Ponía a prueba el Fundación Baloncesto León su buen inicio de temporada ante un rival peligroso como Gijón Basket, un recién ascendido que aspira a meterse en la zona noble de la clasificación, pero que en el duelo vivido en León no pudo inquietar a los locales, que una vez más demostraron que este año van en serio, y con un gran Hinnenkamp lograron vencer con comodidad por 83-61, sumando el tercer triunfo en otras tantas jornadas ligueras.

Desde el inicio los leoneses impusieron su juego, partiendo con un cinco inicial de ‘bajitos’ que buscaba un juego rápido, poniendo en aprietos a Gijón, que no lograba pararles en defensa, ni encontraba huecos en sus ataques para anotar, por lo que el primer parcial caía del lado de Fundación por 22-10. Los asturianos trataron de bajar el ritmo de juego, y lograron que así fuera en el segundo cuarto, cuando comenzó a aparecer más Daniel González, y a Fundación le costaba más anotar en su ataque posicional. Esto propiciaba que Gijón comenzara a recortar diferencias, llegando a colocarse a solo tres puntos de distancia, en los peores minutos del equipo de Julio González, que solo encontraba el camino al aro de la mano de Hinnekamp, logrando al menos mantener la delantera al descanso, al que se llegaba con 35-30 en el marcador.

El paso por vestuarios permitió al Fundación reorganizarse, y volver a tomar la manija del juego, con Pablo Ruiz dirigiendo y Hinnekamp ejecutando, mientras Gijón trataba de aguantar sin que se escapara demasiado la diferencia, pero con mucha dificultad para anotar, y cediendo definitivamente tras dos técnicas en contra casi seguidas, que sacaron del partido a los asturianos y dispararon la distancia hasta casi veinte puntos, finalizando este periodo con 59-42, lo que dejaba todo sentenciado para la recta final.

Pese a la claridad del marcador, los locales no aflojaron, y Hinnekamp siguió superando una y otra vez la defensa de Gijón, liderando a los suyos en una gran actuación donde la única nota negativa fue la pobre actuación del otro americano, un Wilson que partiendo desde el banquillo se cargó de faltas muy pronto, por lo que dispuso de muy pocos minutos. Pese a esto, el Fundación no echó en falta a ese jugador fuerte en la pintura, aprovechando muy bien la versatilidad de sus jugadores, que se gustaron para elevar las distancias hasta el 83-61 final, alargando una jornada más su buen momento.

El 1×1 del Fundación Baloncesto León

Pablo Ruiz: Muy bien llevando el ritmo del partido, supo recuperar el que mejor venía a los suyos en la segunda parte, y repartió hasta 8 asistencias en una actuación notable.

Flórez: Cumplidor un día más, lleva a cabo su función sin hacer mucho ruido, pero ayudando mucho al equipo.

José López: Menos acertado que otros días, pero se fue pese a ello hasta los 11 puntos, siendo el segundo máximo anotador del equipo.

Hinnenkamp: Determinante, la defensa rival no encontró la forma de pararle, ya fuera por dentro o en el tiro exterior. Además, en defensa cumple muy bien defendiendo a los hombres altos rivales, y destaca siempre en el rebote, pese a no tener el físico más adecuado para esa labor.

Mata: El joven canterano partió de inicio, y pese a sus limitaciones físicas para jugar por dentro, se bregó con los hombres interiores de Gijón, estando correcto en la labor defensiva, y más suelto en lo ofensivo que en otros partidos.

Alejandro Fernández: Buenos minutos los suyos sobre la pista, aunque en ocasiones debe mejorar su lectura del juego, pero va creciendo y aportando.

Sanz: La amplitud en el marcador le permitió jugar en la recta final, y se defendió bien desde el puesto de base.

Marcos García: No tuvo buenos porcentajes de acierto en el tiro, pero intimida desde la línea de tres, y permite abrir huecos en la zona para sus compañeros.

Roales: El capitán volvía al equipo, y demostró que aún le queda para coger el ritmo de sus compañeros. Para él fue una de las ovaciones de la tarde.

José Carlos González: Al igual que Sanz, disputó minutos al final, pero pudo aparecer poco.

Wilson: El pívot americano sigue demostrando falta de adaptación. En este partido ya partió desde el banquillo, y en menos de ocho minutos de juego, se había ido a cuatro faltas personales, por lo que apareció muy poco. Debe mejorar para aportar solidez por dentro.

Marcos Fernández: Otro de los jóvenes del equipo, y que va creciendo partido a partido. Al igual que Marcos García, aporta tiro exterior, y buenos minutos para dar descansos a sus compañeros.

Ficha del partido

ULE Fundación Baloncesto León – 83 (22+13+24+24): Pablo Ruiz (11), Flórez (2), José López (11), Hinnenkamp (29), Mata (4) -cinco inicial- Alejandro Fernández (6), Sanz (2), Marcos García (8), Roales (-), José Carlos González (-), Wilson (5), Marcos Fernández (5).

Gijón Basket – 61 (10+20+12+19): Moro (6), Cid (6), Diego Sánchez (13), Daniel González (12), Armando Álvarez (9) -cinco inicial- Evans (8), Junquera (-), Lesmes (3), Escapa (4), Zachow (-).

Árbitros: Aguado Muñiz y Pérez Hernández; eliminaron por cinco faltas personales a Ángel Moro por el Gijón Basket.

Incidencias: Partido de la jornada 3 en el Grupo A-B de la Liga EBA disputado en el Palacio de los Deportes de León ante cerca de 400 espectadores.

Galería de imágenes en nuestro perfil de Facebook


Texto e imágenes: @lsdpg

Anuncios