoria y el ansiado ascenso, con Gasque de falso ‘cinco’ y tirando de fuera, Davis de ‘cuatro’ pero jugando como un uno, el experimentado Pau López y los jóvenes ilerdenses (brilló Bergadà al lado de Lafuente).


Tizona, el regreso de un mítico

Ya nos comentaba su entrenador, José Luis Cubillo, que el objetivo era mejorar la temporada pasada. Y vaya si lo han conseguido. Desde el principio mostraron una gran solidez, con Ayoze Alonso desde el ‘uno’ y De Assis por dentro. La clara victoria sobre Gandía (+19) mostraba el camino, refrendando ante Enrique Soler, al que desarbolaron (+18). Con esa diferencia, llegaban al último partido con una buena renta de puntos para los averages incluso perdiendo, y contra Igualada fueron derrotados pero con la sensación de controlar el partido en todo momento. Tizona está de vuelta en LEB.


Las revelaciones

Aunque no consiguieron el premio del ascenso, y junto con el filial del Estudiantes (que sí subió), CB Benicarló y en menor medida Monbus CB Igualada fueron las revelaciones de las Fases de Ascenso. Tremendo el cuadro castellonense, que llegó a la tercera jornada tras dos victorias y se jugó el ascenso directo con Pardinyes. Tuvo la repesca ante un duro Alcobendas, pero a los chicos de Jordi Adell les pasó factura jugar cuatro partidos en cuatro días. Para el recuerdo las asistencias de Colado, la puntería de Riverol, el dinamismo de Richards y la solidez de Maric. Mucho mérito en un equipo que llegó desde Primera Nacional y ha llenado su pista cada partido.

Decimos que Igualada es “menor” revelación, pero no por quitarle importancia a su éxito, que tiene enorme mérito, sino porque éramos conscientes del enorme potencial que tenían y lo han demostrado siendo un equipo en mayúsculas. Ojo a este proyecto, porque el Igualada de Jordi Martí acabará llegando a Ligas LEB seguro (o eso esperamos).


Segundas oportunidades

El nuevo formato permitía dos enfrentamientos entre los segundos de cada grupo en cada fase. Al NCS Alcobendas se le había escapado ante Ponferrada el ascenso tras ganar meritoriamente a Marbella, y refrendarlo ante Jairis el sábado. Les esperaba Benicarló, al que le pesó el partido en la segunda parte, y los pupilos de José Antonio Ramírez hacían valer su fondo de armario para ganar de forma clara y conseguir con ello el regreso de varios clásicos (si siguen) a LEB (Morentin, Díaz-Morera…).

La otra plaza era para el filial del Movistar Estudiantes, que se colaba en la lucha por el ascenso tras la renuncia del Real Madrid. Cuartos, tras una increíble racha de 12 victorias en LR, ese estado de forma, y sin verse afectado por el Campeonato Júnior, llegó hasta Algeciras. Casi sorprenden a UDEA, se desmelenaron ante Tarragona y ante un combativo Ardoi jugaron como unos veteranos, con Arroyo en modo estrella. Les quedaba el último pase, y en un durísimo partido donde las defensas primaron lograron ganar con un buen último cuarto. Las mejores versiones de Tamayo y Arroyo se juntaron a Giedraitis y Alderete.

Anuncios