Gran Canaria se imponía en casa solo de tres a un Casvi que tuvo opciones pese a ser claramente inferior en el rebote y estar fallón desde la línea de Tiro Libre, y continúa líder de la Conferencia Centro, ahora en solitario, porque el partido entre Guadalajara Basket, el otro equipo invicto, y CD Estudio ha sido aplazado al 11 de noviembre próximo

Es segundo en la clasificación el Real Madrid, que ganaba en Valdebebas al CB Aridane, un partido siempre dominado por los de Mariano de Pablos en el que destacó el pívot Usman Garuba (2002), que con 25 puntos, 18 rebotes y 45 de valoración fue el MVP de la quinta jornada de competición en el Grupo B.

El otro filial del Grupo B, Movistar Estudiantes, perdía en cancha de Alcobendas lastrado por una mala segunda mitad. En el equipo colegial, que fue de más a menos, destacó el base lituano Dovydas Giedraitis, 33 puntos para un 31 de valoración, siendo el segundo mejor anotador de la jornada en la Conferencia Centro.

Repetía victoria Basket Quintanar, que se traía un positivo de Canarias al imponerse a Lanzarote Conejero, un partido que encarriló en el primer cuarto sabiendo después conservar la renta. La victoria sitúa a los de David Varela cuartos en la tabla, pero empatados a resultados -cuatro victorias y una derrota- con el segundo, Real Madrid, y el tercero, Alcobendas.

También ganaba Náutico de Tenerife, en casa y ante CB Daimiel, que pagó caro un mal inicio de partido debido sobre todo al desacierto de cara al aro. Firmaba la segunda Zentro Basket, que intenso en defensa vencía a Pozuelo, el único equipo de los 16 del Grupo B que aún no ha estrenado su casillero de victorias, y perdía de dos Liceo en su casa ante Rivas, un partido poco fluido que se decidió a favor del equipo ripense en la última acción.

Los mejores de la jornada

En actuaciones individuales, el jugador más destacado y por tanto MVP de la quinta jornada fue Usman Garuba, del Real Madrid, con 25 puntos, 18 rebotes, 5 asistencias, 1 tapón, 6 faltas recibidas y 45 de valoración. El pívot fue también el máximo reboteador; el máximo anotador, Julian Lewis, de CB Daimiel, con 39 puntos, y el mejor asistente, Nacho Arroyo, de Estudiantes, que repartió 6 asistencias

Los partidos

Un Gran Canaria imparable se impuso a Casvi

Sigue sumando victorias y continúa liderando la Conferencia Centro, con cinco de cinco, el filial del Gran Canaria, aunque en esta jornada tuvo que remontar para imponerse a Eurocolegio Casvi (68-65), que casi rozó la victoria.

Los de José Antonio Sánchez estuvieron a punto de dar la sorpresa ante la cantera amarilla “que tuvo que ponerse el traje de faena” y coger “pico y pala para doblegar a un equipo colegial que mostró de lo que puede ser capaz esta temporada”, según Villaviciosa Digital.

La inferioridad en el rebote y los fallos desde la línea de Tiro Libre fueron claves en la derrota de un Casvi que no pudo culminar con victoria un partido que comenzó avasallando.

Los madrileños salieron enchufados en el primer cuarto con la pareja Emil Hjorth/Matthew Dahlen haciendo estragos en la defensa de canaria. Fruto de esa intensidad ofensiva llegaron al final del primer cuarto con un 15-27 a su favor. En el segundo, los de Gabi Alonso trataron de meterse en el partido apoyados en Khalifa Diop, intratable en la pintura y finalmente MVP del encuentro con 25 de valoración, aunque se fueron al vestuario por detrás en el marcador, 33-41.

Tras el descanso, apretó el GranCa y frenó la capacidad ofensiva de Casvi, con dificultados para cerrar su rebote defensivo, “una parcela de la que sacó petróleo el Gran Canaria”, ya que gracias a los 17 que capturó tuvo tuvo segundas y hasta terceras opciones para anotar. Remontaron los de Gabi Alonso y con un parcial de 16-8 llegaron al final del tercer cuarto con empate a 49. Últimos diez minutos y todo por decidir. GranCa tomó la delantera, pero Casvi se aferró al partido y peleó hasta el final, aunque no pudo ser y la victoria fue para la cantera amarilla por 68-65.

Pese a la derrota, el técnico del Casvi se mostró satisfecho con el encuentro, reconociendo que lo habían tenido cerca y que lo dieron todo “y eso también es una manera de ganar”.


El Real Madrid ganó en su feudo a Aridane

El Real Madrid se impuso en Valdebebas por un rotundo 91-66 a CB Aridane, un partido en el que brilló el local Usman Garuba, MVP de quinta jornada de competición en la Conferencia Centro.

Siempre por delante en el marcador, los de Mariano de Pablos impusieron su ritmo desde el comienzo del partido y el primer parcial, 24-16, fue el primer aviso de por donde iba a discurrir el choque que enfrentaba a uno de los equipos más potente de la Liga EBA con un recién ascendido.

Al descanso, el Madrid mandaba por 47-33 y al final del tercer cuarto, por 68-45, para acabar certificando la victoria por un abultado 92-66. El dominio del rebote fue una de las claves de la victoria del Madrid, que capturó un total de 41 frente a 33 de Aridane, que firmó un escaso porcentaje de acierto en el tiro exterior (18%) por un 29% de su rival.

RMadrid vs Aridane (Foto Basket a todo ritmo)
BASKET A TODO RITMO

Alcobendas venció a Estudiantes con un gran último cuarto

Un parcial de 47-27 en la segunda mitad del partido condenó al filial de Movistar Estudiantes en su visita al siempre potente NCS Alcobendas, que se impuso a los del Ramiro por 89-72

De más a menos fue Estudiantes, que empezó ganando 0-9 y llegó a estar 14 arriba en el primer cuarto, que acabó con 20-22. Aunque Alcobendas se puso las pilas, los de Javier Zamora se fueron al descanso por delante (42-45) y con la sensación, según la crónica del Club sobre el partido, “de que la victoria podría irse a la calle Serrano”. Pero no fue así, porque el partido se le escapó a Movistar Estudiantes en una segunda mitad dominada por Alcobendas. Un parcial de 21-16 en el tercer cuarto sirvió para poner por delante a los de José Antonio Ramírez, que cerraron el periodo con 63-61 a su favor.

En el último cuarto, Alcobendas “se encontró a gusto y desarboló a los del Ramiro”. El parcial de 26-11 “resume bien cómo desapareció el joven conjunto estudiantil ante el empuje de Roberto Morentín y Gabriel Díaz Moreira, que firmaron 20 puntos cada uno.

El resultado final, 89-72, fue quizá excesivo castigo para Movistar Estudiantes y no refleja lo que se vio en la cancha durante todo el partido. De nada sirvió la exhibición del base lituano Dovydas Giedraitis, que firmó unos espectaculares 33 puntos (62% en tiros de campo) para 31 de valoración.

IMG_2686
Alcobendas vs Estu (foto, Movistar Estudiantes)

Quintanar sumó en casa de Conejero con un buen partido

Magníficas sensaciones transmitió Basket Globalcaja Quintanar en su visita al Aloe Plus Lanzarote Conejero, al que ganó 69-76 en un partido muy serio de los de David Varela, una victoria que les permite “seguir enganchados a la zona alta de la tabla”.

En su crónica, El Deporte Conquense señala que Quintanar fue siempre por delante en el marcador, “siendo capaces de coger una renta importante en el primer cuarto y saberla mantener durante los tres restantes”.

Certero desde la línea de tres empezó Quintanar, que pronto se fue en el marcador, cerrando el primer cuarto con un 12-24 a su favor.

En el segundo, apretó Conejero, que jugó sus mejores minutos del partido frenando el ritmo anotador de su rival, pero éste supo mantener una ligera ventaja y se fue al vestuario mandando por 34-41.

Tras el descanso, Quintanar volvió a tomar las riendas del partido y se fue de 10, llegando al final del tercer cuarto con 50-62 a su favor, y en el último, pese a que el equipo canario recortó distancia nunca se aproximo al empate, y los conquenses sellaron la victoria por 69-76.


Náutico no dio opciones a Daimiel que cayó en su primera salida a Canarias

En su primera salida a Canarias, Autocares Rodríguez Daimiel se enfrentó a Náutico de Tenerife en su fortín de la Avenida de Anaga y los nautas no dieron opciones a los castellano manchegos, a los que superaron por un claro 87-62.

Según Lanza Digital ni “la excelente actuación” de Julian Lewis, 39 puntos y 42 de valoración, “ayudó a que el equipo de Daimiel pudiera estar metido en el partido y con opciones”.

Daimiel pagó caro un mal comienzo, debido sobre todo al escaso acierto de cara al aro, y Náutico encarriló el partido en el primer cuarto con un parcial de 23-9. Por Daimiel solo Julian Lewis acertaba en los lanzamientos manteniendo a su equipo con opciones, pero al descanso los de Santi Lucena mandaban por un rotundo 45-23, que ponía muy difícil el partido para el equipo visitante.

Tras el paso por vestuarios, Diamiel puso una defensa en zona que a Náutico se le atragantó y recortó la diferencia hasta los 9 puntos obligando a Santi Lucena a pedir tiempo muerto. Tras el paréntesis, Náutico se rehizo, empató el parcial (18-18) y llegó al final del tercer cuarto con 87-62 a su favor.

En el último cuarto, los tinerfeños mantuvieron la ventaja mientras Daimiel arriesgaba con una defensa asfixiante y sin bajar nunca los brazos. Pero a pesar de sus intentos, Náutico templó los nervios hasta el final del partido y selló la victoria con un rotundo 87-62.

IMG_2684
CB DAIMIEL

Zentro firmó ante Pozuelo la segunda

Una intensa defensa y el dominio del rebote fueron claves en la victoria de Zentro Basket Madrid ante CB Pozuelo (98-89), que sigue sin estrenar su casillero de victorias.

Zentro saltó a la cancha concentrado y con mucho ritmo, nos dice al reflexionar sobre el partido el entrenador ayudante, Dani Molina, quien explica que “nuestra defensa intensa al balón y el dominio del rebote nos permitió correr y encontrar tiros abiertos y canastas fáciles tras transición” cerrando el primer cuarto con un +11, 24-11.

En el segundo, también empezó dominando Zentro, hasta que Pozuelo con algunos tiros abiertos y tres triples consecutivos recortó distancia, ganó el parcial (19-24) y aunque “nos fuimos al vestuario por delante (43-35), la sensación era de igualdad”.

Tras el paréntesis, un Zentro muy intenso consiguió ampliar la brecha, lo que obligó al entrenador de Pozuelo, Mariano Arasa, a pedir tiempo muerto. Los de Fernando Reboiro hicieron ajustes defensivos “para intentar sorprender al rival”, dice Molina, pero “no sale bien y el rival nos endosa un 0-9”. Tras un tiempo muerto visitante, el partido entra “en una pelea de tu a tu y perdemos casi toda la ventaja”, igualando Pozuelo el marcador, explica Dani.

En el último cuarto, Pozuelo se puso dos arriba “con una canasta sensacional en el poste bajo de Busto (Daniel)”, pero Zentro continuó peleando y subieron las defensas para llevarse finalmente el partido más acertado en los últimos compases desde la línea de Tiro Libre, “al que nos lleva las muchas faltas” pitadas a Pozuelo, entre ellas tres técnicas a otros tantos jugadores por protestas.

Y es que para remontar Pozuelo estuvo “superintenso al balón, metiendo muchas manos y apretando mucho, con lo que se cargó de faltas”, subraya Molina, que destaca la labor anotadora de Pavle Titic y la buena dirección de Ismael Herrero, así como la actuación de Gana Ndiaye, un jugador determinante, y de Cristóbal Gazna “un continuo dolor de cabeza” para el rival.

Y de Pozuelo, el técnico señala a Alberto Cañal, certero en el tiro exterior, junto a Dani Busto y Borja López, ambos con 23 puntos.


Rivas venció a Liceo ‘in extremis’

Uros de Rivas ganó a Liceo Francés (68-70) en un partido poco fluido que se decidió en favor del equipo ripense en la última acción.

Rivas inauguró el partido buscando situaciones interiores, mientras que Liceo se decantaba por un juego más directo basado en el 1×1. Intercambio de acciones y canastas e igualdad, con 19-22 para los de Juanjo Simón al final del primer cuarto.

Poca anotación de ambos en el segundo, con Liceo mandando hasta mediado el periodo, aunque tras una técnica, Rivas le endosó un parcial de 0-6 y se adelantó en el marcador. TM de Jorge Lorenzo que sirvió de poco, porque el equipo ripense siguió sumando hasta que su rival recortó distancia y logró llegar al descanso a 4, 33-37.

Parecido fue el tercer cuarto, aunque con un claro dominio del rebote Rivas volvió a abrir brecha (36-45). Descontrol en la cancha del que Liceo sacaba más rédito hasta que seis puntos consecutivos de Edu Martinez llevaron a los ripenses a disponer de la mayor ventaja del partido (42-55, min. 29) y 44 a 56 al final del periodo.

Cuando parecía que Rivas controlaba el partido y podía sumar una victoria cómoda, apretó Liceo y con un parcial de 5-0 cambio el escenario. El equipo local “sacaba petróleo” de las continúas faltas a su rival, dice la crónica del club visitante, y encadenó un 7-0 que empató el choque con cuatro minutos por jugar.

De ahí a la bocina final, muchos nervios y jugadas al límite que pudieron dar la victoria a cualquiera de los dos equipos. Empate a 68 en el último minuto y luego +2, 68-70 para Rivas. Liceo trató de recuperar el balón y lo consiguió… encontró una posición “razonablemente buena” de tiro para Marcos Estébanez que había anotado cuatro triples, pero el balón fue repelido por el aro y la victoria fue para los ripenses por 68-70.

Image-1(1)
RIVAS

Autora: @lopezrosa

Anuncios