Armando Gómez (Madrid, 1984), para quien el baloncesto fue “amor a primera vista“, lleva nueve temporadas en el Club Fuenlabrada, cinco de ellas a cargo de un proyecto de formación, y ésta, al frente del banquillo del filial, que compite en la Liga EBA, y del Junior.

Un técnico de Club que trabaja para algún día “volver a sentarme en un banquillo ACB”, porque en dos etapas distintas, con Luis Guil y Jesús Sala, fue ayudante en el primer equipo.

Apuesta por la formación por encima de la competición, por el juego de equipo por delante de las individualidades, y en Viten Fuenlabrada, con el objetivo de “sacar” jugadores para el primer equipo.

Pero, pese a que sea un equipo de formación, intenta que trate de “llevarse una victoria el fin de semana, sin transformarlo en el primer objetivo“.

La actitud y el esfuerzo diario son “innegociables” para Armando Gómez, que ahí es intransigente, porque, según asegura, es en el día a día donde se forma un jugador.

Trayectoria y filosofía

Zona de Básquet – ¿Cómo y por qué empezó en el baloncesto?

Armando Gómez.- Creo que fue amor a primera vista. En mi familia siempre han sido más de futbol que de baloncesto. A mí, en aquel momento, me llamó mucho la atención la idea de poder jugar a este maravilloso deporte. Se lo pedí a mis padres y los dos aceptaron mi petición. Tenia 8 años más o menos cuando empecé a jugar.

ZdB – ¿Cual ha sido su trayectoria como entrenador?

AG.- He estado en varios clubs entrenando. En mi colegio (Cabrini), en CREF Hola y desde hace nueve años en Fuenlabrada. Tengo la suerte de haber podido entrenar en todas las categorías de formación. Desde Benjamin hasta Junior, que es la que entreno actualmente.

ZdB – ¿Cuál es su filosofía como entrenador de baloncesto?

AG.- Definirse uno mismo en cualquier faceta de la vida es complicado. Lo que sí puedo decir es lo que me gusta y lo que no me gusta. Siempre me gustó la escuela balcánica. La disciplina, el entrenar para mejorar día a día, el juego en equipo por encima de las individualidades y el respeto hacia todo el mundo, independientemente del puesto que desempeñe en del grupo.

ZdB – ¿Qué entrenadores son sus referentes?

AG.- La mayoría de los entrenadores balcánicos me gustan. Es una escuela que siempre he admirado. Pero desde que tuve la suerte de conocer a Salva Maldonado, mi visión del baloncesto evolucionó y sobre todo la manera de gestionar las cosas.

ZdB – Entrenador ayudante en Montakit Fuenlabrada en la temporada 2014/15, con Jesús Sala, y también en la campaña 2008/09, con el entonces Ayuda en Acción Fuenlabrada y Luis Guil. ¿Qué sintió en las canchas ACB y frente a unos grandes rivales?

AG.- Es una experiencia única que no todo el mundo tiene la suerte de vivir. Además, en la primera época, yo era muy joven, por lo que lo viví de una manera diferente que en la segunda etapa. En ese momento, Luis Guil era el entrenador del equipo y se reunió conmigo para saber si estaba dispuesto a formar parte de su cuerpo técnico. Evidentemente no lo dude ni un instante. Fue un sueño hecho realidad que nunca me imaginé que se podía cumplir, porque no entraba en mis objetivos a corto plazo. Siempre estaré agradecido a Luis por confiar en mi. Y en la segunda etapa, más reciente, fue el Club el que pensó en mi para desempeñar esa función, en un momento complicado para el equipo. Con Jesús aprendí mucho y sobre todo me sentí muy a gusto como entrenador. Me dio responsabilidades. Es una persona que maneja muy bien los grupos. De las dos experiencias, saco muchos aprendizajes que me servirán en el futuro. Trabajo para algún día volver a sentarme en un banquillo ACB.

ZdB – ¿Qué es el Baloncesto Fuenlabrada para Armando Gómez?

AG.- Para mí siempre será mi club de corazón. Yo puedo decir que me he hecho del Baloncesto Fuenlabrada. Han confiado en mi y yo les estoy agradecido. El día que tenga que marcharme, el Club habrá perdido un entrenador, pero seguirá teniendo un seguidor más.

ZdB – Un consejo para aquellos chavales que empiezan a jugar al baloncesto.

AG.- En la vida, lo más importante en todo es tener pasión por lo que uno hace. Además si hablamos de niños, lo principal es que disfruten jugando.

ZdB – ¿Qué perfil de jugador prefiere?

AG.- Con el paso del tiempo me he dado cuenta que jugadores que apuntaban mucho en etapas tempranas, se acaban quedando por el camino porque piensan que no hay que trabajar. Me gustan los jugadores que tienen la mentalidad de mejorar en cada entrenamiento. Esos son los que acaban marcando la diferencia. La gente solo ve por la televisión las exhibiciones de los jugadores, no se ve el trabajo duro que tienen que hacer en cada entrenamiento.

ZdB – ¿Cuál es la rutina de entrenamientos: qué parte/tiempo dedica a uno y otra?

AG.- El paso de la formación a baloncesto profesional es grande, por lo que el trabajo defensivo en nuestras sesiones ocupa un gran numero de horas. El talento ya lo tienen adquirido y hay que modelarlo, pero la defensa no es algo que les venga innato.

ZdB – ¿Cómo maneja la disciplina en el equipo?

AG.- Creo que en el tema de disciplina es como en todos los equipos. Yo intento utilizar el sentido común. Las faltas de respeto en nuestro equipo no están permitidas.

ZdB – ¿Qué papel juegan en su manera de entrenar los ayudantes, y cómo se reparten el trabajo?

AG.- Yo he sido ayudante y se el trabajo que hay que hacer. Es un trabajo a la sombra que no tiene reconocimiento. Por lo tanto, yo valoro mucho lo que hacen y sobre todo lo tengo muy en cuenta en mis decisiones. Les hago pensar como primeros entrenadores, porque quiero que me digan lo que harían ellos en cada situación. Necesito saber sus opiniones, aunque yo luego tome la decisión que crea más adecuada. El trabajo que suelen hacer fuera de la pista es el de visionado del rival y análisis de nuestro juego. En la pista, pueden corregir o parar el entrenamiento en el momento en que ellos quieran.

ZdB – ¿Cómo respeta la creatividad e iniciativa de sus jugadores?

AG.- Leí una vez a un entrenador de voleybol llamado Julio Velasco que los jugadores necesitan de un orden y de un plan para desarrollar su creatividad. Eso hace que sus mentes se liberen y puedan sacar todo su potencial. Creo firmemente en esta afirmación. Todos los jugadores necesitan de un plan y de un equipo para poder desarrollar sus habilidades.

ZdB – ¿Es amigo de utilizar jugadas preparadas, y si es así, cuántas suele entrenar?

Hay un mito con respeto a las jugadas preparadas y al juego por conceptos. Jugadas preparadas suena como si el jugador no tuviera iniciativa. Creo que es un error pensar así. En cualquier equipo del mundo hay unas normas de juego. Con jugadas o con juego por conceptos, los jugadores tienen que tomar decisiones. Evidentemente, en función de que jugador sea, tendrá más libertad para tomar una decisión u otra. Porque no todo el mundo puede hacer de todo. No olvidemos que esto es un juego de equipo y hay que buscar el bien común.

ZdB – ¿Qué les dice a sus jugadores sobre su actividad fuera de los entrenamientos?

AG.- Intento no meterme mucho. Deben hacer vida normal, porque son gente joven. Pero no pueden olvidar que se están dedicando a un deporte. Su cuerpo es su herramienta de trabajo y deben cuidarlo.

ZdB – ¿Están sus jugadores mentalmente preparados para la derrota y para administrar la victoria?

AG.- Es una buena pregunta, porque este año hemos perdido muchos partidos. Preparado para perder no está nadie. Todos jugamos para ganar. Lo que estamos intentando con ellos es que entiendan que la derrota forma parte del deporte y que lo que debemos de hacer es aprender de ella. Estamos en ese camino todavía. La victoria es la parte alegre, la que todo el mundo busca. Pero también es peligrosa, si uno deja de trabajar para seguir mejorando.

IMG_2863

Viten Fuenlabrada y la EBA-B

ZdB – ¿Cómo ve este grupo B que reúne equipos muy diferentes: plantillas muy jóvenes que se miden con otras plagadas de veteranos, y ambas con objetivos muy distintos: ascenso vs formación?

AG.- Es la realidad de esta Liga. Hay un grupo de equipos que lucha por competir para ganar, y luego otro, en el que estamos, que también quiere ganar, pero que no tiene las mismas armas, ni la misma manera de plantear los objetivos a largo plazo.

Es fundamental para que los jóvenes mejoren que cada fin de semana tengan opción de ganar. En nuestro caso, no hemos tenido esa opción en muchos partidos, lo que ha creado en nosotros una sensación de frustración, que ahora debemos de ser capaces de manejar.

ZdB – De aquí al final de temporada, ¿cuál es su objetivo?.

AG.- El mismo que al principio de la temporada. Que todo el mundo mejore día a día. El equipo esta hecho para sacar jugadores al ACB, por lo que tenemos el deber de seguir mejorando.

ZdB – Háblenos del estilo de juego de su equipo y sobre los jugadores que tiene.

AG.- Sobre el estilo, intentamos asumir el mayor número de riesgos posibles en el juego. Siempre dentro de un orden normal de las cosas. Nosotros no especulamos. Queremos meter canasta lo antes posible y robar el balón en defensa si podemos. Esto no siempre es posible y es la parte que los jugadores deben entender. Los riesgos hacen que la gente tenga que salir de la zona de confort y eso no siempre es fácil.

Nuestros jugadores son jóvenes. Una plantilla que tiene proyección para jugar más arriba. Vamos a intentar que tengan alguna posibilidad de poder jugar algún día baloncesto profesional. No todos lo conseguirán, por eso siempre les decimos que lo intenten, sabiendo que no todo lo que uno hace tiene recompensa.

Armando Gómez (imagen Alba Pacheco)
Imagen Alba Pacheco

El mundo del baloncesto

ZdB – ¿Cree que en España se presta la suficiente atención al baloncesto que no sea ACB?, ¿y al baloncesto de formación?

AG.- Es un debate interesante, pero si le preguntas a un entrenador de un deporte como el badminton, te dirá que él si que tiene menos atención que nosotros. Con esto quiero decir que todo es mejorable, pero que no debemos quejarnos mucho.

ZdB – Entre los 18 y los 22 años, se pierden muchos talentos. El salto de Junior/EBA a jugar en ACB es muy grande, y no hay otras opciones. De ahí, que cada vez más chicos se vayan a Estados Unidos, para conjugar formación y baloncesto. Cree que la FEB podría, al menos, planteárselo.

AG.- Es necesario para todos que haya un salto intermedio para que los jugadores puedan seguir desarrollándose. Efectivamente, el salto entre EBA y ACB es demasiado grande para cualquier joven de esa edad.

ZdB – ¿Qué opina de los agentes?

AG.- Los agentes hacen su trabajo como yo hago el mío. Criticar su actividad es no entender mucho lo que es el deporte actual.

ZdB – ¿Y la relación con los medios de comunicación?

Los medios de comunicación siempre han tenido un trato excelente conmigo. En general, yo veo es una relación normal entre entrenadores y prensa. Cada uno en su papel.


Autor: @lopezrosa | Imágenes proporcionadas por el propio Armando Gómez

Anuncios