bvm

Por tercera semana consecutiva, la jornada de Liga EBA AB está marcada por la disputa de un partido entre dos de los equipos que ocupan las plazas de honor, en esta ocasión repetimos en la pista de un Pozo Sotón BVM que recibirá a las 19:30 al líder Agustinos Leclerc. Los locales siguen invictos como locales en esta temporada, lo que unido a sus victorias en el tramo final de la anterior, le mantienen con esa racha sin perder en casa durante un año completo. Por su parte, Agustinos llega en una nueva temporada casi inmaculada, con apenas dos derrotas, sin perder a domicilio desde la jornada 2, y con la mirada puesta en el primer puesto global del grupo A.

Como decíamos, Agustinos Leclerc es líder con 15 victorias y 2 derrotas, mientras que el Pozo Sotón BVM es tercero, con un balance de 12-5. En el plano estadístico, se trata de dos de los equipos más eficientes en ataque (BVM es líder con 106 puntos cada 100 posesiones, Agustinos es tercero con 102), lo que los leoneses complementan con una gran defensa (86 puntos encajados cada 100 posesiones, la mejor de la liga) mientras que el Pozo Sotón se encuentra en mitad de tabla con 96. También destaca Agustinos por su capacidad reboteadora, capturando el 54% de los rebotes disponibles en sus partidos, superado sólo por Marca de Garantía Chorizo Zamorano. Los números de BVM son algo inferiores (50%), aunque en el rebote defensivo son el equipo más fuerte de la liga (74%).

Los antecedentes entre ambos contendientes tienen un claro signo leonés, con tres victorias en tres partidos, siendo la de la primera vuelta de esta temporada la menos abultada, con “sólo” 16 puntos de ventaja.

Las claves del partido, por @TDobleLeon

Oñón, una plaza inexpugnable: El cuartel de operaciones de Villa de Mieres es hasta ahora el único lugar de todo el grupo en el que no se han dado victorias visitantes. Un inmaculado 8-0 es el balance de los asturianos en casa, que son llevados en volandas por un público que se va sonriente cada día desde hace justo un año (14 de marzo de 2015), cuando un 72-86 hizo que Queso Zamorano se fuese con una victoria bajo el brazo.

La importancia de la voz al mando: Tanto Adrián Álvarez (Agustinos) como Arturo Álvarez (BVM) son dos de los nombres propios de la categoría en cuanto a entrenadores se refiere, y ambos han conseguido imprimir un estilo y carácter propio a sus equipos. Los leoneses se han sobrepuesto de manera excelente a una amplia remodelación en la plantilla, mientras que en lado asturiano destaca la buena adaptación de la amplia colonia de extranjeros. Además, los locales son el equipo que mejor eficiencia defensiva posee hasta la fecha.

Sergio Martínez, una bomba desde el banquillo: El pívot leonés se perdió gran parte de la primera vuelta, pero una vez de regreso no ha dejado de mejorar físicamente para volver a ser un pilar en el juego de Agustinos. Adrián Álvarez ha continuado con el planteamiento de los 3 americanos de inicio, pero Sergio se convierte así en una opción diferente desde el banco: más balones al poste con él en pista, que permiten también mayores espacios para los tiradores ávidos de puntos.

Jaime Diéguez, descansado y a recuperar sensaciones: El base y capitán de Agustinos es una de las piezas que más influye en el resultado de su equipo. Si el ‘10’ brilla y muestra su tremenda capacidad para hacerlo prácticamente todo bien, Agustinos respira tranquilo. Sin embargo, Diéguez era también uno de los más castigados físicamente por la gran cantidad de minutos en pista, y por tanto uno de los que más demandaban un parón. El cómodo partido ante Grupo Covadonga le permitió cargar pilas y esta tarde en Oñón tiene una oportunidad brillante para volver a confirmarse como el mejor base del grupo.

Tim Dezelski, gran nivel como ‘3’: Acostumbrado a jugar como ‘4’, Dezelski fue el factor diferencial en el último partido ante Marca de Garantía Chorizo Zamorano desplazándose al ‘3’. El americano fue el más valorado del partido y se convirtió en una pesadilla para Rodrigo Cid, su defensor, por su mayor altura y potencia. En el partidazo de esta tarde será Nick Loewen quien deberá bailar con él, aunque podría emerger la figura de Dionte Ferguson para descargar de trabajo oscuro al canadiense.

Incansable batalla bajo los tableros: Tanto Villa de Mieres como Agustinos son dos equipos que crecen desde la defensa, y un dato que lo demuestra son las capturas totales de ambos partidos en cada partido. Los contendientes de esta tarde son los dos mejores reboteadores del grupo AB, con jugadores que pelean a brazo partido por cada balón suelto. Gran parte de este trabajo llevará la firma de los pívots: Rod Gonçalves se medirá a un Kevin Rima que no para de mejorar con el paso de las jornadas y que la semana pasada fue el mejor de su equipo.

Los grandes partidos, coto de caza de Dionte Ferguson: Poco queda decir de Dionte Ferguson que no se haya dicho ya. Continuamente alabado por sus propios compañeros y respetado por su ética de trabajo, el jugador se ha ganado el reconocimiento general gracias a espectaculares actuaciones en el último mes. Una cualidad muy destacable a su favor es que siempre aparece cuando el rival asustaría a cualquiera: 42 de valoración frente a Marca de Garantía Chorizo Zamorano y 37 contra HiLED Queso Zamorano bien lo confirman. El deber de Villa de Mieres pasa en gran medida por apagar la cegadora luz del faro más importante de Agustinos.

La defensa del bloqueo directo será fundamental: Tanto Agustinos Eras a través de la inteligencia en la lectura de juego de Jaime Diéguez como Villa de Mieres con los duros bloqueos de Rod Gonçalves gracias a su envergadura, son dos de los equipos de la categoría que mayores ventajas obtienen de esta situación por lo que serán necesarios ajustes que permitan contener las ventajas ofensivas que pueda obtener el rival.

Anotación equilibrada: Los últimos partidos de ambos conjuntos tienen un denominador común, la enorme carga ofensiva en la anotación de sus extranjeros. Por ello, el equipo que sea capaz de compartir el peso ofensivo de una manera más global puede obtener una ventaja fundamental.

No bastará sólo con defender a tu hombre: La amenaza en el tiro exterior de ambos conjuntos hace que sólo puedas decidir cómo quieres que te haga daño tu adversario. Si en la pintura optas por una defensa individual corres el riesgo de que los extranjeros de ambos conjuntos puedan hacer una sangría. Si por contra decides bloquear la anotación interior con traps al poste deberá activarse con rapidez el sistema de ayudas de cada entrenador para no sufrir los lanzamientos letales de Diéguez, Loewen, De la Calle o Lesmes.

Manejar el ritmo permite controlar el partido: Los dos equipos tienen una pareja de bases muy dispar y que permite soluciones diferentes en función de lo que el partido demande en cada momento. Cada conjunto posee un base amante del juego libre y veloz en transición (Sergio Alonso en Agustinos y Luan Pereira en Mieres) frente a otro que disfruta más con el juego estático (Rubén Pérez Yanes y Bernat Camarasa respectivamente) por lo que será fundamental que los entrenadores detecten el ritmo que necesita su equipo en cada posesión para poder controlar el signo final del partido.

Anuncios