Gran Canaria ganaba a Estudiantes en un duelo de filiales ACB competido y muy luchado que se llevó la cantera amarilla más acertada en el tiro que su rival, muy fallón sobre todo en la segunda mitad del partido. Una victoria, la número 15, que da a Gran Canaria continuidad al frente en solitario de la Conferencia Centro, en la que le sigue con un triunfo menos el Real Madrid, que esta jornada desbancaba de la segunda plaza de la tabla a Náutico de Tenerife, que caía en casa del colista, Eurocolegio Casvi.

El filial blanco se imponía a Pozuelo pero necesitó de una prórroga para sumar la decimocuarta victoria de la temporada. Un partido que tuvo como protagonista al junior del Real Madrid Usman Garuba (16 años y 2.03). El pívot, señalado como uno de los mejores de su generación, anotó 18 puntos y capturó 25 rebotes para un 42 de valoración, unos números que le sitúan MVP del Grupo B en la Jornada 18. Para Náutico de Tenerife -con 13 victorias, tercero- no fue un buen partido el que disputó en cancha de Casvi, que doblegó a los insulares a base de triples.

 

Empatado a resultados con Náutico y cuarto en la clasificación aunque con un partido pendiente, Alcobendas, que ganaba a domicilio a un Aridane que tuteó a los madrileños en los tres primeros cuartos, pero no pudo aguantar el último. Con 10 partidos ganados y quinto, Globalcaja Quintanar, que se imponía a Liceo con un gran partido de equipo en el que todos sumaron.

Sexto, con nueve victorias, Estudiantes, que perdía en el Magariños ante el líder lastrado por su desacierto en el tiro aunque sin bajar nunca los brazos y luchando hasta el último balón. Le iguala a victorias, aunque con un partido menos, Guadalajara Basket, séptimo, que ganaba a domicilio a Zentro, con ocho victorias, octavo. Los madrileños se toparon con la mejor versión del equipo alcarreño que hizo uno de los mejores partidos de la temporada ante “un equipo joven, muy bien armado, que está siendo la sensación del Grupo”. Empatados a ocho victorias con Zentro, Lanzarote Conejero y Rivas, noveno y décimo en la tabla, aunque los ripenses tienen un partido menos.

Con siete, doble empate entre Pozuelo y Estudio, undécimo y duodécimo. Los dos equipos madrileños perdían en casa, el primero ante el Real Madrid, y el segundo, ante Lanzarote Conejero. Con seis y un partido pendiente, Aridane, décimo tercero, que caía en casa de Alcobendas, y con cinco y décimo cuarto, Liceo, que perdía en cancha de Quintanar. Con cuatro y décimoquinto, Daimiel, que caía ante Rivas, y con cinco y dos partidos menos, Casvi, que daba la campanada ganando a Náutico de Tenerife, uno de los grandes del Grupo B que se mantiene desde el comienzo de la temporada en los puestos de cabeza.

Los mejores

En actuaciones individuales, el jugador más destacado y por tanto MVP de la jornada 18 de competición fue Usman Garuba, del Real Madrid, 18 puntos, 25 rebotes, 1 asistencia, 4 tapones, 7 faltas recibidas y 42 de valoración. Con 25 rebotes, el pívot del filial blanco fue también el máximo reboteador; el máximo anotador, Álvaro Frutos, de Guadalajara Basket, con 31 puntos, y el mejor asistente, David Ávila, también del Guada, que repartió 7 asistencias.

Los partidos

Estudiantes cayó ante el líder

El desacierto en el tiro condenó a Movistar Estudiantes ante Gran Canaria (68-78), un duelo de filiales ACB competido y muy luchado que se llevó la cantera amarilla que viajó a Madrid con toda su artillería y sus muchos centímetros en la pintura. Con mejor puntería, Gran Canaria, líder del Grupo B, firmó un porcentaje de acierto de un 27% en tiros de tres, por un 16% de Movistar Estudiantes, que anotó 18 de 38 (47%) en tiros de dos, por un 59% (22/37) de su rival. El rebote tuvo un claro dueño, el equipo colegial, que capturó 43 (26 defensivos y 17 ofensivos), por 36 (30 defensivos y 6 ofensivos) de Gran Canaria.

Un partido con dos cambios de ventaja y ningún empate, en el que destacaron los 42 puntos anotados por el banquillo de Gran Canaria por 19 del de Estudiantes, que firmó 32 puntos en la pintura por 40 de la cantera amarilla. GranCa arrancó con solvencia y con un parcial de salida de 0-6 tomo la delantera en el primer cuarto, pero reaccionó Estudiantes que con dos puntos de Adams Sola, un triple de Héctor Alderete y un dos+1 de Andrey Grytsak se puso por delante, 7-6 mediado el primer cuarto, y siguió sumando hasta terminar uno arriba (16-15).

Igualado fue el segundo (parcial de 15-18) con Gran Canaria arriba (20-23, min. 13.6) y +7, 24-31, con dos minutos por jugar. Intercambio de acciones y canastas con los de Gabi Alonso mandando en el marcador y 31-33 al descanso. Tras el paso por vestuarios, el equipo insular ajustó las defensas y más efectivo en ataque abrió la primer brecha importante (31-41, min. 23.5). Con un triple de Andrey, el equipo colegial redujo la distancia a cinco (40-45, min. 26). El resto del tercer cuarto fue un tira y afloja de los dos conjuntos, con los visitantes por delante que llegaron al final del periodo nueve arriba (47-56).

Igualado fue el último cuarto pero con ventaja de Gran Canaria que mantenía la calma y conservaba su renta. Dos triples seguidos del equipo colegial y 55-64 con seis minutos por jugar y 59-67 con dos+1 de Dovy mediado el periodo. Con los dos equipos en bonus y un minuto por jugar, el partido acabó muriendo entre faltas y tiros libres, que se resolvieron a favor de la cantera amarilla con el definitivo 68-78.


Pozuelo perdió ante el Madrid en la prórroga

CB Pozuelo Arrabe Asesores perdió ante el Real Madrid (73-79) en un partido igualado y muy competido que el filial blanco se llevó en la prórroga. El dominio del rebote fue clave en la victoria del Madrid, que capturó 58 (40 defensivos y 18 ofensivos) por 37 (27 defensivos y 10 ofensivos) de CB Pozuelo, que tuvo más acierto exterior (32%) que su rival (15%).

Empezó mandando el Real Madrid que cerró el primer cuarto con 18-20 a su favor. Igualado fue también el segundo y tras un parcial de 14-15, los de Mariano de Pablos se fueron al vestuario con un ajustado 32-35 a su favor.

Tras el descanso, Pozuelo ajustó las defensas y más efectivo en ataque firmó un parcial de 13-9 y llegó al final del tercer cuarto con ventaja por la mínima, 45-44. Diez minutos por delante y todo por decidir. Ambos equipos metieron una marcha más y tras un parcial de 17-18 llegaron al final del último cuarto con empate a 62, lo que forzó la prórroga. En el tiempo añadido apretó el filial blanco y con un parcial de 11-17 acabó llevándose la victoria por 73-79.

El gran protagonista del partido fue el pívot del Real Madrid Usman Garuba (16 años y 2.03), uno de los mejores jugadores de su generación que anotó 18 puntos y capturó 25 rebotes para un 42 de valoración. El jugador de Azuqueca de Henares es uno de los más destacados del Grupo B de la Liga EBA, en la que promedia 14 puntos, 12,4 rebotes y 23,1 de valoración, unos números que ya han llamado la atención de Pablo Laso, que le ha hecho debutar con el primer equipo del Real Madrid. Ha disputado dos partidos, siendo el tercer jugador más joven de la historia del equipo blanco en debutar en competición oficial.


El Real Madrid ganó a Zentro con un tanteo ajustado

Tres días antes, el miércoles, el Real Madrid ganó en Valdebebas a Zentro Basket Madrid en partido de la Jornada 17 por un ajustado 88-85, aunque con pocos segundos por jugar el equipo visitante forzó un triple para empatar, pero no pudo ser. El dominio del rebote -46 capturó el Real Madrid, por 34 Zentro Basket- fue una de las claves de la victoria del filial blanco, más acertado en los tiros de campo, aunque menos por fuera.

Los de Mariano de Pablos se adjudicaron la primera mitad del partido, con parciales de 25-21 y 25-19, y el último cuarto, 21-17, y cedieron el tercero, en el que anotó 17 puntos por 28 Zentro. De “partidazo” califica el entrenador ayudante de Zentro, Dani Molina, el partido, que “afrontamos con ilusión” aún sabiendo que “ellos tienen más talento” y “mucha calidad” y que los junior que doblan con el EBA venían de proclamarse en Munich campeones del Adidas Tournament Next Generation. Y el éxito “lleva al éxito” y el ganar “te mete en una dinámica de victoria” y “te da fortaleza”, precisa el técnico.

Dani Molina dice que el Real Madrid empezó “muy bien” con Usman Garuba “metido y acertado”, dominando los primeros compases del partido, “pero con ajustes y cambios defensivos nos pusimos a su nivel y remontamos”. Destaca los tres triples consecutivos que anotó en el segundo cuarto Jorge Alonso, que obligaron a Mariano de Pablos a parar el partido y hacer ajustes defensivos, lo que “nos generó algunos espacios. Sacamos algo más del pick and roll y cargamos mejor el rebote, sabiendo que el Madrid es el mejor reboteador de todo el Grupo B”.

Poco a poco “nos fuimos metiendo. Ellos por delante y nosotros haciendo la goma”, explica el técnico que señala “algunas protestas nuestras que se saldan con varias técnicas” y “perdemos a Ismael Herrero, expulsado por dos técnicas, y también al entrenador, Fernando Reborio”.

Molina, que dirige los últimos ocho minutos del partido, explica que con 21 segundos por jugar Zentro con un triple se pone a dos. “Sacamos en campo ofensivo, pese a saber que perdemos siete segundos de posesión, pero el Real Madrid estaba presionando a todo campo muy fuerte” y “nos estaba costando llevar el balón de lado a lado” por lo que elegimos “ponerlo en jugo con pases, mejor que con botes”. Tres arriba para el Madrid a falta de siete segundos, y el balón le llega a Persson, “que resbala y falla el triple” para empatar y perdemos de tres (88-85).

Emocionante y bonito de ver” aunque “no estamos del todo contentos con el arbitraje”, dice Dani. “Nosotros, 21 faltas y ellos 13. El Madrid tiró 34 tiros libres y nosotros solo 7” y en un partido igualado es “una diferencia determinante a la hora de ganar”.


Náutico cedió ante el colista Casvi

Náutico de Tenerife cayó en cancha del colista, Eurocolegio Casvi (81-70), un inspirado rival que forzó la primera derrota de los nautas este año y cortó su buena racha de cuatro victorias consecutivas. Náutico “no tuvo su mejor tarde” afirma en su crónica el club tinerfeño, que señala que el primer cuarto se caracterizó “por su marcada igualdad”, con los insulares por delante en el marcador, aunque reaccionaron los madrileños y llegaron al final del primer cuarto tres arriba (19-16).

En el segundo Casvi con “un acierto demoledor” por fuera cobró una importante renta de 14 puntos, pero Náutico ajustó las defensas, recortó distancia y se fue al vestuario a siete puntos de su rival (39-32). Tras el descanso, “los triples jugaron nuevamente una mala pasada a La Marea” con un Casvi inspirado y liderado en ataque por Emil Hjorth, Sebastian Dalsgaard e Iván Sánchez. “Duro castigo” para Náutico que llegó al final del tercer cuarto a 12 puntos de los locales (61-49).

El empuje de la afición fue suficiente para que Casvi mantuviera el control del partido. El reloj corría en contra de Náutico, que acabó cayendo por 81-70. Una importante victoria para Casvi y un buen partido ante “un gran equipo EBA” afirma en Twitter el club madrileño, que destaca como claves “un excelso tiro de 3 (16/26)” y una gran defensa.

Casvi vs Nautico (Foto Casvi)
Casvi vs Nautico (Foto Casvi)

Aridane cayó ante Alcobendas

CB Aridane cayó ante NCS Alcobendas (83-90), uno de los grandes del Grupo B siempre en la parte alta de la clasificación, al que los palmeros compitieron de tu a tu. El desacierto en el tiro y las perdidas de balón sobre todo en el último cuarto fueron claves en la derrota de Aridane, y la victoria viajó a Madrid tras el disputado partido emocionante hasta el último minuto “como nos tiene acostumbrado el equipo aridanense”, dice el propio Club. En total, Aridane perdió 14 balones por 8 de Alcobendas, que además estuvo más acertado por fuera.

Alcobendas tomó la delantera en el primer cuarto, que cerró con 15-19 a su favor, mientras que Aridane apretó en el segundo, ajustó las defensas y tras un parcial de 23-18 se fue al vestuario con 38-37 a su favor. Tras el descanso, siguieron mandando los de Raquel Padrón que llegaron al final del tercer cuarto tres arriba (57-54). Últimos diez minutos y todo por decidir. Alcobendas tiro de experiencia y veteranía, piso el acelerador y endosó 36 puntos a su rival, que anotó 10 menos, llevándose la victoria por 83-90.

Aridane vs Alcobendas (Foto Alcobendas)


Basket Quintanar se impuso con claridad a Liceo

Globalcaja Quintanar ganó en casa a Novum Energy Liceo Francés (95-70) con un gran partido de equipo en el que todos sumaron. Según http://www.eldeporteconquense.com a Quintanar “le costó arrancar” en el primer cuarto que terminó con un ajustado 21-20. En el segundo, ajustaron la defensa e incrementaron la intensidad y pese a la baja importante de Javier Valero con la consiguiente merma en la rotación, supieron “jugar a la perfección. La buena defensa y un ataque fluido y acertado con 15 triples, hicieron el resto”.

Al vestuario Quintanar se fue con 49-38 a su favor; en el tercer cuarto aumentó la diferencia hasta los 16 puntos (71-55), y el último fue un trámite hasta el 95-79 final.

Al analizar el partido, el entrenador de Liceo, Jorge Lorenzo, dice que “competimos bien el primer cuarto y la mitad del segundo” y subraya que Quintanar tiene jugadores “con muchísima calidad en el 1 para 1”, muy superiores “tanto física como técnicamente a nosotros”, tanto a la hora de generar sus tiros como al penetrar. Los dos equipos “pusimos bastante zona”, señala el técnico y explica que Quintanar estuvo en zona 30 minutos “y nosotros casi 20, cambiando de zona a individual para ve si podíamos trampear el partido en defensa”.

Quintanar tiene más rotación “y poco a poco se fue en el marcador”, añade Lorenzo y “nosotros, los últimos cinco minutos bajamos un poco los brazos. Teníamos un par de bajas, el roster es muy corto y necesitamos estar todos para poder competir”. Partido “frío” en el que “no hubo mucha lucha, ni mucho rebote ofensivo, ni muchas faltas”, concluye el técnico, quien insiste en señalar que un partido frío lo decide el acierto en el tiro exterior.


Un Guadalajara con su mejor versión ganó a Zentro

Lujisa Guadalajara Basket ganó por un abultado 70-99 a Zentro Basket Madrid que encajaba la segunda derrota de la semana tras haber caído tres días antes en la cancha del Real Madrid, aunque ante el filial blanco por un tanteo ajustado. Veintinueve puntos encajó ante Guadalajara Basket el equipo madrileño, el mayor castigo en lo que va de temporada.

Para Guadalajara fue “uno de los mejores partidos de la temporada” ante un rival que venía “de tener contra las cuerdas al Real Madrid” en Valdebebas, “un equipo joven muy bien armado que esta siendo la sensación del Grupo”, pero esta jornada “se topó con nuestra mejor versión”, afirma el club alcarreño.

Comenzó mandando Guadalajara con canastas de Stefan Radosavljevic y Jorge Roche, pero respondió Zentro en un primer cuarto que acabó con un triple de Santi Villena sobre la bocina y 17-23 para el equipo visitante. Igualado fue el segundo (parcial de 22-22) “con buenas sensaciones para los morados, que con un juego de equipo dinámico y acertados en el tiro se fueron al vestuario con 39-45 a su favor”.

Tras el descanso, los de Marino Rodríguez ampliaron la ventaja a 10 puntos con un Álvaro Frutos “estelar, dueño y señor del tempo del partido” y cerraron el tercer cuarto con 59-69 en el marcador. Los últimos 10 minutos de juego fueron “un recital” con triple final sobre la bocina de Villena, “ante un rival que es primero en anotación con 87 puntos por partido”, al que Guadalajara dejó en 70 puntos y endosó 99.

Al analizar el partido, el entrenador ayudante de Zentro, Dani Molina, afirma que Guadalajara empezó muy acertado con Álvaro Frutos “muy enchufado, sacando muchas ventajas en el 1×1” y también de su tiro, “siempre a través del pick and roll”. Guadalajara es un equipo que sabe muy al ritmo que tiene que jugar “para poder ganar y como sacar ventajas lo más rápido posible”, dice Dani Molina, que de la plantilla destaca a “su mejor jugador”, Álvaro Frutos, bien acompañado por Raúl Lázaro, Santi Villa, David Ávila y el “nuevo grande”, el serbio Stefan Radosavljevic.

Añade que en la primera mitad “sus grandes” se cargaron de faltas y como su rotación es corta, Frutos “tiene que defender a nuestro 4” y un “joven e inexperto” Víctor Santos, “a nuestro 5”. Pero “no sabemos sacar todo el partido a esta situación”, aunque “le damos la vuelta al marcador y nos ponemos arriba”, hasta que Guadalajara vuelve a meter en pista a su quinteto fuerte (Frutos, Ávila, Lázaro, Villena y Radosavljevic) y “nos vuelven a dominar desde su ritmo” y a “generar una barbaridad desde el pick and roll”.

En la segunda parte “intentamos hacer ajustes defensivos”, pero “casi todos fueron en vano”, explica Dani, quien añade que el resultado final fue “más abultado” de lo normal porque “dejamos de creer en el partido” y “cometimos errores y malas decisiones en ataque”, lo que hace que “bajes los brazos y defiendas menos aún”.

Al final, “entras en una espiral negativa, te dejas llevar y acabas perdiendo por más de lo que debías”, dice y subraya que fue “un palo duro” para Zentro, un equipo con un average general “muy bueno”, un average positivo que ahora, aunque “lo mantenemos”, ya no es tan bueno.

Con un ojo puesto en Náutico de Tenerife y el otro en Aridane, Zentro Basket Madrid afronta “una nueva semana complicada con dos partidos y viniendo de dos derrotas”, dice el técnico, y es que el sábado visitan al equipo tinerfeño, en partido correspondiente a la jornada 19, y el domingo al palmero, un partido anticipado de la 22.

Zentro vs Guadalajara


Trabajada victoria de Conejero ante Estudio

Una trabajada victoria consiguió Aloe Plus Lanzarote Conejero ante CD Estudio (83-88), aunque el partido no fue fácil, con un marcador igualado y que se decidió en los últimos diez minutos de juego. En su crónica http://www.LanzaroteDeportiva.com afirma que la igualdad “fue máxima desde el comienzo del partido”. Conejero tenía que superar la defensa a toda cancha de Liceo que ponía en en problemas “la circulación de balón de los lanzaroteños”.

Estudio se despegó en el marcador en el tramo final del primer cuarto, logrando una diferencia de siete puntos y cerrando en periodo con 23-16 a su favor. Conejero recortó la diferencia en el segundo y se marchó al vestuario dos abajo, 42-40, con el partido abierto de cara a la segunda mitad. Las diferencias fueron mínimas durante la segunda parte del partido, con un apretado 59-56 al final del tercer cuarto.

Como ha sucedido en partidos anteriores la mejor versión de Lanzarote Conejero se vio en los últimos diez minutos, en los que anotó 32 puntos, “un bagaje ofensivo que les permitió darle la vuelta al marcador e imponerse al CD Estudio por 83-88”.

Sobre el partido, el entrenador de Estudio, Borja González de Mendoza, explica que “dejamos de defender y rebotar en el último cuarto” y Lanzarote Conejero “se metió en el partido subiendo el contacto”. Hasta ese momento “llevábamos el partido controlado”, dice el técnico, que destaca las canastas decisivas al final de Richard Nguema.

En el partido debutó el serbio Janko Rakonjac, el reciente fichaje de Conejero que poco a poco va adaptándose a la dinámica de juego de su nuevo equipo. En los casi diez minutos que estuvo sobre la cancha anotó un triple.


Rivas ganó a Daimiel y rompió una mala racha

Importante victoria de Uros de Rivas Bon Lar ante Autocares Rodríguez Daimiel (92-61) en un partido que sirvió para que el equipo ripense rompiera la mala racha de resultados de las últimas jornadas.

En su crónica sobre el partido, Rivas afirma que si Uros “llegaba en mala dinámica”, CB Daimiel “lo hacía instalado en la parte baja de la tabla” y “con gran necesidad de sumar victorias para escapar de esas posiciones”. Las defensas comenzaron imponiéndose “a unos desacertados ataques” con Rivas por delante en el marcador (13-8 min. 5.56), que se disparó a 20-10 poco después. Reaccionaron los manchegos mejorando “sus prestaciones ofensivas” y recortando a tres la ventaja, 20-17, que fueron seis (23-17) al final del primer cuarto tras un triple de Pablo Mariñan sobre la bocina.

En el segundo aumentó la intensidad defensiva por parte de ambos equipos, pero los ataques, especialmente de Daimiel, “supieron ajustarse y el partido ganó en vistosidad”. El despertar de Rivas llegó desde la línea de 6.75 con dos triples consecutivos de Javier de Pinto y Pablo Mariñan (35-25 min. 15.6) para llegar al descanso con 45-34 a su favor.

Tras el paso por vestuarios, muchos errores por parte de ambos equipos. “Las fuerzas de los visitantes parecían más justas”, y Rivas aprovechó su mayor intensidad para ampliar su ventaja hasta 57-41 y 66-49 al final del tercer cuarto. Tras ese arreón de Rivas los manchegos “se encontraron sin argumentos y sin energía para frenar a un equipo que jugó a placer hasta el final del partido”, que los de Juanjo Simón sentenciaron con un rotundo 92-61.


Autora: @lopezrosa

 

Anuncios