A pesar de la buena marcha del equipo, al Liberbank Oviedo Baloncesto las lesiones en el puesto de ‘tres’ con el internacional finés Matti Nuutinen lesionado en la última ventana FIBA y el joven Josep Puerto de nuevo de baja indefinida por problemas de espalda, le han llevado a moverse en el mercado para reforzar dicho puesto. El elegido ha sido el alero estadounidense Steven Spieth (1995 / 198 cm), que está en su segundo año profesional.

Formado en Brown, durante sus cuatro años de carrera fue titular en el equipo académico, aumentando su responsabilidad y su cuota de protagonismo. Como combo forward, a pesar de su tamaño, en su año Sénior alcanzó buenos guarismos (16/17 / 34 mi, 17.3 pt, 6.0 re, 3.3 as, 1.4 ro). Su buen año le hizo ser considerado dentro del primer equipo de su conferencia, logrando participar en la Summer League de la NBA, con Dallas Mavericks, aunque con presencia testimonial.

Su debut profesional fue en Argentina, en Obras Sanitarias, a pesar de que se había anunciado en verano que jugaría en Suiza, pero no cuajó su juego en una liga donde los extranjeros son más físicos y con más puntos, durando solo 6 partidos (11 mi, 3.3 pt, 1.2 re). No jugó más en toda la 17/18 y este curso fichaba por Zrinjski, un equipo puntero en Bosnia y Herzegovina y con participación en la segunda división de la ABA League; tampoco el rendimiento fue el acordado y en noviembre dejaba el equipo con unos promedios de 10 mi, 3.8 pt y 2.3 re (en BIH) y de 18 mi, 4.2 pt y 2.4re (ABA 2).

Le preguntamos a nuestro redactor y seguidor del OCB @m_jordan9 sobre Spieth y nos comenta lo siguiente: “Hermano de un famoso golfista como Jordan Spieth, el nuevo fichaje del OCB es un jugador que tuvo una carrera sólida en la NCAA, pero sin embargo, desde mi punto de vista, se ha equivocado al escoger sus opciones como profesional. Ni la argentina ni la bosnia eran ligas que se adecuaban a sus características, siendo destinos que me extrañaban para él. Realmente cuando OCB anunciaba que necesitaba fichar, fue uno de los muchos nombres que me venía a la cabeza, como podían ser también Bowman o Bradley, por poner meros ejemplos. En un equipo como el OCB, donde prima tanto el juego en equipo y el ‘extra pass’, unido a una intensa defensa del rival, Spieth puede conectar mejor que en sus anteriores experiencias. Oviedo necesitaba un jugador que hiciera el ‘tres’, el ‘dos’ ocasional y que pudiera aguantar a los ‘cuatros’ rivales los cambios en defensa, como hacía Spieth en la universidad. Sin ser un atleta explosivo, esos 198 cm me parecen al alza (aún sin verlo en directo), pero tiene buen físico, siendo un ‘tres’ que puede tirar de fuera, penetrar, ir al poste y ayudar en el rebote, sin sentir la necesidad de abusar del balón y regado con un buen nivel de actividad. Está claro que siempre es difícil llegar a estas alturas a un equipo; a mayores, no conoce la competición y sus anteriores experiencias pueden levantar dudas, pero hay que confiar que es un jugador del cual no necesitan que asuma como estrella y sí como jugador del equipo, además de tener alguna noción de lengua castellana tras su paso por Argentina“.

Spieth, 3 blanco – 8 puntos vs Grandina

En definitiva, OCB se refuerza con Spieth por la necesidad de tener aleros, pero buscando más que un referente o un jugador diferente, se ha inclinado por la opción de un ‘tres’ que sume a la dinámica de juego coral, con la encrucijada de que no conoce ni la competición ni los rivales.

Anuncios