El Universidad de Oviedo (4-20) afronta su penúltimo partido, y más importante hasta ahora, de esta temporada, en el que visitará al Azulejos Moncayo-Baloncesto Femenino Aragón, escuadra a la que ganó en la ida por 56-46 y con la que comparte balance, por lo que una victoria del conjunto estudiantil sentenciaría la permanencia deportiva en LF-2

cau ganar o ganar

A falta de dos jornadas para que finalice la competición regular de esta temporada en los dos grupos de la Liga Femenina 2, el Universidad de Oviedo puede sentenciar, este sábado, a las 19.00 en Zaragoza, su permanencia deportiva en la categoría de plata de nuestro baloncesto femenino. Para ello deberá vencer al Azulejos Moncayo-Baloncesto Femenino Aragón (BFA), como lo hizo en la última jornada del pasado año 2015.

El BFA es un proyecto que ha comenzado su andadura esta temporada. El equipo, así como su filial (Azulejos Moncayo-Antiguo Boscos), pertenece al Club Deportivo Basket Antiguo Boscos. Su roster está formado íntegramente por jugadoras de la casa, ya que una de sus prioridades es poder ofrecer a baloncestistas aragonesas la opción de militar en una categoría profesional. Además, ha recibido una pequeña ayuda de la Federación Aragonesa de Baloncesto (FAB).

El conjunto zaragozano, que ocupa el decimotercer puesto en la clasificación –uno de los dos de descenso–, cuenta con el mismo balance que el CAU: cuatro victorias y veinte derrotas. Acumula una racha negativa de 10 choques sin ganar, y sus cuatro triunfos los logró en su pabellón, el CDM Salduba, en la segunda jornada ante el RC Celta Zorka por 53-44, en el noveno encuentro frente al Durán Maquinaria Ensino lucense por 84-79 y en la decimotercera y decimocuarta jornada contra el ADBA avilesino por 71-46 y el Badajoz Basket Femenino (61-48), respectivamente.

Estadísticamente, sus dos integrantes más destacadas son dos jugadoras interiores: la ala-pívot Beatriz Bollullo (1,81) –formada en las canteras de El Olivar y del Basket Zaragoza y con experiencia en Liga Femenina 2 con el Stadium Casablanca (2012-13)–, que promedia 9,9 puntos y 4,6 rebotes (1,5 ofensivos), sumando así una valoración total de 11,8 créditos; y la pívot Ana Hernando (1,85), que la pasada campaña militó en el CB Almonzara zaragozano, con sus 6,3 tantos, 5 rechaces (1,3 en ataque), con una valoración de 5,7. Además, Hernando logró un doble-doble (17 puntos y 10 rebotes) en la primera victoria del BFA.

Otras jugadoras que también destacan son la base de 1,69 Ainara Camino (6 puntos) y la alero de 1,73 Celia Brandes con sus 6,1 tantos. Además, la point guard Paula Cabrera (1,75) sumó 13 rechaces (7 defensivos y 6 ofensivos) en la derrota de las aragonesas en San Cristóbal de La Laguna ante el CB Adareva (58-46) en la décima jornada.

La escuadra maña ha contado en sus veinticuatro encuentros con Patricia Vicente Alonso, que tiene ficha con el cuadro filial, el ya mencionado Azulejos Moncayo-Antiguo Boscos, que compite en Primera División Nacional Femenina. La escolta de 1998 promedia 20:50 minutos, en los que anota 8,3 puntos y captura 2,7 rechaces, para una valoración total de 4,5 créditos. Otras canteranas que han tenido minutos han sido Henar Hernández (02:45 en total) y Laura Urgel Yagüe (41:47 en ocho encuentros).

Por otra parte, en el Universidad de Oviedo no parece que vaya a haber ninguna baja. El gijonés Alberto Fernández Hevia podrá contar con sus doce jugadoras, incluidas la base ovetense Miriam Díaz, que por motivos personales no realiza todos los desplazamientos, y la interior Silvia Urdiales, que arrastra alguna pequeña molestia.

Las estadísticas del choque no se podrá seguir en directo por la plataforma digital de la FEB “Baloncesto en Vivo”. Los encargados de dirigir el encuentro serán los colegiados Javier Torres Sánchez (Comité Aragonés) y José Ignacio Martínez Martínez (Riojano).

Por último, cabe destacar que en caso de que el BFA ganase por menos de diez puntos, el CAU todavía seguiría con vida en la lucha por mantener sus derechos deportivos para la próxima temporada en LF-2. Para ello, en la última jornada, el cuadro ovetense tendría que imponerse en el Polideportivo Universitario San Gregorio de Oviedo al Durán Maquina Ensino lucense (Porta XI CBF), escuadra con la que cayó por un ajustadísimo 79-73 en la ida, y esperar a que el ADBA avilesino, colista (1-23), venciese al conjunto aragonés en el Complejo Deportivo de Avilés. Si el Azulejos Moncayo ganase por una diferencia superior a los diez tantos, el CAU descendería deportivamente al Grupo Noroeste de Primera División Nacional Femenina.

El BFA ya está promocionando esta final por sus diferentes redes sociales, habiendo recibido hasta ahora mucho apoyo, incluido el de Víctor Lapeña, ayudante de la Selección Española absoluta, seleccionador U18 femenino y entrenador del Mann-Filter (Stadium Casablanca), escuadra zaragozana que compite en Liga Femenina y que ha disputado esta campaña los Play-Offs por el título.


Autor: @MateSantamarina

Anuncios