Sin duda, merecía la pena buscar un hueco para hablar con Òscar Navarro (1980), entrenador del equipo revelación del Grupo C, un Tenea CB Esparreguera que llegaba invicto desde Copa Catalunya para asentarse con mucha fuerza en la zona noble de la clasificación, con un bloque prácticamente continuista y sin extranjeros, lo que da aún más valor a lo que están realizando.

Zona de Básquet – ¡Vaya temporada que estáis haciendo! Sabemos que tienes mucha confianza en tu bloque, en tu equipo, en el trabajo diario que hacéis, en la preparación de los partidos… ¿pero esperabas tan buenos resultados a principio de temporada?

Óscar Navarro – Pues la verdad es que no. Desde el principio nuestro objetivo era la permanencia y evitar como fuera las tres plazas de descenso. Queríamos estar alrededor de las 8 o 9 victorias y ni en el mejor de los planteamientos podríamos soñar con estar con las 15 victorias que llevamos.

ZdB – Llegas a CB Esparreguera la 16/17, desde el baloncesto femenino (Basket Almeda), a pesar de que tu trayectoria hasta ese equipo siempre estuvo ligada a baloncesto masculino. ¿Te costó cambiar el chip de un baloncesto a otro?

ÒN – Bueno, hay diferencias notables entre un equipo masculino y uno femenino. Soy un defensor del baloncesto femenino y tengo muy claro que los éxitos actuales tienen mucho que ver con las tres temporadas en las que estuve aprendiendo en él. Me costó sobre todo por el ritmo de juego, pero también me han ayudado cosas de la gestión del vestuario.

ZdB – En tu primera temporada la FCBQ ya te elige mejor entrenador de la Copa Catalunya, aunque el equipo no consiguió subir. ¿Qué supuso en ese momento ese premio para ti?

ÒN – Significó mucho a nivel de staff. Fue un reconocimiento a la labor del grupo que me acompaña y que trabajaron junto conmigo muchísimo.

ZdB – La pasada campaña no falla el equipo: ganáis la Copa Catalunya y lo hacéis a lo grande, sin perder ningún partido. Está claro que cuando llevas una dinámica positiva todo va sobre ruedas, ¿pero cómo se consigue la dureza mental en el bloque para lograrlo, para qué nada se ponga en vuestra contra y sobrellevar la presión del record en una competición tan complicada como es la Copa Catalunya?

ÒN – Aquí hay mucho trabajo diario, se compiten todos los ejercicios, se les exige, se les aprieta y se les hace ver lo difícil que es ganar siempre. Pero aparte del trabajo, bajo mi punto de vista, hay tres factores claves que dieron ese resultado. El primero, lo mucho que creyeron los jugadores en lo que les proponíamos, en el trabajo diario y en el respeto que tuvieron a todos los rivales. El segundo, la ambición que mi grupo de trabajo ha mostrado siempre y la que los jugadores han mostrado tener. Y por último, la suerte que en algunos partidos tuvimos en los momentos importantes.

NavarroÒscar1
CEDIDA

ZdB – Una de las cosas que más nos llama la atención es la continuidad del bloque: hasta 11 jugadores siguen y los dos refuerzos llegan desde Copa Catalunya para dar más amplitud. La compenetración de la plantilla es un punto fuerte, ¿pero no teníais un poco de vértigo en pretemporada con esta apuesta tan fuerte?

ÒN – Evidentemente que tuvimos vértigo, y recuerdo dos momentos muy complicados donde aparecieron dudas. El primero, después de la primera derrota en casa contra CB Quart, donde nos pasan por encima y no tenemos ninguna opción de competir. Y la segunda, cuando perdemos en la sexta jornada y estamos con un balance de 2-4. Allí aparecen dudas, pero este grupo humano tiene un espíritu increíble. El secreto aquí está en las relaciones que hay internas en el vestuario, hemos conseguido suplir la falta de acierto o calidad con ambición y trabajo.

ZdB – No podemos pasar la oportunidad y no preguntarte por La barba eterna, ese ala-pívot de espaldas de pívot, altura de alero y cabeza de base: Rubén Morales. Tener un jugador tan especial como él es un lujo que te hace la vida más fácil, ¿no?

ÒN – En este aspecto no soy imparcial. Me hace la vida más fácil y mejor. A nivel deportivo es uno de los mejores jugadores que he entrenado y su papel dentro del vestuario es terriblemente clave en las dos temporadas que lleva con nosotros. Desde el primer día ha demostrado estar al servicio del equipo en todo momento y me ha ayudado dentro y fuera de la pista a mantener el grupo en tensión y unido.

Al final es un jugador especial y una persona increíble. Los que vivimos con él, sabemos la suerte que tenemos de disfrutarlo en pista pero aún más fuera.

ZdB – El equipo funciona como un bloque por las rotaciones y la importancia de la segunda unidad, pero te queremos preguntar por dos nombres: Dani Fontanals, el multiusos y tirador de tu equipo, y Miquel Aliaga, mucha juventud, pero buen físico para el ‘uno’ y progresión, con paso por cantera ACB. Háblanos un poco de ellos.

ÒN – A Dani lo he entrenado 6 o 7 temporadas. Creo que poco a poco va cogiendo más responsabilidad y pienso que tiene mucho margen de mejora. Dani estoy convencido de que podría, puede y ojalá pueda jugar más arriba. Tiene unas características espectaculares y mi relación con él es muy especial. Realmente no me imagino el equipo sin él.

Miquel es un monstruo. Es un caso digno de estudio. No sufrió en ningún momento la adaptación a Sénior y su primera temporada ya fue algo increíble. Este año sus números hablan por sí solos y con su edad ya se ha puesto el equipo a la espalda en más de una ocasión. Es un jugador con un abanico de virtudes a nivel ofensivo muy grandes, y que está mejorando el tiro exterior, lo que lo hace muy peligroso. A nivel defensivo no puedo ni describirlo, su esfuerzo y trabajo son escandalosos. Su versatilidad y humildad dos grandes virtudes. Creo que si sigue mejorando el tiro exterior, la EBA le quedará pequeña, sin duda.

Zdb – A pesar de ser un club modesto y con limitaciones, ver el pequeño pabellón de Esparreguera abarrotado y que sea una fiesta en cada partido de casa, es señal inequívoca de que algo se está haciendo bien, ¿verdad?

ÒN – Sin duda. Ya no sólo por los partidos de casa, sino también porque más de 300 personas nos han seguido a algunos partidos fuera. Creo que el tener 9 jugadores de la casa y el cómo se juega, hacen que la afición nos siga y apoye.

Y con mención especial a los Serrallongues, un grupo de chavales jóvenes de la casa que nos animan todo el partido y en todo momento.

ZdB – Además de entrenador del EBA, eres director técnico del club. ¿Cómo va el trabajo en la base? ¿Cuántos equipos y chavales tenéis? ¿Estáis contentos con el trabajo desarrollado? El ayuntamiento y los patrocinadores locales imaginamos que son básicos en este cometido, ¿no?

ÒN – Pues tenemos la suerte de que en nuestro pueblo el baloncesto tiene un papel muy importante. Evidentemente los patrocinadores y el ayuntamiento nos ayudan a subsistir y poder seguir creciendo, pero también es cierto que somos un club privado con un pabellón propio.

Ahora mismo el club está creciendo mucho y estamos muy contentos de la expansión que estamos teniendo; tenemos una escuela de baloncesto con 40 niños aproximadamente. Además, contamos con 23 equipos y unos 200 jugadores aproximadamente.

Estamos contentos del desarrollo y de la evolución, pero tenemos mucho camino por hacer y tenemos muchas ganas de seguir con el proyecto que iniciamos sobre todo las últimas tres temporadas.

ZdB – Si no me equivoco, además trabajas con las selecciones de base de Cataluña. ¿Cómo es este tipo de “trabajo”?

ÒN – Es un trabajo muy diferente al del primer equipo del CB Esparreguera. Es un proceso muy apasionante con chavales de 14-15 años, de primer nivel y que tienen un talento inacabable.

Es un trabajo donde intentas hacer crecer a nivel formativo a jugadores ya de por sí muy trabajados y hacerles vivir un Campeonato tan exigente de la mejor manera posible, sin olvidar la competición ni la edad que tienen.

A pesar de ser un proceso largo, es muy intermitente y eso hace que haya muchos momentos y espacios vacíos entre entreno y entreno. Es muy divertido y me siento un privilegiado al poder trabajar para la Federación Catalana y vivir un Campeonato de España con el nivel y los jugadores que hay.

ZdB – Queremos aprovechar esta charla para que nos hables de tu cuerpo técnico y de las funciones que realizan.

ÒN – En este aspecto tengo mucha suerte. La verdad es que todos tenemos mucha ambición y la relación entre nosotros y con los jugadores es clave para el resultado final. Somos un grupo de trabajo de siete personas.

Dani Sánchez lleva el bloque de tiro semanal y hace los cortes de video de los rivales.

Siscu Farré lleva la parte del vaciado estadístico y una parte de estadísticas que no se ven.

Gemma Afonso es la preparadora física y lleva la adaptación a pista de cada sesión.

Nil Lamana es el Fisio y nos da un color especial al día a día.

Andreu Martin es el delegado de equipo y es el que lleva todo lo que no es puramente baloncesto.

Miquel Capmany es el delegado y hace la estadística; es el que hace el montaje del vídeo final y nos quita mucha faena a nivel estadístico.

ZdB – ¿Cómo es el planning del equipo?

ÒN – Hacemos dos sesiones físicas a las semana (lunes y miércoles), tres de pista (lunes, miércoles y viernes) y una de scouting (viernes).

ZdB – Esta semana analizábamos la cabeza con tres equipos con opciones. Queremos que te mojes y nos digas tus dos favoritos para clasificarse para las semis con el CB.

ÒN – Pues la verdad es que los tres equipos implicados están muy bien trabajados y son equipos muy sólidos. Si tuviera que apostar creo que por la ligera ventaja que llevan, los dos equipos que entrarán, salvo sorpresa, serían Quart y Tarragona. Aunque hasta la última jornada puede haber sorpresas en esta liga.

ZdB – Nosotros vemos al Grupo C, por la igualdad reinante, un poco como el desconocido. ¿Cuál sería tu quinteto de la competición del Grupo CA? ¿Algún jugador U22 a tener en cuenta?

ÒN – Para mí es muy difícil hacer un quinteto. Pero os pondré un par de nombres por posición: Valle o Marc Ollé (bases), Aliaga o Vit (exteriores), Fontanals o Juanola (aleros), Pradilla o Tejero (ala-pívots), Ferran López o Rubén Morales (pívots).

Como U22 a tener en cuenta, Vit Krejci y Jordi Juanola.

ZdB – ¿Cómo es el baloncesto que te gusta que tu equipo juegue y cuáles son los entrenadores que te han marcado en el desarrollo de tu estilo propio?

ÒN – Me gusta un baloncesto alegre, construido desde la defensa, con ataques cortos y dando bastante libertad a los jugadores. Acostumbro a ser un entrenador que no negocia atrás y que en ataque doy bastante importancia al ritmo de la pelota y fomento mucho el tiro exterior.

Hay diferentes entrenadores que me han marcado a nivel personal. Ramon Reigada ha sido un entrenador muy importante en mi carrera deportiva y Manel Blanco, que estuvo en el club unos años. Cuando tengo opción de ver partidos para analizar cosas, me gustan mucho David Blatt y Zelco Obradovic.

ZdB – Aspectos como el coaching o el scouting son fundamentales en el baloncesto moderno. ¿Lo ves igual aunque sea Liga EBA?

ÒN – Para mis equipos y para la particularidad del CB Esparreguera son claves. Creo que el baloncesto actual no se puede entender sin ninguno de estos aspectos. El scouting bien entendido es vital para el rendimiento del equipo. Poder ver donde les puedes hacer daño y  sus puntos fuertes para poder modificar pequeñas cosas durante la semana. Son aspectos cruciales que hemos trabajado en las tres temporadas que llevamos. Con mi staff somos capaces de ver muchos partidos cada semana.

Por otro lado, no olvidamos actividades fuera de pista, mentales y de cohesión de grupo. Para nosotros es un aspecto donde este equipo ha crecido más en estas tres temporadas.

ZdB – Hace unos días se hizo pública tu renovación con Esparreguera. Imaginamos que contento por la renovación “en casa” tras este gran curso, ¿no?

ÒN – La verdad es que sí, estoy cerca de casa, en un lugar donde me siento valorado y donde entreno a un grupo humano que cree mucho en lo que les intento transmitir. No puedo pedir más.

Anuncios