Cara y cruz para el líder, Gran Canaria, que de los dos partidos jugados el fin de semana ganaba uno y perdía otro; también caían Real Madrid y Náutico de Tenerife, y sumaba un positivo Alcobendas. Gran Canaria, que con 19 victorias continúa líder en solitario, ganaba en casa a Náutico en un miniderbi regional que la cantera amarilla dominó desde el comienzo obligando a remar a los nautas que llegaron sin opciones al final del partido. Y apenas 24 horas después, el domingo, sorpresa en el Pabellón insular Vega de San José, donde el líder caía ante Zentro Basket Madrid en un partido adelantado de la Jornada 28 de competición. El equipo insular peleó durante todo el partido “pero acusó el cansancio del encuentro de hace apenas 24 horas ante el Náutico”, dice en su Twitter el filial del GranCa.

Como todo derbi que se precie, partidazo en el Magariños, donde el Real Madrid perdía ante Movistar Estudiantes en un duelo de filiales ACB en el que los del Ramiro lograron imponer su estilo, basado ante todo en el juego colectivo, para derrotar con justicia a un rival que apostó por la calidad individual de sus jugadores. Con 17 victorias, a dos del líder, el filial blanco sigue segundo en la clasificación del Grupo B, y Estudiantes, con 13, se aupa a la quinta plaza.

Con 16 victorias, la última frente a Casvi, Alcobendas desalojaba del tercer puesto de la clasificación a Náutico de Tenerife, que con 15 pasa a ser cuarto. Una derrota más para los de Villaviciosa de Odón, que también perdían el lunes en casa ante Aridane en un partido aplazado de la Jornada 14. Dieciséis derrotas en total que condenan a Casvi, con un partido pendiente (el de la jornada 17 en casa ante Rivas) a seguir último en la tabla.

Empatados a 12 partidos ganados Guadalajara Basket y Globalcaja Quintanar, sexto y séptimo en la tabla, respectivamente, que se enfrentaban esta jornada con victoria de los conquenses. Un partido duro e intenso que pudo ganar cualquiera de los dos contendientes, pero que se llevaron los locales más acertados en los minutos finales.

A continuación, Rivas, con 10 victorias, un partido pendiente y octavo, que ganaba en la cancha de un Lanzarote Conejero que se quedó con las ganas de sumar la décima victoria de la temporada, que se le resiste desde hace varias jornadas. Empatado a nueve victorias con Conejero, noveno en la tabla, se sitúa Estudio, que mantiene el décimo puesto aunque no jugaba esta jornada al aplazarse al 25 de abril su partido ante CB Pozuelo.

Con ocho partidos ganados, triple empate entre Aridane, Zentro Basket y Pozuelo, undécimo, duodécimo y décimo tercero, respectivamente. Aridane que había jugado adelantado y ganado en casa el partido de la Jornada 22 ante Zentro Basket Madrid, sumaba una victoria más el lunes a domicilio ante Casvi, un encuentro pendiente de la 14. Además, novedades en las filas de Aridane, que para cubrir la baja del jugador serbio Aleksander Rac han apostado por la incorporación de Marc Castignani, un ala-pívot de 25 años y 1.99 que jugaba en la Primera División Autonómica Canaria.

Zentro, que en la Jornada 19 jugaba dos partidos en Canarias, el primero contra Náutico de Tenerife y el segundo ante CB Aridane (Jornada 22), encajando ese fin de semana dos derrotas, daba la sorpresa este domingo ganando a domicilio al líder, Gran Canaria, en un partido duro y difícil adelantado de la Jornada 28.

Con siete victorias y décimo cuarto, Liceo Francés, que se imponía en cancha del CB Daimiel, que con seis es penúltimo en la tabla. Cierra la clasificación con solo cinco victorias y un partido pendiente, Casvi, que jugaba y perdía ante Alcobendas el sábado, y contra Aridane, el lunes.

Los mejores

En actuaciones individuales, el jugador más destacado y por tanto MVP de la Jornada 22 fue Corey Raley Ross, del Club Baloncesto Aridane, 22 puntos, 6 rebotes, 9 asistencias y 38 de valoración. El base del equipo palmero fue también el mejor asistente, con 9 asistencias. El máximo anotador, Usman Garuba, del Real Madrid, con 28 puntos, y el máximo reboteador, Alex Fortes, de NCS Alcobendas, que capturó 14 rebotes.

Los partidos

Náutico cayó ante el líder

Náutico de Tenerife perdió ante Gran Canaria (80-62) en un miniderbi regional que la cantera amarilla dominó desde el comienzo del partido demostrando su fortaleza en casa, donde lleva pleno de victorias, para dejar sin opciones al equipo nauta. En su crónica sobre el partido, Náutico dice que salieron “dispuestos a firmar una nueva machada como en el encuentro de ida”, pero “la inspiración de los amarillos fue un escollo difícil de salvar después del descanso”.

Igualado fue el primer cuarto, una igualdad que se mantuvo hasta el descanso, con alternancias constantes en el marcador. Las defensas se impusieron a los ataques, con un tanteo “bastante reducido” durante la primera mitad del partido. Arrancó Náutico con un 0-10 de parcial que “encendió las primeras alarmas” en Gran Canaria, que con 6-13 en el marcador pidió Tiempo Muerto. Reaccionó el equipo local y logró llegar al final del periodo con una ligera diferencia en contra (14-16).

Parcial de 0-5 de los tinerfeños al comienzo del segundo, pero GranCa “se reenganchó con tres tiros libres derivando el partido en un intercambio de golpes continuado” que dio al líder del Grupo B una ligera ventaja al descanso, 29-26. Al regreso de los vestuarios “los nervios se apoderaron del equipo tinerfeño”, a lo que se unió un mayor acierto de Gran Canaria tanto en el tiro interior como exterior y su mejora en el rebote ofensivo. Náutico aguantó con los triples de Samu Rodríguez y Mads Bonde ante un Gran Canaria inspirado que amplió la ventaja al final del tercer cuarto (53-43).

No hubo milagro en el último cuarto”. Los diez puntos de desventaja “fueron una losa insalvable” para Náutico, lo que aprovecharon los de Gabi Alonso para con un parcial de 11-0 dejar casi sin opciones de remontada a La Marea a poco del final del partido, que acabó llevándose Gran Canaria con 80-62 en el marcador.

El entrenador ayudante de Gran Canaria, Asier Setién, reflexiona sobre el partido contra Náutico de Tenerife, que comenzó con los nautas más centrados “imponiendo su ritmo y su juego”. La diferencia pudo ser mayor al final del primer cuarto (14-16), ya que Gran Canaria no encontraba “su ritmo ni buenas sensaciones en ataque”. En el segundo, GranCa ajustó las defensas “lo que puso en problemas a los visitantes” con dificultades para anotar. Náutico solo anotó 10 puntos en el segundo cuarto (15-10), que acabó con 29-26 al descanso tras una primera mitad igualada y con alternancias en el marcador.

En la segunda parte (parciales de 22-17 y 29-19), Gran Canaria, más cómodo en la cancha, subió el ritmo y “pudo romper el partido poco a poco, aún con la resistencia de Náutico”, para acabar llevándose la victoria por 80-62. Destaca Asier Setién la actuación de Lázaro González, “muy completa tanto anotando como dirigiendo a su equipo” y “con una gran defensa” sobre los exteriores de Náutico, y de los tinerfeños, a Samu Rodríguez, que ganó “su duelo particular con los ´cuatros´ de Gran Canaria”.

Gran Canaria vs Náutico (Foto Náutico)
RC NÁUTICO TENERIFE

Zentro ganó al líder

Zentro Basket Madrid dio la sorpresa al ganar a domicilio al líder, Gran Canaria, por 71-73, un partido adelantado de la Jornada 28 muy apretado y con los madrileños casi siempre por delante en el marcador.

¡¡¡Partidazo!!! en Canarias” nos dice el entrenador ayudante de Zentro, Dani Molina, quien afirma que Gran Canaria es uno de los mejores equipos de la Liga EBA, también por dentro, con Kalifa, Balceroski, Madsen… y otros como Miguel Serrano, y eso que “les cogemos con la falta de Cristian Uta” que ha fichado por el Carramimbre CBC Valladolid (LEB Oro). Dani Molina agrega que “supimos sacar provecho” al hecho de que venían de disputar un partido muy exigente contra Náutico de Tenerife y “podían tener un poco de fatiga acumulada”.

El técnico califica el partido de “muy, muy físico” y agrega que Zentro intentó que su base Javi López “no pudiese entrar en juego con el balón a toda cancha” y que “tocase la pelota lo menos posible”. Zentro sabe que Gran Canaria aprovecha mucho el rebote ofensivo “para anotar de segundas opciones” y también que genera ventajas desde el balón interior para atacar sobre cortes al balón, y ahí “estuvimos francamente bien. Pudimos pararlos y como ellos empezaron algo desacertados, eso nos metió en la lucha”.

Un partido muy igualado “con nosotros por delante”, señala el técnico, que recuerda un momento en el segundo cuarto en el que Javi López coge las riendas y “remontan con tres triples consecutivos, tres triplazos, el último a 9/10 metros”. Zentro lo para con un TM e insta a sus jugadores a “seguir haciendo bien nuestro trabajo”.

Con empate a 28 en el marcador concluye la primera mitad del partido, con parciales de 14-16 y 14-12, lo que pone de manifiesto la igualdad en la cancha. Similar a los dos anteriores fue el tercer cuarto (parcial de 20-21), con Zentro por delante, pero sin abrir brecha, “un toma y daca en igualdad de condiciones”.

A falta de cinco minutos para el final del partido, Gran Canaria vuelve a tener una racha de tres triples consecutivos y logra darle la vuelta al marcador, “ponerse por delante y ponemos contra las cuerdas”, explica Dani. Nuevo TM de Zentro con petición a los jugadores a seguir concentrados, porque “si seguimos serios como el resto del partido” a Gran Canaria le resultará complicado anotar. Y así fue, dice Dani, “volvimos a estar correctos, a pasarnos la bola, a irnos duro al aro, a sacar faltas… un juego en ataque bastante equilibrado y volvimos a ponernos por delante hasta el final del partido”.

Final apretado… “ellos tienen a falta de 4 segundos para el final y a dos segundos para terminar la posesión un ataque con dos abajo, sacando de fondo. Conseguimos defenderlo bien, hacernos con el rebote, sacar una falta, TM, sacar de banda, conseguir recibir el balón y sacar una falta… A la línea de TL, Jorge Alonso. Como falla el primero, fue a fallar el segundo sabiendo que quedaban 5 décimas….” y acabó el partido con victoria de Zentro por 71-73.

Dani Molina destaca la dirección de Ismael Herrero, que fue “fabulosa”; el trabajo defensivo de Jorge Alonso, sin duda “el mejor del partido, excelente en defensa y brillante en ataque”; la evolución de Erik Persson, y el trabajo en los tableros de Gana Ndiaye, Cristóbal Gana, Héctor Foraste y Guillermo Bastante.

El partido contra Zentro “no tuvo el ritmo que se podía esperar entre dos de los equipos más anotadores de la competición”, dice Asier Setién, entrenador ayudante de la cantera amarilla, y “quizás el cansancio físico de haber jugado el día anterior afectó al Gran Canaria, que no jugó al ritmo habitual”. En la primera mitad, las defensas se impusieron a los ataques, afirma el técnico, quien subraya que Zentro, el segundo equipo con más puntos en contra del Grupo B, hizo “una gran defensa, en especial contra los hombres altos” del Gran Canaria.

Según Asier Setién, el único interior “que jugó a su nivel” fue Khalifa Diop, que solo pudo disputar 14 minutos “por problemas con las faltas personales”. A falta de dos minutos para el descanso, Gran Canaria con 28-21 en el marcador “parecía que podía coger cierta ventaja”, pero reaccionó Zentro y con un parcial de 0-7 cerró la primera parte tres abajo (29-26).

El ritmo aumentó en la segunda mitad del partido, con ligeras ventajas en el marcador de uno u otro equipo, explica el técnico, y a falta de 4 minutos para el final el marcador señalaba iguales a 65. Ahí se empezaron a notar “los nervios” con los consiguientes fallos por parte de los dos equipos, dice el entrenador, hasta que una canasta de Guillermo Bastante a falta de 26 segundos para el final “daba la victoria al equipo visitante”, encajando Gran Canaria la primera derrota en casa en lo que va de temporada.

Asier Setién destaca a Jorge Alonso, “muy acertado en el tiro exterior”, y a Ismael Herrero, “dirigiendo muy bien en la segunda parte con 5 asistencias”, y en las filas del Gran Canaria, a Javier López, con 9 asistencias.


El juego colectivo del Estu se impuso a las individualidades del Madrid

Movistar Estudiantes ganó al Real Madrid (88-80) en un duelo de filiales ACB intenso y muy competido, en el que los del Ramiro lograron imponer su estilo, basado ante todo en el juego colectivo, para derrotar con justicia a un rival que apostó por la calidad individual de sus jugadores. Dos equipos con mucho talento se midieron en la cancha del Magariños dando espectáculo a decenas de aficionados atraídos por un derbi que siempre augura emoción a raudales… y la hubo.

Con un partido de equipo -hasta seis jugadores anotaron más de 10 puntos- y una espectacular segunda parte los de Javier Zamora sólidos atrás, efectivos en ataque y acertados en el tiro, sobre todo por fuera, se impusieron a la calidad de un rival muy potente y con muchos centímetros en la pintura.

Al Estu le costó un par de minutos entrar en el partido, hasta que un triple del capitán, Adams Sola, inauguró su casillero (3-4, min. 2.7). Intercambio de golpes durante todo el primer cuarto con el Madrid por delante y tres arriba, 15-18, al final del periodo.

Más entonado salió en el segundo Estudiantes, que con dos de Dovydas Giedraitis se puso a 1, 17-18, en el primer minuto. Mediado el cuarto, tres triples casi consecutivos de Dovy y los colegiales a cuatro (27-31), a uno (30-31) y arriba (33-31, min.16). El resto del segundo cuarto, un toma y daca entre ambos contendientes, con ligera ventaja del Real Madrid que se fue al vestuario con 44-48 a su favor.

Tras el descanso, el equipo colegial metió una marcha más, ajustó las defensas y se puso el traje de faena. Un triple de Andry Grytsak le puso por delante (51-50, min. 22.8) y carrusel de tres con Sola (57-52, min. 25.6), Dovy (62-57, min. 28) y de nuevo el capi (65-59, min. 29), para cerrar el tercer cuarto con otro de tres del escolta lituano y 68-62 en el marcador.

Con todos aportando, Movistar Estudiantes siguió por delante en el último cuarto (72-62, min. 31). Tiempo Muerto de Mariano de Pablos y vuelta al parquet. Bandeja de Alex Tamayo, canastón de Diego Alderete, triplazo de Nacho Arroyo y de nuevo +10, 83-73, mediado el periodo para llegar al último minuto de juego con 85-78 a favor del equipo colegial, que acabó sentenciando el partido por 88-80.

Una victoria más, la número 13, de un Movistar Estudiantes en racha que se sitúa quinto en la clasificación del Grupo B.


Un Casvi mermado por las lesiones suma ante Alcobendas y Aridane dos nuevas derrotas

Eurocolegio Casvi encajó dos nuevas derrota en casa: el sábado ante NCS Alcobendas (51-87) en el partido correspondiente a la Jornada 22, y 48 horas después, el lunes, frente al CB Aridane (78-91, un encuentro aplazado de la decimocuarta jornada de competición. “Oscuro panorama el que tiene Casvi esta temporada después de estas dos derrotas que le hunden un poco más en el último puesto de la clasificación”, afirma en su crónica http://www.VillaviciosaDigital.es, que añade como las lesiones “están lastrando a un equipo muy joven y una plantilla con poco fondo de armario”.

Destaca la lesión del jugador norteamericano Charles Cahlen, quien no jugó el sábado y el lunes lo hizo “mermado físicamente”, y la del también interior Modesto Vázquez, lo que obligó a José Antonio Sánchez a “tirar de jugadores noveles poco acostumbrados a jugar por dentro en la exigente Liga EBA”.

Holgada victoria de Alcobendas ante Casvi

Casvi solo aguantó un cuarto un cuarto ante Alcobendas, un equipo que ocupa la tercera plaza de la tabla y en puestos de luchar por el ascenso a LEB Plata. La diferencia de rebotes (35 frente a 43) y el desacierto desde el perímetro fueron un lastre para un Casvi en el que, según http://www.VillaviciosaDigital.es, solo estuvo a cierto nivel Emil Hjorth (14 puntos).

Igualado fue el primer cuarto del partido que acabó con una ligera ventaja de dos puntos, 14-16 en el marcador, de Alcobendas, que en el segundo salió mas enchufado y con un parcial de 15-23 se fue al vestuario con una renta de 10 puntos, 29-39. Similar fue la segunda mitad del partido con parciales de 10-23 y 12-25, dos tanteos que ampliaron la ventaja conseguida en la primera parte por Alcobendas, que acabó sentenciando el partido por 51-87.

Aridane ganó a Casvi, un rival directo por la permanencia

El dominio del rebote fue clave en la derrota de Eurocolegio Casvi en casa ante CB Aridane (78-91), una importante victoria para los palmeros ante un rival directo por la permanencia. Un total de 34 rebotes capturaron los palmeros de Aridane, por 25 de un Casvi menos acertado que su rival. “Una meritoria victoria”, dice en su crónica Aridane, tras “una semana especial de trabajo con la plantilla y disputar un encuentro a domicilio en unas fechas tan significativas dentro del carnaval palmero, con son Los Indianos”.

Tras un igualado primer cuarto, que Casvi cerró con 25-20 a su favor, el equipo naranja supo afrontar mejor el partido, tanto en defensa como en ataque, y tras un parcial de 12-26 se fue al vestuario nueve puntos arriba, 37-46 La segunda mitad del partido fue claramente naranja, con Aridane por delante en el marcador. Con parciales de 17-20 y 24-25, los de Raquel Padrón sellaron la victoria con un amplio 78-91.

Perder contra Alcobendas “estaba dentro de lo previsto” dada la diferencia en la clasificación de uno y otro equipo, sin embargo, caer ante Aridane “era algo a evitar, siempre que las lesiones no hubiesen mermado a los de Villaviciosa de Odón y es que, a perro flaco, todo se le vuelven pulgas”, afirma http://www.VillaviciosaDigital.es.

Para el partido contra Aridane, José Antonio Sánchez recuperó a Dahlen, quien jugó nada menos que 36 minutos y aportó 18 puntos y 10 rebotes, para 30 de valoración. También destacó Emil Hjorth (20 puntos), y a ellos se sumaron Ivan Sánchez Moreno (19 puntos) y Jorge Gordo (12).

Casvi “sí compitió el partido contra Aridane”, aunque un mal segundo cuarto propició una ventaja para los palmeros que resultó insalvable, pese a que en el último cuarto los de Villaviciosa de Odón “apretaron para morir en la orilla”. De nuevo la falta de rebote fue decisiva para los locales, a lo que se sumó el desacierto en los lanzamientos.

Con estos resultados Casvi suma 16 derrotas en 22 jornadas, aunque tiene un partido pendiente, y sigue último en la clasificación del Grupo B.

Casvi vs Aridane (Foto Aridane)
CB ARIDANE

Guadalajara cayó en cancha de Quintanar

Lujisa Guadalajara Basket cayó ante Globalcaja Quintanar (82-75) en un partido duro e intenso que pudo ganar cualquiera de los dos contendientes, pero que se llevaron los locales con más suerte en los minutos finales. En su Facebook Guadalajara Basket afirma que “en el deporte, más en el baloncesto, hay circunstancias y momentos que condicionan el devenir de un partido e incluso el resultado final”. En este, añade, “todas fueron adversas para nuestro equipo, incluyendo el buen partido del Quintanar con un Ndiaye (Serigne) espectacular”.

Guadalajara Basket hizo un mal primer cuarto (25-14), en el que Quintanar salió más concentrado y donde ya se vio que el partido iba a ser duro hasta el final. Mejoraron en el segundo los de Marino Rodriguez, con un buen Louis Craft y David Ávila “que hizo un partido”. Sin embargo no acertaban en el lanzamiento exterior y además Álvaro Frutos recibía la primera técnica por protestar marchándose los alcarreños a los vestuarios siete puntos abajo (41-34).

El tercer cuarto fue un toma y daca aunque mejoró el juego visitante, sobre todo en defensa, poniendo en aprietos al equipo local que llegó al final del periodo con 58-52 a su favor. En el último, los morados se acercaron poco a poco en el marcador y el partido “se endurece… golpe a Ávila, lesión del base local, faltas al límite…”. Con 3.40 minutos por jugar, triple de Jorge Roche y 72-70 al marcador a favor de Guadalajara “con la sensación de que nos podemos llevar el partido por mejor juego, por defensa y por más acierto en el tiro”.

Falló Quintanar el siguiente ataque “y es cuando llega la clave del partido”, subraya el equipo alcarreño. “Vamos a sacar de fondo y ante las protestas de Frutos por acciones anteriores le pitan la segunda técnica y es descalificado, lo que supone que Quintanar anota cuatro puntos y se complica lo que parecía una remontada morada”. Sin Frutos y sin Craft eliminado con 5 personales, Quintanar liderado por un gran Ndiaye sentenció el partido por 82-75.


Lanzarote Conejero cedió ante Rivas

Aloe Plus Lanzarote Conejero se quedó con las ganas de sumar la décima victoria de la temporada, que se le resiste desde hace ya varias jornadas, y cayó por 57 a 72 ante el Uros de Rivas Bon Lar, que le adelanta en la clasificación. Según http://www.LanzaroteDeportiva.com el entrenador de Conejero, Federico Toledo, quiso imponer desde el comienzo un partido con un ritmo bajo “para intensificar las defensas y evitar que el encuentro fuera un correcalles”, mientras que el técnico de Rivas, Juanjo Simón, “con una zona defensiva bien plantada sobre la cancha quiso minimizar los riesgos de los triples locales”.

Tras un comienzo arrollador de Conejero (13-5), cambió la dinámica del primer cuarto que acabó con un tiro libre de Teodor Atanasov y empate a 14 en el marcador. En el segundo, “pocas oportunidades para lanzar triples los capitalinos y defensas excelentes que trababan el encuentro”. Pero Rivas fue ganando terreno a un Conejero que acusaba un evidente desgaste, y en los últimos minutos del cuarto abrió brecha consiguiendo una amplia renta, marchándose al vestuario con 22-31 a su favor.

El regreso a la cancha tras el descanso fue “un quiero y no puedo” de Conejero “y un partido de contención” de Rivas, que “sin hacer nada especialmente novedoso, estaba teniendo la fortuna de su lado”. Lanzarote erraba en sus tiros, los triples “se iban siempre rebotados”, los tiros de dos se salían “e incluso en los tiros libres estaba falto de puntería”. Pese a ello anotó 15 puntos en el tercer cuarto, pero Rivas, “que parecía estar compinchado con la diosa fortuna metía todo”, haciendo 19” y un tanteo global de 37-50 al final del periodo.

Últimos diez minutos de juego y 13 puntos por remontar para Conejero. Pero cuando empezó a ver “un ápice de remontada” Juanjo Simón paró el partido. Rivas amplió la diferencia que llegó a ser de 21, y aunque el equipo local no perdió la esperanza, “la tarea se convertía más en milagrosa que en épica”. Al final ganaron los madrileños por 57-72 y los de Lanzarote tendrán que esperar para sumar la décima.

En su página web, Rivas califica de “muy importante” la victoria en Lanzarote, y subraya que “en una competición tan igualada como la de la presente temporada tres partidos consecutivos como visitantes podían suponer un riesgo alto, pero este triunfo ayuda mucho al equipo a mantenerse en una posición tranquila en la clasificación”.


Aridane ganó a Zentro por un abultado tanteo

En un partido adelantado de esta jornada y jugado el 10 de febrero pasado, CB Aridane ganó a Zentro Basket Madrid por un rotundo 112-94. Fue la segunda derrota para los madrileños que el día anterior habían caído ante Náutico.

Con solvencia y un alto ritmo salió Aridane a la cancha y Zentro aguantó bien las acometidas en el primer cuarto que acabó con empate a 25 en el marcador. En el segundo, Zentro se atascó en ataque y a falta de 6.34 minutos para el descanso, Aridane mandaba en el marcador por 45-31. Siguieron sumando los insulares, con los madrileños a remolque, y se fueron al vestuario con 65-49 a su favor.

En la segunda parte fue Zentro el que salió enchufado en ataque y muy intenso en defensa, provocando constantes errores en un Aridane que se estancó en el marcador, empatando los madrileños a 65 mediado el tercer cuarto. Reaccionó el equipo local y apoyado por su afición volvió a ponerse por delante y cerró el periodo con 86-74. En el último cuarto Aridane subió el nivel defensivo y a base de transición rápidas se fue en el marcador sentenciando el partido con 112-94.

Al analizar los dos partidos, el técnico ayudante de Zentro, Dani Molina, nos dijo que fueron dos encuentros “con un acierto muy por debajo de lo normal” pero en ambos casos “hemos jugado contra dos grandes equipos” y “estamos muy contentos con el trabajo de nuestros jugadores”.


Daimiel no pudo con Liceo

Nueva derrota en casa de Autocares Rodríguez Daimiel (72-78) que hizo un buen partido ante Liceo Francés y pudo llevarse la victoria en un duelo muy disputado e igualado entre dos equipos en la zona baja de la tabla.

Según http://www.Lanzadigital.com, empezó mejor Daimiel llevándose el primer cuarto por dos puntos de ventaja (21-19), pero Liceo respondió bien al juego de los daimieleños venciendo en el segundo por cinco (18-23) y 39-42 al descanso. Al regreso de los vestuarios, apretó Daimiel pero “no fue suficiente para igualar la contienda aunque se llevase el tercer cuarto, 17-16 a su favor y dos abajo en el global, 56-58.

En el último y definitivo se impuso Liceo que acabó sentenciando el partido con un marcador final de 72-78. Un partido muy igualado, según Lanzadigital, “que pudo ganar cualquier equipo con una gran actuación por parte de los jugadores locales que pelearon hasta final para lograr la victoria”.

Sobre el partido, el entrenador de Liceo, Jorge Lorenzo, nos dice que fue un partido tenso por la clasificación de ambos y añade que “como toda la temporada, llegamos con bastantes bajas”. No viajó Andrés Rico, ni tampoco Marcos Estebánez. Liceo salió “muy concienciado de que era un partido a vida o muerte, una final para nosotros”, afirma Lorenzo, y “estuvimos todo el partido más o menos arriba, con distancias muy cortas”.

Daimiel jugó más situaciones de uno para uno y “nosotros optamos por ponernos en zona, y eso les hizo bastante daño”, porque “no estuvieron acertados en el tiro de tres ni activos en el rebote ofensivo”, o bien, precisa el técnico, “nosotros cerramos bien el rebote defensivo”.

Con la defensa en zona y controlando el rebote “pudimos correr”, subraya Lorenzo, “y cuando podemos correr el equipo es más alegre, rinde mucho más, es capaz de tirar en transición, de jugar situaciones muy sencillas en llegada, de leer bien las ventajas a campo abierto…” y eso “nos dio un poco la vida” y la victoria.


Autora: @lopezrosa
Anuncios