El otro día asistía en mi asiento de Pumarín a un duelo vibrante entre dos de los mejores equipos de LEB Oro, y veía como jugadores, cuyo pasaporte pone “Nacionalidad: España”, daban una muestra de lo que es jugar al baloncesto. Y así cada 4 o 7 días, según las circunstancias, veo alguna actuación digna del recuerdo. No voy a mentir a nadie diciendo que esta LEB Oro no es la de antaño, que ya no se codea entre las mejores de Europa y que los recortes económicos hacen que no haya extranjeros de alto postín. Pero algo debemos disfrutar además de su igualdad y competitividad. El jugador español de baloncesto (de bajo, medio o alto nivel) a diferencia de otros deportes le cuesta aún salir fuera del país a jugar en otras ligas, y eso es bendita fortuna para los que cada quince días vemos en directo el espectáculo de la LEB Oro. Sin embargo, la ACB permanece impasible y ciega, y sigue ninguneando a estos jugadores nacionales con la vitola de que si vienen de LEB Oro no valen.

15781313_1709557716024734_1786189155432304294_n
El duelo de bases entre Dani Pérez y Christian Díaz, uno de los mejores de Oro (vía Álvaro Campo Photography)

Al principio de temporada, saltaron las alarmas en los medios ante el panorama en la Liga Endesa: solo un 32% de jugadores nacionales, la cifra más baja que se recuerda, y que hace del jugador español un peligro en extinción. Sin embargo, en LEB Oro, como bien recalca su organizadora en su Guía Oficial, hay un 62% de jugadores españoles con una media de edad de 25.4 años. Y un dato que demuestra que el escalón entre ambas no es tan grande como el que se quiere hacer ver: hasta 66 jugadores LEB Oro 16/17 tienen pasado en la Liga Endesa, y un importante número de jugadores (74) de la Liga Endesa ACB 16/17 tienen pasado en Ligas LEB.

Tengo que reconocer que cada vez veo más aún (es mucho) Ligas FEB y menos ACB, siento menos atracción por esta última, quizás algún partido en directo por TV, o algún partido en diferido en concreto, pero ya ni siquiera viajo a ver partidos en directo. La ACB sigue siendo una liga de las fuertes (sino la mejor) con estrellas de postín, pero cuando estoy allí, sin sentir los colores, y solamente disfrutando del espectáculo del baloncesto, echo de menos el dinamismo, los espacios, el descaro… pero esta no es la cuestión. Lo que sí veo es la Liga Ucraniana, y si un jugador de allí mete 20 puntos por partido o tiene un PER elevado, habría que analizar el nivel de juego de la liga o los rivales, de lectura de las situaciones, cuántos minutos juega (rotaciones 6-8 jugadores); o de la Liga Polaca (mejor liga que la ucraniana), donde un joven pívot puede destacar, hacer números, pero ser muy blando en defensa sin ninguna repercusión en sus minutos porque va a jugar sí o sí.

Las conclusiones de esto es que no llego a comprender el “menosprecio” que hay por los jugadores nacionales de Oro por parte de los equipos de ACB. Como se puede preferir al checo o ucraniano semidesconocido al gran público. Que la “LEB Oro no vale”, que es una competición menor, que solo van a ella a retirarse… Son comentarios que se pueden leer por redes sociales o foros. Yo no estoy afirmando que todos los jugadores vayan a ser estrellas, que alguno tenga que hacer viaje de ida-vuelta (Pino o Guerra, por ejemplo), pero el rendimiento de los Sàbat, Bassas y compañía son el mejor ejemplo de que en la ACB el jugador de Oro puede jugar.

Si quieren candidatos para este salto en la 17/18 hay de todo como en botica: bases creadores (Dani Pérez, Mikel Úriz, Franch), bases diferentes (Christian Díaz, Arévalo), escoltas con un futuro prometedor (Xabi López-Arostegui, Aleix Font), swingman completos (Joan Tomàs, Pardina, Barrera), treses altos con buena mano (Salvó, Pablo Almazán, Edu Martínez), pívots versátiles (Iván Cruz, Javi Vega), o torres (Fran Guerra, Olmos), y esto dejándome en el tintero buenos nombres, seguro, y sin mencionar a los veteranos como Arco, Ricardo Úriz, Otegui, que han demostrado con creces que pueden jugar perfectamente.

dsc7684
Javi Vega machaca ante la mirada de, entre otros, Miquel Salvó (10) (vía CB Miraflores)

No lo consigo entender, de verdad, en la Oro hay jugadores que pueden jugar de sobra en la primera división nacional, son nacionales (cupos), conocen el juego, el ritmo, la liga, a muchos de los rivales, tienen hambre, hablan español y además son buenos en esto de baloncesto. Yo ya no sé si es movimiento de intereses mercantiles (porque comodidades de estar en Oro salvo casos contados no es), no tiene pinta que sea la cuestión económica (hay un salario mínimo por convenio, y declaraciones de Pep Ortega o Arévalo a otros medios eran elocuentes sobre este tema) o si simplemente es miedo a ficharlos. Otra causa que se me puede ocurrir es que a los GM de los equipos ACB les pase como a los aficionados de Oro y les cueste ver la liga por CanalFEB, parido por la FEB y Gooru Live y que, tras 21 jornadas, sigue sin funcionar.

Ojalá la moda cambie, la ACB se quite la venda, y los aficionados de LEB Oro en la 17/18 podamos decir: “viste a fulanito como se ha salido esta jornada, no…si ya le veía que era bueno”. Ojalá.

 

Anuncios