Sigue el Club PeixeGalego sorprendiendo en el mercado y optimizando recursos. A sus ya buenos fichajes com Derksen o Múgica, a los que se unieron experimentados Lebs como Cabanas o Simeón, la renovación de piezas del bloque local, hace que los pupilos de Javi Llorente sean un equipo para ilusionar a su afición de A Raña.

1ciman
Foto: Brent Lewis (The Denver Post)

Su siguiente movimiento es el rookie Joe De Ciman. Rookie canadiense, pero con pasaporte de cotonou de Sierra Leona (con lo que te ahooras la ficha de extracomunitario), nacido en 1994 de 193cm, es dentro de la camada de los rookies llegados a la Lebs este años, un jugador a seguir su evolución. Formado en Colorado State durante cuatro años, ha ido ganando progresivamente protagonismo, siendo titular indiscutible en sus últimos dos años de forma fija. En un equipo donde se reparte mucho el juego, y las opciones en ataque, De Ciman ha sido uno de los “jefes” de su Uni en carisma y liderazgo.

En su último año tuvo unos promedios de 33mi, 10.3pt, 5.1re, 1.7as. Además en su curriculum debemos destacar su presencia en las categorías inferiores de la selección canadiense con la que ha sido internacional en sub16, sub17 (bronce en el Mundial U17 de 2010 con anthony Bennett, Andrew Wiggings, Olivier Hanlan o Kevin Pangos entre otros) y sub19; o la presencia en unos workouts predraft en un equipo Nba como los Denver Nuggets.

Sus mejores jugadas:

Estamos hablando de un jugador que puede ocupar el puesto de dos (posición natural) y el de tres como en determinados momentos en la Uni por sus cualidades físicas. Se trata de un jugador atlético, rápido, con capacidad para penetrar y buen manejo del balón, que sabe asisitir a sus compañeros, pero también es un jugador que ha ido mejorando su muñeca, y puede ser un jugador peligroso desde la línea de triple. Buen finalizador en sus penetraciones, sabe aguantar bien el contacto físico debido a sus condiciones.

 

Partido versus San Diego St (10 blanco) con 16 puntos (4-6 en T3):

 

Es además un jugador con un buen salto que ayuda mucho en el rebote a su equipo, buen defensor, inteligente a la hora de jugar, y con buenas referencias teóricas a la hora de entrenar y a nivel personal (graduado en Ciencias de la Salud, y esperando ser médico deportivo en un futuro) y otro factor positivo por lo que ha destacado en la Ncaa, es su regularidad (“funciona como un robot” se ha llegado a escribir de él).

Ahora llega a España, y habrá que ver si las lesiones le respetan (ha tenido varias a lo largo de su carrera en diferentes localizaciones), y mejora en sus puntos débiles. Con 193 cm (de sobra para nivel Leb como pudimos comprobar el año pasado con un Zaid Hearst, aún increiblemente sin equipo), es un jugador que necesita madurar su calidad de tiro exterior, subir sus porcentajes, y seguir progresando y adaptándose al basket profesional. en un equipo que el año pasado tenían a un referente en el triple como Gabe Rogers, pueden echar de menos esa efectividad, pero la configuración del Marín hace que tenga una pinta de ser un equipo muy atractivo, de defensas intensas y ataques rápidos.

Anuncios