El Agustinos Leclerc tuvo un buen estreno como local en su aventura dentro de una nueva categoría, y lo hizo imponiéndose por 87-75 a un viejo amigo de la Liga EBA, el Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano, que del mismo modo que los leoneses, saltó a la LEB Plata este verano. Ambos equipos dominaron los últimos años la categoría inmediatamente inferior, y lo hicieron mostrando una igualdad entre ellos que provocaba que sus partidos siempre tuvieran emoción hasta el final, algo que han mantenido en esta nueva temporada, tras un partido que se tuvo que decidir en los últimos diez minutos, cuando de la mano de Jack Crook el Agustinos decantó la balanza de su lado.

De inicio, Jareño apostó por salir con sus dos bases en pista, con Libroia ejerciendo de uno y Medina con mayor libertad para ejercer de tirador. Dieng debutaba en el cinco inicial, y aportaba físico en el interior, dando intensidad defensiva y rebote, aunque mostrándose muy fallón en tiros cercanos al aro. Por Zamora, sabiendo que por dentro iban a pasarlo mal, el juego se dirigía más hacia el perímetro, castigando el aro leonés desde la línea de triple, lo que le dio las primeras ventajas.

Ambos equipos presionaban a toda la pista, lo que propiciaba tramos de mucha intensidad y ritmo, con espacios en defensa, lo que hacía que el ritmo anotador fuera muy alto. Millaud mostraba su buen hacer en el tiro exterior para los locales, pero los triples de Hansen y Niang permitían que fuera Zamora el que tomara la delantera, al menos hasta que Medina acertaba desde la línea de tres sobre la bocina y ponía el 28-26 tras un primer cuarto muy intenso.

Agustinos Eras trataba de imponer su ritmo a la salida del segundo cuarto, empezando a mirar más a la zona, donde Sergio Martínez y sobre todo Crook, se mostraban superiores a los interiores zamoranos. El pívot inglés de los locales dominaba en rebote, y empezaba a anotar, pero esa aportación y las primeras apariciones de Mbamalu no eran suficientes para despegar en el marcador, ya que al descanso se llegaba con todo igualado 50-50.

No querían darse por vencidos los de Saulo Hernández, que tenían en Niang a un seguro desde la línea de tres, que aparecía cuando Agustinos Eras trataba de dar un tirón en el marcador, para volver a igualar las cosas, anotando hasta cinco triples durante el encuentro, pero los problemas de faltas de Hansen les dejaban sin uno de sus principales jugadores, haciendo que los leoneses, de la mano de un gran Sergio Martínez, estirasen el marcador hasta una nueva máxima diferencia de siete puntos a su favor con el 63-56. En ese momento, recta final del tercer cuarto, llegó la reacción visitante con un parcial de 0-8 que les devolvía al partido, dejando el marcador al término de este periodo en 66-64, con lo que todo se jugaría en el último cuarto.

Y ahí volvió a emerger la figura de Crook, que se multiplicó, apareciendo primero desde la línea de tres puntos, anotando dos triples, que junto a los primeros puntos en el partido de Libroia estiraron el parcial a un 9-0, poniendo en aprietos a Zamora, que ya no pudo volver a responder para igualar el marcador, incapaz de parar por dentro a Crook, que campaba a sus anchas bajo el aro, redondeando una actuación estelar con 26 puntos y 14 rebotes, para obtener 36 de valoración, liderando a los suyos para establecer la diferencia más allá de los diez puntos y vivir un final de partido relativamente plácido, ya que nunca pudieron volver a acercarse los visitantes, que acabaron cediendo por 87-75, dando la primera victoria del año a los leoneses, que ofrecieron una buena imagen en su estreno en casa.

El 1×1 de Agustinos Leclerc

Como aspecto más positivo, destacar la gran actuación de Crook, ejerciendo de pívot dominador por dentro, y mostrando incluso peligro con tiros lejanos. También Sergio Martínez acompañó para dominar la zona, y volvió a mostrar su regularidad, sin grandes acciones, pero sumando 22 de valoración. Por fuera, Medina y Millaud ejercieron de tiradores, aunque se mostraron algo irregulares en cuanto a eficacia, y se echó en falta una mayor aportación de Libroia, que hasta el último cuarto no logró sus primeros puntos. Pocos minutos para Staselis, que solo intervino en la primera parte, demostrando que Jareño aún le ve un poco verde para que tenga una mayor importancia en el equipo. Los nuevos mostraron buenas maneras, en especial Mbamalu, peligroso en las penetraciones hacia la zona. En el caso de Dieng, fuerza para la defensa y el rebote, pero aún debe pulir sus acciones ofensivas bajo el aro, ya que falló varias bolas ‘fáciles’. Miguel Domínguez no contó con minutos, y por último, Lacunza estuvo ausente por un leve esguince de tobillo, pero se prevé que esté ya en el próximo duelo, aportando más soluciones en el puesto de cuatro.

Estadísticas

Agustinos Eras Leclerc – 87 (28+22+16+21): Libroia (5), Medina (15), Millaud (14), Dieng (3), Crook (26) -cinco inicial- Staselis (2), Sergio Martínez (12), Mbamalu (10).

Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano – 75 (26+24+14+11): Perry (5), Redpath (4), Hansen (12), Solarin (9), Asanin (4) -cinco inicial- Forbes (12), Iza (10), Daniel López (-), Llufriu (2), Daniel García (-), Niang (17).

Árbitros: Pinela García y Sánchez Benito; eliminaron por cinco faltas personales a Chris Hansen de Zamora.

Incidencias: Partido de la jornada 2 en la liga LEB Plata disputado en el Palacio de los Deportes de León ante unos 500 espectadores.

Galería de imágenes


Texto e imágenes @lsdpg

Anuncios