Pese a los contratiempos que se acumulan en su camino, el Agustinos Eras E.Leclerc sigue sumando victorias, y tras el 74-70 ante Tarragona 2017, amplía a cinco su racha de triunfos consecutivos, poniendo tierra de por medio con la zona de descenso, y equilibrando el balance de victorias y derrotas con seis de cada. No fue un partido fácil, y como no podía ser menos cuando juegan los leoneses, la emoción se mantuvo hasta el final, después de una primera parte de claro color local, pero con Tarragona reaccionando para dar la vuelta al marcador, obligando una vez más a remontar a los de Jareño, que mostraron de nuevo su capacidad para levantarse, llevándose un importante triunfo.

Desde el inicio salió mandando Agustinos Eras, en un partido en el que los ataques de ambos equipos superaban a las defensas rivales, pero en el que el mayor acierto en los tiros daba la ventaja a los locales, con Lacunza como protagonista en unos minutos con mucha anotación, que llevaban a la escuadra leonesa a escaparse por cerca de diez puntos, al menos hasta que en la recta final de primer cuarto reaccionaba Tarragona, con Outerbridge y Ferrán Torres creando problemas gracias a su movilidad, lo que minimizaba la desventaja de los suyos hasta el 23-19 con el que finalizaban los primeros diez minutos.

En el segundo cuarto, gracias al acierto de Millaud desde el triple, Agustinos Eras volvía a estirar la ventaja, colocando otra vez la diferencia en torno a los ocho puntos, sin poder pasar de ese punto debido al acierto de Gloyd, que mantenía a los suyos evitando que creciera la desventaja. Poco a poco las defensas se iban ajustando en ambos equipos, y cuando se necesita desatascar, por Agustinos Eras siempre surge la figura de Mbamalu, que en una buena recta final de cuarto, permitía que Tarragona no recortara, haciendo que se llegara al descanso con 38-31 en el marcador, y buenas sensaciones para que los locales pudieran asegurar su triunfo, sumando además el refuerzo moral del debut de Jaime Diéguez, que jugó sus primeros minutos en este segundo cuarto, llevándose la ovación del público en su vuelta a las pistas.

Pero le cuesta mucho al equipo de Jareño hacer un partido completo de principio a fin, y eso quedó patente en el tercer cuarto, que se iniciaba con un 0-5 para los visitantes, que apretaban el marcador, con Gloyd que seguía creciendo y creando problemas a un Agustinos Eras que veía como se esfumaba su fluidez en ataque, sufriendo mucho para anotar, pero consiguiendo mantenerse siempre por delante gracias a su superioridad reboteadora, que permitía segundas opciones en ataque para ir sumando poco a poco, con Sergio Martínez y Mbamalu sobresaliendo en este apartado, aunque las sensaciones eran cada vez peores, llegando al final de este periodo con un ajustado 50-49.

Necesitaba reaccionar el equipo leonés, pero nada cambiaba en el inicio del último cuarto, con Outerbridge confirmando desde la línea de tres el volteo en el marcador, dando la ventaja a los suyos, que poco después encadenaban un 0-8 que les ponía con 52-60 y poco más de cuatro minutos por delante, tiñendo de negro el futuro local.

Pero una noche más, Agustinos Eras supo reaccionar a tiempo, y con Medina, que hasta ese momento solo había anotado cuatro puntos, y Lacunza ejecutando desde el triple, los de Jareño devolvían el parcial con un 10-0 que les daba otra vez la delantera y levantaba al público. Tarragona se veía superado por un Agustinos Eras lanzado, pero ahí surgía de nuevo Outerbridge, que gracias a su tiro exterior creó muchos problemas a los pívots locales para defenderle, y con dos triples ponía otra vez a solo un punto a los suyos, entrando el choque en los momentos decisivos con máxima igualdad, ya que a falta de solo diez segundos, el marcador reflejaba 72-70 y posesión visitante. Quedaba todo en el aire, pero no supieron mover bien la bola los de Berni Álvarez, que perdieron la pelota, permitiendo que dos tiros libres de Medina redondearan el 74-70 final.

El 1×1 de Agustinos Eras

  • Javier Lacunza: El navarro sigue creciendo en su nuevo rol de alero, completando el que hasta ahora ha sido su mejor partido. Fue el máximo anotador del equipo y aportó también en el rebote.
  • Miguel Domínguez: Disputó minutos solo en la primera parte, sin brillar en exceso, cumpliendo con su trabajo gris habitual, pero siempre efectivo.
  • José Antonio Medina: La baja de Libroia le dio muchos minutos en pista, asumiendo más el rol de base puro, con menos presencia en la anotación, al menos hasta el último cuarto, en el que anotó hasta nueve puntos, siendo clave en la recuperación del equipo con dos triples.
  • Jaime Diéguez: Volvió a las pistas y tuvo diez minutos de juego, participando en ataque en los momentos decisivos del choque en el último cuarto. Se le vio bien físicamente, aunque le faltan aún minutos para afinar de cara a canasta.
  • Sergio Martínez: El pívot leonés volvió a ganarse minutos en base a su aportación. Desafortunado en el tiro, sí que forzó varias faltas bajo el aro, lo que le llevó a la línea de tiros libres, aportando puntos importantes, además de ayudar mucho en el rebote.
  • Lamine Dieng: Ha perdido el brillo en ataque de jornadas atrás, pero su aportación en el rebote y la intimidación es muy importante. Realizó dos tapones espectaculares, aunque en defensa sufre mucho con pívots que salen a la línea de tres.
  • Jack Crook: El inglés no termina de cuajar, alternando acciones de mérito con otras en las que le falta algo de intensidad. Su rendimiento suele ser demasiado irregular.
  • Ben Millaud-Meunier: Completó una buena primera parte, acabando con 9 puntos y buenas acciones desde el perímetro, pero se diluyó tras el descanso, pasando casi desapercibido. Volvió a ver desde el banquillo los momentos decisivos del choque.
  • Bryant Mbamalu: No tuvo su mejor noche en el tiro a canasta, pero su aportación e intensidad son fundamentales para el equipo. Fue el líder en rebote, propiciando muchas segundas opciones en ataque gracias a sus capturas.

Así lo vio Jareño

Tras el partido, el entrenador de Agustinos Eras E.Leclerc, Ángel González Jareño, admitió que a este paso, “hay que ir al cardiólogo” dada la emoción que tienen los partidos del equipo, ya que en su opinión “nuestro baloncesto aún no es suficiente para imponernos claramente“. Para él, este era “un partido trampa“, algo por lo que “hemos hecho cosas especiales, como si este partido fuera una final“, tratando de evitar una posible relajación de los jugadores, al recibir a un equipo que venía peor clasificado. Pese a todo, sigue viendo “muchos jugadores que cometen muchos errores“, algo sobre lo que están trabajando en el día a día, pese a que “el ritmo de entrenamiento no es el más adecuado” por la falta de efectivos que impide entrenar el cinco contra cinco, lo que provoca que “no controlamos los sistemas, y unas veces no nos oímos o entendemos que es otra seña” algo que admite que para él “es un poco frustrante“.

Pese a todo, prefiere sacar “el lado positivo, porque hace muy poco estábamos 1-6 y lo veíamos todo muy oscuro, y ahora estamos 6-6 y es lo más importante” para dar estabilidad. Por último, quiso agradecer al público asistente que vaya y se implique, destacando que “lo importante es que vengan y disfruten de lo que ven“, deseando “que en poco tiempo, puedan disfrutar de un baloncesto mejor“.

Ficha técnica

Agustinos Eras E.Leclerc – 74 (23+15+12+24): Medina (13), Mbamalu (13), Lacunza (16), Dieng (4), Crook (6) -cinco inicial- Miguel Domínguez (1), Diéguez (-), Sergio Martínez (12), Millaud-Meunier (9).

C.B. Tarragona 2017 – 70 (19+12+18+21): Javier Hernández (7), Daniel Martínez (9), Gloyd (17), Torres (9), Outerbridge (18) -cinco inicial- David Fernández (-), Besora (-), Marc Giménez (8), Sabata (2).

Árbitros: Ríos Marcos y Lema Parga; sin eliminados por faltas personales.

Galería de Imágenes


Texto e imágenes: @lsdpg

Anuncios