Con prácticamente dos tercios de la liga LEB Oro disputados y el parón de la Copa Princesa como descanso para la mayoría de los clubes, es un buen momento para frenarse y analizar el rendimiento numérico de los equipos hasta la fecha. Para ello, comenzaremos analizando el ataque, y lo haremos tomando valores de la estadística avanzada que nos nos permitirán evaluar los datos de mejor manera que las estadísticas tradicionales.

EL ATAQUE

Para comenzar, iniciamos observando quienes son las mejores ofensivas de la liga. Si analizamos los puntos anotados, son Real Betis Energía Plus (83.9 tantos por encuentro), Chocolates Trapa Palencia (82.7), Leyma Coruña (78.7), Sáenz Horeca Araberri (78.5) y Carramimbre CBC Valladolid (78.5) quienes destacan; sin embargo, este dato podemos medirlo de una forma mucho más verídica: analizando los puntos anotados por cada 100 posesiones de un equipo en pista (Nota: una posesión hace referencia al ataque de cada equipo hasta que este acaba en canasta, rebote del equipo rival o pérdida). Este baremo de puntos anotados cada 100 posesiones se llama Offensive Rating (Ratio Ofensivo o, abreviado, ORtg).

Esto sucede porque las velocidades de ataque –el número de posesiones– varían mucho entre equipos, pudiendo observarse variaciones de hasta siete posesiones por encuentro entre el equipo que más corre (Araberri, 75.4 posesiones por choque) y los que menos, Coviran Granada e Iberojet Palma (68.4). Pero sobre esto pararemos otro día. Por el momento, hablábamos de efectividad de ataques, y ahí Betis es el mejor: promedia 118.5 puntos cada 100 posesiones, la segunda mejor cifra desde que tenemos datos de estadística avanzada en la LEB (temporada 2011-12) tan solo por detrás del Cafés Candelas Breogán del curso pasado, quién promedió 118.8 tantos. Tras Betis, aparecen a larga distancia Iberojet Palma (111 en Offensive Rating), Chocolates Trapa Palencia (110.8), RETAbet Bilbao Basket (109.9), Carramimbre Valladolid (109.7) y Coviran Granada (108.5).

¿Qué vemos curioso en esta lista? Pues que Araberri, que es el tercer equipo que más anota por partido, solo es el 12º ataque más efectivo (103.5 ORtg), o que Palma, que es el sexto en cuanto a puntos anotados, es el 2º ataque más efectivo de la liga (111 ORtg). Otros casos curiosos se observan en Bilbao Basket, que asciende de ser el octavo equipo que más anota al 4º más efectivo (109.9) o en Força Lleida, que de ser el cuarto peor equipo en puntos anotados asciende hasta la 10ª plaza, en la mitad de la liga, en el momento que analizamos su efectividad (104.9).

¿Qué valores influyen en este ataque?

La estadística avanzada permite medir la efectividad de un ataque pero también, de manera concreta, muchos de los factores que influyen en ella. Analizamos algunos:

True Shooting % y Effective Field Goals

Dos fórmulas muy usadas actualmente para medir, de forma ponderada, la efectividad de los lanzamientos en un solo valor. Se diferencian en que el True Shooting % (TS%) pondera el acierto en tiros de 2, tiros de 3 y tiros libres, mientras el Effective Field Goals % (eFG%), elimina los tiros libres, ponderando únicamente los tiros de 2 y 3 puntos (dando más valor a estos últimos, pues valen un punto más). Los equipos destacados en TS% suelen serlo en eFG%, salvo que cuenten con lanzadores de libres pésimos o sus malos lanzadores vayan muy habitualmente a la línea. Aquí nos centraremos en el True Shooting %, por considerarlo más completo. Os avanzo que en la LEB apenas se crean diferencias de análisis por el uso de uno u otro.

Como es lógico, el ataque más efectivo es el mejor en TS%. Así, Betis destaca (60.4%), si bien el segundo equipo en efectividad de lanzamiento –gracias a que es el que más triples anota, y con grandes porcentajes- es Liberbank Oviedo (58.1%). ¿Por qué es 2º en True Shooting y no aparecía entre los mejores en cuanto a puntos anotados por posesión (donde “solo” es el 8º mejor equipo de la LEB)? Lo explican otros dos factores que veremos más adelante, como que Oviedo es el 2º peor equipo en rebote de ataque y uno de los peores también en pérdidas. Si hay acierto en el tiro pero hay pocas segundas opciones y muchas pérdidas, cuando se tire a canasta se va a meter más que otros, pero se va a tirar menos, ergo, la efectividad será menor que otros que anoten en peores porcentajes.

Pese a ello, estábamos con el acierto en TS%, y ahí, tras Oviedo, aparecen Palencia (56.3%), Palma (56%) y Levitec Huesca (55.4%). Palencia y Palma eran esperables viendo el ORtg; Huesca aparece con el mismo mal que Oviedo: son el peor equipo en rebote de ataque, uno de los que más pérdidas comete sobre el total de sus posesiones.

¿Cómo se relacionan estos datos con la realidad? Fácilmente viendo las plantillas y estilo de ambos equipos. Con Javi Rodríguez y Guillermo Arenas al mando, Oviedo y Huesca son este curso equipos que priorizan el triple, como observamos al ver que son el 1º y 5º que más anotan por partido, respectivamente, y con el tercer y segundo mejor % de acierto cada uno (38.3% T3 Huesca, 37.8% Oviedo). Analizando individualmente las plantillas, en Huesca observamos que el cuatro titular, Stojan Gjuroski, es un especialista moderno en el tiro de tres, con unos Tyler Haws y Lukas Aukstikalnis en las alas que son otros lanzadores destacados. Claro está, en el debe tienen otros factores, como sucede con lo hablado del rebote de ataque. Oviedo, por su parte, este año no tiene en el cuatro titular a un hiperespecialista en el tiro de tres como en años pasados, pero lo tiene en el cuatro de rotación y en sus alas (más ahora sin Nuutinen) se suceden los especialistas (Ahonen, Geks, Llorente, Víctor Pérez).

Fotografía Christian García
Fotografía Christian García

¡Ojo, que conforme se da esta relación también sucede la contraria! Para ello, nos vamos a Valladolid. Analizando al equipo de Paco García, observamos que su TS% es solamente el 11º mejor de la liga (52.9%), algo que choca con su Offensive Rating, donde eran quintos (109.7). En tiros de tres son el quinto equipo que menos anota (7.2 por partido) y en tiros de dos su % no es de los destacados (48.6% T2). ¿Qué tienen entonces que les hace remontar? Dos factores son clave: el rebote de ataque, donde son el segundo mejor equipo de la LEB, y las pérdidas, donde también son el segundo conjunto más seguro con balón.

Esto se observa analizando también la confección de su plantilla y el estilo agresivo que quiere implantar Paco García. Así, pese a su poco peso ofensivo en la anotación, Alvarado lleva años siendo de los más seguros en el ratio asistencia-pérdida, algo que repite este curso. En ese sistema, también Mike Torres, Jo Kazadi y el resto mejoran sus ratios de pérdidas. Se prima no perder balones. Lo mismo sucede en el rebote de ataque: Sergio de la Fuente siempre ha destacado, Hayes y Aboubacar lo hacen por tamaño y, para mí lo más importante: Reyes, Kazadi, Astilleros, Torres y Adekoya (todos con más del 7.5% RO –veremos ahora que significa esto–) priorizan cargar el rebote de ataque sobre otras cosas cuando no son quienes finalizan el ataque.

Offensive Rebound %

O, abreviado, ORB% o RO%. Muestra el total de capturas de rebotes de ataque que logra un equipo sobre el total de opciones de rebote que hay en aro contrario. Como ejemplo, os diré: que un equipo capture un 25% en RO% significará que de cada cuatro rebotes tras fallo en el lanzamiento, tres terminarán en la defensa y uno será el que se lleve el ataque. Uno de cuatro, sí, efectivamente, 25%.

¿Qué logra quién rebotea mucho en ataque? Opciones extra. ¿Qué provocan las opciones extra? Aprovechar las posesiones para acabar sumando y así, mejorar el Offensive Rating. No es de extrañar entonces que los dos equipos más destacados en % de rebote de ataque sean dos equipos que, sin ser muy efectivos en cuanto al lanzamiento, sí aparecen arriba en cuanto a efectividad ofensiva. Son Granada y Valladolid.

De manera concreta, Granada destaca mucho (34.9%), sumando más de 1 de cada 3 posibles rebotes en aro contrario, en un dato pocas veces visto en la LEB (uno de los mejores desde que tenemos datos –temporada 2011/12–). La buena labor de los cinco interiores del equipo (todos ellos suman más de un 9.5% de los rebotes de ataque cuando están en pista), unido a la capacidad de Pardina y la pelea en esta faceta de Corts o Alo Marín permiten que Granada destaque, compensando su falta de acierto para terminar como uno de los seis equipos más efectivos en ataque de la liga.

Tras Granada, destacan el ya nombrado Valladolid (32.7% RO), el destacadísimo Betis (32.3% RO), el peleón Lleida de Mbaye, Stutz y Fall (32% RO), el Barcelona Lassa B de Diagné (31.5% RO) y el Araberri del mejor reboteador ofensivo individual por minuto, el rookie Kingsley Okoroh (31.3% RO).

Turnover %

O abreviado, TOV% o PER%. Mide el porcentaje de posesiones que terminan el pérdida sobre el total de posesiones que juega el equipo. Observando la diferencia de posesiones que hay entre conjuntos (de las 75 de Araberri a las 68 de Granada) es un factor más fiable para analizar la seguridad con balón de los equipos. En mi caso, es un factor que uno normalmente en análisis con el % de robos de los equipos contrarios, pero eso lo veremos en un artículo próximo sobre la importancia de la Defensa en la estadística avanzada. Nos centramos en las pérdidas.

¿Quién es el equipo más seguro con balón? Pues el que cuenta con directores más veteranos, expertos y seguros, Retabet Bilbao Basket (Javi Salgado y Schreiner). Terminan en pérdida tan solo un 12.7% de las posesiones que inician. Muy cerca está Valladolid (13.2%), y pese a las lesiones y cambios en los bases, habla muy bien del sistema de Gustavo Aranzana que Coruña sea el tercero (14.4%). Muy parejos aparecen varios equipos, de los que destacaríamos a Palencia (14.5%) y Araberri (14.6%), equipos que han jugado ritmos muy altos pero se han mantenido en números porcentuales de pérdidas bajas.

Fotografía Alberto Prado
Fotografía Alberto Prado
Assist %

O AST%. Mide el total de canastas asistidas que anota un equipo sobre el total de canastas que anota. No es valorable globalmente en el ataque, pero sí habla y bastante de los estilos de cada equipo. Quién más y mejor mueve el balón, o al menos, quién más anota tras asistencia, es Bilbao Basket, quién tiene en Jaylon Brown a su factor desequilibrante, pero donde el resto ruedan sobre el basket-control de Javi Salgado y Thomas Schreiner. Logran un 60.9% de sus canastas tras asistencia, un factor porcentual altísimo para la LEB. Oviedo y sus tiradores y continuadores (Van Zegeren, Jakstas) logran que el 59.3% de sus canastas también lleguen tras asistencia, y tras ellos, a una larga distancia aparecen Castelló (55.8%), Huesca (55.3%) y Coruña (54.7%) comandando un largo pelotón de equipos. Como destacado, por lo contrario, también aparece Araberri. Cáceres y Valladolid, penúltimo y antepenúltimo, se mueven en torno al 46% de canastas tras asistencia, y Araberri, como ya en años previos (con Berhanemeskel y Hearst, por ejemplo) se queda en solo un 40.1% de canastas anotadas tras asistencia. El uno contra uno de Kamba y, sobre todo, el máximo anotador de la liga, Junior Robinson, y la facultad para vivir casi del rebote de ataque de sus pívots (Markovic y Okoroh) favorecen este dato, mostrando en este dato una cifra y estilo de juego muy habitual en otras ligas pero poco normal en la LEB.

En el próximo artículo, profundizaremos más en la defensa y valores de análisis global como el FIC, así como la importancia del volumen de ratios como el AST/PER, el TL/TC o las faltas provocadas. En siguientes, en el análisis de las posesiones y la estadística avanzada en el nivel individual (donde entran otros factores como el USG% o el HoB).


Autor: Roi Rodríguez (@Roistradamus; periodista, con MBA en Gestión del Deporte e inició @helpingballers, además de participar en @COBSAD)

Nota: estos datos son públicos en webs como RealGM o Eurobasket. El BaloncestoEnVivo de la FEB y plataformas como Synergy favorecen que se puedan sacar mayores datos del play-by-play, el uso de zonas de lanzamiento y las defensas. La estadística avanzada no deja de crecer y la NBA, con Daryl Morey como comandante principal, es una ciencia que no deja de crecer y cada día tenerse más en cuenta.

Anuncios