San Pablo Imobiliaria Burgos continúa sin perder en los Playoffs y acumula un 8-0 que no hace más que ratificar su solidez y solvencia. Los burgaleses dominan 2-0 la Final por el ascenso a ACB tras hacer valer su ventaja de campo frente a un Palencia que logró liderar en ambos partidos el marcador, pero que terminó cayendo ante un equipo que tiene ese gen para remontar y llevarse partidos.

El nombre clave en todo lo que va de Playoffs, y líder indiscutible de los de Epi, es el pívot serbio Goran Huskic, MVP de ambos partidos de la Final. Diferencial, muy superior a su par; aparece cuando más lo necesita su equipo.

El próximo fin de semana la Final se traslada a Palencia, y habrá que ver si Miraflores firma otro 3-0 y confirma su ascenso deportivo o, por contra, si hará falta un partido (o dos) más.


Primer partido: 80-79

OROF1

 

MVP burgalés: Goran Huskic – 21 puntos (9/16 TC), 8 rebotes, 3 asistencias, 1 mate, 5 faltas recibidas, 24 de valoración.

MVP palentino: Marc Blanch – 14 puntos (5/9 TC), 2 rebotes, 5 asistencias, 1 robo, 17 de valoración.

La primera victoria de la Final se le iba a escapar a Palencia en el último cuarto. Los de Sergio García habían dominado el partido durante los tres primeros, pero una gran salida burgalesa en el último parcial frenaba en seco la confianza del cuadro palentino, que vería como Goran Huskic y Álex López terminaban de enterrar sus opciones de triunfo en el tramo final de partido. Mamadou Samb dispondría, incluso, de un triple para llevarse la primera a tierras palentinas, aunque su lanzamiento no entraría.


Segundo partido: 90-82

OROF2

MVP burgalés: Goran Huskic – 22 puntos (9/14 TC), 13 rebotes, 3 asistencias, 1 tapón, 1 mate, 31 de valoración.

MVP palentino: Urko Otegi – 15 puntos (4/6 T2), 3 rebotes, 1 asistencia, 8 faltas recibidas, 19 de valoración.

Segundo partido en El Plantío y segundo triunfo local. Pese a que los de Epi ponían un +8 en el marcador, Palencia se terminaría yendo a vestuarios con ventaja (+2) y con buenas sensaciones, luego de una primera parte llena de alternativas. Tras el descanso, los palentinos volverían a, prácticamente, calcar su guión del segundo cuarto, ya que su rival se iba 12 puntos arriba y ellos conseguían seguir con vida de cara a afrontar el último.cuarto (+3 para Miraflores). En un partido marcado por las rachas, eran los morados los que endosaban un 0-6 a los azules para recuperar el mando del partido; aunque poco les duraría la alegría, porque el carácter y ritmo burgalés terminarían dando la vuelta al electrónico, siendo incapaces los de García de recuperar el timón del choque. 

Anuncios