Afronta Flanigan Calvià la Fase de Ascenso a LEB Plata de Cazorla, una categoría a la que aspira regresar nuestro entrevistado de hoy, Berni García. El jugador del equipo balear cambió de aires en enero, tras haber iniciado la temporada en otro equipo insular, el Bàsquet Muro, con el que vivió una experiencia “decepcionante” y tras la cual tenía ya decidido volver a casa. Una rápida adaptación a Calvià le permitió recuperar la ilusión, y ahora busca el ascenso ante el anfitrión Cazorla, La Roda y Cartagena.

Zona de Básquet – Lo primero de todo, Berni, es saber cómo estás, imaginamos que con ganas de que llegue la Fase de Ascenso.

Berni García – La verdad es que sí. Tanto mis compañeros como yo tenemos muchas ganas y mucha ilusión ya que para algunos será su primera fase y para otros quizás la última.

Cuando decidí volver a la Liga EBA el objetivo que tenía era jugar una Fase de Ascenso a LEB Plata y con Calvià lo he conseguido. Lo veo como una recompensa a la dura temporada que he pasado debido a los cambios y como una oportunidad para conseguir un ascenso con esta gran familia.

ZdB – ¿Esa vuelta a EBA, tras estar en Plata el año pasado, fue un paso atrás para tomar impulso?

BG – Bueno, es cierto que cuando me di cuenta de que tenía que volver a la Liga EBA me llevé una gran decepción porque me hubiese gustado competir otro año más en LEB Plata, pero al final no pudo ser y tuve que regresar a la Liga EBA. En ese momento me planteé dejarlo porque sentía que me volvía a estancar, pero como colchonero que soy siempre he luchado hasta el final, así que decidí seguir trabajando para seguir mejorando como jugador.

Este año me ha servido para ganar un poco más de madurez como jugador y como persona y empezar a tener contacto con el mundo laboral. Me encantaría volver a jugar en LEB Plata, pero bueno, el año que viene se verá.

ZdB – ¿Cómo ha sido tu temporada, tras empezar en Bàsquet Muro y a mediados de curso llegar a Calvià?

BG – Mi temporada la resumo en dos etapas en las que fui de menos a más. Empecé en Muro con lo que parecía un buen contrato económico y una añadida promesa laboral, desde el principio resultó ser una mentira insultante por parte de la directiva personificada en su Presidente y un Director Técnico que desapareció sin dar explicaciones a los acuerdos conmigo firmados. Desconozco qué interés podrían tener estos señores en crear un club para desde el principio no atender a sus obligaciones con los jugadores.

Cuando en Navidades tenía decidido volver a Málaga y poner punto y final a mi etapa en Mallorca, Óscar Olivenza me convenció para jugar con su equipo de Calviá y aquí dio comienzo mi segunda etapa. Una etapa muy satisfactoria en todos los aspectos, “humano y deportivo”; no me costó nada adaptarme ya que el equipo es una familia y me acogieron con los brazos abiertos lo que me permitió jugar mejor, estar más concentrado y recuperar un poco la ilusión por jugar que había perdido en Muro.

ZdB – ¿Qué tal con el coach Olivenza? ¿Qué te pide que aportes al equipo?

BG – Estoy muy agradecido a Óscar, con quien tengo una relación muy buena; me da confianza y hace que me sienta importante en el equipo. Me pide intensidad en defensa, que sea incisivo en ataque y cuando ocupo la posición de base que ordene y dé velocidad al juego para cambiar el ritmo del partido.

ZdB – Y a nivel colectivo, ¿cómo ves el equipo? ¿Qué pasó para ser segundos en esa F4 del Grupo C?

BG – La temporada regular no la acabamos de la mejor forma posible al perder contra varios equipos en casa de parte media-baja de la tabla, pero fue llegar a la F4 y el equipo supo estar a la altura como ya había demostrado en numerosas ocasiones como contra Martorell o Menorca.

El primer partido contra Mollet sabíamos que iba a ser muy complicado, ya que era un equipo candidato a ascender a LEB Plata, pero estuvimos muy bien en defensa y supimos frenar todo su potencial ofensivo. Paramos bien a sus bases y su juego interior.

El segundo partido lo estuvimos dominando durante 35 minutos pero al final un par de detalles hicieron que se nos escapara. Aun así, estoy francamente contento por el rendimiento y la actitud de toda la plantilla y creo que, a pesar de ser segundos, hemos hecho una muy buena temporada y nos merecíamos jugar esta fase.

ZdB – Ahora jugáis la Fase de Ascenso a Plata en Cazorla, ¿veis posibilidades reales de ganarla?

BG – Somos conscientes de que va ser una fase muy complicada porque nos vamos a enfrentar a 3 grandes equipos, con el aliciente de jugar fuera de casa y de tener el desplazamiento más largo, pero vamos a luchar hasta el final para conseguirla.

Cualquiera de los cuatro equipos tiene posibilidades de conseguirla, quizás Cazorla más porque juega en casa y su afición aprieta mucho.

ZdB – Hablamos de un equipo que es muy fuerte en casa, con mucho jugador extranjero y físico.

BG – Será nuestro primer rival y sí, sabemos que será un partido muy duro y físico. Su plantilla es prácticamente extranjera y muy física con gran capacidad de anotación y de rebotes. Todos sus partidos van a casi 100 puntos, por lo que tendremos que dominar el rebote e intentar hacerles el partido largo para bajarles su anotación y tener opciones.

Además juegan en casa, conocen sus canastas, la pista y sus aficionados presionarán mucho y estoy seguro que influirán en el desarrollo del encuentro.

ZdB – Cartagena, equipo joven que juega a gran ritmo, ¿qué esperas de ellos?

BG – Como todo equipo joven, elevarán el nivel de intensidad al máximo, le darán mucha velocidad al juego y, defensivamente, presionarán mucho. Al igual que contra Cazorla, intentaremos jugar un partido lento y no entrar en su juego de ataques cortos.

ZdB – ¿Cómo te ves en el duelo contra “Turi” Fernández y Jeremy Williams de La Roda?

BG – Con “Turi” coincidí el año pasado cuando él jugaba en Valladolid y yo en Ávila y sé que juega duro, que controla bien el juego y que hace jugar al equipo.

A Jeremy Williams, en cambio, lo conozco bastante poco, pero por lo que he visto es un base muy atlético y con facilidad para anotar. Además, viene de jugar en Lleida en LEB Oro, que también suma experiencia.

ZdB – Cuando estás entrenando con jugadores como Chemari Morales e Iván Matemalas, y ves la calidad superior que tienen para EBA, ¿te incluyes en ese grupo o intentas aprender de ellos todo lo posible?

BG – Más que incluirme o excluirme de un grupo intento aprender de cada jugador con el que juego. Al igual que el año pasado aprendí muchísimo de Carles Marzo, este año estoy aprendiendo de la veteranía de muchos jugadores de la plantilla como son Carlos, Chemari, Iván o Biel, entre otros.

Anuncios