Marín Ence Peixegalego se proclama campeón de la Copa LEB Plata en un partido en el que fue superior, aunque la combatividad de Carrefour El Bulevar de Ávila les llevó a no entregarse en ningún momento, recortando la distancia en el último cuarto hasta el 66-76 final

Un CUM Carlos Sastre a rebosar, con un ambiente maravilloso en unas gradas repletas de color, fue testigo de una gran final de Copa LEB Plata. La gran expectación por el partido se mezclaba con la duda que generaba el partido disputado entre ambos contendientes, Carrefour El Bulevar de Ávila y Marín Ence Peixegalego, apenas una semana antes en Marín, con holgada victoria local (101-80): ¿marcaría ese antecedente el devenir del partido?

En líneas generales, Marín fue superior. Le costó arrancar, aunque aferrado al acierto de Navajas, logró mantener el resultado igualado durante los primeros cinco minutos, en los que ya vimos que Carles Marzo estaba dispuesto a liderar a los suyos y que Lobo, pese a su deseo, no estaba al 100% para ayudarle. Poco a poco, la marea azul fue subiendo de intensidad, sacando el partido del ritmo inicial impuesto por Óbila. Javonte Green iba entrando en calor y Marín se iba haciendo con el control, circulaba bien el balón y conseguía posiciones de tiro cómodas. Además, se mostraba superior en el rebote, algo inesperado dados los antecedentes de uno y otro. Así, un parcial de 0-10 les hacía tomar la primera ventaja clara del partido. Sin embargo, delante no estaba un equipo cualquiera: Óbila es el campeón de invierno y ha demostrado varias veces esta temporada que en su pista es capaz de ganar partidos muy complicados: los de Mangas le devolvieron el parcial (11-2), a caballo del primer y el segundo cuarto, para ponerse dos por delante tras triple de Mbamalu (22-20).

Llorente llamó a los suyos, empezó a alternar defensas y moviendo con sabiduría a sus efectivos, cargando de minutos a su primera unidad como suele ser característico en Marín, fue haciendo que su equipo mantuviera un ritmo dificil de igualar por Óbila: cada robo era castigado con una canasta y la diferencia se iba abriendo. Había tiro exterior, sí, pero menos del habitual. El peso anotador no estaba en el perímetro, sino en el interior: los mates para culminar contras y la aparición del MVP del partido. Pantín posteaba con soltura y defendía como un muro y así Marín conseguía un parcial de 10-25 hasta el descanso, al que se llegó con 32-45 para los visitantes. Óbila había sufrido un grave cortocircuito ofensivo, sólo un par de acciones aisladas de Jiménez habían evitado el colapso absoluto, mientras Lobo seguía cargándose de faltas con rapidez.

Con +13 para Marín Ence Peixegalego arrancaba un tercer cuarto cuyos primeros minutos fueron los peores del partido, con ambos equipos incapaces de anotar, especialmente un ofuscado Óbila. La maquinaria de Marín tardó menos en engrasarse y de nuevo Pantín, Green y un buen Adón ponían la ventaja en el entorno de los 20 puntos. Pero a Carrefour El Bulevar de Ávila desde luego no le apetecía que la final se acabara de forma abrupta. En los últimos dos minutos del tercero y tras un inevitable tiempo muerto de Mangas, consiguieron rebajar la desventaja hasta los 14 puntos. ¿Muchos? Sin duda. Y merecidos, vistos los méritos de uno y otro. Pero Óbila aún tenía una velocidad más, y quizás la escasa rotación de Marín diera una opción para que los de Mangas volviesen al partido en el último parcial.

El atasco ofensivo era de Marín, mientras que con mucho trabajo y buscando segundas opciones Óbila rebajaba la distancia hasta el entorno de los 10 puntos. Fue entonces cuando apareció la mano de Ferreiro. Venía de fallar un triple que ni tocó aro, pero no se le encogió el brazo para meter otro que devolvía la distancia a los 14 puntos cuando los abulenses estaban en su mejor momento. Quedaban menos de siete minutos y aún volvería repetir Ferreiro cuando en el mismo escenario (+11 para los suyos), volvió a anotar desde el perímetro para colocar un tranquilizador +14. Aún tendría tiempo Óbila para meter dos triples más, por medio de Nikolic y Marzo, que reducirían la ventaja de Marín hasta los 8 puntos, pero no pudieron llegar más lejos los anfitriones, que habían perdido demasiada distancia en los primeros 25 minutos.

El MVP

El protagonismo inicial fue para Navajas, pero Pantín fue poco a poco haciéndose con el control del partido. Ya llegó al descanso con 8 puntos y 6 rebotes, para acabar con 15 puntos, 12 rebotes y 5 tapones que supusieron una valoración de 35.

Uno por uno

Marín Ence Peixegalego

Como habíamos señalado en nuestra previa, su primera unidad está muchos minutos en pista. Así, Ferreiro, Rogers y Pantín jugaron 34 minutos y Green 38.

  • Ferreiro llevó bien el ritmo de juego de su equipo y pese a sus fallos desde el perímetro, anotó dos importantes triples que le dieron tranquilidad a los suyos. 6 pt, 4 rb, 4 as, 6 val.

  • Green. Anotó mucho (máximo anotador del partido), falló pocos tiros, regaló espectaculares mates, aportó rebote y algún robo de balón. Hizo de todo y todo lo hizo bien. 22 pt, 5 rb, 24 val.

  • Rogers: Mala noche en un jugador al que, cuando no le entran, puede irse a porcentajes de acierto extremadamente bajos. 1 de 9 en triples y 1 de 11 en tiros de campo. Ayudó en el rebote, pero siempre se espera más de él. 3 pt, 6 rb, 4 as, 3 val.

  • Navajas: De más a menos. Es un muy buen cuatro abierto y ayudó en el rebote, pero le faltó continuidad. 11 pt, 5 rb, 7 val.

  • Adón: Buen partido el suyo, aportando anotación e intensidad. 14 pt, 4 rb, 20 val.

  • Ni Alexander Fernández, ni Oubiña tuvieron apenas tiempo, mientras que Rey tuvo una actuación más bien gris.

Carrefour El Bulevar de Ávila

Marzo y Toledo apenas tuvieron descanso, mientras que por dentro la rotación fue mucho mayor.

  • Marzo: El mejor de los suyos. Apenas tuvo descanso pero su rendimiento no se resintió. 17 puntos y sobre todo dirección y buen juicio. 17 pt, 2 rb, 2 as, 8 val.

  • Toledo: Aunque un poco irregular, fue uno de los motores del equipo de Mangas, aportando mucho en su condición de alero alto. 9 pt, 7 rb, 8 val.

  • Ramasauskas: El mejor interior de un equipo que en la pintura rindió muy por debajo de lo esperado. MVP de su equipo. 12 pt, 6 rb, 16 val.

  • Nikolic: Por debajo de su nivel, porque no sólo es un reboteador, sino un jugador con buena mano capaz de aportar puntos. Su actuación en ese sentido fue discreta o, al menos, inferior a lo que cabe esperar de él. 3 pt, 9 rb, 1 as, 9 val.

  • Lobo: Mermado. Tiene puntos en sus manos y es un buen defensor, pero no estaba al 100% y su partido quedó marcado por los problemas con las faltas personales, acabando excluido. 10 pt, 2 rb, 4 val.

  • Sebirumbi: Al igual que Lobo, acabó excluído por faltas. A diferencia de Lobo, aportó muy poco a su equipo. 2 pt, 1 rb, -3 val.

  • Mbamalu: También estuvo por debajo de las expectativas y dejó muy sólos en el exterior a Marzo y Toledo. 7 pt, 0 val.

  • Asanin, Berni García, Young y Jiménez jugaron poco, aunque por lo menos este último destacó durante sus escasos minutos en pista por aportar puntos en un momento en el que su equipo empezaba a sufrir para anotar.

Anuncios