Hoy en ZonaOCB tenemos el lujo de entrevistar a uno de esos entrenadores sobradamente preparados que están trabajando duramente en el extranjero haciendo lo que más les gusta: Rafael Monclova, actual entrenador de los Horsholm 79ers danés.

Para quienes no lo conozcan, diremos que Monclova fue todo una institución como jugador en LEB, un base que disputó la friolera de hasta trece temporadas en Oro. Cuando decidió colgar las botas empezó su carrera de entrenador en el Baloncesto Sevilla, donde pasó una etapa maravillosa de cinco años hasta que este verano decidió dar el salto y aceptar la oferta que procedía desde Dinamarca.

Hola Rafa, lo primero es preguntarte por la vida en Dinamarca, ¿como lleva una persona del sur de España el paso a un país más frío, de nieve, con menos horas de luz, menos salero…? ¿Estás ya totalmente adaptado tras estos primeros meses?

Buenas, uno trata de adaptarse al medio lo más rápidamente posible, pero lo has descrito perfectamente, hay mucha diferencia entre Dinamarca y Sevilla. Pero siendo sincero, estoy muy a gusto, me tratan muy bien y cada vez más adaptado.

¿Cómo surge la oferta del Horsholm 79ers y cuándo te decides a dar el salto?

Realmente fue una agradable sorpresa. En esos días estaba valorando con mi agente FJ Martín la posibilidad de continuar en Sevilla o avanzar en las negociaciones de algunas de las opciones que tenía sobre la mesa. Y en esos días Miguel Ángel Hoyo (anterior técnico de Horsholm) se encuentra en Madrid con la selección de Angola y mantiene una charla con FJ Martín donde le comenta que no va a continuar en Dinamarca y que cree que yo soy el perfil idóneo para ese puesto.

A partir de ese momento el club (Horsholm 79ers) se pone en contacto conmigo y comenzamos a hablar. Tras meditarlo unos días y con el apoyo de mi familia, decidimos que era una gran oportunidad, un gran reto y un salto importante en mi carrera. Ser primer entrenador en una primera división europea no es una oportunidad que se presente todo los días. Así que aquí estoy.

Precisamente en ZonaOCB ya entrevistamos a Miguel Ángel Hoyo y nos habló muy bien de Horsholm como club, ¿nos puedes confirmar esas buenas sensaciones?

Horsholm 79ers es un club modesto pero que está en continuo crecimiento. Se están sentando las bases para desde una estructura económica solvente, ser cada año más competitivos, bajo la premisa de ser un club serio y con filosofía e identidad propias.

Además no estas solo en esta experiencia, el club cuenta con más entrenadores españoles en sus filas y me imagino qué será un factor importante a la hora de hacer “piña”.

La verdad es que tener un núcleo de entrenadores españoles te ayuda tanto en la adaptación como en el propio día a día. Es un grupo de entrenadores con una gran capacidad de trabajo, muy cualificada y muy en la línea del club. A pesar de ser yo “el veterano”, hemos hecho un gran grupo.

¿Qué importancia le das al trabajo que hace David Gómez como entrenador asistente y scouting?

David tiene dos virtudes fundamentales para mi: su capacidad de trabajo y su amor por el baloncesto. Tiene muy buena predisposición y siempre está para lo que necesites. Reconozco que no soy fácil de llevar, porque soy muy exigente, primero conmigo mismo y luego con los que me rodean. Creo en la importancia del trabajo y la disciplina y es fundamental que los entrenadores seamos los primeros ejemplos de ello. No con palabras sino con hechos. Y ahí David encaja perfectamente.

¿Cómo estas viendo el año, esa racha positiva que habéis tenido con cuatro partidos ganados? Supongo que os ha hecho subir en confianza y enteros.

Partimos de la base de que mi equipo es el más atípico de la competición. Tenemos una filosofía diferente. Yo siempre lo comparo con el antiguo Estudiantes o la Penya donde la cantera era lo importante. Mientras que todos los equipos tienen 5, 6, 7 extranjeros, nosotros tenemos 2 y luego tenemos 8 chicos de entre 18 y 19 años que queremos que vayan teniendo su primera experiencia competitiva de alto nivel. Estamos siendo una sorpresa agradable en la competición donde además les hemos puesto contra las cuerdas a los grandes equipos, que manejan 10 veces más presupuesto que nosotros. Creo que estamos creciendo mucho y en buena dinámica para afrontar la parte importante de la competición.

Mirando vuestra plantilla, llama la atención el gran año qué esta realizando el pívot con expriencia FEB Evan Yates, un 5 fuerte que no es alto pero que es inteligente, y con un dominio del juego y de la zona abrumadora.

A Evan le costó adaptarse un poco, pero cada vez está más asentado en el equipo y en la competición. Está jugando a un gran nivel y va a ser pieza clave en nuestro futuro en la competición. Está siendo nuestra gran referencia interior, además de poseer gran capacidad de pase y conoce el juego. Además, su carácter y su ética de trabajo son impecables, con lo cual ayuda mucho también en el día a día a los jóvenes.

Otro jugador haciéndolo muy bien es el rookie con pasaporte nigeriano Okoloji. ¿Qué nos puedes contar de él, le ves futuro como para jugar en España?

A Anali le faltan los kilómetros de rodaje que por ejemplo Evan ha tenido en España-Europa. Es su primer año fuera de EEUU con lo que eso supone eso a nivel personal, y sobretodo a nivel de juego, que es bastante diferente. Al igual que Evan, trabaja muy duro para mejorar a diario y su  evolución pasará por la adaptación que pueda tener al puesto de “3”.  A partir de ahí, creo que podría encajar perfectamente en España.

Hace nada habéis fichado a uno de los jugadores más destacados de la liga danesa del año pasado que aún no ha debutado: Drew Maynard. ¿Qué os puede aportar que no tuvierais, qué esperas de él, va a obligar a cambiar a algún jugador de posición?

Todos los buenos jugadores son bienvenidos y es un agradable problema para el entrenador, y Drew lo es. Necesita ritmo de entrenamientos y de competición pero nos va a aportar y sumar en todas las facetas del juego, ya que estamos hablando de uno de los mejores jugadores el pasado año. Pero además, nos va a dotar de experiencia, algo fundamental en un equipo de estas características.

Y por si fuera poco, todo un internacional danés Jonathan Gilling, con pedigrí de formación NCAA e Arizona State, es nueva incorporación también, ¿Cómo lo ves, qué esperas de él?

Jonathan ha sido un gran regalo de Navidad. Es de aquí, de Horsholm, y nos pidió poder entrenar con nosotros mientras buscaba equipo. Tras unas semanas con nosotros, decidió quedarse, ya que estaba muy contento con el equipo y pensaba que le podría ayudar a mejorar en varias facetas de su juego. Para mi, puede llegar a ser jugador de una gran primera liga europea. Vamos a ver como compite y como se adapta a las posiciones exteriores (en la Universidad jugaba de 4) que yo creo que es donde puede explotar.

En tu equipo también tienes un base danés Fred Nielsen que está rindiendo muy bien y dotado de buena visión de juego ¿Qué le falta para fichar por un equipo más grande?

Frederik es el líder natural de este equipo y del club. Es un EJEMPLO con mayúsculas en todo. Quizás la altura ha sido su gran freno, pero a nivel de conocimiento del juego, ética de trabajo y capacidad de liderazgo, muy pocos jugadores se le pueden acercar.

De los jóvenes daneses que nos puedes contar ¿tienen predisposición al trabajo, aprenden rápido, estás contento con ellos?

Yo estoy muy contento con el trabajo y rendimiento de los jóvenes. La mentalidad de los jóvenes en Dinamarca es muy diferente a la que yo he podido conocer en España, pero eso no quita que hayamos conseguido que los chicos vayan en la línea de trabajo y disciplina que vamos buscando. Muchos de ellos serán, en unos años, referentes en esta Liga y ahí recogerán los frutos del duro trabajo que realizan cada día.

El equipo es actualmente sexto con un balance de 5 victorias y 10 derrotas ¿cuál es el objetivo marcado a principio de temporada desde los dirigentes del club? ¿Tener dos nuevos refuerzos hace subir las aspiraciones del equipo?

El club, incluso desde antes de que yo llegara, ya me comentó cual es su filosofía y su idea. Tienen los pies en el suelo y saben perfectamente el equipo que tenemos y el presupuesto que manejamos. Están muy satisfechos con el trabajo que estamos realizando y como está compitiendo el equipo. Eso no quita que todos queremos, aspiramos y trabajamos para llegar a la parte importante de la competición en un estado óptimo donde podamos dar alguna sorpresa. Con la llegada de Jonathan y Drew nuestro nivel competitivo sube y por tanto, manteniendo los pies en el suelo, nuestras aspiraciones y exigencia sube. Ahora falta reconstruir el equipo en un mes y competir.

¿Desempeñas algún papel más en el equipo que el de dirigir al primer equipo: trabajo con jóvenes, de dirección deportiva…?

Una de las partes fundamentales de este club es el trabajo con los jóvenes. Horsholm 79ers siempre ha sido una de las grandes canteras de Dinamarca así que también ayudamos con los U19 y U17.

¿Cómo valoras la liga danesa? Parece que avanza a buen ritmo pero seguro en cuanto a temas de profesionalidad, competitividad, publicidad, seriedad… aunque el tema del calendario me parece un poco locura y complicado de seguir si te soy sincero.

La Liga está creciendo a pasos agigantados.  La Televisión se está volcando y está habiendo un movimiento importante de colocar al baloncesto de Dinamarca en una gran posición. A diferencia de España, aquí todo el presupuesto se saca de sponsors privados que viendo la gran repercusión y crecimiento de la Liga, cada vez hay más y más importantes. Se están mejorando las estructuras de la Liga y todo va por un camino optimista con respecto al futuro.

Mirando la liga, el nivel del Horsens IC parece imparable con un bloque de calidad, mientras su rival máximo el Bakken Bears del español Israel Martín sigue a la estela aunque parece que le puede pesar algo la competición europea, ¿qué opinas?

A nivel de presupuestos, ambos equipos están muy por encima del resto, y ya ni te digo con nosotros. Son los equipos llamados a disputarse el título.  Hoy Bakken ha ganado la Copa con lo que entiendo que Horsens va a ir a muerte por llevarse, de nuevo, el título de liga. Veremos como llegan los dos equipos a la parte final de la competición.

¿Algún jugador de otros equipos que te haya impresionado? Para mí por ejemplo, creo que Nimrod Hilliard puede ser un base de proyección europea alta para mi gusto, o el anotador Brandon Rozzell puede tener su sitio en ese perfil anotador.

Es difícil valorar o aventurarse a ver como rendirían ciertos jugadores en ligas más físicas y potentes.

¿Qué crees que le falta al jugador danés en general para destacar más? Hace unos meses en ZonaOCB publicamos un artículo titulado “Dinamarca, la nueva Finlandia”, ¿Cómo ves el equipo nacional de Dinamarca, con jugadores contrastados como Jukic, Laerke, o futuros proyectos como Haas del SISU?

Como te comentaba antes el baloncesto en Dinamarca está creciendo mucho tanto a nivel de liga como a nivel de jugadores. Tiene una buena generación de jóvenes que pueden competir a buen nivel en un Europeo. Su problema, a mi entender, es que no poseen un juego interior muy sólido y eso te penaliza.

EL PASADO EN ESPAÑA

Todo un mito en la LEB, pienso claramente en un equipo, pero ¿cuál es ese equipo que te ha llegado al corazón?

Todo el mundo conoce mi identificación con el desgraciadamente desaparecido CB Los Barrios. Pasé 6 años en ese club. Allí crecí profesional y personalmente. Fueron años muy importantes en mi carrera.

¿Cómo ves la LEB Oro actual, a pesar del retroceso económico acorde con todo, la liga sigue siendo una liga competitiva, igualada, y con jugadores a seguir?

Desgraciadamente, desde hace ya varios años, el poder económico de los clubes ha bajado muchísimo y eso afecta de sobremanera a la liga. En mi época, venían americanos de primer nivel mundial que tras jugar en LEB al año siguiente se convertían en MVPs de la ACB. Pero la LEB sigue siendo una liga interesante, competida y fundamental en nuestro baloncesto. Confiemos en la recuperación económica para que tanto clubes como jugadores, utilicen la LEB como trampolín hacia la ACB.

¿Conoces la andadura del Oviedo Club Baloncesto? ¿Has estado alguna vez en Pumarín? Tú que has visitado como jugador y técnicas tantas canchas con grandes aficiones, recuerdas alguna similar en cuanto a pabellón pequeño, con afición ruidosa, e intensa pero respetando al rival?

Oviedo es un club que lleva haciendo las cosas muy bien desde hace mucho tiempo. Han ido creciendo a través de su masa social. El efecto Pumarín es de sobra conocido en la Liga y se agradece ese tipo de ambiente y pasión sobre una cancha. Muy parecido a lo que podía vivir en el pabellón de Los Barrios.

Tus inicios de entrenador están ligados al Baloncesto Sevilla, con varios títulos importantes en tu palmarés (Campeonato de España cadete, Nike International Junior Tournament), ¿Con qué momento te quedarías?

Cada logro fue muy especial. En todos ellos nunca aparecíamos como favoritos pero siempre conseguíamos que los chicos fueran muy competitivos en cada partido, cada torneo-campeonato. Fueron dos momentos muy importantes, como lo es ver jugar muchos de nuestros chicos con 18-19 en ACB o LEB Oro.

En alguna entrevista que te han hecho, siempre destacas el trabajo como una de las variables innegociable con los jóvenes, ¿sigues pensando igual ahora que entrenas ya a un equipo que no es de formación?

Trabajo, disciplina y respeto son innegociable para trabajar conmigo. No conozco otro camino. Pero eso es tanto para los jóvenes como para los veteranos. Cuando das todo lo que tienes, duermes muy bien por las noches. Y mis  jugadores y yo dormimos muy bien por las noches.

Muchos jugadores que han entrenado bajo tu tutela están repartidos por LEB. Casos de Corrales (Cáceres), Gallardo (Tarragona), o Hidalgo (Getafe), ¿mantienes contacto con ellos, los sigues desde la distancia?

Les sigo permanentemente. Trabajaron muy duro para llegar ahí, que con su juventud no es sencillo, y les deseo que sigan trabajando igual que lo hacían y que sean pacientes ya que aún están en un proceso de formación. Saben que les deseo lo mejor.

¿Y Burjanadze?, este año ha ganado en consistencia y regularidad, pide jugar en categorías superiores porque tiene hambre y ganas de mejorar. ¿Lo ves jugando Euroleague por ejemplo?

Beqa es el jugador que todo lo bueno que le llegue es poco. No conozco compañero o técnico que pueda hablar mal de él. Ejemplo desde que tenía 16 años. Su pasión y competitividad están fuera de toda duda y está demostrando que la LEB se le queda pequeña. Debe ir paso a paso, pero está llamado a jugar en Ligas superiores.

¿Qué le pasa a Salash, grandes esperanzas en Junior, parece que crecía en Huesca, y este año en Ourense le cuesta resonar? ¿la supuesta madurez tardía de los interiores puede ser una de las causas?

Salash conmigo era el mejor “4” de su generación en Europa. Hay jugadores que el paso a profesional les cuesta más que a otros, pero personalmente confío mucho en él y seguro que pronto adquirirá ese nivel que todos sabemos que posee. Es gran trabajador y profesional, sólo hay que tener algo de paciencia con él, merecerá la pena.

Del fenómeno Porzingis mejor no hablar, ¿verdad?, un lujo poder decir que habéis trabajado para qué se convirtiera en lo que es ahora. Yo me acuerdo en un amistoso que vino a Oviedo siendo un chavalín escuálido pero con condiciones. ¿Alguna anécdota sobre él ahora que ya está todo escrito?

De Kristaps está todo escrito. Si está donde está es porque él se lo ha trabajado, y mucho. En Sevilla se hizo un gran trabajo con él y se está muy orgulloso pero en todos los casos, el jugador es el que marca su futuro. Por ética de trabajo, humildad y claridad en sus objetivos-prioridades, Porzingis es lo que es.

Leo Cizmic empieza a sonar fuerte como figura rutilante de la cantera cajista, sin olvidarnos de otros nombres como Lada, o incluso el escolta balear del primer equipo Rigó. ¿Alguno más que añadir, cómo ves su futuro?

Cuando Leo llegó a Sevilla, sólo tiraba de tres. Nos marcamos el objetivo de que pudiese poner el balón en el suelo, que ayudara en el rebote y subiera su nivel defensivo. Lo está consiguiendo. A partir de ahí, él marcará su futuro. Pero en cuanto a personalidad y ética de trabajo es muy similar a Porzingis.

Tomeu Rigo, Hidalgo, Lada y muchos otros tienen talento y potencial para en un futuro poder jugar a nivel profesional. Deben  tener paciencia, seguir trabajando y no pensar que con 18-19 años ya deben ser jugadores de primer nivel. Esto es muy largo y ellos están empezando. Siempre les digo lo mismo: “Bienvenidos a la Jungla”

Hemos hablado de muchos jugadores con los que has trabajado, pero ¿como es Rafa Monclova?, ¿cómo te definirías como entrenador?

No me gusta definirme, prefiero que sean otros los que me definan. Yo sólo trabajo muy duro.

¿Y tu futuro, o solo piensas a corto plazo, donde te gustaría entrenar, algún sueño en particular?

La vida, de jugador primero y de entrenador ahora, me enseñó que lo importante es el próximo partido. Mi trabajo, mi energía y mis pensamientos están centrados en él.

DAVID GÓMEZ

Rafael Monclova no está solo en esta aventura. Su segundo entrenador es David Gómez, un madrileño de 26 años, que llegó a ser como jugador, internacional por categorías inferiores, pero su físico le limitó y una conversación con Luis Guil le hizo replantearse su carrera como jugador. Ganó un entrenador.

David, 26 años, y en poco más de un año, experiencias de estar entrenando en Madrid, irte a Venezuela y ahora Dinamarca. ¿Cuéntanos como ha sido esto, cómo se consigue, y cómo ha sido la experiencia en cada sitio?

Bueno, en mi caso empecé a entrenar con 16 a la vez que jugaba. Sólo dejé de entrenar un año que jugué en Fuenlabrada y otro año porque estuve escribiendo de Economía en un periódico de tirada nacional. Tras acabar la temporada en “Fuenla” tuve una charla con Luis Guil que nunca se me olvidará. Me dijo: “David probablemente si te quedas serás el 12 en el segundo equipo pero creo que puedes ser un buen entrenador. ¿Por qué no empiezas en mi colegio de toda la vida?”. Yo había entrenado ya en un colegio y me animé. Siempre con pasión seguí entrenando con idas y venidas hasta que un día me dijo él mismo años después: “¿Por qué no te vienes a Venezuela? Puede ayudarte mucho como experiencia”. Así que contesté: CUENTA CONMIGO. Nunca perdimos el contacto, siempre hablamos mucho de baloncesto incluso cuando fui su jugador en Selección de Madrid que ganamos un campeonato de España. Para mí es una persona fundamental en mi carrera por dos razones. Primero, como mentor baloncestístico y segunda por confiar en mí como entrenador y darme la oportunidad de ir a Venezuela con él.

La verdad que Dinamarca surgió más tarde porque en Venezuela no se sabía si iba a haber liga ni cuándo empezaba. Necesitaba entrenar. Me llegó una oferta de aquí de Dinamarca a través de una persona porque necesitaban un asistente en Horsholm 79ers y dí el ok. Desde entonces trabajo con Rafa.

Además de todo eso carrera de periodismo, ves posible compaginarlo, o ahora mismo en tu cabeza sólo hay baloncesto.

La carrera ya es pasado. El periodismo lo ejercí y disfruté de la actualidad. Pierdo mucho tiempo en mantenerme informado. Como trabajador me gustaba pero no me apasionaba. Entonces decidí que quería que mi vida estuviera dedicada al baloncesto, lo que verdaderamente me llena.

¿Qué tal los jóvenes valores de Horsholm? Me imagino que entrenarás con ellos trabajos específico, ¿qué diferencia ves entre el jugador danés y el español?

Nuestro club le da el mismo valor al equipo profesional que al U12 o al U14. Tenemos el equipo más joven de toda la liga. Centrándonos en jugadores, tenemos un chico de 2,10 con 18 años y un físico espectacular, Asbjorn Mitdgaard con unas manos muy buenas que si sigue mejorando en dos o tres años puede dar el salto a una liga potente. Además hay otro joven valor de 18, Sebastian, un base con un talento increíble y con mucho descaro, algo que echo de menos en los jóvenes de hoy en día. Destaco esos dos jugadores pero tenemos otro base de 18, dos escoltas de 19, un ala pívot de 19 y un alero de 20. Contamos con un equipo muy muy joven.

La diferencia fundamental es la mentalidad. En España el jugador quiere ser el mejor y sabe competir. Con 18,19 años ya es profesional y eso aquí es diferente. En Dinamarca casi todos los jugadores al acabar el entrenamiento te dicen “GRACIAS COACH” pero pecan un poco de eso. Les cuesta ser agresivos. Además la otra gran diferencia además de la competitividad es la lectura de juego, especialmente en defensa: cómo colocarse, cuándo ayudar, rotaciones… Al jugador español le sale natural aunque haya ciertos matices tácticos según el entrenador. En cuanto a técnica individual no veo grandes diferencias pero sí en la táctica individual y la competitividad. Por otro lado, la estructura de un club aquí es muy diferente. Pero eso da para otro debate más largo.

Ya hablando del primer equipo ¿Cómo ves a Rafa Monclova dirigiendo el equipo, te ha sorprendido en algún aspecto?

Es el primer año de Rafa aquí y yo llegué en Octubre ya avanzada la temporada. No he podido ver los primeros partidos así como la pretemporada. Creo que Rafa al haber estado compitiendo muchos años al máximo nivel entiende al jugador y viceversa. Esto hace que se sientan cómodos y le entiendan para desarrollar su trabajo en la dirección correcta. Algo que me ha sorprendido es cómo Horsholm con Rafa ha sido capaz de competir desde el inicio todos los partidos pese a contar con el equipo más joven de la liga con mucha diferencia. Porque nuestros americanos también son jóvenes recordémoslo. Luego el resto de equipos cuentan con 5, 6 extranjeros y nosotros hasta ahora hemos competido con dos. Además, creo que venir de un club ACB como Sevilla a Horsholm no es fácil y se ha adaptado muy bien a la ciudad y a la mentalidad danesa.

Me consta que eres un arduo consumidor de baloncesto, a nivel personal ¿Qué liga de baloncesto te gusta más?

Sí, Luis Guil me decía en broma “Te conoces todos los jugadores”. Y es que desde pequeño me gustaba aprenderme las posiciones, la altura, el peso de los jugadores y hasta imitaba los tiros en casa. Ahora cuando hay un jugador que no conozco me meto rápido en google para tenerlo en mi disco duro. Quiero comentar que el baloncesto no deja de ser baloncesto en ningún lugar del mundo, sólo diferente, pero ni mejor ni peor. Me gusta seguir equipos, me gusta ver detalles. Veo más basket como entrenador que como aficionado, debo decirlo.

La liga que más me gusta es la EUROLIGA, disfruto de manera especial con esta competición. También veo ACB pero no me llega igual. Eso sí, hablando de la ACB no puedo pasar por alto lo que me está divirtiendo Fuenlabrada este año.

Por otro lado, la NCAA tiene una emoción y una competitividad fuera de lo común. Cada partido es media vida. En este aspecto no he visto una Liga similar a ésta.

El baloncesto LATINOAMERICANO o “ese gran desconocido” como me gusta llamarlo es difícil de seguir pero es pura pasión. Los partidos se descontrolan y es muy vistoso para el aficionado. En los finales de partido todos quieren el balón, pocos se esconden. Igual es mi paso por Venezuela pero de verdad tiene algo especial que me llama especialmente la atención. Por otro lado, la NBA es talento, es otro mundo de verdad y son muchos detalles.

*Gracias a ZonaOCB que hace un gran esfuerzo por dar a conocer otras ligas. De hecho hace poco leí la entrevista a Hugo López que está en Canadá.


Desde ZonaOCB solo podemos darles las gracias por su tiempo a Rafael Monclova y David Gómez, ha sido un placer conversar de basket con vosotros, y tened claro que desde aquí os seguimos a vosotros y a todo vuestro equipo.