Hoy a las 20:30 se vivirá en Mieres el partido estrella de la jornada en Liga EBA AB. El cuarto clasificado, el invicto en su feudo Pozo Sotón BVM, recibe al equipo revelación, el Marca de Garantía Chorizo Zamorano (CB Virgen de la Concha), con quien comparte balance (ambos tienen once victorias), así como ilusión de seguir peleando por los puestos de honor, en los que parten con una ligera desventaja con Hiled Queso Zamorano y están ya bastante lejos del líder Agustinos Leclerc. Los dos equipos llegan después de perder en la última jornada y pondrán en liza, además de una victoria vital, un basquet average que al final de temporada podría ser definitivo (en la primera vuelta se impuso Marca de Garantía Chorizo Zamorano por 75-70).

previa bvm virgen concha

Las claves del partido

Situación límite. Con la idea inicial de cada club cumplida (la permanencia está a la vuelta de la esquina), a ninguno de los dos les disgusta la idea de estar lo más arriba posible. Está claro que la primera posición está complicada, y que el segundo lugar en disputa con el Grupo AA, está también en una situación adversa, pero lo que es evidente es que este partido supone para los dos equipos el “último” intento de seguir en el tren de cabeza, además de la lucha por la tercera plaza del Grupo AB.

Enfermería llena. Llega Pozo Sotón BVM2012 con problemas de jugadores, que ya se ha visto que les ha pasado factura en su último partido frente a Estudiantes Leyma Natura Lugo. Limitados por la regla de cambios, que no les permite volver a reforzarse, La baja hasta final de temporada de su tirador Isenbarger, les ha dejado muy “cojos”, ya que además de la valía de dicho jugador, era un foco de atención para las defensas rivales, dejando a Rod más libre en el juego interior.

“Magic” tripleta. El trío de Marca de Garantía Chorizo Zamorano Cid – Don – Balkovic, conforma una de las tripletas más peligrosas de toda la EBA. Lo mejor, como se complementan: Cid ayuda en el rebote desde el tres, Balkovic es un pívot que no es poderoso fisicamente pero juega dentro y fuera a la perfección, creando peligro sabiendo de que va esto que es basket, y Don, al cual ya descubrimos en ZonaOCB en nuestra selección de mejores rookies EBA, es todo intensidad, un imán para los rebotes, ataca el aro, tira desde media distancia sin problemas y aprovecha enormemente las segundas opciones, lo que le convierte en un quebradero de cabeza constante.

Coloso bajo los aros. No tiene Marca de Garantía Chorizo Zamorano en su plantilla nadie con las características físicas para competir contra Rod Goncalves. Sin embargo, al fuerte pívot brasileño de Mieres este año le ha costado destacar como la temporada pasada. Eliminado el factor sorpresa, y con la lupa con la que los árbitros miran a los jugadores voluminosos, le cuesta ser decisivo de forma regular. Si entra en juego, puede ganar el poder de los rebotes, y producir puntos cerca del aro, pero en defensa puede sufrir ante pívots rivales móviles, como ya se ha visto en otros partidos. De ahí la importancia de sus compañeros, de un Dezelski que apunta buenas maneras y números, pero que debe ser un líder en estos últimos partidos, y Salchisa, para mí una pieza importante en el “tablero de ajedrez de los entrenadores” de hoy sábado, para defender a los pívots zamoranos cuando se alejen del aro, y en ataque aprovecharse de su muñeca.

Lucha de backcourt. Uno de los aspectos a vigilar en este partido por los aficionados es la pareja de bases-escoltas en ambos equipos. Por parte de Pozo Sotón, Camarasa se ha hecho vital y domina el encuentro en ritmo y anotación, y lo mejor de todo es que ha “liberado” a Luan de responsabilidades de dirección pudiendo centrarse este en “lo que más le gusta” y destaca: anotar de cualquier forma ya sea con penetraciones imposibles o tiros con el defensor encima. Pero ojo, en frente, el backcourt zamorano ha sorprendido gratamente. Mells y Bosa son dos jugadores que han progresado durante todo la temporada, se intercambian puestos sin problemas, y crean mucho peligro. Mells aprovecha su potencia para tener “rachas locas” de anotación y crea peligro constante con el pick & roll. El canario Bosa, desprende alegría y dinamismo, siendo un jugador con muy buena mano de tres y que aprovecha muy bien el bloqueo directo para anotar siendo capaz de romper el partido.

Factor X. Pedro De la Calle es probablemente de los jugadores más regulares del equipo mierense, aportando en otras intendencias que no solo sean la anotación, sino en juego, defensa, puntos decisivos, defensa, y lo que se le pida. Un jugador que se pide a si mismo siempre, y que sigue con su progresión, para llegar lo más lejos posible. Pero no está solo, Dezelski llegó a mitad de temporada, y es uno de los americanos top de la categoría. Su versatilidad le favorece, puede anotar cerca del aro o desde lejos, tiene facilidad para rebotear con frecuencia, y es complicado de sujetar en defensa. El sábado Tim puede ser un factor clave, jugando para él, para forzar a Balkovic y Don en defensa, lo que les puede llevar a cometer faltas personales, y que el equipo zamorano sufra al no tener unos relevos de tantas garantías como los jugadores zamoranos.

Figura tres alto. Si hablamos de Liga Eba, la figura de un tres alto fuerte es inexistente. O son jugadores jóvenes en filiales o vinculados, o los pasan a jugar por dentro, por lo que los equipos que disponen de este tipo de jugadores tienen una gran ventaja. Es el caso de Rodrigo Cid, David Barrio ha apostado por él, y el jugador ha respondido con creces. Jugador muy físico, que carga a la perfección en el rebote, penetra muy bien, y aunque no lo demuestra (escaso un triple por partido) puede anotar bien desde la media distancia. No tener un jugador de estas características en Pozo Sotón puede suponer un factor diferencial favorable a Marca de Garantía Chorizo Zamorano en el partido.

Oñón es una caldera. Pozo Sotón ha respondido bien, con iniciativas, y con anuncios como el de “tardes de basket”, adecuando horarios para que no coincidiera el partido con el del Unión Financiera Oviedo de Leb Oro. Quien no haya disfrutado de Oñón, no sabe lo que se pierde. Cada partido es una fiesta, apoyan hasta la extenuación a su equipo, y consiguen que la atmosfera gélida del pabellón por sus condiciones climáticas, se convierta en una caldera, complicada de ver a estos niveles de competición.

Anuncios