Hoy charlamos con Alberto Fafián (1968, Chantada), que sigue un curso más a los mandos del Ucoga Seguros CB Chantada, sacando de nuevo su chistera para, a través de la fórmula del trabajo diario, mostrar de nuevo el truco que sitúa al cuadro lucense en la zona noble. Buen momento para hablar con un técnico que siempre deja declaraciones interesantes.

Zona de Básquet – Otra temporada más y Chantada está arriba. ¿Cuál es tu receta para estar siempre rondando la zona alta?

Alberto Fafián – ¿Receta? Pues tratamos de hacer las cosas bien desde la perspectiva que nos da la experiencia, el conocimiento de la categoría y la recíproca confianza que mantengo con el entorno del club. Me siento totalmente respaldado en la toma de decisiones y eso es fundamental. Tenemos muy claro que un porcentaje muy alto de éxito o fracaso está determinado por el trabajo de construcción de plantilla del mes de agosto y ahí tenemos muy claros los perfiles, humanos y deportivos que han de encajar a la hora de configurar el equipo. Luego, el trabajo diario y la seriedad a la hora de cumplir compromisos refuerzan y consolidan todo lo anterior.

ZdB – El inicio fue incierto con tres derrotas en seis partidos; luego, dinámica buena con cinco seguidos ganando y ya desde ahí no hubo bajón (como sí hemos visto en otros equipos). ¿Hay miedo a que llegue ese momento que suelen sufrir todos los equipos de debilidad?

AF – Si os digo la verdad, no tenemos tiempo de pararnos a tener miedo, si queremos llegar a estar finalmente en esas dos primeras posiciones hemos de adaptarnos y superar todo tipo de adversidades. La regularidad es la clave, tendremos buenos y malos momentos pero lo que les pase a otros no nos puede condicionar, nuestros recursos son limitados y la concentración ha de ser máxima todo el año para estar ahí arriba.

ZdB – Esta temporada ha habido una apuesta por jugadores nacionales para que llevaran peso (considerando ya a Knezevic uno de aquí después de tantos años), pero la receta es la misma: los partidos se ganan desde la defensa.

AF – Nuestra apuesta siempre ha sido por el jugador nacional y joven a poder ser (Miguel Caballero, Abel Cortés, Alex Barcos, Dani Manchón, Mateo Sánchez, Traseira, Cristian Iglesias, Alberto Alemán…). El año pasado ha sido la única excepción, por circunstancias que todo el mundo conoce entramos en la liga en el mes de septiembre y nos vimos obligados a ir al mercado extracomunitario, más por necesidad que por filosofía propia. La defensa es nuestra seña de identidad, considero que es el aspecto del juego donde más fácilmente se pueden proyectar los valores fundamentales que convierten a un grupo de jugadores en un equipo. Es la clave de la comunión entre el jugador, el equipo y la grada; el público agradece la generosidad en el esfuerzo, la concentración, la agresividad y todo ello nos da esa solidez necesaria e imprescindible.

ZdB – Sin ser aduladores, tenemos que decir que Chantada es uno de los equipos del AB más sólidos y que mejor juego desarrollan, con Baiget buscando su 1×1, Manchón penetrando, el P&R con Knezevic, “pick and pop” de Iglesias. ¿Has conseguido plasmar en el equipo la idea de juego que querías?

AF – Muchas gracias, tratamos de aprovechar los recursos y el talento que tenemos en el grupo, establecer roles es fundamental para que todo fluya, pero esos roles no los determino yo, los propios jugadores en base a su trabajo diario y a sus propias habilidades establecen su propia jerarquía. Es un proceso largo y a veces no se llega a conseguir, una vez establecidos esos roles el juego ofensivo se hace más fluido y es, en ese momento, cuando el jugador tiene más facilidad para poder desarrollar todo su potencial. Considero que el baloncesto moderno lo controlan los manejadores, la movilidad, creatividad y generar amenaza desde la primera línea son fundamentales en un baloncesto cada vez más controlado por el trabajo de scouting. Pero no siempre puedes jugar como quieres, no siempre puedes plasmar tu filosofía, hay muchos condicionantes a los que te tienes que adaptar si quieres ser competitivo.

ZdB – Los números de Adrià Baiget no engañan. Un jugador con experiencia LEB, que ocupa cualquier posición en el “backcourt”, que asume en los momentos calientes. Contento con su incorporación, ¿no?

AF – Adrià es uno de esos manejadores fantásticos a los que me refería, ese jugador creativo que nunca sabes por dónde te va salir. Posee un liderazgo natural que pocos jugadores tienen, no tomamos la decisión solamente en base a sus números, las referencias a su carácter y aspecto humano han sido determinantes a la hora de su llegada a Chantada. El trabajo no se limita al ámbito deportivo, lleva además el departamento de comunicación y redes sociales del club y es el coordinador del baloncesto base. Estamos realmente contentos con su rendimiento global.

ZdB – Cada vez que os vemos jugar, misma sensación: menuda progresión de Manchón en todos los sentidos y qué fácil juega Iglesias en ese juego fuera-dentro. ¿Qué tal con ellos? ¿Alguna explicación para que no se apueste por ellos en niveles superiores?

AF – Estoy seguro de que Dani pronto estará en Ligas LEB, tiene talento y mucha clase, necesita mejorar en aspectos puntuales de su juego, me recuerda mucho a Chema García cuando estuvo con nosotros; su trabajo en el día a día y su madurez personal serán fundamentales en su mejora. Cristian es uno de los jugadores que más calidad y más recursos tiene en esta liga, pero ha de creer en él, su falta de regularidad es su principal hándicap en estos momentos, un problema más mental que de otra cosa. Tengo mucha confianza en sus capacidades y estoy seguro que llegará a ser un pívot dominante.

Está claro que el jugador joven-nacional no tiene muchas oportunidades, son raros los equipos donde los jóvenes juegan con normalidad (Coruña: Ferreiro / Oviedo: Meana y Bouzán), abundan más los casos como Ourense (Stefanuto), donde se busca más identificar socialmente al jugador local con el proyecto, sin apostar realmente por ellos. Imagino que la presión sobre los objetivos o los intereses de las distintas agencias de jugadores desempeñaran un papel importante en ello.

ZdB – En una entrevista anterior siempre nos hablabas genial de Filip Knezevic, y este curso es un jugador sobre el que gira vuestro juego y que venía de una experiencia infructuosa en Plata el curso pasado.¿Te has encontrado el mismo jugador o sigue en evolución?

AF – Con Filip no puedo ser objetivo, lo siento, es de ese tipo de jugadores que enganchan a un entrenador, cuanto más le pides, más te da… ¡Cosas incomprensibles de este juego! Aporta en todos los aspectos. Es un jugador muy honesto y eso, a mi modo de ver, le penaliza en el mundo profesional. Desde que está conmigo siempre ha ido a más, siempre me ha sorprendido y no entiendo cómo puede estar aquí y otros con mucho menos… En fin. Que otros no sepan explotarlo hace que aquí podamos disfrutarlo, seamos positivos. Y pienso que hace un año os decía lo mismo de Jeff Solarin… y ahí está.

ZdB – Queremos hacer hincapié en un jugador que os da mucho atrás y que en ataque penetra, tira, rebotea: Miguel García Granado. ¿Su mejor momento desde que estás con él?

AF – ¡Vaya! Precisamente esta semana tiene el tobillo como una patata. Estaba en su mejor momento, una lástima lo de su lesión. Miguel es uno más del pueblo, no me sorprende su rendimiento actual, él entrena mucho mejor que juega, nuestro trabajo diario es la gestión de la ansiedad, cada vez está jugando más tranquilo y eso ayuda a su rendimiento.

ZdB – Una cosa que nos llama la atención es la química que hay cuando vemos a los Pernas, Manu Sánchez y Marcos García como el primer día, o a Barcos (sin muchos minutos), tan metidos en los partidos, con tan alta motivación…  Una sensación de que algo se está haciendo bien dentro del equipo, ¿verdad?

AF – Precisamente es la química que buscamos, que cada uno aporte independientemente de su edad o experiencia. Ver a jugadores veteranos trabajando con la ilusión del primer día contagia al resto, esto para nosotros es muy importante, la ética de trabajo de jugadores como Manu, Pernas o Marcos (no tan veterano) ayuda mucho mentalmente a jugadores jóvenes como Alex Barcos.

ZdB – Ha llegado Malick Cisse (centímetros, físico y buena disposición), pero no es como David Guerra. ¿Hay alguna posibilidad de que el canario vuelva esta campaña?

AF – Difícil. David ha tenido que dejar el equipo por motivos personales, no contamos que pueda ayudarnos en lo que resta de temporada, aunque continua formando parte de nosotros. Hemos apostado por Malick Cisse, un jugador sin experiencia EBA; debemos tener paciencia con su rendimiento, seguro que con el paso del tiempo nos ayudará.

ZdB – Chantada cuenta con 3500 habitantes y la sensación es que están todos en el pabellón. Un orgullo tener una pista tan caliente y una afición que os apoya tanto, ¿verdad?

AF – Es un poco nuestra razón de ser, nuestra esencia, nos genera un sentimiento de pertenencia que nos diferencia del resto, pueblos como Betanzos, Porriño, Chantada, infunden un carácter especial a sus equipos. Esto hemos de aprovecharlo, tratamos que desde la pista se transmitan esa serie de valores de los que hablaba antes, hemos de tratar de enganchar partido a partido a la gente, de momento lo estamos consiguiendo y eso respalda más el esfuerzo de mucha gente que trabaja en la sombra. El jugador en Chantada se siente arropado y cómodo, en este último mes han llegado equipos de LEB Plata como Azuqueca u Hospitalet tratando de convencer directamente a alguno de ellos, han recibido el no por respuesta, supongo que les costará entenderlo, todo esto lejos de desestabilizarnos nos refuerza más como equipo.

ZdB – Hace unos días analizábamos los equipos candidatos para esas dos posiciones de acceso a la fase de ascenso. ¿Algún favorito? ¿Algún equipo que veas claro?

AF –  El nivel este año ha subido considerablemente, no soy capaz de apostar por un claro favorito, teniendo en cuenta además que alguno de ellos se ha reforzado en el mercado. Me encantaría que se decidiera todo en la última jornada, con varios equipos implicados, pendientes de varias canchas, eso sería bueno para la liga y mantendría enganchada a mucha gente a nuestro deporte en muchos puntos de España a la vez.

ZdB – Aparte de tus jugadores, donde hay mucha calidad, ¿qué jugadores del AB te han llamado más la atención?

AF – No ha jugado contra nosotros, lo sigo desde la fase de ascenso del año pasado: Alonso Meana, de Oviedo. Otro de los jugadores interiores que más me gusta es Rubén Rey de Narón, bajo mi punto de vista el mejor ‘cuatro’ de la categoría; de los americanos, McDonnell (Ponferrada) me parece uno de los más inteligentes jugando.

ZdB – ¿Qué responsabilidad en tu día a día tienen tus asistentes y quiénes conforman tu cuerpo técnico?

AF – Como segundo entrenador, son ocho años los que lleva conmigo, Chicho Montenegro, que me ayuda en el día a día y en la dirección de partido. Darío Rigueira se ocupa del trabajo de video y los entrenamientos específicos de las mañanas. Iñaki Muñoz, del Gimnasio Arena, se ocupa del trabajo físico-específico matinal. Los fisios Eliseo y Cliníca Queitano se ocupan de la recuperación de los lesionados. Jorge Celita, como médico. Imposible entender el éxito de estos años sin todo este apoyo.

ZdB – ¿Cuántos entrenamientos semanales realizáis? ¿Hay trabajo individual o de tecnificación?

AF – En pista entrenamos tres días (lunes-miércoles-viernes), luego todos los días por la mañana los jugadores que comparten piso hacen trabajo específico de gimnasio y pista.

ZdB – Tenemos que preguntarte por la base en una localidad que no es una gran ciudad. ¿Cómo va todo?

AF – Estamos muy ilusionados con ello. Este año, en colaboración con el Concello de Chantada y el colegio Xan de Requeixo, estamos introduciendo el basket como actividad extraescolar; tenemos ya cerca de sesenta niños y niñas y nuestra intención en próximos años es extender esta experiencia al resto de colegios del pueblo y municipios vecinos (Taboada, Carballedo, Saviñao). Tenemos claro que hemos de capitalizar los buenos momentos del equipo EBA para enganchar al mayor número de niños posible a nuestro deporte. Este trabajo escolar tiene su continuación por parte de las escuelas deportivas del Concello de Chantada, que nutren de jugadores al equipo de categoría provincial.

ZdB – Muchas gracias por tu tiempo, Alberto, y suerte para lo que resta de temporada.

AF – ¡Gracias a vosotros por vuestro gran trabajo!