Volvía José Luis Cubillo al banquillo de UBu Tizona y la temporada no pudo ser mejor para este entrenador referente en Burgos. Su apuesta por el valor nacional y local resultó satisfactoria; ahora, su equipo aspira a hacerlo lo mejor posible sin renunciar a nada, con el respaldo de un club de mucha tradición en una ciudad donde el baloncesto se vive con gran pasión.

Zona de Básquet – Volvías esta temporada al equipo EBA y el proyecto al inicio por nombres pintaba bien, capacitado para estar arriba. ¿Se ha cumplido el primer objetivo marcado con la clasificación para la Fase de Ascenso o como he leído no entraba en vuestros planteamientos (según José María Naveira)?

José Luis Cubillo – El objetivo marcado antes de empezar la liga era mejorar el resultado del año pasado e intentar luchar por estar en los puestos de arriba, no nos marcamos ir a la Fase de Ascenso como objetivo, pero sí estar luchando con los cuatro o cinco equipos más fuertes de nuestro grupo hasta el final y dar una buena imagen durante toda la temporada, ya que en la anterior hubo muchos altibajos.

ZdB – La Liga Regular fue durísima, con un FNB Ardoi que apenas falló y un perseguidor como Pas Piélagos con un bloque muy joven que no desfallecía y con el que os jugasteis estar entre los dos primeros o no. ¿Cómo fue vivir al límite de no poder fallar nunca?

JLC – Fue una situación muy difícil, sobre todo las últimas jornadas, porque veías los resultados de Ardoi y Piélagos y a pesar de que llegaban ajustados con los otros equipos a los últimos minutos no perdían nunca. De hecho, Ardoi es el equipo que menos partidos ha perdido de todos los grupos de EBA entre las dos fases; nosotros, los segundos, estuvimos hasta última hora con la tensión de quedar fuera. Al final no podías perder ningún partido porque ellos no fallaban y fueron los enfrentamientos directos los que resolvieron la liga. Pero, sin duda, yo creo que fue un enchufe de tensión y competitividad durante todo el año, que creo que puede ser positiva para la Fase de Ascenso.

ZdB – Formáis un equipo compacto, con buena distribución de roles y gente de calidad en todas las posiciones ¿Cómo es el juego de tu equipo?

JLC – Sí, creo que la plantilla está muy compensada y a pesar de tener muchas lesiones a lo largo de la temporada hemos mejorado en muchos aspectos de nuestro juego. En la primera mitad de la liga éramos un equipo muy anotador, de transiciones muy rápidas y un juego alegre, pero recibíamos bastantes puntos. En la segunda vuelta hemos bajado un poco el nivel anotador, pero nos hemos convertido en la mejor defensa de nuestro grupo.

ZdB – Al contrario de dos rivales de vuestra fase, no tenéis extranjeros, pero sí habéis fichado gente de fuera de Burgos que os ha dado un plus de calidad. ¿Se ha notado la llegada de Pomares, Alonso, Pablo Román o el fichaje invernal de Álex Ramón?

JLC – Creo que categorías como la Liga EBA debería ser el lugar idóneo para que los jugadores nacionales con proyección jueguen muchos minutos y maduren para afrontar competiciones de una mayor categoría, en ocasiones acompañados de jugadores nacionales veteranos que les aconsejen o uno, dos extranjeros, pero no creo que sea positivo para el baloncesto español que en esta categoría haya equipos con cinco o seis jugadores no nacionales. Por eso hemos apostado por una plantilla con estas características: jugadores nacionales jóvenes que han hecho buenas temporadas en años anteriores en la EBA, e incluso este año jugando juntos han podido mejorar sus números y han subido muchísimo el nivel del equipo.

ZdB – Otro jugador que ha alcanzado una madurez tremenda y está en un nivel de escalones superiores es Julio De Assis. ¿Notas ese crecimiento también?

JLC – Esta temporada es la única que he podido entrenarle y numéricamente en comparación con otros años he tenido la suerte de ver la mejor temporada que Julio ha hecho en liga EBA, con 20 puntos por partido y 7.7 rebotes para una valoración de 26. Ha sido un jugador dominante durante la liga y hemos luchado todo el año por corregir ciertos aspectos de su juego que todavía lo pueden hacer mejor, creo que todavía tiene mucho margen de mejora y si pule ciertos detalles puede ser un jugador de ligas muy superiores a esta.

ZdB – Un jugador que llegaba esta temporada desde el otro equipo de la ciudad es Mario Tobar. Contar con él en una fase, con su experiencia y calidad, es un lujo, ¿verdad?

JLC – Mario es un jugador con gran experiencia y calidad, pero lo que más destacaría de él, es su competitividad, un jugador que se pega en todos los entrenos y lucha cada segundo que esta dentro de la cancha. Un verdadero lujo, un tipo de jugador que todo entrenador quiere tener. Se formó en nuestras categorías inferiores y estamos muy felices de que este año regresara para ayudarnos a crecer.

ZdB – Analizamos de forma rápida a vuestros rivales. CAM Enrique Soler es un equipo hecho para ascender, con extranjeros de calidad y nacionales que piden paso. ¿Son el rival a batir?

JLC – Sin duda parece el rival más fuerte, con una rotación, a priori, más amplia que los demás equipos. Tiene cinco jugadores que anotan más de 10 puntos por partido y sobre estos cinco destacan Erikas Kalinicenko y Jeremiah Davis (ambos con 16.5 puntos por partido). Es difícil jugar contra un equipo en el cual los cinco jugadores que están en la cancha tienen muchos puntos en sus manos. Y el resto del equipo son jugadores que aportan. En resumidas cuentas, un grandísimo equipo.

ZdB – Gandía, tal vez, es el rival con más experiencia en fases y aunque cuenta con Miller es un bloque renovado. ¿Has pensado ya cómo parar el “backcourt” que forman Ferrando y Ródenas?

JLC – Es un rival muy duro con un juego interior muy fuerte con Miller, Nwelue y Kanu Aja, jugadores muy físicos y que cerca del aro sacan muchas ventajas. Y jugadores como Ferrando y, sobre todo, Ródenas (que anota de media 16.2 puntos) abren mucho el campo por el gran peligro que tienen y facilitan a los interiores tener espacios para jugar.

ZdB – Quizás Monbus Igualada sea el equipo que algunos consideran más flojo de este grupo, pero hay estar muy atentos a su juego de equipo. ¿Tal vez sea más peligroso un equipo sin figuras que otro con una o dos estrellas?

JLC – Todos los equipos que estamos en esta fase es por méritos propios y por hacer una muy buena temporada. Es cierto que es un equipo sin una clara referencia, pero aportan todos, tienen nueve jugadores que siempre aportan de media entre 7 y 12 puntos, equipo muy compensado que destaca como bloque y se ha clasificado después de una fase y una F4 en el grupo catalán, que siempre tiene un grandísimo nivel.

ZdB – La última. Una que hacemos a todos los entrenadores inmersos en la lucha por el ascenso. En caso de subir, ¿está capacitado Tizona para hacer efectivo el salto a Plata?

JLC – Los directivos nos han asegurado que si ascendemos deportivamente, ellos van a poner los medios para que juguemos en LEB Plata. Siempre nos han respaldado y hacen un esfuerzo grandísimo para mantener la cantera y el equipo, es de agradecer tener a directivos como Fernando, Miguel Ángel y otros muchos que fomentan y han fomentado el baloncesto en Burgos durante tantos años.