Finalizamos nuestra serie de cuatro artículos en la que analizamos como ha cambiado la fisonomía de las ligas Leb, el cumplimiento de ascensos y descensos; y las repercusiones para cada equipo de dichas categorías. Es turno ahora de dirigir nuestras miradas hacia la Liga Eba.

Nuestros compañeros de @algosemueve hicieron una excelente comparativa sobre la variabilidad del número de equipos de la Liga Eba escogiendo como referente el deporte rey (fútbol) que apenas demostraba invariabilidad.

Nosotros, desde ZonaOCB, vamos a compararlo con otro deporte que, como el baloncesto, gana títulos a nivel de selección nacional, los equipos de sus ligas sufren estrecheces económicas y ya es habitual la fuga de talentos hacia ligas más potentes. Estamos hablando del balonmano.

Empezamos por establecer equivalencias entre las ligas de Balonmano y Baloncesto, que son las siguientes:

  • ACB (Baloncesto) – ASOBAL (Balonmano)
  • Leb Oro (Baloncesto) – División de Honor Plata Masculina (Balonmano)
  • Leb Plata (Baloncesto) – No existe en Balonmano
  • Liga Eba (Baloncesto) – Primera Nacional Masculina Estatal (Balonmano)

Vamos a echar la vista atrás ocho años, y tomaremos como punto de partida la temporada 08/09. El balonmano en cierta medida (a pesar de los problemas económicos de ciertos equipos, ciertas confrontaciones que suceden entre los clubs, o condiciones de semiprofesionalismo de 1ª Nacional) mantiene una estructura de competición estable y continuado en el tiempo, con ascensos-descensos (que extraño, verdad), y donde la crisis económica del verano del 2012 no fue tan abrupta como en el Basket.

Vamos a examinar los principales cambios estructurales en el balonmano y realizar las “odiosas” comparaciones.

División de Honor Plata Masculina (Balonmano) / Leb Oro (Baloncesto):

ChartGo(30)

Desde la 09/10 siempre ha sido de 16 equipos, menos la campaña de 12/13, la temporada postcrisis, que fue de 12 equipos, pero enseguida se recuperó y en la 13/14 ya fueron 16 equipos. En definitiva, una estructura estable y mantenida en el tiempo. Nada a lo que se pueda asemejar a la Leb Oro donde la sucesión de cambios en el número de equipos es algo habitual como se puede ver en el gráfico. Las circunstancias que rodean estos cambios ya han sido explicadas y se pueden resumir en varios desbarajustes que causa el Método Feb con cambios a sus antojos, influencias de clubs o criterios económicos.

1º Nacional Masculina Estatal (Balonmano) / Liga Eba (Baloncesto)

En el balonmano durante las cuatro campañas siguientes al  punto inicial de nuestro análisis (temporada 09/10 a 12/13) fueron cuatro grupos de 14 equipos. La temporada 13/14 la primera Nacional pega un estirón y suben a seis grupos de 14 equipos que un año después (14/15) aumenta hasta seis grupos de 16 equipos, que es la estructura actual que se mantiene para la 16/17. Es cierto que a determinados subgrupos (sobre todo E y F) les cuesta estar completos alguna temporada, pero por lo menos no se registran aumentos a dedo o cada año según las circunstancias.

En el baloncesto hacemos un ejercicio de memoria histórica para recordar que había una estructura siilar al balonmano. Durante años fueron 4 grupos de 14 o 16 equipos,  para luego pasar a cinco grupos donde la mayoría de temporadas eran 16 equipos, hasta que la Feb decidió ampliar el número de categorías y crear los subgrupos entre categorías.

El resultado es la pérdida de homogeneidad, grupos variables en su número e incluso, afectados por la crisis económica de 2012, una reducción del número de conferencias en la temporada 12-13 en la que se quedaron en cuatro conferencias.

ChartGo(31)

La conferencia A de Eba ha ido experimentando una tendencia de aumento de los equipos, hasta el punto que con dos subgrupos de 14 equipos cada uno, podían ser perfectamente dos conferencias en vez de una. En Balonmano la conferencia A es una de las más estables.

ChartGo(32)

La conferencia B de Eba es de las más estables con un número de equipos siempre entre 14 y 16 equipos.

ChartGo(33)

La conferencia C es una apuesta clara de crecimiento. Desde la anterior campaña con dos subgrupos es llamativo el crecimiento en número desde hace tres años: de 11 a 14, de 14 a 20, y de 20 a 28. un aumento exponencial que habrá que esperar a ver si es consistente en el tiempo o solo fruto de un día.

ChartGo(34)

La conferencia D es una de las que más sufrió con la crisis económica, de 16 equipos en la 09-10, llegó a disminuir hasta los 8 equipos en 12-13. Poco a poco ha ido recuperándose, el año pasado se dividió en dos subgrupos de 8 equipos (16 en total) y así se mantiene la 16-17.

ChartGo(35)

Una conferencia EBA E que le cuesta crecer y que se limita a mantenerse a la baja, con un número entre 14 equipos (las mejores epocas) y los 10 equipos de los tiempos actuales. Por suerte si comparamos con el balonmano, también vemos que es un grupo suele sufrir.

 ChartGo(36)

Aquí la diferencia es clara aunque los números de cuantos equipos cada año sean similares. En balonmano hay lo que hemos dicho, cuatro grupos de 14, que pasan a seis de 14, para ser  en la 16/17 seis de 16 equipos (se completen o no). En baloncesto esta homogeneidad se fue perdiendo, buscando el crecimiento de unos grupos y sufriendo en otros. Como sus hermanos mayores Lebs el verano de 2012 hizo sufrir a los equipos, pasando de 75 a 62 equipos de la 12-13. Desde entonces una tendencia al aumento de equipos, con creación de nuevos subgrupos (C y D), pero sin una estructura de clara, y que tendremos que observar en años venideros si es mantenida y sostenida ante factores adversos.

Reflexión ZonaOCB

Mientras en balonmano, aunque con sus huecos y sus problemas, se observa una estructura con un cierto sentido, la Liga Eba presenta una tendencia al crecimiento (98 equipos este año) que se contrapone a la descompensación entre los grupos, que requerirían un profundo trabajo de reestructuración y reequilibrio, de forma que se asentase una base adecuada para que los casi 100 equipos que la integran no sean flor de un día, sino que se consigan perpetuar.

 Nota- En ambos deportes y categorías hemos trabajado sobre el número de los equipos totales, sin entrar a valorar quien ocupaba esos huecos, las vacantes que se producián y como se cubrían, ya que no era ni mucho menos el objetivo inical del equipo.

Anuncios