El quinteto que encabeza la clasificación de la Conferencia Centro cumplía esta jornada las expectativas y sumaba una victoria más a su casillero a falta de siete para que termine la Liga regular.

Una Conferencia que sigue liderando en solitario Gran Canaria (20 victorias), que en esta jornada con un claro dominio del rebote, buena puntería y un Khalifa Diop imperial que firmó 25 puntos y 28 rebotes se imponía a un Liceo Francés que sigue lastrado por las lesiones.

A dos del líder y segundo en la tabla, el Real Madrid, que en su feudo de Valdebebas ganaba a un Basket Rivas que no pudo con el talento de los jóvenes jugadores del filial blanco, aunque nunca se fue del partido y tuvo opciones hasta el final.

Pisando los talones al Madrid -con 17 victorias, tercero- Alcobendas que vencía al CB Daimiel, penúltimo en la tabla. Pero los manchegos pusieron en aprietos al equipo madrileño que acabó ganando por un ajustado tanteo.

Y detrás, con 16, otro de los grandes, Náutico de Tenerife, que ganaba a Estudio aunque tuvo que emplearse a fondo para llevarse una más en casa, donde sigue intratable con solo una derrota, la que le infligió Lanzarote Conejero en la decimotercera jornada de competición.

Con dos victorias menos y quinto, Movistar Estudiantes, que ganaba por un abultado tanteo a Guadalajara Basket. Nada pudieron hacer los alcarreños ante un solvente equipo colegial, muy serio atrás, efectivo en ataque y acertado en el tiro.

“Movistar Estudiantes echa el cierre a su aro”, titula la Federación Española de Baloncesto (FEB) su información semanal sobre la Liga EBA, en la que subraya que “se confirman como la mejor defensa de la Conferencia B” y añade que el equipo de Javi Zamora “ha apostado por trabajar atrás para poder sacar todo el talento que tienen en campo contrario”.

Le sigue con 12 victorias su rival de esta jornada, Guadalajara Basket, y empatado a resultados con el equipo alcarreño, Quintanar, séptimo en la clasificación. Condenados por una mala primera mitad, los conquenses perdían en la cancha de Zentro Basket pese a los intensos de darle la vuelta al marcador.

Con diez, doble empate entre Conejero y Rivas, octavo y noveno en la tabla, respectivamente, que superaban la jornada con distinto resultado. Cara para los insulares que ganaban en cancha de un Casvi lastrado por un mal primer cuarto, blando en defensa y desacertado en el tiro, y cruz para los ripenses que perdían ante un potente Real Madrid.

Triple empate a nueve victorias entre Zentro, Pozuelo y Estudio, décimo, undécimo y duodécimo. Ganaban Zentro, que se imponía a Quintanar, y Pozuelo, que hacía lo propio con Aridane, aunque los palmeros remontaban para morir en la orilla.

Del trío, perdía Estudio, que peleó hasta el último balón en cancha de Náutico de Tenerife, pero no pudo con La Marea que puso todo su empeñó en frenar a su referente, Juan Llorente, y lo consiguió.

Ocupan la zona de descenso (del puesto 13º al 16º) cuatro equipos separados uno de otro por una victoria. Con ocho partidos ganados, Aridane; con siete, Liceo Francés; con seis, Daimiel, y con cinco, Casvi.

A falta de siete jornadas para el final de la Liga regular, de los 16 equipos que integran el Grupo B, tienen un partido pendiente, Rivas, Pozuelo, Estudio y Casvi.

Los mejores

En actuaciones individuales, el jugador más destacado y por tanto MVP de la Jornada 23 fue Khalifa Diop, de Gran Canaria, 25 puntos, 28 rebotes, 2 asistencias, 9 faltas recibidas y 47 de valoración. El pívot, 17 años y Júnior de primer año, fue también el máximo rebotador, con 28 capturas; el máximo anotador, Brandon Tull, de Globalcaja Quintanar, con 27 puntos, y el mejor asistente, Ismael Herrero, de Zentro Basket Madrid, que repartió 9 asistencias.

Los partidos

El rebote y el acierto claves de la victoria de Gran Canaria ante Liceo

El dominio del rebote y el acierto en el tiro, con segundas y terceras opciones, fue clave en la victoria de Gran Canaria ante Novum Energy Liceo Francés (65-81), que sigue lastrado por las lesiones.

Un total de 56 rebotes capturó Gran Canaria por 33 de Liceo, que tiró 38 veces a canasta de dos por 50 del rival, y la mayoría de las veces que lanzaron de dos en segunda opción fue “tras rebote ofensivo y muy cerca de la canasta, con lo que el porcentaje de acierto es muy alto”, nos dice el entrenador del equipo madrileño, Jorge Lorenzo.

Concentrado saltó Gran Canaria a la cancha, cerrando el primer cuarto con 18-23 a fu favor. Igualado fue el parcial del segundo (18-19), pero los insulares supieron conservar la renta obtenida y se fueron al vestuario cinco arriba, 36-41, en el marcador.

Tras el descanso, parcial de 19-21 y 55-62 al final del tercer cuarto. En los últimos diez minutos de juego, Gran Canaria ajustó las defensas y siguió sumando hasta sentenciar el partido por un claro 65-81.

Pese a la derrota, Lorenzo está contento con el rendimiento del equipo. “Competimos bastante bien e incluso llegamos a ponernos por delante al final del tercer cuarto”, agrega y subraya que no hay que olvidar que son “un equipo de muchísimo nivel, por eso van líderes, con mucha rotación, mucho fondo de armario y físicamente muy superiores a nosotros, sobre todo en los puestos interiores”.

Insiste Lorenzo en que “defendimos bien” y que en primera opción de su ataque “logramos evitar y defender bien su sistema”, pero al final “nos cogían rebote ofensivo y volvían a atacar” o “nos cogían rebote debajo de canasta y como tienen jugadores muy grandes hacían un mate”.

Reitera Jorge Lorenzo que “compitieron bien e hicieron muchas cosas bien” y subraya que “si nos respetan un poco las lesiones, que no lo están haciendo, y logramos recuperarnos, competiremos un poco más… pero con los que estábamos, lo hicimos bien”.

El entrenador ayudante de Gran Canaria, Asier Setién, nos dice que el partido contra Liceo fue más igualado de lo que refleja el marcador, y añade que en la primera mitad “conseguía resistir el empuje” de un GranCa que intentaba “romper el encuentro, pero no lo conseguía”.

Explica el técnico que Liceo “anotaba mediante tiros exteriores en ataque” y recuerda que un acertado Paco Santos se fue a los 10 puntos en la primera mitad. Subraya que la defensa local era “muy sólida” y un Gran Canaria sin acierto en el tiro exterior “tenía que recurrir a sus hombres altos que dominaron la pintura”.

Tanto Khalifa Diop como Aleksander Balcerowski se aprovechaban de los pases de sus compañeros y de su ventaja física para machacar el aro o anotar en segundas oportunidades”, afirma Asier Setién y añade que solo así conseguía Gran Canaria “desarmar la defensa de Liceo”.

La clave del partido, dice el técnico, estuvo en el tercer cuarto, en el que con un parcial de 15-9 en los primeros minutos Liceo recortó la diferencia e igualó el marcador. Gabi Alonso paró de partido y tras “este tiempo muerto mejoró la defensa del Gran Canaria”, que con un 4-12 cerró el periodo con 55-63 a su favor.

En el último cuarto, el filial del Gran Canaria siguió apretando en defensa, presionando en todo el campo y acabó llevándose la victoria por 65-81.


Un potente Real Madrid venció a Rivas

El Real Madrid ganó a un Uros de Rivas Bon Lar (93-85) que cuajó muchos minutos de buen juego pero finalmente no pudo con el potencial y el talento del filial blanco que cimentó su triunfo con un gran segundo cuarto.

De “vibrante” califica Rivas el primer cuarto, que resultó “espectacular”. Aunque “las defensas trataban de ser agresivas, los ataques de ambos equipos casi siempre encontraban el camino al aro y los porcentajes de acierto en el tiro eran altos”, cerrándose el primer parcial con un 22-27 a favor de los visitantes.

Clave fue el segundo cuarto, dice Rivas, “con un trabajo defensivo implacable de un equipo blanco que aprovechaba su control del rebote y las recuperaciones de balón para rápidas transiciones que se convertían en anotaciones sencillas”. Parcial de 33-13 y 55-40 al descanso.

Tras el paso por vestuarios, Rivas reorganizó su juego ofensivo “para volver a encontrar buenas opciones de tiro”. Pero “el talento de los jóvenes jugadores blancos les permitía anotar con una regularidad que impedía que Uros pudiera volver a meterse de lleno en el choque”. Parcial de 21-25 y 76-65 al final del tercer cuarto.

Parecido al tercero fue el último cuarto, “con defensas más duras y porcentajes algo menores”. Rivas se mantuvo con opciones pero no pudo “completar la recuperación” y el Real Madrid se hizo con la victoria por 93-85.


Daimiel plantó cara al Alcobendas sin premio final

Autocares Rodríguez Damiel perdió ante NCS Alcobendas por un ajustado 72-70, un choque igualado sin premio final para los manchegos que plantaron cara al tercer clasificado del Grupo B.

Cerca estuvo el Daimiel de lograr la victoria en la complicada cancha de un Alcobendas que tuvo que “sufrir mucho” para superar a los manchegos, penúltimos en la tabla, afirma en su crónica Lanza Diario de La Mancha.

Fue un partido muy igualado, con un primer cuarto favorable al Alcobendas (21-14) y un segundo en el que fue superior Daimiel, que tras un parcial de 15-25 se fue al vestuario tres puntos arriba, 36-39.

Iguales a 18 en el parcial del tercero y 54-57 a favor de Daimiel al final del periodo. Y con tres arriba llegaron los manchegos a los últimos diez minutos de juego. La igualdad se mantuvo en el cuarto definitivo, en el que los daimieleños fueron por delante durante los primeros siete minutos.

Alcobendas se adelantó en el marcador (70-67) y Daimiel empató a 70, pero una canasta local con 50 segundos por jugar puso un 72-70, tanteo con el que acabó el partido con victoria para los locales.

_AlcobendasDaimiel
CB ALCOBENDAS

Náutico superó a Estudio y sigue intratable en casa

Náutico de Tenerife se impuso por 91-78 a Estudio, la undécima victoria en casa de los tinerfeños que tuvieron  que emplearse a fondo para doblegar al equipo madrileño que fue de menos a más.

En su página de Facebook, Náutico dice que Estudio puso en aprietos a los nautas “hasta bien entrado el último cuarto”, aunque finalmente “la calidad de los baloncestistas comandados por Santi Lucena fue decisiva para celebrar la semana de Carnaval en clave positiva”.

Náutico, liderado por Samu Rodríguez y Sami Eleraky, cuajó una buena defensa ante uno de los rivales más anotadores del grupo B, al que mantuvo por debajo de su nivel medio por partido (83) con “una buena presión sobre Juan Llorente, su principal referencia”, que anotó 11 puntos, frente a los 23 y 29 de las dos últimas jornadas.

Náutico comenzó mandando en la cancha “que se convirtió en una verdadera pesadilla para el conjunto madrileño durante los primeros diez minutos”. Arrancó con un parcial de 14-0, muy acertado desde la pintura y concentrado en el rebote defensivo, haciendo mucho daño a su rival con rápidas transiciones para cerrar el primer cuarto con 24-5 a su favor.

Estudio encontró el rumbo adecuado en el segundo cuarto recortando la cómoda ventaja de los santacruceros. Con un alto acierto en triples y dos parciales de 0-8 los de Borja González de Mendoza se metieron en el partido obligando a Santi Lucena a pedir TM. Llegó el descanso con 40-35 en el marcador.

La igualdad se mantuvo a la vuelta de vestuarios. Intercambio de golpes continuado con Náutico intentando seguir mandando en el marcador. Estudio igualó el choque con un parcial de 0-5 (58-58) pero La Marea llegó al final del tercer cuando tres arriba (61-58).

Los últimos diez minutos marcaron la diferencia. Náutico llegó más entero e inspirado para vivir un final de partido más tranquilo de lo previsto. Los de Santi Lucena sacaron toda su artillería para romper el choque y alzarse por 91-78 con la victoria, una más, en el pabellón de la Avenida de Anaga.

Sobre el partido, el entrenador de Estudio nos dice que en el primer cuarto (24-5)  fallaron en defensa por lo que “nos corrieron fácil y anotaron bajo canasta” y añade que “tuvimos tiros liberados, pero no metíamos”.

En el segundo, Estudio mejoró en el rebote y “empezamos a anotar los tiros liberados”, metiéndose en el partido, afirma Borja.

Igualada fue la segunda mitad del partido, hasta que a falta de cuatro minutos para el final, “hacen un parcial de 12-0” y ahí se acabó el partido, concluye el técnico.

_NáuticoEstudio1
RC NÁUTICO TENERIFE

Un muy superior Estudiantes ganó a Guadalajara

Un muy superior Movistar Estudiantes se impuso por un abultado 42-73 a Luisa Guadalajara Basket que poco pudo hacer ante un solvente equipo colegial, muy serio atrás, efectivo en ataque y acertado en el tiro.

El dominio del rebote fue clave en la victoria y es que los del Ramiro capturaron un total de 60, de ellos 20 ofensivos, lo que les dio segundas y terceras oportunidades, por 32 del equipo alcarreño (8 ofensivos) que pagó caro una mala primera mitad en la que solo anotó 18 puntos frente a 43 de su rival, que dejó el partido casi sentenciado.

Con un Diego Alderete que anotó, reboteó, asistió… el Estu hizo un gran partido de equipo y fue mejor en todas las facetas del juego, firmando la victoria número 14, la quinta consecutiva, que le asienta con un quinto puesto en la zona alta de la tabla.

Fue un triple de Diego el que inauguró el marcador (0-3) en los primeros compases del partido, al que siguió otro de Dovy. Parcial de 0-8 en el marcador y desconcierto en las filas de un Guadalajara sin recursos para parar al equipo colegial, que siguió sumando hasta cerrar el primer cuarto con 3-16 a su favor.

Parecido fue el segundo cuarto y un quiero y no puedo para el equipo alcarreño, que siguió intentando sin éxito recortar distancia. Faltos de puntería, los de Marino Rodríguez se fueron al vestuario con un abultado 18-43 en contra, un resultado que les obligaba a remar contracorriente en la segunda mitad del partido.

También un triple, ahora de Nacho Arroyo, abrió el tercer cuarto, aunque tras un parcial de 8-3 de Guadalajara Basket (26-46, min. 22.8) Javier Zamora pidió Tiempo Muerto para poner orden. Y lo puso, porque sus chicos siguieron peleando cada posesión y todos los balones para cerrar el periodo con 30-55 a su favor.

Último cuarto de trámite para Estudiantes, que sin embargo en ningún momento levantó el pie del acelerador, sino más bien al contrario, porque siguió ampliando la renta y mediado el periodo mandaba por 34-67 ante un Guada con problemas.

Triple en su debut con el filial de Movistar Estudiantes de Pablo Rico (Júnior de primer año) y 37-70 a falta de dos minutos para el final del partido, que el equipo colegial acabó sentenciando por 42-73, un duro castigo para Guadalajara Basket.

_GuadaEstu
GUADALAJARA BASKET

Zentro se impuso a Quintanar penalizado por una mala primera mitad

Zentro Basket Madrid se impuso a Basket Globalcaja Quintanar (85-65) penalizado por una mala primera mitad dominada claramente por el equipo madrileño.

En su crónica, El deporte conquense dice que a pesar de los intentos de Quintanar por darle la vuelta al marcador, “la excesiva renta que consiguió el equipo local fue suficiente para que se alzaran con la victoria”.

Los de David Varela llegaron a la cancha madrileña con solo ocho jugadores y por tanto problemas de rotación. Zentro, muy acertado en el tiro, se marchó de 11 puntos al final del primer cuarto (24-13).

En el segundo, los de Fernando Reborio siguieron ampliando la diferencia hasta llegar al descanso con un +24, 52-28, en el marcador.

Tras el paso por vestuarios apretó Quintanar y recortó distancia, pero no fue suficiente porque al final del tercer cuarto Zentro mandaba por 67-49, una amplia renta para afrontar los últimos 10 minutos de juego y acabar imponiéndose con el definitivo 85-65.

“Buen partido nuestro”, nos dice el entrenador ayudante de Zentro, Dani Molina, aunque Quintanar estuvo “algo desacertado”, sobre todo al principio, lo que “nos permitió irnos un poco”“ellos se desengancharon bastante pronto”.

Afirma Dani que llegaban “reforzados de la victoria a domicilio ante el líder. Sienta muy bien ganar” y sobre Quintanar destaca que “tiene una plantilla corta, con poca rotación pero con jugadores muy desequilibrares tanto física como técnicamente” y con un buen tiro, por lo que “planteamos un partido a muchas posesiones, con un ritmo alto”, intentando que no se llegara al 5×5, sino “tirar lo más rápido posible”.

Pese a ser un equipo muy físico, Quintanar carece de un jugador puramente interior y “ahí les podíamos hacer daño”, dice Dani.

Explica el técnico que Quintanar planteó una defensa muy cerrada ante nuestro balón interior y supimos sacar provecho. Zentro sacaba el balón fuera desde dentro y tirábamos o aprovechábamos el ´close out´ para atacar 1 contra 1, y así, precisa, generamos la gran mayoría de nuestros tiros”.

En la segunda parte, explica, Quintanar pasa por un buen momento de acierto, que coincide con “un desacierto nuestro muy grande. Seguimos tirando solos, pero pasamos de meter a no meter”, y al final, insiste, “el equipo que mete es más sólido en defensa que el que no mete y viceversa”.

Zentro paró el partido “y cuando le quitamos la tapa al aro, volvimos a despegarnos de ellos”.

Dani Molina afirma que se notó la baja de Antonio Izquierdo, el timón en ataque de Quintanar, y también su falta de centímetros en el 5, y destaca a Brandon Tull y su 1×1 sacando muchas faltas y anotando 27 puntos.

De Zentro subraya el “fabuloso trabajo” de Pavle Titic, tanto en la dirección como en anotación; a Guillermo Bastante, “inconmensurable en los tableros”, y a Erik Persson, un jugador muy completo que ya no depende solo de su tiro.

Dani Molina quiere destacar también el debut en Liga EBA de Adrián Peral, un jugador de la casa y una gran ayuda en los entrenos; Guilherme Araujo, un Júnior que tuvo sus primeros minutos con el primer equipo, y Jaime Atienza, que juega en el segundo equipo.


Conejero pasó por encima de Casvi

Aloe Plus Lanzarote Conejero se impuso por un rotundo 94-55 a un Eurocolegio Casvi lastrado por un mal primer cuarto, blando en defensa y desacertado en el tiro.

Tras tres derrotas consecutivas, Conejero “tenía una nueva oportunidad de darle la vuelta a la dinámica de resultados con la visita del colista”, afirma en su crónica Lanzarote Deportiva y lo hizo, porque los de Federico Toledo infligieron un duro castigo a Casvi, que una jornada más encaja una derrota.

Inauguró el marcador un triple de Javi Herrero y los insulares muy sólidos en defensa siguieron sumando durante todo el primer cuarto que cerraron con un 25-6 a su favor.

En el segundo, Conejero rebajó la presión en defensa pero siguió efectivo en ataque, dejando sin opciones a un rival que se fue al vestuario con un 49-19 en contra y mucho que remar.

Tras el descanso se vio otro Casvi y más metido en el partido que Lanzarote recortó distancia. Pero tras un Tiempo Muerto de Federico Toledo, el equipo local “recobró la vitalidad” de la primera mitad y llegó al final del tercer cuarto con 71-37 y el partido prácticamente sentenciado.

Aunque los de José Antonio Sánchez no se dieron por vencidos, la diferencia era abismal. Los minutos fueron pasando y el marcador final de 94-55 dejaba al equipo lanzaroteño a un punto de igualar sus mejores registros de la temporada.

Casvi “sufrió un duro correctivo” en su visita a Conejero titula Villaviciosa Digital su crónica, en la que subraya que el equipo madrileño en conjunto sumó “solo 27 de valoración”, un punto más que el mejor del partido, el jugador local Lamar Keeks.

Añade que “cuando encajas un parcial de 25-6 en el primer cuarto, ya vas a remolque todo el encuentro”, pero si le sumas un 24-13 en el segundo, el partido está acabado” y eso le pasó a un Casvi “superado en todas las facetas del juego” y que solo compitió algo en la segunda mitad”.

La defensa de Casvi “hizo aguas desde el principio” y las pérdidas de balón (17 en total) “desembocaron en varias canastas locales”. También en el rebote fueron superados por Conejero (39/24), “lo que permitió a los lanzaroteños campar a sus anchas en la zona villaodonense”.

Además, estuvieron “muy grises” en el ataque a la defensa local y las malas selecciones de tiro y las precipitaciones provocaron “un horrible 35% en tiros de campo; tampoco fue bien en el perímetro, área donde sólo anotaron 4 de 24 intentos. Villaviciosa Digital subraya el “nada esperanzador” panorama para Casvi, que la próxima jornada recibe al Real Madrid, segundo en la tabla del Grupo B con 18 victorias y cinco derrotas, “prácticamente el mismo balance que los villaodonenses pero a la inversa (5-17)” y un partido pendiente.


Pozuelo ganó a un Aridane que remó para morir en la orilla

El CB Pozuelo Arrabe Asesores se impuso por 81-75 a un CB Aridane con escasa anotación en el segundo cuarto pero que remontó para acabar muriendo en la orilla. Tras un primer cuarto en el que los insulares se sobrepusieron a un parcial de 9-2 para llegar al final del periodo dos arriba (12-14), Aridane pagó caro un mal segundo cuarto (22-11), marchándose al vestuario con un 34-25 en contra.

En el tercero, los de Raquel Padrón se bloquearon en ataque con malos porcentajes de tiro, sobre todo por fuera, y bajaron la intensidad en defensa.

La remontada en el último cuarto dio emoción al partido, dice Aridane, que se puso a cuatro, 79-75, a falta de 27 segundos para el final, pero “murió en la orilla tras nadar contracorriente” durante gran parte del partido.

_PozueloAridane
CB POZUELO

Autora: @lopezrosa