La racha negativa del Chocolates Trapa Palencia se llevó por delante a Alejandro Martínez, que fue sustituido por Carles Marco, un entrenador que, por extrañas razones, quedó sin asiento al inicio de curso tras tres buenos años en Oviedo. Marco, hasta hace nada comentarista de LEB Oro en LaLiga, no ha perdido el tiempo estos meses y sabía a la perfección lo que se encontraba en Palencia, y tres victorias consecutivas demuestran que ha incorporado “sangre nueva” a los palentinos, yendo al mercado serbio a reforzarse.

La semana pasada llegó Petar Aranitović (1994 / 194 cm), un joven serbio formado entre Estrella Roja y Partizan, aunque este último, en el profesionalismo, no tuvo minutos hasta la 15/16 (15 mi, 7.1 pt), y que debió exhibir razones suficientes para que Manresa (ACB) apostase por él en la 16/17 (13 mi, 6.8 pt), curso en el que los del Bages terminaron perdiendo la categoría. Volvió a Serbia la pasada temporada (17/18), a esa fábrica de jugadores que es Mega Bemax, pero su protagonismo fue ínfimo y solo jugó tres partidos, por lo que salió cedido al Lovćen montenegrino, donde pudo adquirir galones (10 pa, 25 mi, 13.7 pt, 3.9 re, 2.3 as). Estaba libre esta temporada y tras unos meses vuelve a España a dar guerra.

Se trata de una joven promesa que ha ido a menos a nivel de ligas top, a la inversa que otras. Un tirador de diferentes registros que en determinados momentos puede subir el balón, pero que necesita ir a más en el resto de intangibles para ser más completo. Su llegada ha supuesto la salida de Carlos Toledo, con lo que se pierde presencia física pero se gana un jugador que puede generar por si solo, desatascar situaciones o cambiar partidos, además de dar un plus más de calidad al equipo. Con Vasturia siendo una de las estrellas de la liga, Grimau aportando su veteranía y Hermanson en busca de la regularidad, habrá que ver dónde encaja Marco a Aranitović, pues necesita minutos para continuar su progresión.

El otro punto de discordia desde hace tiempo en Palencia era el puesto de ‘cinco’, donde a pesar del rocoso Gustys y el explosivo Kone, el equipo parecía algo cojo de centímetros y lo pasaba mal ante los grandes pívots de la liga. Tanto Martínez como Marco han apostado por el de siempre, Urko Otegi, en combinación con un estelar Cvetinović. La solución ha sido la contratación antes del cierre de fichajes del también serbio Milenko Veljković (1995 / 217 cm).

Veljković se formó en el criadero de Mega Bemax, pero con protagonismo escaso e incluso cesión en Smederevo en su primer año profesional (13/14). En la 15/16 participaba en muchos partidos, pero solo jugaba 7 minutos de media en la ABA. La siguiente campaña (16/17) recalaba cedido en el Mladost, y allí sí fue importante (26 mi, 11.8 pt, 8.6 re). El pasado curso (17/18) fichó por el KK Vrsac, con medias decentes (17 mi, 7.8 pt, 5.0 re), empezando este en el OKK Beograd, donde era titular indiscutible con buenos números (29 mi, 16.6 pt, 10.9 re). Cabe destacar que el OKK es un club que desde este verano firmó un acuerdo de cooperación con Mega Bemax, y que curiosamente Veljković es el cuarto jugador de cierto caché que se les va (antes fueron Miljenović, Simeunović y Music), aunque han recibido hace poco la cesión de la perla alemana Mushidi.

Veljković es un jugador grande (sus 217 cm le delatan), que se hace enorme en la pista, siendo buen finalizador cerca del aro, capaz de tirar desde 3 metros y que va bien al rebote. No es un jugador rápido atrás en los desplazamientos laterales, aunque corre bien la pista en transición para su tamaño. Sin duda, necesita ser más duro todavía y coger confianza y responsabilidades, algo que estaba haciendo este curso en Serbia, así como progresar en su juego técnico-táctico. Con su altura, es un jugador intimidador atrás, y las referencias hablan de él como un jugador muy entrenable y trabajador.

La falta de centímetros en el ‘cinco’ en Palencia se ha paliado, pero sin embargo estamos hablando de un jugador que nunca ha salido de su país y está aún por hacer, por lo que habrá que ver cómo responde ante los “capos” que hay en el ‘cinco’ en esta LEB Oro. Un jugador que veíamos muy lógico que alguien apostase por él en Oro, pero en un perfil de trabajador en defensa en segunda unidad. Sin duda, los centímetros hacían falta, ahora hay que comprobar si la elección es la adecuada.

Anuncios